Archivo

Posts Tagged ‘Boardwalk Empire’

“Boardwalk”, la cuarta y parece que fue ayer.

Toca cuarta temporada de “Boardwalk Empire”, la para mí grandísima serie y cuya última temporada colmó de sobra todas mis expectativas, que eran altas además, toca volver a los años 20, a la ley seca, las mafias de toda la vida, a una de esas series especiales, no aptas para todos los públicos, muy HBO, reposada, con sus momentazos claro, pero sin sacrificar el gusto de contar las cosas por aquello del ritmo y demás.

Decir que eso, veníamos de una temporada colosal, donde “Nucky” volvió a levantarse desde lo más bajo y recuperó todo su poder e influencia, ganotas pues de ver la cuarta, sabiendo como sabemos que la quinta temporada será la última, lo cuál qué quieres que te diga, daría mucha más pena si no fuera por la aparición de “True Detective”, serión impresionante de la que me ocuparé en breve.

Leer más…

Alonso se descompra los “Emmys”.

-¿Te has enterado de lo de Alonso y Euskaltel?, al final lo anunciado se quedó en agua de borrajas.

-Me la pela, a mí el ciclismo entero me la sopla, a mí de lo que me apetece hablarte es de los “Emmys” recién otorgados.

-Pues como te decía, que no se saben los motivos reales, se especula, se dice “debe ser”, “habrá sido qué” y demás, pero saberlo saberlo lo saben ellos y de momento poco han concretado.

-Mira que me jode, mucho, no porque ganara “Breaking Bad”, porque aun no he visto esta temporada final, pero que entre los seis finalistas no esté “Boardwalk Empire” clama al cielo.

Leer más…

Una entrada musical.

Pues nueva entrega de la serie dedicada a los géneros de cine, mas es esta, la que nos ocupa, especial, por ser dedicada al musical, evidentemente hacer una entrada escrita sobre el musical tiene un gran problema, que es complicado cantar escribiendo, sí, te puedo decir que ciertas frases las cantes en vez de leerlas, pero vaya, no tiene mucho aquel, ¿qué te digo?, ¿que cuando leas “a mí me van a fusilar” todos a cantar?, ¿cómo?.

Así que gracias a la inestimable ayuda de Jesús vamos a arriesgar, hoy en vez de leer escucharás, en vez de escribirte la entrada te la contaré, sí, alucinas pepinillos que se dice, vas a tener la oportunidad de oír la melodiosa voz de todo un líder de opinión, cágate lorito, poco tiempo eso sí, porque la verdad, tampoco tiene mucho misterio el género este.

Leer más…

Te eché de menos Nucky.

Pues toca televisión, de calidad, es más, es probable que actualmente sea “Boardwalk Empire” la mejor serie en emisión, veníamos además de una segunda temporada prodigiosa, que pulía los escasos defectos de la primera, a saber, una falta de acción que se antoja imprescindible en ciertas dosis para lograr enganchar al espectador, lo complicado era, precisamente, superar e incluso mantener, en esta tercera entrega, lo mostrado en la anterior, de cualquier manera se esperaba con ganas.

Obviamente hablamos de una serie HBO, y mucho además, tiene todas y cada una de las cosas que uno espera de una serie de ese canal, realismo, ambientación y vestuario perfectos, violencia y sexo sin timoratadas moralistas, personajes bien construidos y un casting que vaya, Steve Buscemi, Kelly Macdonald, Michael Shannon o Michael Kenneth Williams, cierto es que en este apartado faltan personajes, cosas de un final de temporada anterior sorprendente de veras.

Terence Winter y su equipo a pesar de estas ausencias no metió mucho relevo, al menos en papeles importantes, la única novedad reseñable sería la de Bobby Cannavale, que vaya, tampoco es que sea de esos nombres con excesivo tirón, empero, qué personaje se monta el cabrón, perfecta réplica al prota, es de esos gangsters que se te queda grabado a fuego.

Leer más…

Spain is diferente.

Globos de oro, o “aldabas de oro” como me gusta a mí llamarlos, unos de tantos premios que se dan al cine y a la tele, ninguno son palabra divina, pero todos sirven para observar tendencias, voy a hablarte hoy de tele, pero no de series, bueno sí, de series, pero de ninguna en concreto. Voy a hablar de canales generalistas y canales de cable, pago y demás, de las diferencias entre ambas, de cómo un tipo de series ha ido desplazando al modelo tradicional y de cómo en España tenemos gustos más bien diferentes.

¿A qué me refiero con “canales generalistas”?, pues a los de toda la vida en los Estados Juntitos, ABC, NBC, FOX, CBS y demás, los canales de series tipo “House”, “CSI”, “Vigilados” y demás, a ver, hay de todo en la viña del señor, pero normalmente hablamos de series con un esquema de capítulos autoconclusivos, en un episodio se nos presenta una o dos situaciones y en el mismo se resuelven, hablamos de series “blancas”, donde el sexo y la violencia son aptas para todos los públicos, más el sexo, la violencia ya sabemos que como es menos perjudicial da igual que se muestre más explícitamente. Son series con castings, mayormente, repletos de gente guapa, donde los personajes son aun más listos y espabilados que guapos, donde toda minoría además suele estar representada, si no hay un afroamericano (un negro de los de toda la vida), hay un hispano, o una oriental, todo funciona bien y el malo acaba pagando, porque evitan grises, o blanco o negro, o buenos o malos, se pasa de refilón por toda la presunta mierda del sistema, corrupciones, tráfico de intereses y demás, suelen ser series que buscan el entretenimiento sin más, para mí responsables de que durante años la tele fuera considerada “la hermana cutre del cine”.

Leer más…

Os presento a mi amante.

HBO, logo Tú te preguntarás, ¿por qué veo tantas series?, bien, durante un tiempo mi trabajo me obligaba a viajar, ciudades diversas, pero yo como suelen decir los futbolistas, de esas ciudades sólo veía los hoteles, tú te volverás a preguntar, ¿por qué atlética y varonil persona?, pues a eso no te voy a responder, debería para ello dar datos de mi trabajo que no estoy por la labor, nunca se sabe quién te lee y desde luego no quiero ir al paro, la cosa es que mi sentido de la profesionalidad me impedía salir a la calle, entonces, tenemos noches de hotel, algunas compartidas (sin sexo lamentablemente), otras solitarias, otras en las que desearía estar solo por quien tenía al lado, en la tele nada más que mierda, el cine siempre es una opción, de hecho es a lo que me daba, portátil y peli antes de dormir, hasta que un día alguien me dijo, “¿por qué no te ves una serie?, te enganchas y tienes garantizadas unas horas de cierta diversión”, ahí nació mi pasión por esas pequeñas joyas televisivas, un mero pasatiempo hasta que me topé con mi amante, quien más me ha hecho gozar de la noche, te he hablado de ella bastantes veces, la muy puta se llama HBO.

No te voy a hablar de los orígenes del canal, de su historia, para qué, os voy a hablar de sus polvazos, polvazos que en la mayoría de los casos me han dejado satisfecho, variados, intensos, algún gatillazo tuvimos, cierto, nadie es perfecto, pero por lo general siempre han sido de recordar, y como quisiera que tú también goces pues nada, te contaré esos polvos, porque además, para qué andarnos con rodeos, no soy celoso, te puedes tirar a la HBO las veces que quieras, sin problema. Dices tú de orden, qué se yo, podría hacerlo por orden alfabético, sí, podría hacerlo por lo que más me ha gustado, pero sería complicado, al final decidí preguntar a mi hermoso par de testículos cómo lo harían ellos, y lo que han decidido mis pelotas es esto:

“The Wire”: Te he hablado mucho de ella, es complicado que te encuentres con alguien que la haya visto y no te diga que es la mejor serie que ha visto en su vida, compleja, un desnudo integral de la sociedad actual, serie de ficción que te crees más que viendo cualquier documental, completa, distinta, maravillosa, una joya cuyos seguidores adoran y que sin embargo ha permanecido oculta para el gran público, en cualquier otro canal se hubiera cancelado, fue un fracaso de audiencias, pero HBO la mantuvo, la mantuvo además sin presionar a los creadores para cambiar nada, gracias a esa paciencia tenemos la que sí, sin duda alguna es la mejor serie de televisión de la historia, sin más, no hay discusión, perfecta.

“OZ”: Tú te dirás qué hago viendo yo cuentos infantiles, no, nada de eso, es más, “OZ” puede que sea la menos indicada de todas para un niño, rodada prácticamente en interiores, en una cárcel, es la serie que más me impresionó, por lo arriesgada, un drama carcelario crudo y duro, con escenas que te impresionan, no es, ciertamente, la más realista visión de una prisión, pero sí la más explícita, pobres actores, muchos de ellos los hemos vuelto a ver, esta serie fue la pionera, la primera que rodó HBO, ya ahí dejó a las claras su intención de pasarse por el forro de los cojones el puritanismo, si echamos desnudo al preso dentro del agujero se ve al preso desnudo, si se viola se viola, si se mata se mata, moralidad cero, la que cada uno tenga.

“Los Soprano”: Quizá la que menos presentación necesite, un homenaje al cine gangsteril, a “El Padrino”, a “Goodfellas”, es la de más éxito del canal hasta la llegada de los Stark, sigue la senda de sinceridad de todas las anteriores, el gusto por rodar escenas como se deben rodar, poco de decir de ella, que es todo un mito televisivo, repleta de grandes momentos, repleta de grises, muy de personajes, los llegas a adorar, aunque la mayoría sean unos hijosdeputa, da igual, geniales.

“Roma”: Viajar al mundo antiguo, si encima la época, la antigua Roma, te apasiona, pues miel sobre hojuelas, pero es que “Roma” tiene calidad, mucha, claro ejemplo de cómo se puede ser fiel a una época, a unos hechos, a unos personajes y a una ciudad cambiando mucho de lo que pasó, es, como todas, dura, la visión más realista de la grandeza y miseria de una época, pero además entretenida, impecable en todos los aspectos, disfrutable de todas todas, como suele pasar, está tan bien hecha que no pudo seguir adelante, requería de demasiado presupuesto, aun así, dos temporadas imprescindibles.

“Deadwood”: Un viaje al lejano oeste, a la frontera, estás viéndola, pasa al galope un caballo por la calle y te tapas la cara, no sea que te salpique de mierda, quizá la mejor ambientada de todas (y esto es decir mucho), quizás la menos densa, la que explota el lado más de comedia, sin serlo, quizá la que tenga el personaje que más se te queda grabado a fuego, Al Swearengen, otra de las canceladas, por los mismos motivos que prácticamente todas, serie cara, demasiado cara, pero es que la calidad tiene su precio, desde luego es algo que debería ver todo amante del género, con escenas donde te ríes, donde te emocionas y donde llegas a mirar hacia otro lado, por la crudeza extrema y la escasa moralidad.

“Boardwalk Empire”: Años 20, ley seca, mafia, si te hablo de ambientación me repetiría como el ajo, es algo que ya debemos dar por supuesto en toda serie del canal, he de decir que su primera temporada me dejó más bien frío, veía reflejadas en la serie todas las señas de identidad de HBO, pero faltaba algo, faltaba el segundo acto, el que te deja con la sensación de haber vivido una grandísima historia, es quizá la mejor escrita de todas, realmente adictiva, sorprendente, nada de lo que pasa pasa como tú esperabas, esta es de las que están en curso, por lo que es previsible que a pesar de su precio se mantenga, ojala, porque lleva camino de convertirse en una serie mítica.

“Juego de Tronos”: La que más me sorprendió, uno no es mucho de historias de esas tipo medieval, con sus dragones y tal, pero viendo el sello había que verla, acojonante, acojonantes sus diálogos, impagables, acojonantes sus personajes, perfectos, acojonantes los actores, la perfección hecha televisión, es más, ha roto todos los récords de venta en DVD de HBO, por algo será, claro ejemplo de cómo hacer creíble una historia tan fantasiosa, quizá la novela perfecta para el canal, por su falta de moral, siempre es complicado llevar libros a la pantalla, pero esta es la prueba de que cuando hay gente capaz se puede hacer más que dignamente, como la anterior esta es de las que aun está en emisión, esperemos que por muchos años.

“Hermanos de Sangre”: La serie bélica por excelencia, una sola temporada, rodada magistralmente, siguiendo todos los pasos necesarios para que te creas parte de la compañía “Easy”, puro espectáculo, se nota la mano de Spielberg en ello, rodada con menos medios que la fallida “The Pacific”, pero en ningún caso notas nada cutre, tiene tiempos para todo, evidentemente los combates, pero también el amor (creo que pocas veces veremos metida una historia de amor de manera tan perfecta en medio de una batalla), el drama más duro de los campos de concentración, compañerismo, le falta algo de realismo, cierto es, pero con todo lo que te digo, se antoja complicado que una serie del género supere a esta algún día.

“Carnivále”: La más extraña, con diferencia, el bien y el mal, repleta de momentos escalofriantes, de situaciones que no te explicas, lenta, extremadamente lenta en ocasiones, embrujadora, se te mete dentro, te gana sin reservas, además está muy bien cerrada la trama, a pesar de ser una de las canceladas antes de tiempo, por los mismos motivos de siempre, el alto presupuesto, no es esta la serie que recomendaría a cualquiera, eso por supuesto, es más, es de las series que ni recomendaría, creo que está hecha para quien se tope con ella como quien se topa con un carromato abandonado por un circo ambulante, hay que estar destinado a verla.

“A 2 Metros Bajo Tierra”: Si “The Wire” cambió mi forma de ver el mundo podríamos decir que “Six Feet Under” cambió la manera de verme a mí mismo, nunca antes una serie de televisión me había hecho plantearme mi propia vida, la serie más cabrona de todas, con diferencia, la que más te hace pensar, la que más habla de la propia vida, a pesar de tener a sus personajes rodeados permanentemente de la muerte, nunca antes habías vivido en una funeraria, tras ver la serie puedes decirte que ahora sí, ¿drama?, ¿comedia?, no sé, ¿realismo?, tampoco lo sé, una ve leí que ver esto es como leer un libro, quizá sea la más literaria de todas, la más filosófica, la más engañosa sin duda, parece que no te ofrece nada, que es un pasar de escenas con algún que otro diálogo brillante, pero lo dicho, tiene un peligro dentro, algo que hoy en día no se lleva en absoluto, te hace pensar.

Quedarían otras, pero tampoco es cuestión de cansarte, posdata entonces, Harmony, suecos, metal cristiano, con sus toques progresivos, de los que de entender la letra posiblemente no escucharía, de su último álbum este “Inner peace”, en el que tienen como colaboración a Daniel Heiman, toda una gran voz.

“Boardwalk Empire”, 2º acto.

Pues tras ver alguna que otra serie que dejaba bastante que desear tenia uno ganas de ver algo con verdaderas ganas, eso tiene su sonido propio, la cortinilla gris, la cortinilla que da paso a toda serie de la HBO, tocaba ahora la segunda temporada de “Boardwalk Empire”, la serie de Terence Winter, tocaba de nuevo volver a la ley seca, a la época gloriosa del hampa y sus gangsters, a los felices 20. Decir antes de nada que por supuesto, no acaba aquí la historia, habrá tercera temporada, Dios gracias.

Boardwalk Empire, temporada dos Sí, desde luego disfrutas viéndola, desde el primer capítulo, dirigido de forma magistral por Tim Van Patten, (este vuelve a dirigir unos cuántos capítulos, los más importantes) lleno de escenas rodadas con estilo, con garra, con clase, creándote ya desde un principio la sensación de que la burbuja está cerca de estallar, una de las pocas pegas que tenía esta serie en su primer acto era la falta de ritmo, la poca o nula acción que se antoja necesaria para mantener el interés, desde luego eso a mi juicio se ha corregido, además, está repleta de pequeños detalles, alguno que te arranca una sonrisa, como cuando Nucky Thompson llega a casa y se encuentra a su amante y compañera discutiendo con el hijo de ella, una profesora de esas monjas de toda la vida le había sacudido al chaval, “le decía yo a mi padre que me había pegado una monja y él me volvía a dar una azotaina”, como veis muchas de las cosas que solemos decir exageradamente hoy en día para mostrar a los peques lo fácil que es su vida y lo puta que era la nuestra no es que la hayamos inventado nosotros precisamente.

Pero sin duda el principal punto fuerte de la serie está en la ambientación, impecable, hasta el mínimo detalle, te mete directamente en la época, eso y el mostrarnos una serie de personajes perfectamente trabajados, personajes mucho más definidos que en la primera temporada, donde la figura del protagonista fagocitaba al resto, ahora sí, ahora se les va dando la merecida importancia, como además el casting es un acierto tras otro pues por ese sentido no harás más que disfrutar. Más, sigue manteniendo su identidad, la marca de la casa, no escatima crudeza, la época era violenta, la serie, evidentemente, traslada violencia, si la sociedad era corrupta traslada corrupción, si era viciosa, traslada vicio, sin tapujos, sin putas tapándose las tetas después de echar un polvo.

¿Quienes son?, pues los de la primera temporada, encabezados por Steve Buscemi, Michael Pitt, Kelly Macdonald (a la que quizá recuerdes de “No es País para Viejos”), el increíble nuevamente Michael Shannon (cómo llena la pantalla el muy cabrón), la preciosa Aleksa Palladino y Michael K. Williams, hay muchos más claro, pero tampoco es plan, por cierto, que el Williams este corre un gran peligro de estancamiento, te llenó tanto su personaje en “The Wire” que no consigues verlo más que en ese rol, no sé, me parece que va a acabar siendo esclavo de su propio éxito. De los nuevos actores, pues destacar la presencia de Charlie Cox, el nuevo chico para todo del prota, este es el que hizo de Escribá en “Encontrarás Dragones”, peli que no he visto, y también salía en “Downton Abbey”, serie que sí que he visto y de la que te daré cuenta en unas semanas. En un papelito, y como curiosidad, encontramos a Dominic Chianese, el tío Junior de “Los
Soprano”

Esos son, como digo, los principales actores, pero a pesar de que el peso en la historia de Buscemi y su personaje, como los títulos de crédito bien te dejan claro, es enorme, hay en la serie una serie de secundarios imprescindibles, muchos personajes o bien históricos de la mafia de los años 20, Capone, Luciano etc o bien basados en ellos, cambiándoles el nombre, personajes cuyo peso parece menor, pero que a la postre resultan vitales, otros como la madre del hijo pródigo, imprescindible para lograr comprender cómo piensa y por qué ha actuado y actúa cada uno, unos efímeros, otros recurrentes, pero todos parte de la historia, necesarios.

Tú te preguntarás, ¿te ha gustado?, ¿qué te ha parecido?, un puto regalo para la vista, qué historia más bien contada, qué dura, qué soprendente, emocionante, llena de pequeños matices, una madeja, un puzzle cuyas piezas encajan a la perfección, una auténtica maravilla de serie, impactante como pocas, con escenas que te revuelven las tripas, que te ponen el corazón en un puño, sí, definitivamente es bastante superior a la primera temporada, algo que suele ser habitual en las series de la HBO, que primero te presentan, sin prisas, y luego ya te enganchan, prácticamente supera todas las reservas que tenía sobre la serie, porque pasan, ahora sí, muchas cosas, cosas que no te las esperas, escenas resueltas a la perfección, sin lugar al tópico, ¿recomendable?, sin duda alguna además.

Eso sí, me queda la sensación de que es complicado disfrutar de “Boardwalk Empire” de esta manera, esperando un año para ver más episodios, porque lo pasado vuelve, y casi ni te acordabas, de hecho acaba esta segunda temporada y estás deseando ver la tercera, es una tortura casi, ves personajes aun sin desarrollar en su totalidad, personajes que desde luego están ahí por algo, porque nada pasa por que sí, acabas enganchado al tráfico de alcohol, a las traiciones, a las venganzas, al juego de poderes, a la corrupción, al gusto por rodar cada escena como Dios manda, al gusto por la fotografía impecable, a la iluminación impecable, a la imaginación, desde luego no está al alcance de todos los públicos, no es una serie para ver en familia, ni “para pasar el rato”, pero como suelo decir siempre, para eso hay muchas, para disfrutar pocas, esta sí, esta la disfrutas.

Godsmack para la posdata, la banda de Sully Erna, geniales los estadounidenses, adictiva de narices esta “Voodoo Too”

El Gran Tim.

Tú vas viendo series y más series, unas te gustan más que otras, resulta que en esas que te gustan vas viendo los títulos de crédito y al final te das cuenta que muchos nombres se repiten, y te das cuenta que unos se repiten más que otros, y coño, al final resulta que muchos de los capítulos que más te gustan tienen un tío detrás de las cámaras en común, un tío como Tim Van Patten, un gran infravalorado, así que al menos yo pienso hacer un poco de justicia a su persona.

Tim Van Patten

Nuestro protagonista es neoyorkino, de Brooklin, nacido un 10 de junio de 1959, casado y padre de dos hijos, compañero de colegio mayor de Jerry Seinfeld y miembro de una familia dedicada a la pantalla, hermanastro de Dick Van Patten (“Con Ocho Basta”) y Joyce Van Patten (veterana del cine y participante de esa mítica “Infelices para Siempre”) y tío de Vincent Van Patten, ex-tenista, actor y director que ahora mismo presenta el “World Poker Tour”, también es sobrina suya Talia Balsam, actriz que sale por ejemplo en “Mad Men”.

Hablamos de un tipo que ha hecho de casi todo, actor en sus comienzos, guionista, director y productor, estando sus mayores logros unidos a la HBO, para ellos ha hecho de director en series como “Los Soprano”, serie por la que fue galardonado, “The Wire”, “Deadwood”, “Boardwalk Empire”, “Roma”, “The Pacific”, “Juego de Tronos” o “Sexo en Nueva York”, desde 2005 ha trabajado exclusivamente con ellos, antes lo hizo para gente como Spielberg en “Into the West”, para la FOX (“Keen Eddie”, “Pasadena”, “New York Undercover “), NBC (“Ed”, “Homicide: Life on the Street “) o CBS (“Touched by an Angel”, “Promised Land”, “Now and Again”), todo un curriculum en condiciones, a esto hay que añadir que hizo sus pinitos como compositor, aunque esto data de sus primeros años y no debió de quedar muy contento del resultado puesto que no ha vuelto a repetir.

En los últimos años se ha metido también en el oficio de producir series, siendo “Boardwalk Empire” y “The Pacific” sus dos primeras apuestas, también en esto va de la mano de HBO, con la que vive en permanente idilio, no es de extrañar, ya que la productora americana ha encontrado en él a su más rentable trabajador, mas él también ha mostrado respeto y admiración por varios de sus compañeros de viaje en HBO, como David Chase, David Simon o Terence Winter, se puede hablar pues de un idilio completo.

Su principal seña de identidad es elegir con gusto la puesta en escena, mostrándonos los hechos sobre todo a través de los personajes, sobre los que presta especial atención, si hay un asesinato nos lo muestra desde la óptica de alguien relacionado estrechamente con el acto, lo cual nos hace llegar sensaciones, sutiles en ocasiones, que nos hace percibir las emociones del personaje llevándonos un paso más allá de la simple acción, es de los directores que más jugo sacan de los personajes que le marca el guión, de los que te hace meterte en su piel, es sin duda un director de personajes, de actores, en una entrevista dijo: “Creo que sé cómo poner un actor a gusto, no sé el idioma, si hay un lenguaje, pero creo que cada actor viene al rodaje con sus propias necesidades y luego tienes que manejar en consecuencia”.

Aunque evidentemente no es sólo eso, ejemplo claro uno de los episodios que rodó para “The Pacific”, quizá el mejor, “Okinawa”, mostrando toda la crudeza de la guerra, de forma espectacular y a la vez íntima, pero incluso este capítulo es una prueba más de la importancia que para él tiene la perspectiva, las miradas, no le hacen falta diálogos para mostrarnos el horror, la angustia que sienten esos soldados que están viviendo algo realmente impactante ante ellos.

A partir de ahora, si no has reparado antes, que sería extraño, cada vez que empieces a ver un episodio de la serie que sea (este no trabaja en malas) y veas su nombre durante el intro presta atención, serás testigo de un cineasta (sí, cineasta, porque ahora mismo él hace más cine en la tele que la mayoría en la gran pantalla) fuera de lo común, alguien con verdadera clase, con gusto y con criterio, y que sea por muchos años.

Allen y Lande para la posdata, Magnus Karlsson (Primal Fear) es el responsable de este proyecto (y autor de todas las canciones) que no es otra cosa que un duelo vocal en tres entregas entre dos de las grandes voces del metal, Jorn Lande y Rusell Allen, el resultado es una música en la que la melodía y las voces son las grandes protagonistas, del LP “The Revenge” este tema, quizá el mejor, “The revenge” (premio, se llama igual que el disco, sí).

“Boardwalk Empire”, pura HBO

“Boardwalk Empire” es una de las últimas creaciones del canal HBO, último reducto para la calidad y la clase en la televisión, aunque sinceramente creo que hay más calidad y clase en casi cualquier serie de “HBO” que en la inmensa mayoría de producciones cinematográficas, esta serie viene de la mano de Terence Winter, quien ya estuvo detrás de “Los Soprano”, uno de los grandes éxitos del canal, estando amparada por gente como Scorsese, director del piloto, Mark Whalberg o Tim Van Patten, otro de los directores habituales de “HBO”.

Boardwalk Empire

“Boardwalk Empire” está ambientada en los años 20 estadounidenses, tiempos de la ley seca, el protagonista absoluto de la historia es Nucky Thompson, interpretado por otro ex-soprano (delante y detrás de las cámaras), el afamado Steve Buscemi, Thompson es en principio el tesorero de la ciudad de Atlantic City, aunque en la práctica es el amo y señor de todo lo que allí se cuece, política, contrabando e ilegalidades varias, junto a él una serie de personajes, algunos reales y algunos sacados de la imaginación de los guionistas, de entre los reales destacar a Al Capone, (Stephen Graham) aunque sea en sus comienzos en el “negocio”, Arnold Rothstein (Michael Stuhlbarg) o Lucky Luciano (Vincent Piazza).

También aparecen con cierto peso en la trama actores y actrices como Michael Pitt, Kelly Macdonald, Aleksa Palladino y Michael Shannon (oscarizado por “Revolutionary Road”), este interpreta a un agente del Departamento del Tesoro, Nelson Van Alden, en un papel de esos en los que se come tanto la pantalla de lo bien que lo hace que o tienen cuidado los creadores de la serie y sus guionistas o acabará comiéndose al resto del reparto y su personaje irá acaparando escenas.

Cabe destacar que se hace inevitable acordarte de “Los Soprano”, por la temática sobre todo, pero obviamente por coincidir tanta gente tras las cámaras y alguno delante de ella, como el mismo Buscemi o Greg Antonacci, que como en la serie de Tony interpreta a un capo mafioso, como en toda serie “HBO” tiene un buen puñado de personajes y tramas, con sus subtramas, pero quizá la gran pega de este producto sea que se centra tanto en el personaje protagonista que el resto se diluyen, el metraje es el que es y si lo utilizas para una cosa lo reduces del resto, son matemáticas.

Es quizá su única pega, porque en lo demás roza la perfección, desde la ambientación, cosa que no es nueva, ya la bordaban en series como “Carnivále” o “Deadwood” , como en los guiones, las interpretaciones, técnicamente es una maravilla.

Personalmente lo que más eché en falta es que le dieran mayor peso al personaje interpretado por Michael Kenneth Williams, el Omar Little de “The Wire”, muy desaprovechado para mi gusto, pero de momento sólo he visto una temporada, con lo que tiempo al tiempo, espero que las audiencias respeten, porque me da que es un producto de los caros y a nada que esta deje de responder corremos el riesgo de que se cancele, de cualquier manera la segunda temporada está emitiéndose y ya hay una tercera confirmada, de momento tenemos gangsters para rato.

Ni qué decir tiene que es una serie galardonada, aclamada por la crítica y de momento con buenas audiencias, cabe pensar que de seguir a este ritmo y con el paso de las temporadas acabemos por tener entre manos a una de esas series que marcan época.

Tiene el sello personal de la casa, los personajes se comportan tal y como se comportarían en la vida real, hablan como se supone que se hablaba en esa época, follan, mean, cagan, es violenta claro, en definitiva, no es algo que se vaya a calificar “para todos los públicos”, pero de esas tenemos un montón, osea que se agradece que HBO siga con el sello de la sinceridad a la hora de contar historias.

Antes dije que la única pega es la falta de aprovechamiento de los secundarios, bien, para acabar y dejando claro que estamos ante una más que digna serie (acercándose más a “gran serie” que a otra cosa) hay un detalle que tampoco me gustó, la manera de grabar algunos “exteriores”, lo pongo entre comillas porque realmente tras ver algunas escenas, sobre todo las del paseo marítimo, da bastante el cante de que en realidad se trata de decorados, con tanta pasta invertida quizá es un punto a mejorar, porque el resto de la ambientación, como dije antes, está hecha al detalle, hasta los platos en los que comen y los cubiertos que utilizan para ello.

Para la postdata ELA, acompañada de J.R.Blackmore, pegadizo tema este “Out of Time”

A %d blogueros les gusta esto: