Archivo

Posts Tagged ‘FOX’

Spain is diferente.

Globos de oro, o “aldabas de oro” como me gusta a mí llamarlos, unos de tantos premios que se dan al cine y a la tele, ninguno son palabra divina, pero todos sirven para observar tendencias, voy a hablarte hoy de tele, pero no de series, bueno sí, de series, pero de ninguna en concreto. Voy a hablar de canales generalistas y canales de cable, pago y demás, de las diferencias entre ambas, de cómo un tipo de series ha ido desplazando al modelo tradicional y de cómo en España tenemos gustos más bien diferentes.

¿A qué me refiero con “canales generalistas”?, pues a los de toda la vida en los Estados Juntitos, ABC, NBC, FOX, CBS y demás, los canales de series tipo “House”, “CSI”, “Vigilados” y demás, a ver, hay de todo en la viña del señor, pero normalmente hablamos de series con un esquema de capítulos autoconclusivos, en un episodio se nos presenta una o dos situaciones y en el mismo se resuelven, hablamos de series “blancas”, donde el sexo y la violencia son aptas para todos los públicos, más el sexo, la violencia ya sabemos que como es menos perjudicial da igual que se muestre más explícitamente. Son series con castings, mayormente, repletos de gente guapa, donde los personajes son aun más listos y espabilados que guapos, donde toda minoría además suele estar representada, si no hay un afroamericano (un negro de los de toda la vida), hay un hispano, o una oriental, todo funciona bien y el malo acaba pagando, porque evitan grises, o blanco o negro, o buenos o malos, se pasa de refilón por toda la presunta mierda del sistema, corrupciones, tráfico de intereses y demás, suelen ser series que buscan el entretenimiento sin más, para mí responsables de que durante años la tele fuera considerada “la hermana cutre del cine”.

Leer más…

Anuncios

“Touch”, los invisibles lazos del destino.

Pues me estoy viendo “Touch”, una de las últimas apuestas de la Fox, que pica y pica sin que acabe de encontrar esa gran serie bandera que vaya tomando el relevo a los “House” o “Fringe” . Viene de la pluma de Tim Kring (“Héroes”) y cuenta con el gran reclamo en el reparto de Kiefer Sutherland, junto a este aparecen la guapita de turno, Gugu Mbatha-Raw, el chavalín David Mazouz y otro peso pesado del cine yanki, Danny Glover.

La verdad es que uno tras ver el piloto no albergaba muchas esperanzas, una historia de esas que te parece haber visto ya antes, números encriptados, un niño “raro” que hace cosas raras, el destino de las personas, que se cruza y se vuelve a cruzar, todo previsto por ese chaval que es todo un genio, todo además con un ambiente sensiblero, por no decir moñas de cojones, eso sí, hay que reconocer que entretener pues sí, entretiene, sobre todo si te gustan las historias raras, crees en el destino y los finales felices, las buenas personas de corazón y todo eso.
Leer más…

“Alcatraz”, intento fallido.

Hay que ver, pocas prisiones se han hecho tan famosas gracias al cine como la de Alcatraz, una cárcel que ojo, tiene su historia, bastante interesante, sin la fama que le ha dado las cámaras posiblemente también sería digna de fama, pero sin duda pelis como la reciente “La Roca” o las más clásicas “El hombre de Alcatraz” o “La fuga de Alcatraz” la han elevado a la categoría de mito.

AlcatrazBien, pues nueva muesca a añadir, esta vez una serie, “Alcatraz”, sin más, de la FOX, Elizabeth Sarnoff, Steven Lilien y Bryan Wynbrandt los creadores, aunque el reclamo sin duda sea J. J. Abrams, el productor, creador entre otras de “Fringe” o “Perdidos”, el reparto: Sarah Jones (“Big Love” o “Sons of Anarchy”), Sam Neill, quien no necesita presentación, pero por aquello de poner un enlace interno diré que hizo el gran papel de su vida en “The Tudors”, Jorge García (el de la constitución ancha de “Lost”), Parminder Nagra (“Urgencias”), Jason Butler Harner, actor muy conocido en casa de su madre a la hora de comer y Robert Forster, que salía en “Héroes”. Leer más…

“Fringe”, explicando lo inexplicable.

Fringe Me he visto “Fringe”, y de ella te voy a contar durante un ratín. “Fringe”, o “Al Límite” en cristianés, es una de las series que aún están en emisión, va por su cuarta temporada, temporadas larguitas, de veintipocos capítulos cada una, es una de las series estrellas de la FOX, viene además de la mano de J. J. Abrams, creador de series tan famosas como “Lost”, “Alias” o la reciente “Alcatraz”, junto a él ejercieron de padres Alex Kurtzman y el mejicano Roberto Orci.

Un reparto potente, sin duda, Anna Torv (“The Pacific”), Joshua Jackson (“Dawson’s Creek”), John Noble (Salió por ejemplo en la saga de “ESDLA”), Lance Reddick (“The Wire”), Kirk Acevedo (“OZ” o “Band of Brothers”) o Jasika Nicole.

¿De qué va?, ciencia ficción, más que ciencia ficción debería decir pseudociencia, el propio nombre de la serie nos da pistas, ciencia Fringe, ¿en qué consiste?, pues nada, lo mejor sería que vieras la serie, si la has visto ya lo sabes, si no ejemplo al canto, tú imagínate que llegas a casa, vas al dormitorio, te encuentras a la parienta con un maromo entre las piernas, ¿cuernos?, “cariño, esto tiene una explicación”, te diría la moza, “hace años una poderosa empresa científica nos cogió para un experimento, nos colocó sendos imanes especiales en nuestras partes íntimas y cada vez que nos vemos es inevitable que me la meta hasta los huevos”, claro, así es otra cosa, así les miras y sólo te queda preguntar, “¿os voy poniendo café?, por cierto en las tetas también debieron de ponerte algo, porque no quita la mano ni pa Dios”.

Esquema de episodio autoconclusivo, también es cierto que hay por ahí una trama en conjunto, con una malvada empresa científica que suele estar involucrada en todos los casos, serie bastante blanquita en lo que hace referencia a los personajes, no arriesgan lo más mínimo en pos de llegar al horario más comercial, todos sabemos que en esos horarios se puede mostrar de todo, sangre, vísceras, destripamientos, de todo menos un pezón, evidentemente tiene todos los alicientes para el triunfo, nos plantea un mundo lleno de sucesos inexplicables que además parecen ser causados por una todopoderosa empresa, es decir, qué más queremos todos que conspiraciones, sucesos sin explicar y echarle la culpa de todo a “los de arriba”, es la serie de cabecera de los seguidores de Friker Jiménez y demás.

Aparte de eso, como serie, ¿está bien?, pues a mí me ha gustado, bastante, tiene bastante ritmo, las historias son lo bastante entretenidas e interesantes, a la par que variadas, partiendo de la base que tienes que mirarla con el espíritu de un crío, sin plantearte si tiene pies y cabeza, además encaja bien las historias digamos que aparecen en cada capítulo con la trama central, que gana peso poco a poco, ahora bien, abusa de los tópicos, cuando tratas temas que ya cuesta mucho creerte usar ciertas cosas no hace sino empeorar las cosas, la sobrinita de la prota está a punto de ver algo en el ordenador que le va a licuar el cerebro, la prota lo sabe y llama a casa, pero casualidad la madre de la cría está usando la batidora y no lo escucha, manda cojones, pero tranquilos, porque la prota llega para salvarla, ¿cuándo?, pues justo justo en el último momento.

Cierto es que llega un momento que te saturas de tantas cosas raras, todas perfectamente explicables por esta “ciencia límite” por supuesto, abusan tanto de mutantes, cuerpos que explotan, realidades paralelas, tanta explicación absurda y sobre todo, tanta eficacia en resolver los casos que te dan ganas de mandar “Fringe” a la papelera de reciclaje. Porque además es bastante previsible, la ves y te dices, “a este lo matan”, “este es malo”, “parece que está muerto pero no, qué va”, coño, siempre aciertas, luego ya en plan anécdota, uno de los personajes muere al comienzo de la segunda temporada, pues nada, capítulos después vuelve a aparecer como si nada, a ver, es evidente que es fallo a la hora de emitir los capítulos, pero supongo que habrá gente en la cadena que se debería de dar cuenta de estas cosas.

La cosa sí, ya encontré las palabras para definirla, hay dos “Fringes”, una, la de capítulos autoconclusivos, bastante normalita, y que da pie a errores de bulto como el del personaje resucitado, y dos, la que nos muestra la historia digamos “gorda”, que sí, engancha, está bastante bien, pero claro, habría que desprenderse de los primeros, porque estás tú ahí a ver qué pasa y te meten dos o tres capítulos en los que nada cuenta de estas cosas, claro, de ser esta una serie emitida por cable hubieran sido muchos menos los episodios emitidos, hubiéranse cortado todos esos “prescindibles” quedándose con 13 o 14 por temporada que son los que realmente nos cuentan la historia, lo cual hace ser optimista, ya que FOX confirmó casi justo al acabar de emitir la cuarta temporada que habrá una quinta, la que concluya el tema, y sí, esta vez con tan solo 13 capítulos.

Bonito tema para la posdata, HB, “Ilo Herrassa”

“Firefly”, la serie de culto.

Voy a hablarte de una serie especial, especial y espacial, porque es de ciencia ficción, de esas de naves espaciales y tal, especial porque fue cancelada, sí, ya sé que eso es algo normal, en este mismo foro hemos dado fe, “Rome”, “V” (2009), “Kings”, “Carnivále”, “Survivors”, “Deadwood”… pero en este caso la tenacidad de los fans logró su objetivo, a pesar de que sólo se había emitido una temporada, ejercieron tal presión que la productora, FOX, cedió los derechos a la Universal para que esta rodara “Serenity”, una película que diera continuidad a la serie, esto es algo muy muy difícil de conseguir, lo cual da muestra del nivel de apego que los seguidores de “Firefly” hicieron gala, lo dicho, serie de culto en toda regla.

Firefly, serie

Joss Whedon es el creador del invento, el reparto pues la tripulación de la nave, Nathan Fillion (“Castle”), Gina Torres (“Crónicas vampíricas”), Alan Tudyk y Morena Baccarin (“V”), Adam Baldwin (“Expediente X”), Jewel Staite (“Stargate Atlantis”), Sean Maher (“Playboy Club”), Summer Glau (“The Sarah Connor Chronicles”) y Ron Glass (“Shark”), reparto apañadito, con mucho chico y chica apañadito y alguna a la que harías un apaño.

¿De qué va?, pues eso, ciencia ficción, un montón de planetas, lunas y demás bajo el mando de “La Alianza”, unos mundos más civilizados y otros, la mayoría, que recuerdan más al farwest que a otra cosa, es más, hasta la música de los créditos nos hace meternos más en ese ambiente que en el del espacio, y ahí tenemos a los habitantes de “Serenity” la nave tipo Firefly (los más observadores a estas alturas ya podrán adivinar el por qué de los títulos de serie y peli), unos ladrones y buscavidas con un peculiar código ético y bastante encanto gamberro y socarrón, básicamente se trata de eso, de las aventuras de este grupo, sus “trabajos” y sus huidas de las naves del gobierno, vale, el punto de partida no es muy original lo sé, tiene a su favor esta serie el ritmo, es muy entretenida, mucha acción y el aire canalla que se le da a los protas la hace también divertida.

Los efectos especiales (vitales si hablamos de una serie ambientada en el espacio), son cumplidores, sin más, dan el pego si no eres muy exigente, por contra los diálogos son muy buenos, rallando la brillantez, los personajes secundarios, que van apareciendo a lo largo de los capítulos, también suelen resultar interesantes y se nota que hay mucho trabajo y mucho talento en el equipo de guionistas, también se agradece un detalle, cuando están en el espacio y se ruedan escenas que en teoría suceden fuera de las naves no se oye nada, al principio choca incluso, pero es que en realidad en el espacio, al menos eso se dice por parte de los que entienden, el sonido es imposible.

La verdad es que la serie esta te engancha enseguida, tiene momentos para todo, para la emoción, para la acción, para la comedia, para el suspense, para la intriga, secretos inconfesables, ciertamente es adictiva de narices, por no decir de cojones, se te pasan los capítulos volando (cosa muy apropiada porque no dejas de estar metido en una nave espacial), nada de lo que te cuentan es demasiado original, pero te da la sensación de estar viendo algo muy fresco y “distinto”, no es lo que cuentan, sino el cómo, y la clave sin duda está en lo que dije antes, los diálogos, esto es para mí lo que hace de “Firefly” una serie especial, además de espacial claro.

Quizá la clave para que la serie te enganche tanto, aparte del ritmo y los diálogos, sea que cada capítulo te resulta distinto al anterior, al ir de planeta en planeta y de luna a luna cambia el escenario, cambia la ambientación y hasta parece que viajas en el tiempo, pasas de un mundo supercivilizado a uno donde todavía existen los duelos a espadas, aunque como dije antes lo que prima es el ambiente western, entre todos los personajes secundarios destacar el que interpreta Christina Hendricks “Mad Men”), la chica esta aparece tan sólo en un par de episodios, pero quizá es de los que más se te quedan en la retina, por su belleza y por su papel, muy divertido, además hay que decir algo, yo a esta chica la tenía como una no demasiado buena actriz y aquí la verdad es que hace un más que correcto trabajo.

Así tenemos que llega el capítulo que cierra la temporada y la serie, en fin, ya te adelanto que es un final de temporada más que digno y un final de serie pues eso, correcto, sin más, funciona como un episodio más, dejando para una presumible segunda temporada el explicar toda la parte de misterio de la serie, el por qué siguen las autoridades a la pareja de hermanos, quién es realmente el pastor y tal, nos quedamos sin ver a esos piratas asesinos que en un par de ocasiones nos insinúan, pero lo dicho, la FOX incomprensiblemente canceló lo que es una muy buena serie y así se quedó la cosa, bueno no, en realidad como dije la presión de los fans hizo que se rodara una peli, “Serenity”, pero como se alarga el tema eso lo dejo para otra ocasión.

Eso sí, adviertote de una cosilla, la serie hay que verla en VO, la versión que está accesible doblada lo está a algo llamado “Español neutro”, que no sé que coño quiere decir, pero que suena a esos doblajes del Oso Yogui de cuando éramos críos, si vives en Estados Unidos te sonará bien, si no… Pero, como habrás adivinado por mis letras, me ha gustado mucho, me ha encantado vamos, es de las series que recomendaría a cualquiera, blanquita, no hay sexo ni violencia explícitos, es de las de ver en familia, de las de disfrutar en familia, una pequeña joya no muy conocida.

Charon ocupa la posdata, fineses, del rollo gótico, pero bastante melódico, quizá su mejor tema, al menos para mí, sea este “If”:

El Gran Tim.

Tú vas viendo series y más series, unas te gustan más que otras, resulta que en esas que te gustan vas viendo los títulos de crédito y al final te das cuenta que muchos nombres se repiten, y te das cuenta que unos se repiten más que otros, y coño, al final resulta que muchos de los capítulos que más te gustan tienen un tío detrás de las cámaras en común, un tío como Tim Van Patten, un gran infravalorado, así que al menos yo pienso hacer un poco de justicia a su persona.

Tim Van Patten

Nuestro protagonista es neoyorkino, de Brooklin, nacido un 10 de junio de 1959, casado y padre de dos hijos, compañero de colegio mayor de Jerry Seinfeld y miembro de una familia dedicada a la pantalla, hermanastro de Dick Van Patten (“Con Ocho Basta”) y Joyce Van Patten (veterana del cine y participante de esa mítica “Infelices para Siempre”) y tío de Vincent Van Patten, ex-tenista, actor y director que ahora mismo presenta el “World Poker Tour”, también es sobrina suya Talia Balsam, actriz que sale por ejemplo en “Mad Men”.

Hablamos de un tipo que ha hecho de casi todo, actor en sus comienzos, guionista, director y productor, estando sus mayores logros unidos a la HBO, para ellos ha hecho de director en series como “Los Soprano”, serie por la que fue galardonado, “The Wire”, “Deadwood”, “Boardwalk Empire”, “Roma”, “The Pacific”, “Juego de Tronos” o “Sexo en Nueva York”, desde 2005 ha trabajado exclusivamente con ellos, antes lo hizo para gente como Spielberg en “Into the West”, para la FOX (“Keen Eddie”, “Pasadena”, “New York Undercover “), NBC (“Ed”, “Homicide: Life on the Street “) o CBS (“Touched by an Angel”, “Promised Land”, “Now and Again”), todo un curriculum en condiciones, a esto hay que añadir que hizo sus pinitos como compositor, aunque esto data de sus primeros años y no debió de quedar muy contento del resultado puesto que no ha vuelto a repetir.

En los últimos años se ha metido también en el oficio de producir series, siendo “Boardwalk Empire” y “The Pacific” sus dos primeras apuestas, también en esto va de la mano de HBO, con la que vive en permanente idilio, no es de extrañar, ya que la productora americana ha encontrado en él a su más rentable trabajador, mas él también ha mostrado respeto y admiración por varios de sus compañeros de viaje en HBO, como David Chase, David Simon o Terence Winter, se puede hablar pues de un idilio completo.

Su principal seña de identidad es elegir con gusto la puesta en escena, mostrándonos los hechos sobre todo a través de los personajes, sobre los que presta especial atención, si hay un asesinato nos lo muestra desde la óptica de alguien relacionado estrechamente con el acto, lo cual nos hace llegar sensaciones, sutiles en ocasiones, que nos hace percibir las emociones del personaje llevándonos un paso más allá de la simple acción, es de los directores que más jugo sacan de los personajes que le marca el guión, de los que te hace meterte en su piel, es sin duda un director de personajes, de actores, en una entrevista dijo: “Creo que sé cómo poner un actor a gusto, no sé el idioma, si hay un lenguaje, pero creo que cada actor viene al rodaje con sus propias necesidades y luego tienes que manejar en consecuencia”.

Aunque evidentemente no es sólo eso, ejemplo claro uno de los episodios que rodó para “The Pacific”, quizá el mejor, “Okinawa”, mostrando toda la crudeza de la guerra, de forma espectacular y a la vez íntima, pero incluso este capítulo es una prueba más de la importancia que para él tiene la perspectiva, las miradas, no le hacen falta diálogos para mostrarnos el horror, la angustia que sienten esos soldados que están viviendo algo realmente impactante ante ellos.

A partir de ahora, si no has reparado antes, que sería extraño, cada vez que empieces a ver un episodio de la serie que sea (este no trabaja en malas) y veas su nombre durante el intro presta atención, serás testigo de un cineasta (sí, cineasta, porque ahora mismo él hace más cine en la tele que la mayoría en la gran pantalla) fuera de lo común, alguien con verdadera clase, con gusto y con criterio, y que sea por muchos años.

Allen y Lande para la posdata, Magnus Karlsson (Primal Fear) es el responsable de este proyecto (y autor de todas las canciones) que no es otra cosa que un duelo vocal en tres entregas entre dos de las grandes voces del metal, Jorn Lande y Rusell Allen, el resultado es una música en la que la melodía y las voces son las grandes protagonistas, del LP “The Revenge” este tema, quizá el mejor, “The revenge” (premio, se llama igual que el disco, sí).

A %d blogueros les gusta esto: