Archivo

Posts Tagged ‘Niños’

Más razón que un santo.

Es curioso, hablamos de “tener más razón que un santo” cuando eso de los santos nos llevaría a pensar en cualquier cosa menos la razón, más en cosas de fe y demás, bueno, iba a hablar del origen histórico de la expresión, pero como no parece que la haya pues me dedicaré a otros menesteres. Voy a hablarte de lo cabrones que son los bebés. Sí, unos auténticos cabronazos insensibles, lo peor de la sociedad, es más, haciendo memoria algo ya te advertí.

Puedes pensar que se me ha ido la olla o qué se yo, para nada, mira mira el enlace de “El Correo”, nueve meses y planificando asesinatos, eso sí que es ser precoz en el mal, encima mirad la imagen, qué cabrón, poniendo pucheritos, cómo disimula el perraco, esa es su arma, la preparan bien preparada y luego como somos monos y tenemos papitos nos vamos de rositas.

Leer más…

Anuncios
Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,

Timideces, niños, reyes magos.

Bueno, aunque cada vez que uno escribe algo, lo que sea, deja algo de sí mismo en lo que escribe tampoco te creas que me gusta mucho contar cosas de mi vida así por las buenas, hacerlo disimuladamente tiene un pase, yo que sé, usar a Flanagan por ejemplo que siempre es socorrido el hombre para soltar cosas que uno evitaría soltar, hoy no, hoy lo haré a las claras, cosa que como te digo no es muy de mi agrado porque aunque no me creas uno es bastante tímido. Tímido ojo, hasta el punto de haber tenido en el pasado problemas serios al respecto, fobias incluídas, tratamientos psicológicos incluídos, que por cierto no sirvieron de nada.

Sí que me ha servido usar una táctica que el paso de los años me ha ido enseñando que es la adecuada, enfrentarme al problema. Ejemplo, con las chicas de chaval, la cosa es pensar en esos temas objetivamente, te gusta una chica, no te atreves a decirle nada por si te dice que no y tiendes a pensar que si le gustas ya vendrá ella, cosas de que el amor cuando es sincero siempre es correspondido y esas cosas. Mentira todo, entre otras cosas porque tú lo que quieres con 20 años es follártela o como poco tocarle las tetas, bueno, pues la táctica buena es pensar que si le dices algo y te rechaza hay más, y que es prueba evidente que esperando a que te entrara ella solo hacías que perder el tiempo.

Leer más…

Lo mejor que hemos podido.

“Reina, te voy a echar el mejor polvo de tu vida, vas a suplicarme que pare, vas a tener que pillar la calculadora para contar los orgasmos que vas a tener, vete programando el DVD porque no te va a dar tiempo a ver la trilogía del señor de los anillos, ni los títulos de crédito de la última, que ya duran, yo iría pillando el bote de nivea porque hasta hinchazones vas a tener de tanto metesaca, vas a mojarte tanto que como no pongas una botella de litro y medio en la mesilla te vas a deshidratar, voy a bajarte las bragas, en ese momento abandona toda esperanza de piedad, vas a recibir bien de lo tuyo”.

Minuto y poco después, sin llegar a quitar las sucintas braguitas siquiera nuestro protagonista pronuncia una frase que es quizá de las frases más estúpidas que se pueden pronunciar, no, no es “no sé cómo me ha podido pasar”, es “uy, pues lo he hecho lo mejor que he podido”.

Curiosa frase que nos sirve como excusa de todo, de nuestras incapacidades, de nuestros errores provocados, a la tipa la dejamos con una sensación “trailer de cine”, se piensa que va a ser esto la hostia y resulta que porque de casualidad, y temiéndose lo peor, se llevó unas palomitas junto con el agua, que si no bien pudiera haber sido un momento para olvidar, menos mal que encima ni había apagado la tele y ya está viendo a los orcos.

Leer más…

Un mar de ciclismo.

Bien, esto en principio debería ir de ciclismo, estaba todo previsto, programé entradas y tal hasta la fecha necesaria para poder explayarme de la famosa y espectacular “trilogía de las Ardenas”, que son tres carreras ciclistas, tres clásicas, Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogne-Lieja (esta última debería ser Liege-Bastogne-Liege o Lieja-Bastoña-Lieja, pero yo lo escribo como me sale de los huevos, que para eso el blog es mío. Pero, es que te vas a descojonar, resulta que llega Amstel y claro, sale un día cojonudo, el primer día en meses sin que llueva ni haga viento ni nada, asín (es así, pero también lo escribo como me sale de los postpucios) que me fui a comer a un pueblito al lado del mar.

Y claro, es hablar de mar y me vino Mar a la cabeza, en realidad lo complicado es sacar una cara tal de la cabeza, pero en fin, la carrera, la Amstel Gold Race esa que te decía, la ganó un checo, Roman Kreuziger, bah, ¿y qué más da?, podría ahora contarte cosas del recorrido, pero es que no me resisto a contarte alguna cosa que me tocó los cacharros esos que me inspiran a escribir como me da la gana, es que verás, no fui solo a comer, fue la moza, las niñas, otras mozas y sus parientes y otras niñas, lo cual hizo que el tema se convirtiera en una comida (de comer, no de mamadas) la mar de interesante.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: