Archivo

Posts Tagged ‘Proyectos de Series’

La más sincera entrada.

Hoy me apetecía escribir algo, he pensado en ello, a ver si se me ocurría algo inteligente, brillante, luego me di cuenta que si en mis taitantos no se me ha ocurrido nada brillante ni inteligente era complicado que en unos minutos la cosa cambiara, podía haber escrito sobre el remake de “Goodfellas” que tiene pensado hacer AMC, o que la FOX por fin ha estrenado “Alcatraz”, pero no daría para mucho, así que me dije, “pues por otra entrada tonta que hagas no pasa nada”.

Tonta a más no poder, como la típica entrada que el defensa le hace sin querer a su propio portero y de rebote se meten gol en propia puerta, así que ya sabéis, poneos cómodos, los que puedan fumar marijuana por prescripción médica que se hagan un trujas y se lo enchufen, los que no limitaros a poneros cerca y a olisquear como los perrillos.

Hay mucho concepto sobrevalorado en esta vida, y mucho creído y creída, cuando a alguien le preguntan por el cómo se describirían casi nadie dice “un hijodeputa integral”, ni “cabrón”, ni “huevazos”, fijaos que hay cabrones y huevazos en el mundo, hijosdeputa para llenar China, pero siempre son los demás, curiosamente algo que sí se suele decir de uno mismo es eso de “soy muy sincero”, o ya para rematarla, “siempre digo lo que pienso”.

Chiste sinceroNo cuadra, mucha sinceridad pero nadie reconoce sus defectos, como mucho ponen en ese lado de la balanza lo de ser “cabezota”, pero es que encima esos dos conceptos, “ser muy sincero” y “decir siempre lo que se piensa”…. pensadlo bien, ¿acaso son virtudes?.

Vamos a ponernos en situación, vamos a ser absolutamente sinceros, vamos a una tienda de ropa, esas que tienen como dependientas auténticas diosas, viene una y nos pregunta, ¿qué quiere? (porque sí, como somos viejos ya no se nos tutea), si realmente somos sinceros pensadlo, ¿qué deberíamos responder?, ¿ponerte a cuatro patas y pegarte una frotada en condiciones?, o nos mete una denuncia por acoso, o nos da una hostia de las de recordar, o ambas cosas.

De la misma vamos a la carnicería, allí está nuestra amiga la carnicera, morbazo total, lo buena que está y lo bien que maneja el hacha la cabrona, ¿que te pongo? (esta te tutea porque eres cliente habitual, solo por verla a ella claro), y tú vas y saltas “el pito lleno de amor”, coño, te deja para hacer albóndigas.

Pero no sólo ahí tendremos problemas, con señoritas de buen ver, de la misma, y con muletas, vamos a la pollería, sí, hay que hacer la compra completa, la pollera (vaya palabra rara) esta vez es una venerable cuasijubileta, viuda, con cara de salida, es decir, como nosotros pero un poco más venerable y anciana, te pregunta, ¿que te doy?, qué quiere que le responda si realmente soy sincero, ¿asco?, ¿sería aconsejable?, o mejor pedir una docena de huevos y medio kilo de salchichas.

Quedando claro ya que la sinceridad no es nada bueno vamos con el otro, el que dice siempre lo que piensa, este no es sólo sincero sino que encima ya ni espera a ser preguntado, este va a la tienda y sin más le dice a la dependienta que qué polvazo tiene, a la carnicera que menudo polvo le echaba (de los buenos, de los de más de dos minutos) y a la pollera que a ver si se pone una careta, yendo así por la vida no gana para yesos, le echan de la Seguridad Social, pero es que el tío, como no se calla lo que piensa acabaría en un psiquiátrico, cada vez que pensara algo, aun estando solo, lo diría a los cuatro vientos.

Este es el típico que va a un funeral y sin venir a cuento le dice a la viuda, “menos mal que la ha cascado tu marido, menudo cabrón de mierda que era, siempre se escaqueaba de pagar las putas”, el que cuando está con la parienta viendo al Argiñano y le dice esta, “a ver cuándo me haces tú un guiso así” le pone una peli porno y le contesta, “cuando me la comas tú con tanta ansia” o ese que al ver a una mujer poco agraciada en estado de buena esperanza le salta eso de “qué cojones tiene tu marido de echarte un polvo con lo fea que eres”.

En serio, ¿no es mejor ser sincero cuando es necesario y oportuno?, ¿saber cuándo hay que decir lo que se piensa y cuándo callarse la bocaza?, acaso como dijo el otro “El hombre es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras”.

Podeis ir en paz, apagar los porrines y la luz al salir.

Pero antes de ir escuchad esto, bonita posdata hoy, los daneses Mercenary y este “Music non Stop”

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: