Archivo

Posts Tagged ‘Renacimiento’

“Los Borgia”, el lado más seductor del crimen.

Clanes históricos llevados al cine o televisión hay muchos, hoy quisiera hablarte de uno de ellos, español para más señas, Los Borgia, los Borja realmente, una de las familias más influyentes en el Renacimiento, “La máscara de los Borgia” (1949) fue la primera aparición de esta saga en la pantalla, tras ella numerosas novelas, ensayos, alguna escrita por Mario Puzzo, cómics y demás, pero ya en este siglo XXI es cuando gracias a la tele estamos conociendo mejor al Papa Alejandro y sus vástagos, primero fue en España, con “Los Borgia”, estrenada en cine y adaptada luego para la tele, dirigida por Antonio Hernández y Con Sergio Peris, Lluís Homar, María Valverde, Eloy Azorín y compañía, esta era de Antena 3 y la verdad es que un poco truño también lo era.

Francia y Alemania estrenaron el año pasado otra versión, “Borgia”, ZDF y el Canal + galo sus responsables, Tom Fontana, el de “OZ” su creador, y el ya conocido por nosotros, John Doman (de la misma “OZ” o “The Wire”) como protagonista, en esta asoma también Assumpta Serna, esta no la he visto aun, por lo que reservo opinión.

De la que quería hablarte es de “The Borgias”, también del año pasado, de Showtime, la creadora de “The Tudors”, coproducción también de varios países y creada por Neil Jordan, con Jeremy Irons encarnando a Rodrigo Borgia y François Arnaud, Holliday Grainger y David Oakes (“Los Pilares de la Tierra”) como sus hijos.

The Borgias

De madre de los nenes del Papa hace Joanne Whalley, cuando ví la serie apenas reparé en ella, pero la cara sonaba, bien, luego averiguas que ciertamente te suena, porque la he visto bastantes veces y siempre en la misma peli, solo que han pasado años, ella era la prota femenina de “Willow”, aquella para mí mítica peli de los ochenta, más jovencita es Lotte Verbeek, la que interpreta a la amante oficial del Papa, Sean Harris hace de asesino a sueldo de los Borgia, en uno de esos papeles que por sí solos salvan una serie, Colm Feore (“24”) cierra el plantel principal de actores dando vida al Cardenal Giuliano della Rovere, futuro Julio II, principal rival de Rodrigo Borgia.

Aparte de ellos aparecen una serie de personajes secundarios, como varios miembros de la familia Sforza, el rey francés Carlos VIII, Maquiavelo, algún que otro Medici y hasta, brevemente, Leonardo da Vinci, con lo que aparte de tener la historia principal tenemos, con todas las reservas que merece una obra de ficción, una oportunidad de acercarnos a grandes figuras políticas, sociales, artísticas y religiosas de quizá la época más reconocida del Renacimiento.

Yo sinceramente la empecé a ver con grandes ganas, con los mimbres que tenía esperaba algo realmente grande, la sensación tras ver la primera temporada (la segunda está confirmada pero no la he visto aun) es de una mezcla de decepción y aburrimiento, pero quizá la culpa la tengan las expectativas previas, Irons creo que en toda la temporada apenas hace un esfuerzo interpretativo digno, los hijos, sobre todo el encarnado por Oakes, son bastante vomitivos, eso sí, todos muy guapos y agraciados, pero sin empaque, sin transmitirte nada, excepto claro, ganas de darles un par de hostias a veces.

La historia sí, tiene su aquel, pero tampoco acaba de engancharte, quizá Jordan haya querido dejar en exceso su huella y que esta no sea totalmente de mi agrado, a saber, dinero se nota que había metido en el asunto, hay escenas cargadas de extras y su vestuario, maquillaje y escenarios son impecables, el apartado técnico y tal está bien, incluso ganaron algún premio por su vestuario y banda sonora, pero sinceramente, casi estabas esperando escenas en las que saliera el asesino Micheletto o el rey francés, que este sí que te resulta un personaje realmente interesante, con diálogos interesantes y bastante bien encarnado.

Resúltate curioso también la osadía sexual que muestra la serie, la normalidad con la que muestra la vida sexual en el clero, sobre todo en su decadente ya por entonces Vaticano, la naturalidad con la que el Papa enseña a su amante en público, cosas que hoy en día escandalizarían a cualquier devoto, en general hay que decir que sí, no es esta una serie mojigata ni mucho menos.

De cualquier manera da la sensación de que se han dejado mucho cara a esta próxima segunda temporada, de hecho Lucrecia aún sigue siendo mostrada como una dulce y amante chica, con lo cabrona que llegó a ser, aun está por explotarse el lado asesino del clan y sus rivalidades políticas, por lo que sí, me veré la próxima entrega con la idea de que va a mejorar en mucho a esta, espero no errar en el pronóstico claro.

Cain’s Offering para la posdata, proyecto paralelo de estrellas de bandas muy conocidas dentro del metal nórdico, componentes de grupos como Sonata Arctica o Stratovarius, sólo han publicado un disco, pero tuvo bastante éxito y la verdad es que está muy bien, sigue más o menos lo que podemos esperar de sus miembros y no, no defrauda en absoluto.

“Oceans Of Regret” el tema:

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: