Archivo

Posts Tagged ‘Serenity’

El origen del clavo ardiente.

Vamos con una de esas bonitas e instructivas entradas dedicadas a buscar el origen histórico de ciertas palabras o frases de uso frecuente, hoy toca “agarrarse a un clavo ardiendo”. Todos tenemos en mente, supongo, lo que significa, el uso que se le da, mantenerse en una situación desesperada por evitar un mal mayor, ejemplo, permanecer en el bar hasta altas horas de la madrugada con los amigotes, bebiendo y jugando al mus, situación harto desagradable, pero que haces por evitar llegar a casa y tener que ir qué se yo, al cine con la moza, por ejemplo.

Para encontrar el origen de la expresión hemos de ir a las ordalías, los juicios de dios de la Edad Media, tema que por cierto es jugoso de narices, que da también significado a otras expresiones populares como “poner la mano en el fuego” (por Bárcenas), pero que no explica lo de “todo es mentira salvo alguna cosa”. Como digo viene de ahí, de la Edad Media, hay varias versiones sobre el asunto, yo me quedo con la siguiente:

Leer más…

Una de pericadas.

Una de las cosas buenas que tiene tener un blog es que puedes dar rienda suelta a todas tus fobias, poner a parir a todo aquel que te cae gordo, bendita libertad de expresión que nos permite decir tanta gilipollez, bendita red de redes que hace posible que cualquiera pueda tener su pequeño altavoz al respecto, porque sí, realmente un blog no es más que un grano de arena en la playa de la desinformación, pero tú te crees un líder de opinión, cuánto me toca los huevos esa gente que va de eso, de líderes de opinión cuando en realidad ni la lavadora le hace ni puto caso, que le pones el programa de la lana y te sale el jersey para vestir a una monster high.

Va de ciclismo la cosa, va de comentaristas, de los que retransmiten carreras, va de Perico Delgado y Carlos de Andrés. Mira, sé que es lo que hay, sé que Perico gusta, a mucha gente, es un tipo campechano, pero digo yo que para comentar una carrera en la tele se debiera exigir algo más que ser campechano, un poco de rigor, por ejemplo. Sé que el deporte, como todo en la vida, es de forofos, es como las tertulias políticas, todos vamos a la que más se escora a nuestras opiniones, pero sabiendo todo eso, y contando con ello, hay cosas que me tocan los cojones.

Leer más…

Tokio se llevó los juegos.

No suelo “improvisar”, escribir entradas y publicarlas inmediatamente, pero no voy a follar hoy, para variar, tengo tiempo, encima siento la imperiosa necesidad de decir “ya lo decía yo” y ponernos un rato a caldo como país, como buen prólogo de lo que será una, supongo, polémica entrada sobre nacionalismos.

No nos dieron los juegos, fueron a Tokio, Madrid la primera eliminada, manda cojones que hubiera periodistas (profesionales) que confundieran el empate con Estambul como señal de pasar a la final, a ver, cojones, si en esa ronda se descalifica a una ciudad y hubiera empate por arriba hubieran eliminado a Tokio y santas pascuas.

Leer más…

Ahora una de manadas, a ver si de una vez leemos bien.

En su día escribí una historia de perritas y manadas, van y leen “mamadas”, así que tuve que escribir otra historia sobre mamadas, que mira que se me hace duro hablar de sexo, pero es que no puede uno negarse, yo por mí escribiría sobre el amor, la amistad, las ONGs, pero nadie me lo pide. Como te decía, mira que quedó claro que esa entrada iba de mamadas, de sexo oral, de limpiar sables, de bajadas al pilón, pues nada, que va Bypils y entiende “manadas”.

Asín (recuerda que es “asín” y no “así”) que me dispongo en los próximos minutos a hablarte de manadas, todo sea por darle el gusto y que se entretenga que si pilla los rotuladores vamos apañados, es que le gusta pintar cosas con rotus, esta en las bodas es de las que ni la dejan arrimarse, ve el vestido, todo blanco y virgen (el vestido, repito, la novia por los cojones), y a pintarlo con rotus, manadas, ¿realmente sabemos qué es una manada?, haremos luz al respecto.

Leer más…

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,

Y el chaval aprendió a matar zombis.

Pues toca tercera temporada de “The Walking Dead”, la de los zombis, las anteriores temporadas la verdad es que no me dejaron gran sabor de boca, pero en fin, que cierto es que los caminantes estos tienen su encanto, sobre todo por lo frágiles que tienen las cabezas y como piensas que peor no puede ser pues nada, a ver la tercera como un campeón.

Recordemos que es una serie creada por Frank Darabont, aunque este ya se desvinculó del proyecto, para AMC, basada en un famoso cómic que por supuesto, es mucho mejor que la serie, dónde va a parar la cosa, no los he leído, pero queda culto decir esas cosas, ya sabes, recordemos también que el reparto pues eso, con los de siempre encabezados por Andrew Lincoln y su churri, Sarah Wayne Callies, ya sin recordar, porque son novedad, pues eso, algún personaje nuevo, apuntamos los nombres de Danai Gurira (“Treme”) y David Morrissey.

Leer más…

Una decepción, eso sí, serena.

Bueno, FOX cancela “Firefly”, después de maltratarla a conciencia durante su emisión, cosa bastante incomprensible, si tienes un producto se supone que harás lo necesario para que funcione, no para evitarlo, pero sin duda ellos conocerían mejor su casa, en fin, la serie acaba pero los fans comienzan una campaña que al final logra su objetivo, sí, la serie no retornó, pero lograron que la cadena cediera los derechos y que Universal rodara “Serenity”, incluso habrá, dios mediante, una secuela.

El padre de la criatura es la misma que la de la serie, Joss Whedon, director y guionista, el reparto, pues están todos los de antes, encabezados por Nathan Fillion y con Summer Glau, Adam Baldwin, Gina Torres, Alan Tudyk, Morena Baccarin, Jewel Staite, Sean Maher y Ron Glass, ¿nuevos?, Chiwetel Ejiofor y David Krumholtz, 39 millones de dólares tuvieron la culpa, osea que no hablamos de una grandísima superproducción pero sin duda había pasta de sobra, la apuesta no dejaba de ser arriesgada, ya que teniendo una serie detrás era más que probable que el público que no había visto esta no acudiera a ver la peli, aun así recuperó la inversión en los cines y claro, el fenómeno fan hizo que fuera rentable con las ventas en DVD, hasta el punto de, como dije, plantearse una secuela.

Serenity

Básicamente hablamos de algo diferente a la serie, si en aquella lo que importaba era el día a día de los tripulantes de la nave, sus correrías, sus aventurillas, aquí se pasa a desarrollar lo que la serie nos dejó colgando, el por qué los hermanos que subieron a la nave en el primer capítulo eran tan buscados por las autoridades y tal, tú te preguntarás, ¿se puede ver la peli sin haber visto “Firefly”?, pues hombre, por poder se puede, de hecho está pensada para ello, aunque me da la sensación que si no tienes vista la serie posiblemente “Serenity” te resultará bastante normalita.

Sí, hay que reconocerlo, es ya para frikis, y mira, te seré sincero, hay que ser muy friki, yo disfruté de la serie bastante, me encantó, pero no veo aquí prácticamente ninguna de las cualidades de aquella, sí, se nota la pasta invertida en los efectos especiales, hay mucha acción, aparecen por fin esos temibles reavers que tanto miedo daban a todo el mundo, los protagonistas son los mismos, todo debería ser genial, pero no, ¿qué cambia?.

Pues cambia primero que esta es dura y pura ciencia ficción, cosa que para los amantes del género pues estará bien, pero yo añoro esos planetas y lunas a los que acudían los protas a dar el golpe de turno, esos mundos que nos llevaban al lejano oeste, esa estética me gustaba mucho, ahora ya todo eso desaparece, como lo hacen también prácticamente esos diálogos tan ácidos y originales, tan cuidados, da la sensación de que a medida que avanza el presupuesto de cualquier producción cinematográfica el director se pone tan cachondo que pierde la perspectiva, hay que utilizar la pasta como sea aunque sea a costa de reducir los minutos que tanto dedicabas a poner una sonrisa al espectador, a ayudarles a identificarse con los personajes y las tramas, coño, durante la serie cualquiera daba un cacho de oreja sólo por formar parte de la tripulación, ahora ves las cosas como más lejanas.

Por no hablar que aquí sí que tienen cabida prácticamente todos los tópicos posibles, todo se exagera, las peleas son de esas que duran horas, o al menos te lo parece, al final te da igual quien la gane, lo que quieres es que se acaben cuanto antes, bueno, lo dicho, al menos se cierra la trama, supongo que eso deja vía libre a Whedon para que en esa segunda parte vaya un poco a sus orígenes traicionados.

De los personajes nuevos pues poca cosa, el único con verdadero peso es el interpretado por Ejiofor, este, para que le pongais cara, es el que se casaba con la Knightley en “Love Actually”, hace de “cazador”, ya sabéis, el típico supermalvado agente gubernamental, supereficaz, sin escrúpulo alguno y tal, aporta la nota de tópicos que nos faltaba.

Pues lo dicho, si no has visto la serie pues nada, pasarás el rato, porque es entretenida, es la típica para la tarde de sábado, si has visto la serie posiblemente también hayas visto la peli, unos la adoran, puede que seas de esos, a mí me defraudó bastante.

Dignity para la posdata, “Icarus” el tema:

“Firefly”, la serie de culto.

Voy a hablarte de una serie especial, especial y espacial, porque es de ciencia ficción, de esas de naves espaciales y tal, especial porque fue cancelada, sí, ya sé que eso es algo normal, en este mismo foro hemos dado fe, “Rome”, “V” (2009), “Kings”, “Carnivále”, “Survivors”, “Deadwood”… pero en este caso la tenacidad de los fans logró su objetivo, a pesar de que sólo se había emitido una temporada, ejercieron tal presión que la productora, FOX, cedió los derechos a la Universal para que esta rodara “Serenity”, una película que diera continuidad a la serie, esto es algo muy muy difícil de conseguir, lo cual da muestra del nivel de apego que los seguidores de “Firefly” hicieron gala, lo dicho, serie de culto en toda regla.

Firefly, serie

Joss Whedon es el creador del invento, el reparto pues la tripulación de la nave, Nathan Fillion (“Castle”), Gina Torres (“Crónicas vampíricas”), Alan Tudyk y Morena Baccarin (“V”), Adam Baldwin (“Expediente X”), Jewel Staite (“Stargate Atlantis”), Sean Maher (“Playboy Club”), Summer Glau (“The Sarah Connor Chronicles”) y Ron Glass (“Shark”), reparto apañadito, con mucho chico y chica apañadito y alguna a la que harías un apaño.

¿De qué va?, pues eso, ciencia ficción, un montón de planetas, lunas y demás bajo el mando de “La Alianza”, unos mundos más civilizados y otros, la mayoría, que recuerdan más al farwest que a otra cosa, es más, hasta la música de los créditos nos hace meternos más en ese ambiente que en el del espacio, y ahí tenemos a los habitantes de “Serenity” la nave tipo Firefly (los más observadores a estas alturas ya podrán adivinar el por qué de los títulos de serie y peli), unos ladrones y buscavidas con un peculiar código ético y bastante encanto gamberro y socarrón, básicamente se trata de eso, de las aventuras de este grupo, sus “trabajos” y sus huidas de las naves del gobierno, vale, el punto de partida no es muy original lo sé, tiene a su favor esta serie el ritmo, es muy entretenida, mucha acción y el aire canalla que se le da a los protas la hace también divertida.

Los efectos especiales (vitales si hablamos de una serie ambientada en el espacio), son cumplidores, sin más, dan el pego si no eres muy exigente, por contra los diálogos son muy buenos, rallando la brillantez, los personajes secundarios, que van apareciendo a lo largo de los capítulos, también suelen resultar interesantes y se nota que hay mucho trabajo y mucho talento en el equipo de guionistas, también se agradece un detalle, cuando están en el espacio y se ruedan escenas que en teoría suceden fuera de las naves no se oye nada, al principio choca incluso, pero es que en realidad en el espacio, al menos eso se dice por parte de los que entienden, el sonido es imposible.

La verdad es que la serie esta te engancha enseguida, tiene momentos para todo, para la emoción, para la acción, para la comedia, para el suspense, para la intriga, secretos inconfesables, ciertamente es adictiva de narices, por no decir de cojones, se te pasan los capítulos volando (cosa muy apropiada porque no dejas de estar metido en una nave espacial), nada de lo que te cuentan es demasiado original, pero te da la sensación de estar viendo algo muy fresco y “distinto”, no es lo que cuentan, sino el cómo, y la clave sin duda está en lo que dije antes, los diálogos, esto es para mí lo que hace de “Firefly” una serie especial, además de espacial claro.

Quizá la clave para que la serie te enganche tanto, aparte del ritmo y los diálogos, sea que cada capítulo te resulta distinto al anterior, al ir de planeta en planeta y de luna a luna cambia el escenario, cambia la ambientación y hasta parece que viajas en el tiempo, pasas de un mundo supercivilizado a uno donde todavía existen los duelos a espadas, aunque como dije antes lo que prima es el ambiente western, entre todos los personajes secundarios destacar el que interpreta Christina Hendricks “Mad Men”), la chica esta aparece tan sólo en un par de episodios, pero quizá es de los que más se te quedan en la retina, por su belleza y por su papel, muy divertido, además hay que decir algo, yo a esta chica la tenía como una no demasiado buena actriz y aquí la verdad es que hace un más que correcto trabajo.

Así tenemos que llega el capítulo que cierra la temporada y la serie, en fin, ya te adelanto que es un final de temporada más que digno y un final de serie pues eso, correcto, sin más, funciona como un episodio más, dejando para una presumible segunda temporada el explicar toda la parte de misterio de la serie, el por qué siguen las autoridades a la pareja de hermanos, quién es realmente el pastor y tal, nos quedamos sin ver a esos piratas asesinos que en un par de ocasiones nos insinúan, pero lo dicho, la FOX incomprensiblemente canceló lo que es una muy buena serie y así se quedó la cosa, bueno no, en realidad como dije la presión de los fans hizo que se rodara una peli, “Serenity”, pero como se alarga el tema eso lo dejo para otra ocasión.

Eso sí, adviertote de una cosilla, la serie hay que verla en VO, la versión que está accesible doblada lo está a algo llamado “Español neutro”, que no sé que coño quiere decir, pero que suena a esos doblajes del Oso Yogui de cuando éramos críos, si vives en Estados Unidos te sonará bien, si no… Pero, como habrás adivinado por mis letras, me ha gustado mucho, me ha encantado vamos, es de las series que recomendaría a cualquiera, blanquita, no hay sexo ni violencia explícitos, es de las de ver en familia, de las de disfrutar en familia, una pequeña joya no muy conocida.

Charon ocupa la posdata, fineses, del rollo gótico, pero bastante melódico, quizá su mejor tema, al menos para mí, sea este “If”:

A %d blogueros les gusta esto: