Archive

Posts Tagged ‘Manias’

Cosas que me tocan los cojones.

En sentido figurado claro, cosas que hacen los demás, claro. No sé si has reparado alguna vez en que somos perfectos todos de narices, cuando hablamos de estos temas, de defectillos, siempre son de los demás, ¿vecinos tocapelotas? Todos tenemos, pero nadie se reconocerá como un vecino tocapelotas, ansioso espero que alguien, en este mundillo internetero, haga una entrada de blog tipo “hola, soy el típico vecino tocahuevos que pone la música alta y se pasa por el forro del anteprepucio las quejas de los demás, subiendo incluso el volumen”.

En el tema de la pareja es igual, si reconocemos alguna manía será de esas que en el fondo son chorraditas, “tengo la manía de tenerlo todo superlimpio”, es el otro el que tiene la manía de tirarse pedos en la ducha o mearse en la cama, o al revés, que es también habitual. Siempre es el otro, eso me toca los cojones ¿ves? En mi caso debo decir que no es así ni de lejos, yo también tengo manías, y gordas, me gusta tenerlo todo superlimpio por ejemplo, ¿ella? Alguna tiene, pero menos graves.

Leer más…

Manía que te tengo Nascaranda.

SuegraHace unos días mi colega Inspiración me hizo merecedor del premio “Tu blog me inspira”, nunca más apropiado que ese premio venga de un blog con ese nombre, ya antes uno había recibido otro premio, realmente resulta en principio inexplicable lo sé, tú ahí mirando y remirando a ver dónde coño hay algo en este blog merecedor de premios, menos de inspiración, bueno, da igual, el tema es que Inspi, previsora ella, daba por sentado que eso de la cadenita de premios uno no lo iba a seguir, razón tenía, pero me dijo que al menos cumpliera con lo de las manías, porque la primera parte era de eso, de manías.

En fin, te voy a decir una cosa, uno es como es, pedirme a mí que hable de mis manías es darme manga ancha para volver a soltar guarradas, palabras gruesas, palabrotas y evidenciar una vez más lo salido que soy, pero, me debo a mi público, sé que no pretendía eso, que se trataba de manías del tipo “cuando me levanto tengo la manía de acariciar a mi esposa”, pero es que cuando me levanto meo, me vuelvo a la cama y la toco el culo, que uno es como es, simple.

En fin, cinco manías o costumbres ¿no?, pues nada nada….

– Cuando la parienta se pone en plan lucir escotazo es irremediable, cojo un euro e intento metérselo en la “hucha”, resultado: hostia.
– Cuando me ducho y sólo estamos los dos en casa, salgo en pelotas, me pongo frente a ella, hago posturitas en plan culturista y le digo, “siiiiiiiiiii, aquí está tu atleta del sexo¡, resultado: “mira que eres tonto”.
– Cuando estamos cocinando siempre intento estar aparentemente muy atareado, le pido algo que está un poco alto y mientras se estira a cogerlo me amorro por detrás, resultado: otra hostia.
– No le gusta nada que le toquen los pies, así que cuando se echa la siesta sigilosamente acerco a la perrilla a sus pimbrelillos para que les de un par de lametazos, resultado: me descojono vivo.
– Negociamos mucho, “¿me dejas tocarte una tetilla?”, “hazlo y te doy una hostia”, “¿cómo de fuerte?”, “tú prueba”… y pruebo.

La segunda parte de este premio se trataba de decir diez blogs que te inspiren, ahí es donde entra mi cambio de reglas, ¿10?, bah, soy vago para eso, mejor uno solo, ¿que me inspire el qué?, fácil, no se trata de manías, pues eso, un blog que me inspire manía. Es más, como cambio las reglas el blog agraciado no deberá seguir cadenita alguna, basta conque recoja el premio con dignidad, ¿cuál elegir?, pues al que más manía tengo, “Nascaranda”.

Qué tiempos aquellos, Plared fue el primer bloguero que comentó algo en este rincón, y la cosa es que prometía mucho, su primer comentario era digno de este blog, se refería a la serie claro, pero uno se sentía tan reconocido en el fondo del mensaje que hasta se emocionó, claro, al ver tan claridad de ideas no tienes otra que presentarte en su blog.

Malo es poco, no sólo se digna a comentar películas tan aborrecibles como “Sospechosos Habituales” sino que encima le dedica párrafos tan insufribles como este:

Pistas entrecruzadas sin un fin aparente. Que ahora en ese fugaz instante, cobran sentido en esta farsa tan intrincada, como traicionera. Que serpentean, al igual que culebras deslizándose a través de manantiales emponzoñados. Verdad y mentira confundiéndose, haciendo participes de su extraño juego a peones, que nunca quisieron estar en el.

Pero no te creas que se queda ahí no, no sólo se dedica a poetizar sus críticas con tan evidente mal gusto, sino que suelta perlas como esta, referidas a “El Crepúsculo de los Dioses”:

Demoledora película, sobre el olvido, la indiferencia y la caída de quien lo tuvo todo. Sobre el paso del tiempo y los estragos que se cobra en quien no sabe adaptarse. Sobre lo efímero del triunfo y el precio que hay que pagar cuando este nos abandona. Y ante todo, subliminalmente un retrato nada agradable de un público cambiante. Que sin darle la menor importancia eleva a los altares a sus ídolos, para luego hundirles con la misma indiferencia.

Y es que el tío no para, venga a darnos a conocer películas, más películas, realmente odioso este Plared, pero coño, cogiéndole manía a él ya es que vas a los comentarios y flipas de la cantidad de mediocridad que encuentras, así descubrí yo blogs a los que tengo tanta o más manía, “El Crítico Abúlico”, “Almaleonor”, “El Rey del Viento” o “Un Pedacito de Mar”, blogs que por supuesto debéis evitar el visitar a toda costa, malos es decir poco, no como este mío, que es la polla.

Nada, a ver si tiene los suficientes huevos el ínclito Plared de recoger el premio, para la espera nada mejor que Mob Rules, “The Last Farewell”

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: