Inicio > Tonterías > Héroes cotidianos, el hombre que daba la mano flácidamente.

Héroes cotidianos, el hombre que daba la mano flácidamente.

Mucho se dice que hoy en día ya no quedan héroes, en un mundo en el que el activismo político se hace vía twitter y en el que ni se decapitan reyes ni nada, que si Roberspierre levantara la cabeza se avergonzaría en grado sumo, la figura del héroe con mayúsculas tiende a desaparecer, cierto. Pero que tienda no quiere decir que no haya excepciones, sí señores, sí señoras, hoy tengo el gran honor de presentaros a Flácido, un tipo capaz de rozar lo extraordinario. No te digo más, un día fue a comprar el pan.

Impactante, pero dejemos que sea él mismo quien nos cuente su aventura, querido Flácido, déjeme estrechar flácidamente su mano, todo un honor conocerle, qué digo honor, es la culminación de mi vida, tras esto puedo morir tranquilo.

“Quita quita, no exageres, pues sí, estaba yo un día en casa, me levanté tras dormir 13 horas, claro, dormir 13 horas cansa, así que me fui al sofá a descansar un poquito, la siesta mañanera típica de las 12 del mediodía, y es difícil ¿eh? Porque ahí estaba la parienta dando el coñazo con sus vicios y hobbies, la aspiradora, la lavadora, no hay cosa que más me joda, ni descansar a uno le dejan, coño, que se ponga a hacer sus aficiones sin molestar, ¿acaso molesto yo con las mías salvo por esos suaves y melódicos ronquiditos?”.

Cuánta razón llevas admirado Flácido, mas no nos perdamos en el detalle, cuente cuente, ¿cómo tuvo la osadía de ir a comprar el pan?

“Pues nada, como no había cojones de dormir le dije a Merikeit que a ver si me ponía un café, que ya era hora de que hiciera algo útil, sorprendentemente se enfadó mucho y me dijo que fuera a comprar el pan, así sin más, como quien dice vete a escalar el K-2 o vete a pesar a la suegra, pero nada, se me encendió el valor, sí, me dije, qué cojones, si al tener valor para complicadas empresas y al follar no me gana nadie, y me fui”.

Increíble, qué osadía, y a esas horas tan intempestivas, mediodía, con la gentuza que debía haber en la calle.

“Hasta parados oiga, no le digo más, señoras haciendo la compra, fue poner un pie en la acera, ver el percal, toda esa chusma, me temblaban las canillas, pero me mantuve firme y poco a poco fui hacia la panadería”.

Oh oh, cuánto valor, seguro que hasta cruzando la calle, con esas aceras tan traicioneras, que hoy en día se rumorea que hay mujeres conduciendo.

“Hombre, para qué exagerar mi, ya de por sí, enorme gesta, la calle no crucé no, estaba lejos de casa, como a 50 metros del portal, pero en la misma manzana, eso sí, pasé por una salida de garaje”.

Impresionante, una salida de garaje, si todas las estadísticas confirman que después de las puertas de los colegios es donde más gente hay repartiendo caramelos rellenos de droga.

“Mo me lo recuerdes, que es pensarlo y no sé cómo coño tuve tanto valor, y entereza ¿eh?, porque fui a la panadería, entré, me puse en la cola aguantando incluso a gente que se había duchado esa misma mañana”.

Se me está poniendo la piel como un gallinero entero, qué heroicidad, con gente recién duchada y que ni olía a sudor rancio ni nada.

“Y alguno con perfume ojo, como te digo, encima uno aguantando provocaciones, no te jode que me mira la dependienta y me dice que si quiero pan vaguete?”.

Será baguette, ¿no?

“Tú también faltando, eso mismo sí, bien pude haberle dicho que vago su padre, que ni para hacerla puso ganas, que mira que era fea la cabrona, pero no, porque uno sabe que es entrar al trapo y la misión puede irse al garete, cogí la barra, pagué y esperé al cambio, luego sin cruzar palabra me largué”.

Asombroso, y hay que repetir que todo esto lo hizo él solo señores, nada de acompañado por una patrulla de policía, ni bomberos, ni siquiera una ambulancia medicalizada, no, ahí a pelo, a lo valiente, se me saltan las lágrimas de la emoción incluso, héroe, sí señor, esa es la palabra, héroe.

“Sin duda, sin duda, aún hoy lo pienso y doy gracias por haber salido ileso del asunto, lo cuento en el bar y los colegas me invitan a putas, he vuelto a nacer, sí señor, es uno de esos momentos cumbres de la vida en los cuáles sales fortalecido, te crece el nabo y todo, ojo, sales fortalecido y hasta te haces más fuerte, las dos cosas, pero tampoco quiero vivir del pasado y mañana mismo pienso volver a tentar a la diosa fortuna y con grave riesgo de mi integridad física e ignorando la adversidad y el peligro voy a ir a por el periódico, yo solo, con dos cojones”.

Digno de toda admiración, bordea la muerte y vuelve a burlarse de ella enfrentándosela de nuevo a pecho descubierto, pues nada, seguiremos informando de las gestas de Flácido, ese hombre que pese a dar la mano flácidamente se enfrenta a la vida con orgullo y entereza, para él y como homenaje una posdatilla. Helloween y “The Saints”.

Anuncios
  1. 15/01/2015 en 00:14

    Hola Dess,
    nunca ir a comprar el pan fue tan peligroso, en serio. Este flácido… al final me va a caer bien el muchacho. Que temple, que valor, como bien dices en la entrevista, con dos cojones. ¡Ja, ja, ja! Magnífico post que tenía que haber leído dentro de unas horas y no ahora que me voy a dormir. No sé, quizás no duerma pensando en su hazaña.
    Un abrazo

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 09:36

      Es cierto, estas gestas la verdad es que teconcilian con el ser humano, valor y entereza, esos valores que se están perdiendo 🙂

      Abrazos

      Le gusta a 1 persona

  2. 15/01/2015 en 01:39

    Este Flácido no defrauda! Además…una baguette! Que riesgo, por Dios! Con una de cuarto estaba más seguro pero no.Él no.Arriesgarse es su filosofía de vida…Mañana se lanzará a por una ciabatta….
    Besos.

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 09:37

      Eh, y si prestamos atención a los detalles repararemos en que no llevaba el dinero justo, que tuvo que coger vueltas.

      Gracias puede dar de seguir vivo.

      Besotes genia.

      Me gusta

  3. 15/01/2015 en 10:31

    ¡Madre mía, qué pelotas!
    Lágrimas de emoción gotean sobre mi pecho henchido y orgulloso. ¡Ya me gustaría a mí poder ser siquiera la mitad de valiente que Flácido. Pero me es imposible. el que es, es y el que no, no.
    Yo lo único que consigo es una irritación en la epidermis escrotal porque no soy capaz de hacer otra cosa que rascarme y rascarme…

    ¡Muy buena entrada!

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 11:11

      Yo creo que roza lo temerario incluso, hay que proponerlo para dar el pregón de fiestas.

      Abrazos.

      Me gusta

  4. 15/01/2015 en 12:04

    Para dar la mano tan flácidamente los tiene muy bien puestos. Qué hombre valiente!! Un caballero de brillante armadura de los que ya no quedan, sin duda. Más gente como él es lo que hace falta. Un besote!!!!

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 12:42

      Eh, y todo esto lo hizo sin apenas haber dormido, que le dobla el mérito.

      Besotes.

      Me gusta

  5. 15/01/2015 en 12:16

    Absolutamente genial, jajajajajaja, ya solo falta superarse y que tan loable héroe se atreva a ir a por churros un domingo por la mañana.

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 12:43

      Es que el churrero madruga mucho, no sé si sería ya rozar la misión suicida 😀

      Me gusta

  6. 15/01/2015 en 13:48

    Es un gran espejo en donde mirarse, pocos son los hombres que pueden llegar a la altura de Flácido…
    ¡Qué tensión en esa espera del cambio!!

    Suerte hacia el Kiosco!!
    Abrazos!

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 18:58

      Hay que decir que el hombre estuvo en operaciones especiales en la mili, ojo no vaya la gente ahora a intentar emular este tipo de gestas.

      Abrazos.

      Le gusta a 1 persona

  7. 15/01/2015 en 15:04

    falta el traje de Súper Flacido, ya esta a la venta?

    Me gusta

  8. Rosa Ave Fénix
    15/01/2015 en 15:20

    Dios!!!! pero tenemos la suerte de que en este país hayan muchos tios con pelotas como Mr. Flácido…. pero lo bueno es que TODO lo tienen flácido… jajaja… yo tenía uno….

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 18:59

      Ahí no llegó la entrevista, esas confianzas me daban ya reparo 😀

      Besotes.

      Me gusta

  9. 15/01/2015 en 19:10

    ¡Flácido for president! Por lo de baguette. Si va al kiosko que pille el Marca.

    Me gusta

    • 15/01/2015 en 19:41

      Efectivamente es hombre de prensa seria, independiente, comprometida y veraz, cómo se nota que le tienes bien situado 🙂

      Le gusta a 1 persona

  10. 15/01/2015 en 19:16

    Increíble la valentía de este héroe si señor, con un par… porque hay que tener valor, no digo mas.
    Con Helloween me alegras la tarde querido 😀 Un beso infernal!!!

    Me gusta

  11. 16/01/2015 en 18:19

    Flácido no sólo es un gran héroe es hasta buena persona por sus pensamientos y sus aptitudes heróicas……
    Un Abrazo maestro Dess… 🙂 .

    Me gusta

  12. 19/01/2015 en 19:00

    Lo que mas me ha gustado es eso de dormir como un bendito. Y como uno cuando mas duerme mas cansado esta….Al sillón a dormitar. En eso yo por lo menos me he visto reflejado. Cuidate

    Me gusta

    • 23/01/2015 en 23:13

      Es que dormir mucho cansa, parece mentira pero es así 😀

      Abrazos maestro.

      Me gusta

  13. 22/01/2015 en 06:15

    Algún día tendré la suerte de encontrarme a tan Flácido e intrépido hombre??

    Me has hecho el día, abracitos

    Me gusta

    • 23/01/2015 en 23:17

      Estos heroes anónimos son complicados de encontrar, no alardean de sus logros tan fácil, viven su don en el anonimato 🙂

      Besos reina.

      Le gusta a 1 persona

      • 23/01/2015 en 23:51

        La esperanza es lo último que muere, tal vez un primo hermano llamado Rígido o Intrépido.

        Me guardo esos besos

        Me gusta

  14. 04/02/2015 en 11:03

    Uno de esos días grises y lluviosos, ya de buena mañana, un frío que pela. Tras esperar diez minutos laaaaargos a que se iniciara mi mierda de ordenador, me he dicho a mí mismo que iba a buscar algo que me hiciera reír. No era tarea fácil, así que me he dejado caer por aquí… Y no me has defraudado. Bueno, en realidad era una apuesta segura. ¿Por qué no tendré tanta suerte cuando hago la primitiva los jueves?
    ¡Gran entrada!

    Me gusta

    • 04/02/2015 en 18:47

      Gracias melenitas, debo reconocer que a mí también me gusta 🙂

      Los guapos no deberíais ni jugar a la primitiva, bastante suerte habéis tenido en el reparto de caras, es abusar.

      Abrazos.

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: