Archivo

Posts Tagged ‘Marc Singer’

Vaya pandero Diana.

Primera mitad de la década de los ochenta, la NBC estrena una serie que cuando llegó a España creó un fenómeno sin parangón, la teleindiscreta se agotaba en los kioskos porque regalaban una pistolita de cartón como las de rayos de unos lagartos, millones de adolescentes nos pajeábamos ensoñando con lagartas, “V”, una letra, una letra que pasó a la historia, pocas series más míticas hay, de ella me dedicaré a hablar en los próximos minutos.

Kenneth Johnson es su creador, pocos éxitos más tuvo, de hecho sigue empeñado en retomar la serie y hasta tiene guión al respecto, el reparto, pues mítico, actores y actrices que en su mayoría han pasado por más pena que gloria en sus carreras, pero que resultan inolvidables: Marc Singer, Jane Badler, June Chadwick, Faye Grant, Michael Ironside, Frank Ashmore y “Freddy” Robert Englund.

Leer más…

Anuncios

“V 2009”, el remake castrado.

Quien más quien menos todos los que éramos chavales en los ochenta vivimos un auténtico bombazo televisivo, sin parangón, “V“, los lagartos con piel humana, comedores de ratones y arañas, hicieron que todos los crios compráramos la teleindiscreta sólo por tener la pistola extreterrestre, aunque fuera de cartón, en 2009 la ABC estrenó la nueva generación de lagartos invasores, el título el mismo, “V”:

Scott Peters es el creador del invento, no es exactamente un remake, no es lo mismo que en el caso de “The Killing” con “Forbrydelsen”, es más una reinterpretación de la historia, manteniendo alguna de las ideas básicas de la serie de los ochenta, pero cambiando personajes y tramas, el reparto de esta está encabezado por Elizabeth Mitchell y Joel Gretsch, como cabezas visibles de la resistencia, un poco los Donovan y Julie de antaño, el visitante “bueno” es Morris Chestnut (“American Horror Story”), el tipo duro Charles Mesure, de Diana, perdón, Anna, hace una guapísima Morena Baccarin (“Homeland” o “Firefly”), de segundo de a bordo de los malos Christopher Shyer, de colaborador de la quinta columna Mark Hildreth (“Los Tudor”) y en los dos personajes que no tienen antecedentes claros en la serie original tenemos a una guapísima Laura Vandervoort como hija de la mala y Scott Wolf (“Everwood”), el clon de Michael J. Fox, como periodista de cabecera de la misma mala malosa.

Como veis la mayoría de los personajes son claro reflejo de la “V” de antaño, cambiados, algunos con más matices, pero en esencia sus roles son tan marcados que las comparaciones son inevitables, en esta tienen sus apariciones los dos actores más recordados de la versión original, Jane Badler como la madre de Anna, la lider visitante, y más fugazmente Marc Singer, cuyo personaje se supone que iba a ser importante en la tercera temporada pero que como veremos quedó en una especia de cameo.

Cuando haces algo tan estrechamente relacionado con una serie tan mítica tienes dos cosas claras, una, tienes asegurada la expectación ante el estreno, no vas a pasar desapercibido, dos, tu serie va a ser peor hagas lo que hagas, porque para los que nos hicimos las primeras pajas pensando en Diana siempre vamos a preferir el original a la copia, pero seamos sinceros, a cualquiera que le pongas ahora las dos series, sin que haya visto ninguna de ellas ni tenga los prejuicios que nosotros, los calvos treintañeros, arrastramos es probable que se quede con la versión del Siglo XXI.

Yo hice la prueba de ver ambas seguidas, y la antigua tiene en la miniserie original algo realmente de valor, pero la serie como tal que le siguió es bastante mala y cutrilla, para fans acérrimos, y no por los efectos especiales, que claro, han pasado 30 años, los guiones son bastante de mercadillo, con Diana intentando cada episodio acabar con la resistencia con los mismos resultados que el coyote con el correcaminos, con Donovan tirándose tres capítulos intentando recuperar a su hijo y de repente ya lo deja por imposible y se dedica a otras cosas, en esta versión el ritmo es más constante, las tramas avanzan lo necesario como para no aburrir, en general todo lo que ves es más creible, teniendo en cuenta que es ciencia ficción claro.

Los personajes y los actores a grandes rasgos cumplen, Anna está perfecta a mi gusto, sensual y cruel, mala de cojones, pero follable, para mí de largo lo mejor de la serie, lo peor precisamente la Badler, en el papel de madre cautiva, pone una cara en la primera escena y la mantiene el resto de sus apariciones, no me extraña que no haya triunfado como actriz, porque realmente esta mujer tiene un registro, sin más.

La serie se mantuvo dos temporadas, la segunda además más corta de lo normal, las audiencias no perdonaron, durante un tiempo se especuló con la posibilidad de hacer una tercera entrega, pero se deshechó, dejando un buen final de temporada pero un fatal final de serie, porque de hecho no es final alguno, si siquiera como han dicho por ahí si lo tomamos como un “pues por una vez ganan los malos”, quedan todas las tramas abiertas, encima metiendo en la prórroga alguna extra, como el personaje de Singer por ejemplo, una pena, pero la televisión de hoy no perdona, realmente me hubiera gustado que le dieran una tercera temporada aunque fuera de 8 capítulos, lo justo para darle un final digno a una más que digna serie, pero lo dicho, ni tuvo final la de los ochenta ni lo tiene esta, al menos en esto empatan.

En la postdata los brasileños Angra, con el tema “The Temple Of Hate”.

A %d blogueros les gusta esto: