Archivo

Posts Tagged ‘París-Niza’

De pajas y resurgimientos.

Vamos a matar dos pájaros de un tiro, os cuento que han terminado las dos primeras vueltas por etapas de la temporada ciclista, el ciclismo aburre y ahora ya hay estudio que lo corrobora, me la pela, hablando de pelársela, eso sí que motiva, querida Nei y familia no hacen sino reafirmarlo, el ciclismo no interesa, el sexo sí, pues metiendo ambas cosas en la misma entrada contentamos a todos.

París-Niza y Tirreno-Adriático llevan de toda la vida de Dios compartiendo fechas y por lo tanto repartiéndose las figuras, hay una rivalidad curiosa entre la carrera francesa y la italiana, bien, la primera este año planteaba además un recorrido innovador, sin cronos, sin grandes montañas, propicio para el ciclismo agresivo y de ataque, la segunda pues algo más tradicional, montaña, con sus muritos de rigor y una crono de adorno. Carlos Betancur ganó en Francia, Alberto Contador en Italia.

Leer más…

Anuncios

Comienza la temporada ciclista.

Bueno, en realidad empezó en enero, pero vaya, que queda mal decirlo, pero a servidor normalmente esas carreras de principio de temporada se la soplan, como mucho alguna concreta, como ha sido el caso este año, por circunstancias que luego te cuento, a este humilde, pero egregio líder de opinión le parece, porque así le sale del anteprepucio, que la temporada ciclista empieza con la Omloop Het Nieuwsblad, y ya definitivamente con París-Niza y Tirreno-Adriático.

De ambas te contaré, que sé que te interesa la hostia esto, que vives en un sinvivir ahí pendiente del teletexto a ver quien gana las etapas, que ni ganas de follar te quedan cuando tu favorito pierde una minutada, encima estoy que no quepo en mí, es probable que en unos días vaya al paro, ojala no, pero hoy me han dicho que soy sexi 😀 y no era ciega, en fin, empiezo con alegría y gozo desenfrenado (luego me haré el amor para celebrarlo) con la Omloop Het Nieuwsblad esa que tan raro suena, dígote que es la primera de las clásicas del norte, con pavé y muros y tal, realmente la primera y casi la única, porque tras ellas se han cancelado por mal tiempo un montón, esperemos que los dos platazos gordos, Flandes y Roubaix, se corran (se disputen, correrme me correré yo al verlas), aquí en “niuswald” esta, ganó un italiano llamado Luca Paolini, sin más, este siempre me ha parecido un bombero de cojones o sea que no le dedico más tiempo.

Leer más…

Niza y Tirreno, la cosa, Wiggins y Nibali.

Pues se han disputado ya las dos primeras vueltas por etapas realmente importantes del calendario, la París – Niza y la Tirreno – Adriático, en Francia el triunfo ha correspondido a un británico, Bradley Wiggins, un tipo realmente curioso.

Podium Paris-Niza Wiggins es británico sí, pero nació en Gante, en tierra ciclista por antonomasia, en plenos Flandes, sin embargo nunca ha destacado en el pavé, más bien en la pista, donde ha sido toda una estrella, campeón del mundo y olímpico, pasó a la ruta en un equipo patrocinado por el ex-Beattle Paul McCartney, Linda McCartney se llamaba, equipo donde todos eran vegetarianos y que no pasó de ser mera anécdota, luego recaló en el ciclismo francés y ahí no pasó de ser uno más, compaginaba ruta y pista sin mayor brillo en las carreteras, pero he aquí que de repente va el mozo al ciclismo anglosajón, Columbia primero y Garmin después, y ahí, en el Garmin, en el equipo que más presume de limpieza del universo universal se destapa como todo un vueltómano, cuarto puesto incluido en el Tour de Francia.

La cosa es que entonces, 2009, a más de uno se le antojó ese puesto como algo más casual que otra cosa, todos tenemos en mente ciclistas que un año puntual se sueltan una gran actuación en el Tour y luego no vuelven a dar ese nivel, pero Wiggins parece que sí, no ha tenido mucha suerte con las lesiones, pero cada vez parece más claro que sí, que es un tipo capaz de atacar el reto del amarillo de París, cosa histórica sería además, porque desde el año pasado milita en el Sky Team, el gran equipo británico, pedazo equipo por cierto, más de uno en las islas se pone cachondo ante la idea de un Wiggins en lo más alto del podium parisino y con Cavendish habiendo arrasado en los sprints.

La cosa es que tú frecuentas diversos foros y medios españoles y coño, resulta que el Wiggins este es como ese tipo de las pelis de asesinatos al que sitúas como culpable nada más verle, pocos se creen su transformación, claro, es extranjero, si fuera español sería una muestra más del poderío patrio, pero este es guiri, por lo tanto si nos hace sombra hay que sospechar cuando menos, esto es algo similar a cuando el presidente de la Federación de atletismo española echó pestes acerca de las y los atletas rusas/os o rus@s, incluidos ahí las diferentes sensibilidades sexuales, gays, lesbianas, lesbianos y gaysas, claro, como la Operación Galgo no trajo sanción alguna nos crecemos y no pasa nada, del resto valen las meras sospechas, especulaciones y demás, los nuestros incluso condenados son inocentes, ahí tenemos en la foto a Valverde, que parece que haya estado un tiempo en la playa de vacaciones porque nadie le cuestiona.

La cosa (sí, tres párrafos empezando por “la cosa”) es que no es sólo Wiggins, no es sólo Sky, el ciclismo anglosajón pisa fuerte, pisa fuerte de cojones, si hace años teníamos al US Postal o al Motorola como únicos referentes ahora tenemos al BMC, al Garmin, al GreenEdge, RadioShack y a los del Sky, en las filas de estos equipos figuran muchas, muchísimas de las grandes estrellas del momento, es parte de la internacionalización del ciclismo, algo de lo que intenté dar fe en su momento, porque no sólo están estos, Rusia también tiene su superequipo, Katusha, hasta Kazajistán lo tiene, el Astana del que Contador guarda tan buenos recuerdos, esto contrasta con la situación por ejemplo de Alemania, prácticamente un solar, España, donde sacar un equipo cada vez es más raro y espera que la crisis acabe con el dinero público de una vez o Suiza, solar sin el prácticamente, de los países digamos “tradicionales” aguantan el tirón Italia, Bélgica, Holanda y Francia, quizá deberíamos aprender de ellos un poco, pero qué va, si somos la polla, la culpa es de la UCI.
Nibali
La cosa es que sí, se ha disputado la París-Niza, cada año más descafeinada, Westra y Valverde acompañando al inglés de Gante, curiosamente en la medida que ASO ha ido suavizando los recorridos de su carrera RCS ha ido endureciendo el de la suya, la que comparte fechas con Niza, la Tirreno-Adríatico, “la carrera de los dos mares” como se la conoce, carrera que hace no muchos años era tan suavecita que hasta Freire tiene una general en su palmarés, palmarés que en las últimas décadas asusta por la cantidad de bomberetes que lo pueblan, pero, como digo estos han ido cambiando la fisonomía de la prueba hasta encontrar un equilibrio capaz de separar el grano de la paja, no es que se suban puertacos de impresión, pero tiene la suficiente dureza como para ver espectáculo del bueno.

Pues sí, “la cosa” es que también ha acabado la Tirreno-Adriático, ahí ha ganado el mejor, pocas veces está más clara la justicia de una victoria, Vicenzo Nibali, “el tiburón”, valiente en la montaña, con más voluntad que fuerza eso sí, y resolutivo en la crono final donde remontó a un Horner que en teoría era superior, pero ya en la etapa anterior se vio que el americano no estaba del todo fino, bastante más entretenida esta carrera que la francesa, al menos ya tenemos a los gallos empezando a cacarear, no todos claro, nada, la siguiente chapa dentro de nada, porque se acerca la Milán-San Remo, el primer gran monumento del año.

Posdata, perdón, la cosa de la posdata, Amaranthe, “Call Out My Name”

A %d blogueros les gusta esto: