Archivo

Posts Tagged ‘Terror’

Flanagan, el hombre que tropieza en la misma piedra.

Mira que es listo, pero nada, siempre igual, toca hablar del género de terror, de cine, tú te preguntarás que si hablo de cine qué hace Flanagan en el título, porque el prota de una peli de terror siempre se llama Flanagan, tú, atento, te dirás, “si en la entrada dedicada al cine bélico dijo que el prota de las pelis de terror se llama Bobby”, nada, te engañé, y te volverás a decir, “pues yo nunca he visto una peli de terror en la que el prota se llame Flanagan”, ni puta idea tienes, que lo vayas sabiendo, siempre se llama Flanagan, y la prota Merikeit, Bobby es el amiguete chistoso que muere al principio.

La verdad es que uno no entiende muchas cosas de este género, cojones, que si son todas iguales, y son productos, en su mayoría, dirigidos a adolescentes, y son, casi siempre, adolescentes, los protas… sólo hay que contar dos y dos, ¿por qué cometen siempre los mismos errores?, ¿por qué nada más decir que es mejor permanecer todos juntos se va cada uno por un lado?, ¿por qué justo en ese momento a Flanagan le pica el nabo y se la quiere endiñar a Merikeit mientras Bobby, el muy idiota, baja a investigar, solo, al sótano?, joder, si al primero que se cepillan siempre lo hacen en el sótano, hay que ser gilipuertas.

Leer más…

Anuncios

El amor nunca muere.

Ahora que parece que el canal Starz planea, entre otras, una revisión del mito de Drácula, encargada según parece al creador de la saga “Spartacus”, Steven S. DeKnight, y que la NBC baraja otro proyecto sobre la figura del vampiro y con Jonathan Rhis Meyers como cabeza del reparto me ha dado por recordar cierta peli del año 1992, peli que seguro que has visto.

¿Sabes?, detrás de esta apariencia de chico malote, de tipo duro y soez, de desagradable incluso, vil, egoísta, cabrón y todos los calificativos que resumen mi personalidad hay escondido un lado sensible, romántico, y ojo, no me refiero a robar flores a las vendedoras más cojas, no, un romántico de verdad. Es por ello por lo que a uno le gustan ciertas películas, que bajo una apariencia de terror gótico esconden el amor verdadero, pelis como “Drácula de Bram Stoker”, de Francis Ford Coppola.

Aunque a “Drácula el del gran estoque” deberías darle una oportunidad también, que es una peli muy buena.

Leer más…

Reflexiones a peseta, con “Deathwatch” al acecho.

Bien, hace un tiempo, curioseando y tal por blogs, me topé con un comentario, era de un mozo que comentaba una entrada en plan: “Muy bonita, espero que puedas visitar mi blog algún día”, me dio que pensar, casi mendigando atención, tiempo antes hice una entrada con algún consejo para ganar visitas, bien, en los comentarios aparece Catucha y nos abre los ojos, a ver, abrirnos los ojos lo consigue con tan sólo mirar los suyos, era una cosa de esas de escritores cojonudos, como yo, metáfora, figura literaria o como cojones se llame, cosas que quizá a ti, modesto lector, se te escapen, decía que nos abrió los ojos con un simple comentario, comentario grandioso por otra parte.

Venía a decir que sí, que a todos nos gusta que nos lean, pero que eso de comentar por comentar, sólo por atraer clientela pues como que no, que cuando se comenta debe ser porque realmente hay algo que decir, que el comentario venga de la sinceridad, no para eso, atraer visitantes. Bien, a eso habría que añadir el comentario que se hace como yo digo “por obligación”, alguien comenta en tu blog, vas tú y lo haces en el suyo. Leer más…

Una Historia de terror americana.

Vengo de ver “American Horror Story”, una de las últimas series creadas por el canal FX, tiene como padres a Ryan Murphy (“Nip/Tuck”) y a Brad Falchuk (que también estaba en la de Murphy, la de cirujanos plásticos y por ejemplo en “Glee”), se ha emitido una temporada, hay confirmada una segunda, pero ojo, no es esta una serie al uso, la segunda temporada poco o nada tendrá que ver con esta, cambiarán personajes y localización, por lo que podemos hablar de esta serie como una de temporada única.

AHS La verdad es que el reparto tiene su atractivo, sobre todo porque cuenta con la presencia de toda una estrella del cine actual y pasado, Jessica Lange, es curioso como muchas estrellas de la gran pantalla se están dejando ver por la pequeña, Jeremy Irons en “The Borgias”
, Glenn Close en “The Shield”, Dustin Hoffman en “Luck” y un largo etcétera que por falta de ganas obviaré, junto a la bella presa de King Kong tenemos en “American Horror Story” a Dylan McDermott (prota de “The Practice”), Connie Britton (“Friday Night Lights”), Evan Peters (“Invasión”), Taissa Farmiga, hermana de la nominada al oscar Vera y Denis O’Hare, uno de los vampiros más cabrones de “True Blood”, como comenté la segunda temporada no tendrá nada que ver con esta, pero a pesar de eso varios actores repetirán, en otros roles claro, la Lange será una de ellos.

Estamos ante una serie que nos ofrece dos cosas, terror y drama, pero sobre todo terror, por eso se llama como se llama y no “American Dellorar Story”, una familia “huye” de su anterior vida en la costa este americana, (el papá se zumbaba a una jovenzuela mientras la parienta sufrió un aborto) para dar con sus huesos en una bonita casa en Los Ángeles, peeeeeeeeero, uhhhhhhhh, la casa está embrujadaaaaaa, los anteriores propietarios murieron bajo esas paredes…. original ¿eh?.

Pues sí, tiene todos los elementos imprescindibles en el género, fantasmas y apariciones misteriosas, esa música para crear ambiente, sustillos, sustazos, historias del pasado intranquilizadoras, frases enigmáticas…pero también tiene una serie de personajes secundarios la mar de interesantes, como la criada, interpretada por la matriarca de los Fisher, mujer entrada en edad que a los ojos del salidorro del dueño de la casa aparece como una especie de pornochacha (increíble la sensualidad de Alexandra Hetherington Breckenridge), un adolescente cliente de este (es psicólogo) que hace migas con la hija y que es más bien rarete, o la vecina, la Lange, genial, descarada, con su hija síndrome de Down, un expropietario de la casa que asesinó a toda su familia… todo esto se nos presenta ya en un episodio piloto que la verdad, sí, me gustó y bastante, quizá gran culpa la tenga esos acojonantes e impresionantes títulos de crédito:

Decirte que la música que sale en el video no es la de la intro, están ahí en youtube venga a colgar la intro con su verdadera música y a retirarla a los pocos días, osea que confórmate con esto.

La cosa es, ¿da miedo esto?, a ver, para unos tíos como nosotros, que nos comemos sólo el hierro de las lentejas, pues eso, como mucho nos pone los pelillos de la nuca fríos, sí que te pone ahí con la tensión necesaria en el género, y eso que poco o nada de lo que pasa es realmente original, pero aun así tiene pinta más a fresco que a refrito, los primeros episodios son realmente buenos, luego ya empezamos con el rollo de ponernos en la piel de los fantasmas y claro, siempre da más miedo lo desconocido, eso sí, la serie es bastante agradecida para el espectador, te va dando pistas sobre el misterio de la casa permanentemente, poco a poco, no es de las que suman episodios de relleno hasta que te resuelven todo en el último dejándote con cara de “pues vaya”.

Con el paso de los capítulos los sustos van dejando paso a la parte más dramática, sin dejar a un lado todas las señas de identidad de la serie, en un principio te toca los cojones esto, tú estás ya acostumbrado a los sustillos y tal y los echas de menos, pero coño, a medida que el final se acerca la cosa gana y gana en intensidad, en secretos a la luz, la trama toma sentido y bueno, mantiene el interés, eso sí, el final, raro, raro y excesivo a mi gusto, sin contarte más para no joderte nada.

Bueno, ¿es buena?, ¿te va a gustar?, pues si te gustó por ejemplo “El Sexto Sentido” o “Los Otros”, ese tipo de cine, pues sí, creo que te gustará, a mí haciendo balance pues sí, me ha gustado, esperaba mucho menos de ella al empezar a verla, no es que sea perfecta, pero dentro del panorama televisivo ahora mismo resulta una rareza de agradecer, te inquieta, te sorprende y consigue engancharte, parte de todos los tópicos del género pero se impone a ellos, es como si pretendiera decirnos “sí, vale, te vas a creer que estás ante un plagio del niño de Bruce Willis, pero tú espera y verás”, al final más que plagio lo que es, o lo que te parece, es un homenaje continuo a esas pelis de casas encantadas, a leyendas urbanas, incluso al Drácula de Coppola, un homenaje a todo un género, el de terror, desde luego no es nada tópica, es arriesgada, amoral, delirante a veces, el paso definitivo de FX a la televisión de calidad.

Sturm und Drang para la posdata, finlandeses, jovencitos, de momento no dejan de ser una banda dirigida a los y sobre todo las adolescentes, pero, rara es la cosa su segundo disco superó en calidad al primero, cosa que normalmente nunca ocurre porque ese segundo trabajo suele ser fruto del apresuramiento provocado por la discográfica, la cosa es que así se quedaron, desde 2008 no han publicado nada y nos quedamos sin ver si evolucionan hacia algo serio o no, porque maneras apuntan, de ellos este “Break Away”

A %d blogueros les gusta esto: