Inicio > Tonterías > Ay la nostalgia.

Ay la nostalgia.

“Quiero ver el coño de mi madre”. A ver, no pienses mal, mejor de momento ni pienses nada, esa frase es uno de los términos de búsqueda con los que me topé dentro de las estadísticas del blog, como para tomar en consideración las visitas que tiene uno, porque no es solo ese, “foca gay”, “se te ve el coño” (este debe ser el mismo del principio una vez logrado el objetivo) o “famosa herida en el buyacas” son alguna de las cosas con cuyos resultados al buscar en google vienen al sitio este, pero no va de eso, que ya hablamos, el tema, volvamos al enfermo del principio.

Digo yo, o es un enfermo salido, que pudiera ser, o quizá simplemente un nostálgico, que ya sabes como nos mola recordar batallitas y cogorzas, quizá el tipo se sintiera tan a gusto en el parto que quiera recordar el asunto, que a ver, es como digo yo siempre a las mujeres, no tengáis prisa en retirarle el pecho al niño cojones, que no os imagináis lo que nos cuesta pillar otra luego, es pues, de la nostalgia, de lo que quiero hablarte.

nostalgia“Cualquier tiempo pasado fue mejor”, a ver, partimos de la base de que éramos más jóvenes, ya ganamos siempre en la comparación, luego está la inflación testicular, no inflamación ojo, que esa la seguimos sufriendo, inflación, ya sabes, los ancianetes que calculan las subidas del IPC como les sale de los huevos, “en mis tiempos con un duro nos íbamos al cine, comprábamos pipas, tomábamos un refresco y nos sobraba dinero”, sí, para invertir en telefónica no te jode. Que por cierto, refresco.. hazme el favor de permitirme descojonarme un rato, refresco.. Sí claro, y los troncos con los que sales en las fotos eran regalices de palo no te jode.

Que esa es otra, ahora la juventud son unos perdidos, unos borrachos sin oficio ni beneficio, todo el día de botellón, drogadictos, nosotros no claro, nosotros de jóvenes nos tomábamos un cubata en el pub de moda y para casa, no jugábamos al kinito qué va, eran otros, no pillábamos toñas indecentes ni fumábamos porros, leyendas urbanas chavales, éramos más sanos que santos, debe tocarles mucho los witos a los chavales de hoy en día el hecho de que, siendo la generación más preparada de la historia del país, la imagen que se tenga es la del botellón.

Ahora el niño saca un cinco en el examen y le montamos el pollo, le llevamos a clases particulares y al psicólogo, “un cinco, vaya, me ha salido el niño tonto, encima querrás dinero para el botellón, alcohólico, ya podrías aprender de tu padre”, sí, el mismo padre que cuando sacaba un cinco le montaban una fiesta de la novedad y hasta le dejaban fumar, coño, que a mi con un cinco hasta me quería llevar de putas mi viejo, todo orgulloso, si hasta sacó fotocopias al examen y las llevaba a la fábrica para fardar.

Hay unos correos que circulan por ahí, de cómo era la vida de los chavales en los 70, 80 y esas cosas, lo bien que lo pasábamos jugando a nuestras cosas y lo afortunados que éramos, ahora no, ahora los chavales son unos enfermos de la play, de los ordenadores, del móvil, pero nosotros no, ojo, pero lo mandamos con el smartphone a toda nuestra libreta de “amigos”, amigos tan virtuales que no les hemos visto el pelo en toda nuestra vida, nos pasamos horas en el facebook, twitter, blogs y demás, pero son ellos, los niños, los enganchados con los cachibaches electrónicos.

Ah, pero de chavales nosotros, sin eso, éramos felices, claro, teníamos amor… Ahora a lo que se ve los padres ahostiamos a los hijos a diario y no les damos amor, coño, pues debe de ser que los palos que recibíamos son cosa de la nostalgia también, pero es que a ver, vamos a ser serios, ¿quién tiene en todo caso la culpa de que los niños enreden todo el santo día con la play?, de quien se la compra, nuestra, pero vamos a ser aun más serios, ¿de verdad están todo el día?, vuelve a permitirme que me descojone, si entre el cole, los deberes y las extraescolares apenas tienen tiempo ni para jiñar, mira, ahí sí que estoy de acuerdo, nosotros no teníamos tanta pijada, pero repito, culpa de los padres de ahora, que dudo que los chavales pierdan el culo por irse a casa a estudiar.

Antes de que me digas nada, yo también he pecado de esto, lo reconozco, y más de una vez, como peco siempre de ponerte posdatas que te la sudan, hoy también, Platero y Tú, graciosa esta canción en la que mucho nos sentimos reflejados, “Ramón”.

Anuncios
  1. 25/06/2013 en 00:24

    Ya hubiera querido yo a mis 18 que hubiera estado de moda el botellón, mas baratas me hubieran salido las fiestas! Coño, como me he repetido jajajaja.

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:08

      Era otro método, pero siempre bebías barato, al menos yo, les llamábamos litronas pero era lo mismo 😀

      Besos guapa.

      Me gusta

      • 26/06/2013 en 10:20

        ¡Es verdad! Litronas y bancos del parque: qué tiempos…

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 11:55

          Pero con tertulias literarias 😀 que nos pasábamos las “Clima” y las “Gente Libre” que daba gusto.

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:12

          Nosotros jugábamos, unos días al ajedrez, y otros a ‘Churro, mediamanga, mangaentera’: supongo que según el grado de lucidez etílica 🙂

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:17

          Calla que contento me tienes, para una vez que íba a poder comentar va y cierras tras Miguel 😦 mira que eres retorcido 😀

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:22

          ¿¿Cómo??

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:26

          Pues eso, recibe uno la entrada en el correo, ve el botón de comentarios, se emociona, llega, lee, ve que hay algún comentario, la emoción crece, ¿será posible que haya entrado en razón y permita a la pobre Emy comentar en su blog?

          Y cuando veo que tras el de Miguel los volviste a cerrar…. ains, que porque no estás cerca, si no te ahostiaba 😀

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:28

          Que no los cerré, cacho-pedazo-de; es que mi WP hace lo que le da la gana…

          ¡Hala, abiertos de nuevo!

          Desde el cariño, por supuesto 😉

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 21:55

          Ahí ahí, ya hemos desvirgado el tema 😀

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 23:26

          Sin que sirva de precedente: es que era una especie de apuesta con unos amigotes de bar, ya sabes…

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:29

          Yo también llegue tarde y mi gozo en un pozo Dess 😦

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 21:55

          Y has vuelto a llegar tarde :mrgreen:

          Me gusta

        • 27/06/2013 en 12:34

          Querido, ¿podrías ser tan amable y decirle a Alter que me modere?, ¡su blog ya ni me reconoce!!! jeejejje
          ¡Ah, y en cuanto a que he llegado tarde… me he ido a comentarle a Miguel pensando que lo hacía en el blog de Alter!!
          Sí, sí, tú ríete…

          Me gusta

        • 27/06/2013 en 12:42

          A mí tampoco, pero dudo que a tí se te pueda moderar de forma alguna 😀

          Me gusta

        • 27/06/2013 en 12:50

          ¡Bicho!, me lo tomare como un piropo, que yo me quiero mucho, eha!! 😆

          Me gusta

        • 27/06/2013 en 13:21

          Claro mujer, si es siempre de lo más agradable del día “verte” 🙂

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 14:32

          jajajajajaj ¿le ahostiabas? ¿Serás bruto?, bueno desde la sensiblería que te invade desde hace un tiempo, jejejejejjej

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 21:56

          Le ahostiaba a abrazos tiernos, que a sensible y al follar no me gana nadie 🙂

          Me gusta

  2. 25/06/2013 en 00:36

    Pues a mí los mejores tiempos me pillaron en los 90 y había botellón y juegos de ordenador. Lo que no había era descarga gratuita por internet, la de pasta en cds que invertí y la de tiempo empleado en las recopilaciones a cinta para el walkman (los cds saltaban, nunca lo arreglaron). Un saludo.

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:09

      Yo los ordenadores los pillé ya de mayor,en mi época íbamos a salones recreativos y eso, que me da que ni existen ya, ahora con el mame 35 podemos revivir esa epoca 😀

      Abrazos.

      Me gusta

      • 25/06/2013 en 22:58

        Oh los recreativos: futbolines y el juego out run, que también lo tenía para ordenador, un amstrad cpc de disco que cargaba los juegos en un plis plas (no como el anterior, el de cassette)

        Me gusta

      • 25/06/2013 en 22:59

        por cierto, ya tengo el relato que te mandé programado para salir.

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 11:57

          A ver si luego saco un rato, que estos días de vacaciones escolares ya me absorven 😀

          Me gusta

  3. 25/06/2013 en 00:55

    Se me llenan las lágrimas de ojos cuando leo estas cosas. Yo, que aunque un poco por los pelos, pertenezco a esa generación de los cojones culpables de la crisis, el cáncer, los atentados de cualquier nación y naturaleza y Sálvame. En Sálvame todos tienen más de treinta, pero es culpa nuestra.

    Me pongo victimista…

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:11

      Tú, como brillante jovenzuela, debes servir como claro ejemplo de que las nuevas generaciones van superando a las de antes, al menos a mí me superaste, aunque tampoco te crezcas que no hace falta mucho para eso 🙂

      Me gusta

  4. 25/06/2013 en 01:06

    Sensei, no sabe usted lo que puedo estar aplaudiendo ahora mismo y lo agradecida incluso, sólo por “la gracia que le tiene que hacer a la generación más sobrecualificada que les digan que sólo van de botellón”. Sobretodo a frikis como yo que se pasaron la adolescencia encerrados en casa con sus cómics y el ordenador.

    Siempre ha habido choque generacional, pero que de ahí a ponerse como santos para dejarnos a nosotros mal… Es como que yo me ponga a decir que todos los chavales que conozco de 15 o menos son unos borrachos echados a perder cuando no es así.

    Eres mi ídolo. Con posts como estos te lo ganas.

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:14

      Mira, las cosas son así, en mi época nos emborrachábamos y drogábamos como ahora o más, os hacen culpables de cosas que se hicieron toda la vida, la diferencia es que antes la mitad no pasábamos del primer año de instituto, a mí me echaron, al cuarto, pero me echaron, imagina que por bueno no fue 😀

      Pero más allá de eso, ahora los chavales, por lo que veo, tienen una relación entre ellos que nosotros jamás la tuvimos, sobre todo entre los dos sexos, y no me refiero al folleteo, me refiero a hablar, solo eso, las cuadrillas mixtas y demás, en mucho nos ganais.

      Besos y gracias querida.

      Me gusta

  5. 25/06/2013 en 01:10

    “No creas nunca a lo que es verdadero, ya que lo es también su contrario”. La culpa es de los padres, siempre lo he dicho, pero algunos retoños me hacen sentir nostalgia de Herodes. Y no es que hubiese querido vivir antes de la invención del alcantarillado, pero mucho o poco que sea el acceso a la red, no se les está educando como utilizarla, pero el uso de la red si que pone un problema y es precisamente el de como se utiliza, y vale para todos. Maldemuchosconsuelodetontosdigoyo. Antes para hacernos una cultura estudiábamos las cosas, hoy se tienen nociones. Y no digo que sea generacional. Es “degeneracional”. Y la pantalla del ordenador no es más es un espejo más.

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 01:13

      Me estoy titulando en Nergalés 😀 (el ipad ayuda cantidad)

      Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:17

      Incluso los retoños que te hacen acordarte de Herodes es culpa también de los padres, cosas de tener pocos hijos y sobreprotegerles y consentirles, antes una madre tenía, como la mía, mucho trabajo y poco tiempo para proteger a toda la prole, así que no había otra que lanzarnos todos a la calle a aprender judiadas, pero de eso no tienen culpa los niños.

      Y vaya, la educación puede que haya perdido calidad, seguro, pero es que al menos van, me gustaría saber cuántos de los que se graduaron conmigo en la EGB llegaron siquiera a pisar la universidad, vale, era un barrio y en los barrios no se estudiaba, pero ahora en ese mismo barrio sí.

      Abraozs.

      Me gusta

  6. 25/06/2013 en 06:16

    Me encanto tu artículo, es cierto todo lo que dices, los niños de ahora son tan diferentes, han perdido la noción de los valores primordiales, no respetan a nadie, no les importa nada, son individualistas, pensé que yo era la única que pensaba así…
    En mis épocas era diferente, no teníamos play station, smarthphones, ni tablets ni nada de eso. Sin embargo, nos divertíamos más que los niños de ahora.

    En mis épocas de adolescente quizás salía en grupo con los amigos de barrio, tomábamos unas cervezas y no pasaba nada del otro mundo, nos reíamos o hablamos de cosas.
    Yo me escandalizo con la juventud de ahora, tienen el descaro de decirte que las drogas son normales y hablan de sexo con una naturalidad que me sorprende. Tampoco digo que soy una cucufata. Pero al menos sé que hay reglas de comportamiento y respeto hacia los demás.

    Hace tres años que radico en Estados Unidos y veo casos en que los niños tienen el derecho de demandar a los padres, si es que así les parece… yo digo, en qué clase de mundo estamos viviendo o es que yo estuve criada de otra forma o será porque vengo de otro país. En fin, siento haber sido tan extensa en mi comentario. Pero me gustó tanto tu artículo, que me dieron muchas ganas de decir lo que pienso.
    Saludos de una amiga Peruana. (¿Qué es eso del botellón? si alguien me explica por favor)

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:21

      El botellón es una costumbre consistente en que los chavales compran alcohol en los supermercados y quedan en la calle para bebérselo y eso, ponerse todo chisposos, más o menos lo que yo hacía de joven, quizá fuera por moverme en ambientes poco selectos, pero vamos, que no éramos tampoco de ir a pagar 500 pesetas de entonces por un cubata cuando lo podías beber por 100 haciéndotelo tú.

      Saludos mozalbeta, suerte con los yankis.

      Me gusta

  7. 25/06/2013 en 07:25

    Es cierto Desjuest, hay ocasiones en las que he llegado has pensar que el algoritmo de Google le ha diseñado un cura loco; probablemente se te han escapado algunas palabrotas y esa búsqueda te ha llegado desde un puesto ciento y pico y a manos de alguien muy aburrido que pensaba realmente encontrar “eso” en el buscador.
    Nos llevamos unos pocos años de diferencia, pero yo creo que son los suficientes para que tu generación y la mía hayan sido distintas pero eso no quita que deje de estar de acuerdo contigo en casi todo lo que has dicho.
    Eso sí, creo que hay una explicación para esa idealización del pasado: en mi caso mis hijos se van haciendo mayores y siento la necesidad imperiosa de crear un pasado idealizado que apoye los consejos pasados de moda que cualquier padre está obligado a dar.
    Otra cosa es acusar a estos chavalucos de hacer botellón: nosotros teníamos la suerte de tener más fácil el encontrar un trabajo y podíamos ir al cine los domingos y después a la discoteca (preferiblemente derechos al reservado tras lo lento), pero ahora no hay manera de que un chaval pueda hacer frente a los precios de las copas y si quisiera estar en un pub solo podría tomar la arrancada y marchar para casa a las 10.
    En todos los demás aspectos ellos lo tienen mejor ahora, empezando por los capones que me daban a mí los curas y ¡como para ir a quejarse a mis padres! Que encima me caían otros tantos y así con todo.
    Lo de la tecnología es otro cantar: tuve yo una chavaluca en Algeciras que me traía loco a los 18 años y solo podía hablar con ella una vez a la semana y llamando a una cabina de su barrio (ella tenía que estar pendiente a una hora, era muy tierno); la historia acabo mal: llego un pavo que era de carne y hueso y no una carta como yo y se la llevó; probablemente internet me hubiera ayudado a retenerla.
    Un abrazo amigo mío.

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:24

      Es así, yo me acuerdo de chaval y es tal y como lo dices, han cambiado los hábitos, ya creo que ni hay lentos en las discotecas 😀 con lo que molaba tirar la caña y a ver si alguna caía, que no, pero por intentarlo que no fuera.

      La cosa es que los tiempos creo que van cambiando a mejor, la nostalgia es la nostalgia, pero si lo pensams fríamente creo que nadie cambiaria volver a otros tiempos, salvo por la edad claro.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  8. 25/06/2013 en 08:33

    Como dijo el ínclito Javier Krahe: cualquier tiempo pasado, fue anterior.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 11:58

      Y que nada es como antes cuando se comían los elefantes, los niños de hoy cuando tengan cuarenta les dirán a los de entonces que no saben lo que es una infancia feliz 😀

      Me gusta

  9. 25/06/2013 en 10:14

    “¿Quiero ver el coño de mi madre?” , ¿De verdad? Después lo googlearé..;-)
    Un buen ejercicio mental es imaginar cómo verán estos jóvenes a la niños de hoy, cuando sean jóvenes…
    Igual ya se comunican en modo tridimensional, con sensores y esas cosas.Y tienen un detector de alcohol y drogas en los coches ( ya sé que existe pero lo voy a perfeccionar) que por el análisis de la epidermis de las manos, ya sabe si se ha consumido y Desconecta el coche.
    Es una de las cosas que me alegro que haya cambiado,En mi época, había menos respeto al alcohol al volante y menos controles .Mucha imprudencia.

    Por lo demás, creo que cada época tiene su qué y qué lo realmente es importante, es ser joven en cualquiera de ellas.;-)

    Besos!

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:06

      Tienes mucha razón al respecto, nosotros teníamos muchos más adelantos que nuestros padres, nuestros hijos parecerán trogloditas comparados con nuestros nietos, pero lo mejor del tema, querida genia, es que ya está programada la entrada de la “manada”.

      Es que pillo vacaciones y he programado para toda esa bonita temporada, tardará quince días 🙂

      Besos.

      Me gusta

  10. 25/06/2013 en 11:42

    Los términos con los que acceden al blog: de lo más gracioso que hay. Hay gente que busca porno realmente siniestro (y acaba en mi blog, es como para pensárselo). Como acabe leyendo Obama todo este tipo de búsquedas con su equipo de superespionaje cibernético…

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:09

      Lo curioso del tema es que por mucho que se venda la moto sigue habiendo mucha gente que usa el internet para el porno 😀 yo no, por supuesto, yo soy el que busca “el crítico abúlico”.

      Mira, tú eres claro ejemplo de que la juventud de hoy tiene mucho que dar aparte del botellón de los huevos.

      Me gusta

  11. 25/06/2013 en 11:43

    Vamos a ver, Dess, que me tocas la fibra y mucho!
    Los niños de hoy en día no son peores que nosotros cuando teníamos su edad. Pero no me jodas, te pongo un solo ejemplo: ¿qué hacías tú cuando tenías que buscar información ante una duda, un trabajo o una búsqueda de recursos? Ibas a la puñetera Espasa-Calpe (que iba a juego con la decoración del salón), tomo 28 de la Mat-a la Miz. Y tirabas de enciclopedia, que aquello era un puzzle que pa qué. Ahora los chavales pillan Google y buscan “quiero volver al coño de mi madre” y les aparece tu blog. Tan fácil como eso! Joder, si es que se lo hemos puesto muy fácil, porque no, no son ellos los que han inventado los PCS, ni ellos los que han creado San Google. Somos nosotros, la generación de los 70 (y las anteriores). Por tanto concluyo: ¡así se las ponían a Felipe II! Más fácil imposible. Más digerido a base de tutoriales, el rincón del vago, blogs, escritos, tesinas y su puta madre, todo a mano, imposible. Pero no, es más divertido hacer ejercicios digitales (con los pulgares) y no me jodas que no tienen tiempo porque se lo quitan al resto (o sea, a estudiar y a los deberes, y si no que me lo digan a mí, que tengo requisado todo lo que lleve cables).

    En fin, ah, sí…los folleteos eran los mismos? (ni jartos de vino, que ahora con 15 ya saben latín) y los comas etílicos tampoco. Así que no apoyes tanto, que esta panda de descerebrados lo tienen muy fácil. Eso sí, nos han ganado en montar botellones en cualquier parque. En eso sí que han sido listos…

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:28

      Mira que yo creo que el que busca al coño de su madre no es precisamente un chaval 😀

      Los tiempos cambia, evidentemente, cambian los métodos, evidente, antes no teníamos google, pero a lo que voy es a que ahora los chavales estudian más y durante más años, yo voy a la bibliteca del pueblo y está llena de chavales, pero eso no sale en el telediario, sale el botellón, que tú además lo sabes bien, ¿a quiénes atiendes más en la biblioteca?.

      Pero lo fundamental para mí es que les acusa de vivir pegados a las nuevas tecnologías cuando nosotros, de haberlas tenido, hubiéramos estado igual, de hecho ahora lo estamos, ¿o no tenemos smartphones y el wasap de los huevos?.

      Yo sigo pidiendo que me muestren un estudio en el que salga reflejado el tanto por ciento de universitarios en todas las épocas, por ejemplo, ¿que existe el rincón del vago?, cierto, antes éramos artesanos, pero vaya, que las chuletas no se inventaron ayer 😀

      Besos reina.

      Me gusta

  12. lagaviotaconamor
    25/06/2013 en 12:22

    Coño que interesante blog luego vuelvo la hora de las lentejas
    un adelanto ¿ pro qué ese empeño de pensar que siempre que el tiempo pasado fue mejor?
    Pues noooooooooooooooooooooo

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:29

      Por la nostalgia querida, nos puede recordar la juventud 🙂

      Me gusta

      • lagaviotaconamor
        26/06/2013 en 17:53

        Pues si, está viene so disculpa se me quemaron las lentejas y ya no volví mañana paso querido antes de irme si?

        Me gusta

  13. 25/06/2013 en 14:20

    Razón no te falta. Yo solo recuerdo cosas buenas de cuando era pequeña. Salud
    ana

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:30

      Es como la mili, ni más, se recuerda lo bueno, las juergas y los porros, el escaparse del cuartel para irte de chufla, la instrucción con un frío que pela esa no la recuerda nadie 😀

      Me gusta

  14. 25/06/2013 en 19:38

    Jeje, ya lo comenté yo, se creen ahora estos niñatos que han descubierto el vicio y las pastillitas de colores, con petacas entrábamos nosotros a veces a las discotecas, y combinábamos las bebidas más repugnantes para que nos subiera antes y saliera más barato, y litronas en el parque, de toda la vida, sólo que eramos cinco y no 100, y se nos notaba menos. Y no te digo el nombre de cada pastillita que rulaba porque mi memoria es mala, pero había de todo, conste que igual que digo que yo cogía unas buenas cogorzas, las pastillicas me daban miedo y no las probé.
    En fin, que cada generación ha tenido lo suyo, y que también es normal la nostalgia, y que ahora lo veamos todo desde otra perspectiva, forma parte del juego, de la edad, y del hecho de ser padres.
    A mí de verdad que me parecen ahora más descerebrados y sobre todo más imbéciles, pero seguro que estoy equivocada
    Besos, querido

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:50

      Subscribo tus palabras. Esa y la de las pastis, que nunca las he probado (ni otras cosas tipo coca, que me daban yuyu…y me lo siguen dando).

      Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:33

      Bueno, creo que eso de que son más descerebrados es cosa de apreciaciones personales, en mi barrio apenas hay gente entre 40 y 50 años, están la mayoría muertos porque en su momento la heroína hizo estragos, sinceramente creo que más descerebrado que engancharte a la muerte hay poco

      Pero vaya, que es todo opinable en esta vida, besos hermosura.

      Me gusta

  15. Luisa Angela
    25/06/2013 en 21:11

    Ya solo por el premio, me decido a comentar. Si no de qué
    Los chavales de ahora no son mejores ni peores, y los padres tampoco, nosotros hicimos lo que pudimos y ellos lo mismo. Si estoy de acuerdo en una cosa demasiadas extraescolares, necesitan tiempo para jugar y para no hacer nada, relajarse. Parece que los estemos enseñando a vivir con estres , o a que no les quede tiempo para pensar, como autenticas máquinas.
    En cuanto al botellón, todos encontramos la manera, pues ellos lo mismo.

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:34

      Pues firmo el comentario, en todo, me alegro de que el premio te hiciera contar una verdad que coincide con la mía, evidentemente no estamos en posesión de la verdad, es una mera opinión, pero cuando coinciden uno se crece 😀

      Besos querida.

      Me gusta

  16. 25/06/2013 en 22:52

    Gran post.
    ¡Ay la nostalgia! Mis labios están sellados que luego todo se sabe y todo se cuenta. Solo digo que si veo a alguno de mis hijos haciendo la mitad de lo que yo he hecho, lo mato a collejas.
    Cierto es que él dira lo mismo en el futuro con los suyos.
    Las siguientes han sido simplemente generaciones amamonadas en todos los sentidos.
    Cuando veo jovencitos con camisetas de Bob Marley y el Che y símbolos de Peace and Love pienso:
    “Coño si es que no se han molestado ni en crear sus propios ídolos” porque si pienso en Justin Bieber me entra la risa.
    Beasazo Maestro

    Me gusta

    • 25/06/2013 en 22:58

      Peor todavía dolega, no se han molestado ni en saber quien era ese tal Che, de donde viene la historia de ese pañuelo palestino tan molón que no saben ni porque llevan puesto, que significa ese redondelico con patas o como decía mi hija hasta que se lo expliqué – mami, quiero un jersey con los colores de la marihuana! – ¿Colores de la marihuana? El capón que te voy a meter pedazo inculta!

      Me gusta

      • 25/06/2013 en 23:47

        Dolega e Inmagina… aquí se comienza a razonar. Además de que me puedo mear con vuestros comentarios se me da pié para volver a dar mi nunca solicitada opinión: creo que si hay algo que define esta generación respecto a las anteriores es la superficialidad. A eso me refería con las “nociones” en vez de la “cultura”… ¡es que falta hasta quien sepa como practicar un oficio en condiciones! Tienen más medios pero no los utilizan: esto está más allá de la cultura de la imagen… porque es imagen virtual. Es consumo y vómito. Bulimia pura. Un ejemplo pa’ terminar: cuando todavía frecuentaba círculos de partido, descubrí con horror que la mayor parte de los chavales ignoraban que Guantanamo está en Cuba. Para muestra un botón.

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 07:30

          Pues suscribo. Superficialidad. Buena palabra para definir un rasgo de estas generaciones. Tiene razón Dess, ahora se accede con mucha facilidad a la Universidad…perdón…hasta ahora, eso se va acabar, pero dejando eso aparte, nuestros universitarios luego saben mucho de lo “suyo”, no les preguntes de nada más porque no tienen ni idea. La cultura es un concepto que va mucho más allá de tener una carrera universitaria

          Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:39

      Querida Dolega, ahí le has dado, mejor no contarles la vida que teníamos de chavales que nos pierden el respeto 😀

      Os lanzo una pregunta, ¿cuándo descubrimos nosotros quién era el “che”?

      ¿A cuántas movilizaciones fuimos nosotros para defender posturas políticas?, porque hacíamos huelga si, pero analicemos los motivos, cada cuál los suyos.

      Yo pido que leáis, que seguro que lo hacéis, algún blog que otro de chavales, para no irnos del ambiente que nos une, yo la verdad es que admiro ese ingenio que tienen y esa claridad de ideas.

      Gracias por las opiniones.

      Me gusta

      • 26/06/2013 en 16:02

        A veeeeer…que de esta me toca la noche de amor en ya.
        Yo a los 14 ya sabía quien era el Che ¿porqué? Pues porque una siempre tuvo curiosidad y antes de colgar el poster en la habitación cogió una enciclopedia a ver quien era el barbudo ese tan de moda, ná, cuatro datos, pero al menos ubicarlo, luego con el tiempo descubrí mucho más. ¿Movilizaciones políticas en los ’80? ¿que era eso Dess? la movida madrileña era ser subversivo y yo con pintarme una A con un circulito en la carpeta tenía suficiente, pero también me fui primero a averiguar que significaba, y como no, me moló, si a los 15 no te mola la anarquía ya apaga y vámonos.
        Con todo ésto ni te doy ni te quito la razón, creo que en realidad la tienes de manera objetiva, tu argumento de los que quedaron en el camino por las drogas es incontestable por ejemplo, pero permíteme que sea subjetiva que me gusta más, y recordar aquellos años bajo la neblina difuminadora de la nostalgia.
        Por cierto, para muestra, tú y yo conocemos a cierta descerebrada jovenzuela que es la bomba, y con quien nos divertimos un montón en su blog.
        Besos, querido, a ver ese sorteo…

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 22:04

          No dudo que tú le conocieras, digo que es posible que no todos le conocieran, más allá de tus percepciones, de las mías, mirando los datos objetivos, no hay color, número de muertos por las drogas entonces y ahora, número de universitarios, entonces y ahora, yo creo que en cualquier criterio objetivo o en casi todos, nos ganan los chavales de ahora, reitero lo de “objetivo”, dejando a un lado impresiones personales y ojo, lo que motivaba el post, la nostalgia, que creo sinceramente que nos hace adornar mucho nuestros tiempos mozos.

          De cualquier manera lo asombroso del asunto es el debate que ha creado una entrada que sinceramente la hice en plan coña y sin pretensiones de nada 😀

          Besos reina.

          Me gusta

  17. 26/06/2013 en 01:25

    Nosotros estábamos mucho mejor preparados que ellos. Recuerda que vienen de la LOGSE y nosotros de la EGB. Entonces aventajábamos a todos los países europeos en educación y el nivel cultural y de estudios era altísimo.

    Nosotros hicimos también barbaridades pero había límites que nunca traspasábamos, Dess. Hay demasiada permisividad y mucha tontería, a mi entender.

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:43

      Pero querida, la permisividad, que la hay, ahí estoy muy muy de acuerdo, es culpa nuestra, de los padres, no de ellos, yo a mis hijas no las dejo hacer lo que les sale de la seta, y si no se portan en condiciones en público les pego un berrido que se cagan, y me la suda lo que diga la gente, lo cómodo es eso, permitirles todo, pero repito, no es culpa de ellos.

      La educació pues sí, ahí estoy de acuerdo, ahora me llevo las manos a la cabeza al ver que ni siquiera se dan ciertas materias en primaria, pero en fin, que volvemos a lo mismo, tampoco es su culpa, es culpa de unos políticos que cambian la ley constántemente por no poder llegar a un consenso al respecto.

      Ahora, lo de los límites en las barbaridades… pues dependerá de cada uno, pero yo de joven crucé líneas que no creo que vayan a cruzar mis hijas, por fortuna.

      Besos.

      Me gusta

      • 26/06/2013 en 12:59

        Los padres que prefieren consentir a educar tienen la culpa, como bien dices, de tanta barbarie como vemos a diario. Dicen que ahora los niños “son así”. Son como siempre, Dess, pero educar suponer un esfuerzo. Te encuentras con niños que te dan patadas y sus padres en vez de corregirlos, les ríen las gracias. En fin… Eres un buen padre, pues.

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 13:05

          Los niños son niños, esponjas, como se suele decir, adquieren lo que les das, no hay más, yo me considero buen padre sí, cariñoso, pero sin consentir demasiado, sin dar demasiados caprichos ni demasiado de nada.

          Yo solo se que puedo dejar a mis hijas con cualquiera con la tranquilidad absoluta de que se van a portar bien, puede sonar engreido, pero es que es así, que lo tengo comprobado, estos días estoy de noche y ellas se levantan, se preparan el desayuno y se ponen a hacer los deberes dejándome dormir, y son niñas, que la peque tiene seis años.

          Besos reina.

          Me gusta

  18. 26/06/2013 en 04:17

    Las cosas es verdad que cambian. Los tiempos se vuelven de prisas y añoramos el lento discurrir de tiempos ya solo recuerdos en la memoria, pero…..

    Nunca reconoceremos que en realidad también existieron sombra en esa, eternas tardes de aburrimiento mortal y las permutaremos por el recuerdo de lo que nunca sucedió……

    Ya que, lo que añoramos ante todo es que eramos mas jóvenes, poseedores de esa fuerza, esas ganas trasmutadas en energía poara probar y descubrir cosas. Para negar también…. Lo establecido.

    Todo para no caer en esa eterna linea recta que envuelve a la mayoría de las vidas. Sinceramente,, no eran ni mejores ni peores, pero si eramos mas jóvenes y eso….Duele. Cuidate

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:45

      Amén maestro, qué grandísimo comentario, me encanta tu eterna sinceridad, mucho más cuando coincido con ella 😀

      Abrazos.

      Me gusta

      • 26/06/2013 en 15:56

        Yo estaba esperando que respondieras al comentario ya que al señor Plared no le conozco. Que cada quien hable por si. Yo nunca me aburrí en-la-vida. Y estoy más que bien en mis cuarenta. No que me haya instalado. Si pudiera volver a los años mozos no creo que lo haría ya que, volver sin saber nada sería volver sobre mis pasos más volver sabiendo lo que sé ahora. seguramente me paralizaría como a un conejo frente a una serpiente. He conseguido hacer más o menos todo lo que quería: habrá habido talento, constancia y suerte. También mucha inconsciencia. Yo llego a saber en que cosas y situaciones me habría metido y no hubiera hecho nada conmigo. Solía tenerles respeto, a los nuevos, por sus potencialidades pero ya no mucho… aunque repito: con sus excepciones. Yo no soy un druida. Hablo por mí y por mi limitada visión de las cosas.

        Me gusta

        • 26/06/2013 en 15:57

          Y no les envidio. Se las van a pasar putas.

          Me gusta

        • 26/06/2013 en 22:00

          Todos tenemos una visión de las cosas, limitada en menor o mayor medida, yo siempre digo que eso de “respetar todas las opiniones” es una chorrada como un templo, depende de cómo sean las opiniones, poniendo un ejemplo extremo, si yo opino que hay que matar a todos los negros del mundo mi opinión en ningún caso debe ni puede ser respetada.

          Dicho esto decir también que no solo se respetan las opiniones con las que concuerdas, es evidente, todo depende de cómo se defiendan, yo las tuyas las respeto y mucho, aunque en este caso concreto la verdad es que volvería a firmar la de Plared.

          Cuyo blog de cine es colosal, si te gusta el cine claro.

          Abrazos mozo.

          Me gusta

  19. 26/06/2013 en 10:13

    ¡Jo! ¡Qué artículo más bonito! ¡qué bien expresado todo! y eso que lo veo desde el prisma de uno que siempre sacó todo sobresalientes (algún notable mancha el expediente) y jamás se emborrachó ni emporró , que eso era de plebeyos. Si es que hoy hay mucho smartfone y torrent sueltos. ;-D

    Salu2

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:47

      Eso le digo yo a mis hijas, que si sacaba menos de un diez me castigaban :mrgreen:

      Gracias mozo, abrazos.

      Me gusta

  20. 26/06/2013 en 11:31

    Anda, pues mira que te has puesto serio y profundo, eh!! Para comentar en este post, me siento desubicada, como me pasa en algunos de ellos… la culpa la tiene el cha cha cha…
    Nooooooo, que es coña marinera, la culpa la tiene el haberme criado en el extranjero, donde no he vivido la misma juventud que los que os quedasteis en España… lugar distinto, mentes distintas, hábitos distintos…
    Y no es que tenga nostalgia, pero sí me gustaría que las circunstancias de mi entorno de aquel entonces fuesen las de ahora para los niños.

    Para que pudieses discrepar o darme la razón, tendría que extenderme mucho, pero voy a ser benévola y te vas a librar 😉

    Muchos besitos y que tengas un gran día!! 😀

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 12:49

      Incluso viviendo en España hubo, me temo tras leer los comentarios, grandes diferencias entre unos y otros, yo la entrada la escribí juzgando lo que veo ahora y lo que veía de chaval, lo que veía de chaval lo veía, evidentemente, en mi entorno más cercano, es probable que cambiando las circunstancias la cosa hubiera sido bien distinta.

      Besos hermosa.

      Me gusta

    • 26/06/2013 en 16:56

      Los acabo de volver a abrir, Sirena 🙂

      Dess: también va por ti, ilustre.

      Abrazo (múltiple)

      Me gusta

  21. 26/06/2013 en 16:55

    Emy Tecuento :
    Yo también llegue tarde y mi gozo en un pozo Dess

    Emy Tecuento :
    jajajajajaj ¿le ahostiabas? ¿Serás bruto?, bueno desde la sensiblería que te invade desde hace un tiempo, jejejejejjej

    Bruto, no. Es que es del mismo Bilbao 😉

    Me gusta

  22. 26/06/2013 en 18:38

    Pues aunque yo era mas feliz que una perdiz….me digo y repito con mi sire que llegue a este mundo un poquito antes de tiempo…..atrás quedan el buscar una cabina sin un duro y marcar el teléfono de casa para decir….nollego a ver si con suerte tu madre lo oía y no te la encotrabas asomada a la ventana como un jilguero esperando verte aparecer por la calle…..o aquellos inocentes pasatiempos de plantar la mano abierta de par en par en los timbres de los porteros automáticos a las cuatro de la tarde de un caluroso verano y salir pitando…
    En fin…que en mi casa no había Fanta…era Miranda…y la nocilla tulicrem….
    Un beso enorme (por lo que ha engordado de los que te debo)

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 22:07

      Mirinda, era mirinda 😀 que yo también la conocí mujer, antes de subir al pagasarri mi padre solía parar en el bar y comprarnos unas mirindas 😀

      Felices éramos, no me cabe duda, pero a mí, y repito lo de “a mí”, me da que la nostalgia nos hace olvidar lo malo y recordar mucho más lo bueno, aun con esas no me cabe duda de que la juventud de ahora es feliz y cuando tengan 20 años más recordarán estos tiempos con la misma nostalgia que nosotros los nuestros.

      Besos guapa.

      Me gusta

  23. 26/06/2013 en 19:01

    Ya!!! ahora caigo!!! para mis problemas de fluidez escatológica no tenían que haberme dado plátano ni manzana al horno como astringentes!!!
    Tenían que haberme puesto una Play Station delante de las narices! Entonces no hubiera tenido tiempo ni para jiñar! 😆
    Igual que Nieves, ni litronas ni botellón: pagábamos uno a uno los cubatas y las birras. Será por eso que nos emborrachábamos menos, jejejeje, cuestión de presupuestos…
    La verdad ejjjque mirando hacia atrás no cambiaría muchas cosas. Solo la cantidad de dinero que me daban los fines de semana :mrgreen:
    la frase del principio me ha parecido acertadísima y ejjjjque, muchas veces la tengo presente porque… a más de uno mandaría de una patada al coño de su madre!!!
    Muaks a montones, guapetón, acaba de pasar bien la semana 😉

    Me gusta

    • 26/06/2013 en 22:09

      Yo era de los de echar el kinito con cerveza o calimocho, torombolo cuando ya éramos talluditos y disponíamos de algo más de pasta, cubatas en las discos pocos, eran muy caros y ahora también 😀

      Besos reina, felices vacaciones si las tienes.

      Me gusta

  24. Mar
    28/06/2013 en 19:26

    Hay que aceptar ciertas verdades ineludibles… los precios siempre subirán, los políticos siempre mentirán y al mirar atrás siempre se extrañarán los tiempos en que los precios eran buenos y los políticos honestos.
    El pasado siempre nos parece más bonito.

    Me gusta

    • 28/06/2013 en 22:28

      Cierto, es eso simplemente, hasta los políticos, cuando pasan los años, nos parecen buenos, hasta se les homenajea, “hombres de estado” que se dice.

      Besos hermosura.

      Me gusta

  25. 30/06/2013 en 19:22

    Mas razon que un puto santo, verdades como puños que a esas generaciones que nacieron entre los 70 y 80 sentaran como el culo (yo soy del 84, pero soy objetivo como usted)

    No habia caido en lo de las infancias mandadas por facebook o smartphone, pero ahi ha escrito un parrafo de postureo sobre lo mainstream cojonudo, en cuanto tenga opcion lo soltare para parecer un tio cool (aunque en verdad soy un triste)

    Y por ultimo, con la cancion me ha llegado. Platerista hasta la muerte.

    Me gusta

    • 30/06/2013 en 21:52

      Es que además es un temazo el de Platero, y divertido, y si le sumamos que tiene más razón que veinte santos juntos…

      Abrazos mozo, mira, te saco unos cuántos años 😀 yo tengo recuerdos hasta del naranjito.

      Me gusta

  26. libelia
    03/07/2013 en 12:19

    Generas tantos comentarios que no he podido ni leermelos todos, si no estaría aquí toda la mañana…lástima, porque suelen ser geniales.
    Te doy la razón en todo. Cada generación es igual a la anterior en lo básico, superior educativamente hablando (al menos hasta ahora, porque así lo ha permitido la economía, a partir de ahora no se sabe) y con la variante de la tecnología en el ocio. Drogas y alcohol…en todos los tiempos y quién ha querido, que no quiere decir que todo el mundo haya querido, ¿o es que nuestros padres -abuelos de las juventudes actuales- no se emborrachaban, no pandilleaban, no conocían el hachís (aunque fuese en la mili en Africa), no se liaban a leches con la pandilla contraria? Recuerdo que cuando yo era joven también se hablaba de los defectos de la juventud, así que creo que el hecho de criticar a las generaciones futuras debe de ser algo intrínseco al ser humano.
    Yo estoy muy orgullosa de la juventud actual, no en vano son nuestro futuro. ¿Si no confiamos en ellos, en quiénes vamos a confiar?

    Me gusta

    • 03/07/2013 en 12:25

      Yo al menos puedo decir que mis hijas me van superando en todo, pero más allá del caso concreto, que entramos en lo subjetivo, el tema es que, por una parte, todos los datos objetivos apuntan a que la juventud de hoy supera a la de hace 20 años, y por otra que hay en estas cosas una cierta hipocresía.

      Es lo que hablaba de acusar a la juventud de estar enganchados a las tecnologías cuando nos pasamos horas con el smartphone y el ordenador contando lo chula que era nuestra juventud sin tecnología 😀

      Pero el principal paso que ha dado a chavalería, para mí, es en el tema sexual, vivirla de una manera alejada de tabues y complejos, más de tú a tú entre ellos, y mira que me jode, que por mi mis niñas virgenes hasta los 40, pero vaya, que me da que no :mrgreen:

      Me gusta

      • libelia
        03/07/2013 en 12:35

        Vuelvo a darte la razón, en todo. Yo sobre el tema sexual me alegro, que disfruten lo que tengan que disfruar sin represión ni culpabilidad. ¿Virginidad? Esa palabra debería olvidarse, está ligada a la religión y a esa pequeñita membrana que nos delata. Hasta la naturaleza es machista. Lástima! (No lo digo por tu comentario, eh?,…que estoy segura que el padre de mi niña piensa igual que tú…eso es tema de sentimiento no de machismo.)

        Me gusta

        • 03/07/2013 en 13:58

          Si a mí en el fondo me jode hasta pensar que les van a tocar las tetas 😀 y no te digo el asco que me da el imaginar a uno metiéndoles la lengua en la boca, es que es pensarlo y me dan ganas de matar a todos los chavales como acción preventiva.

          Me gusta

        • libelia
          04/07/2013 en 13:26

          Lo curioso es que no tenéis ese sentimiento por los hijos…sí, ya sé que tu no has engendrado machos, pero yo sí…Creo que las madres tenemos otro sentimiento sobre ese tema, ¿O igual soy yo? 🙂

          Me gusta

        • 04/07/2013 en 14:14

          Seguro que sí, lo reconozco, al final tragaré y es posible que hasta las aconseje con el tema, de momento ya me ha tocado explicarles lo que es la regla, pero siendo sincero pues debo decir que por mí lo mejor es que no se separaran de su aita en la vida 😀

          Me gusta

        • libelia
          04/07/2013 en 16:30

          No lo harán Dess. Se van lejos, pero fijate que ahora las nuevas tecnologías ayudan un montón, yo me he pasado el invierno pegada al Skype con mi princesa al otro lado. Y una cosita: Zorionak!! Creo que debes de ser el único aita que les ha explicado a sus niñas en qué consiste la regla, eso suele ser cosa más de las mamás. Bien por ti!!!

          Me gusta

        • 04/07/2013 en 21:48

          Es que mira, la peque sangra de la nariz una burrada, y claro, yo que soy un poco bestia, les salto, “el dia que tengas la regla vamos a tener que poner un balde”, y claro, preguntaron, y como su madre no estaba….

          Me gusta

        • libelia
          05/07/2013 en 11:06

          Si es que eres muy brutote Dess…..pero seguro que se lo explicaste superbien. Muxu….¡¡¡¡viene finde con sol!!!

          Me gusta

        • 05/07/2013 en 11:58

          Mañana se las llevan a la playa y así puedo ver el Tour en condiciones, bendito verano 😀

          Eh, que le he preguntado esta mañana y se acordaban 😀

          Me gusta

  27. 04/07/2013 en 17:29

    Qué grande tu sabiduría Líder!! ya en serio, en todas las épocas hay de todo, pero siempre pensamos que todo tiempo pasado fue mejor. Una vez siendo adolescente me pasó algo: escuchaba a mi mamá decir que ahora todo es sexo y no hay respeto y no sé qué y que las chicas no se dan a respetar (ella como te imaginarás es conservadora, católica y muy machista) y que antes en su época eso no era así. El caso es que una vez me puse a leer la apertura sexual que había en tiempos griegos y romanos y entonces me di cuenta que en comparación con aquella época ahora somos unos mojigatos… Quizás sea un chorrada lo que cuento, pero es que esto me pasó hace tiempo y siendo educada de una forma tan estricta para mí fue todo un descubrimiento…

    Me gusta

    • 04/07/2013 en 21:49

      No hay que irse tan lejos, los primeros años del siglo XX en ese sentido fueron mucho más liberales que décadas después.

      Los tiempos cambian y la nostalgia nos hace recordar lo bueno y olvidar lo malo, o no hacer pesar lo mismo una cosa que otra en la balanza.

      Besos preciosa.

      Me gusta

  28. 06/07/2013 en 20:06

    esa maldita incapacidad para regresar a lo ya pasado… lo que me queda son recuerdos de todas las cosas que me gustaba hacer cuando casi nada me daba miedo, querido Dess quizá lo que uno más extraña y desea es tener esa voluntad que a los 20 no se ve afectada con nada y sobre todo que nadie juzga a los 20 supongo porque no lo sé si quieres verle el coño (no creo que a la madre pero si a una jovenzuela), pues resulta que eres de lo más normal, 20 años después te conviertes en un ser depravado y enfermo, y vaya uno a saber porque pensamos así, quizá sea algo que hemos heredado de nuestros padres y no se diga si queremos jugar juego de adolescentes o si nos ven hablando con el perro o el gato, quizá lo único que cambia es como nos ve el resto del mundo y como nos vemos dentro de ese mundo y nadie puede negar que no existe edad para que nos gusten las mujeres y a las mujeres los hombres de cualquier edad, porque lo que es hermoso es hermoso y nuestra mente no envejece como el resto de nuestro cuerpo, o eso es lo que creo, digamos que maduramos, evolucionamos, pero la belleza no evoluciona, se admira y en ocasiones se desea y ese deseo es quizá la nostalgia más trágica de todas, pero todo es hoy suponer pues…

    Me gusta

    • 06/07/2013 en 22:57

      En muchas cosas cambiamos, en otras no, en esa me da que poco, yo al menos, no me duelen prendas en reconocerlo, otra cosa es lo que haga, pero por ganas, si fuera por ganas me tiraba a medio pueblo 😀

      Abrazos compadre-

      Me gusta

  1. 17/07/2013 en 00:02
  2. 09/05/2014 en 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: