Archivo

Posts Tagged ‘Mafia’

Las cosas del padrino.

Es, probablemente, la mejor peli de la historia del cine, “El Padrino”, “The Godfather” en guiri, quizá muchos tengamos alguna que nos guste más, pero suele encabezar las listas de las mejores pelis, la primera parte al menos, la segunda, para mí superior, también le anda cerca, la tercera pues eso, quien más quien menos todos coinciden en que bajó el nivel, aunque para mí tiene una escena, en la que Michael Corleone recuerda cosas mientras su hijo canta que es la mejor de la trilogía. Hubo una cuarta parte, al menos en guión, que es más que probable que nunca llegue a puerto.

Sobre su argumento pues poco que contar, aunque seas el raro ese que no la ha visto sabrás de sobra que va de bautizos, videos caseros y eso con la cuñada cayéndose mientras baila “Paquito Chocolatero” y el resto ahí aprovechando para verle el tanguilla, algo debe de haber de tiros y mafiosos, pero en plan subtrama secundaria, mas no te voy a hablar de su trama, sus fotogramas, guión, montaje, vestuario, música y demás, te hablaré de cotilleos, curiosidades y cosas de esas, lo de las naranjas vamos.

Leer más…

“Roma Criminal”, casting de enfurruñaos.

He visto “Roma Criminal”, “Romanzo criminale” originalmente, serie de dos temporadas y 22 capítulos en total producida por el canal italiano SKY Cinema.

Roma Criminal, imagen

Data la cosa ya del 2008, su creador es un tal Giancarlo De Cataldo, guionista, y Stefano Sollima a la dirección, De Cataldo es el autor de la novela homónima en la que se basa la serie, las andanzas de la banda “della Magliana”, llamada así por la procedencia de muchos de sus miembros de ese barrio de Roma, la acción comienza en los años 70 y va caminando en el tiempo.

La verdad, el casting tuvo que ser unas risas, ahí los actores pendientes de su audición y los responsables pidiéndoles que pongan cara de malo, “mira mira, mira que cara de malo” diría uno, “mira qué bien hago yo de enfurruñao”, “pues yo de ambas mira”, y ese debió de ser el que se adjudicó el puesto de líder de la banda, dando vida a “el libanés”, un tal Francesco Montanari, junto a él, como cabecillas están “el dandi” (Alessandro Roja) y “el frío” (Vinicio Marchioni), junto a ellos destacar al poli honesto y currante (Marco Bocci), la puta de lujo (Daniela Virgilio) y la preciosa Alessandra Mastronardi.

Obviamente está el resto de la banda, igual de enfurruñaos que su jefe, el resto de los polis, la mayoría unos corruptos de cojones y las bandas rivales y tal, pero la verdad, para lo que nos suenan los nombres mejor pasamos página.

La ambientación, estamos en los 70, abusan de los filtros sepia en la fotografía para envejecerla, da el cante, no obstante hace su función, los peinados y las vestimentas también, algún secundario se les escapa, pero en general la cosa es creíble, da un poco a la nariz eso sí la cosa de ver las calles de Roma apenas sin coches, pero es que tampoco debe de haber tantos coches de la época disponibles.

La primera temporada comienza presentándonos a la banda de chorizos, porque eso son al principio, y su fulgurante ascensión, tras acabar con toda competencia, a la cima del control del tráfico de droga de la ciudad, a ver, se supone que esto está basado en la novela del citado De Cataldo, juez para más señas, por lo que la historia debió de ser bastante parecida en realidad a como nos la muestra la serie, sin embargo al verla te da la sensación de que todo es más bien exagerado, la ascensión de la banda al poder se hace así como si nada, de ser unos pandilleros de barrio pasan a ser los putos amos así casi por las buenas, punto en contra que suene todo tan artificial y poco creíble tratándose en teoría de una historia rival.

Pues ahí tenemos a la banda, con “el libanés” cada capítulo añadiendo matices de desquiciado a su cara, nos quejamos en España pero lo de este tío es de cadena perpetua, suben de nivel, se añaden intrigas políticas, conexiones entre la policía secreta y los mafiosos, la banda una vez en la cima va teniendo también su historia de traiciones, infidelidades y tal, acabando la temporada pues eso, como el rosario de la aurora casi.

A veces te lías, porque hay demasiada trama y los nombres no ayudan a identificar quién es quién, menos mal que la mayoría de los fuera de la ley son nombrados por sus apodos, pero en general la historia está bien, cruda, violenta, vas metiéndote en el argumento y al final consigue entretenerte.

La segunda temporada nos traslada ya a los años 80, visualmente se nota, cambian los atuendos, peinados y apariencia de los personajes, quizá se abuse menos de los filtros sepia, cambia la década y es como si cambiara la serie, lo que en la primera eran amagos aquí son golpes, la serie entra en una espiral de sangre y destrucción, intrigas, venganzas, ajustes de cuentas, la única aparición destacable es la de Giovanna Di Rauso, en un papel de esos que te dejan huella, sin duda alguna esta segunda entrega es muy superior a la primera en todos los aspectos, más ágil, con menos relleno, más espectacular, pero también más creíble, con los personajes ya tratados con sus matices, ahora sí que realmente nos los da a conocer, los nueve primeros capítulos de esta temporada son sin duda de lo mejor que se puede haber visto en la tele.

Dejo para el final el décimo, que cierra la serie, aquí la trama da un salto temporal para acabar la historia, vemos la huella de las heridas sin cicatrizar y cómo afectan estas a la banda, el capítulo sigue la senda de la violencia y crudeza, pero impregnándolo de melancolía, el final claro, dignísimo, con una escena que echa el cierre realmente conmovedora.

Y un detalle, la banda sonora está compuesta en gran parte por éxitos de la época, lo cual, para los que contamos algunos años, es todo un detalle, reconoces muchos de los temas, eso también ayuda a marcar la época, porque ahí también pasan de los temas de los 70 a los de la década del naranjito.

Para la posdata Parabellum con el tema quizá más comercial de su carrera, más pegadizo, “La Locura”

“Los Soprano”, Tony y su banda.

Estamos desde luego ante la serie más famosa de la HBO, puede que “Juego de Tronos” acabe quitándole el puesto, pero de momento si ponemos todos los títulos de las series del canal americano de pago y preguntamos a la gente cuál conoce sin duda la respuesta sería “The Sopranos”, “Los Soprano” en cristianés.

The Sopranos

David Chase es el responsable de la serie, emitida a partir de 1999 y hasta 2007, seis temporadas, la última con un añadido de ocho capítulos, como todas o prácticamente todas las series los directores varían, pero los más recurrentes fueron Tim Van Patten, John Patterson, Allen Coulter y Alan Taylor, eso sí, los capítulos claves para el gran Van Patten.

El reparto, amplísimo, encabezado por James Gandolfini, auténtico eje sobre el que gira todo, junto a él pues por destacar tan sólo a los más importantes Lorraine Bracco, Edie Falco, Michael Imperioli, Dominic Chianese, Steven Van Zandt, Tony Sirico o Drea de Matteo, pero el reparto es como digo colosal, tanto en tamaño como en resultado, destacar por ejemplo que Steve Buscemi hace aquí de director y actor, otro ejemplo, sólo mirando quienes actuaron en algún momento en la serie y anteriormente en la peli “Uno de los Nuestros” la cifra se pone en 27.

Esa peli es una de las grandes referencias de “Los Soprano”, “El Padrino” también claro, son varios los guiños a ambas, es hasta lógico puesto que al final no dejan de compartir temática, mafia, contada de forma distinta está claro, pero al final se trata de eso, de gangsters.

La historia pues en realidad como suele pasar en series tan largas son varias entremezcladas y que se van sumando y restando a lo largo de las temporadas, Tony Soprano, el jefe, es sobre el que se vertebra todo, sus visitas a la psicóloga, su familia, su “familia”, la policía intentando darle caza, las familias rivales, sus capos y soldados, sus folleteos con camiseta (esto te recuerda a Esteso y Pajares 😀 )…

No es una serie que me entrara pronto, los primeros capítulos se me hacían pesados, le di la oportunidad al haber leído tantas y tan buenas críticas, realmente merece la pena dársela, una vez que coges el ritmo de la serie, que empiezan a resultarte entrañables esos cabrones de la mafia de Nueva Jersey, te lo pasas bien, aun así hay episodios realmente soporíferos mezclados con otros en los que la acción no te deja moverte del sofá y otros con momentos en los que te descojonas de la risa.

Hay personajes que independientemente de su catadura moral te acaban cayendo genial, como el presumido Paulie Gualtieri y otros a los que ahostiarías tú mismo, como al hijo o el cocinillas, sus escenarios también acaban resultándote familiares, el restaurante, el club de putas, la casa Soprano, la de su madre, esta fue la primera serie de HBO en usar tomas exteriores, anteriormente a “Los Soprano” tan sólo habían rodado “OZ” y esta transcurría casi en su totalidad dentro de las paredes de la cárcel, en “Los Soprano” pasan con nota, rodando incluso en el mar alguna de las escenas más inolvidables de la saga.

Otro acierto es que a pesar de que como digo casi todo gire alrededor de Tony Soprano, se tocan diversos temas que hasta entonces eran tabú, como la homosexualidad en la mafia, trágicamente resuelta, más cosas buenas, muestra las vidas de los protagonistas de forma absolutamente creíble, si pegan tiros los pegan, si mean mean y si follan follan, aquí no se tapan con la sábana al acabar, detalles como estos hacen que la cosa gane en verosimilitud.

Cosas malas, pues el ritmo de algunos episodios, como en los que Tony se pasa drogado por la medicación o le da por soñar, y claro, hay algo que no es que sea bueno ni malo, para gustos, su final, para mí directamente no es un final, a algunos les resulta uno de los mejores de la historia, a estos les recomendaría ver los de “The Wire” o “Six Feet Under”, yo creo que es el resultado de la incapacidad de encontrar un final digno a tan excelente serie, si no puedes dárselo te inventas una cosa rara que al menos te conceda la polémica necesaria para que tu serie pase definitivamente a la historia.

En fin, no es la mejor serie que he visto, pero está cerca, absolutamente recomendable, claro, en España no acabó de cuajar, aquí mola más otras cosas, gran serie y auténtico fenómeno social, con grupos de facebook, foros y demás dedicados a estos entrañables matones.

Kamelot ya ha aparecido en las postdatas dessjuestcianas, están de actualidad porque su vocalista Roy Khan deja la banda, sin que haya aun sustituto, estos yankis llevan ofreciéndonos su música desde hace 20 años, han ido cambiando de estilo con los años, más que de estilo lo que han hecho es ir metiendo matices, de ellos toca este “Across The Highlands”

“Boardwalk Empire”, pura HBO

“Boardwalk Empire” es una de las últimas creaciones del canal HBO, último reducto para la calidad y la clase en la televisión, aunque sinceramente creo que hay más calidad y clase en casi cualquier serie de “HBO” que en la inmensa mayoría de producciones cinematográficas, esta serie viene de la mano de Terence Winter, quien ya estuvo detrás de “Los Soprano”, uno de los grandes éxitos del canal, estando amparada por gente como Scorsese, director del piloto, Mark Whalberg o Tim Van Patten, otro de los directores habituales de “HBO”.

Boardwalk Empire

“Boardwalk Empire” está ambientada en los años 20 estadounidenses, tiempos de la ley seca, el protagonista absoluto de la historia es Nucky Thompson, interpretado por otro ex-soprano (delante y detrás de las cámaras), el afamado Steve Buscemi, Thompson es en principio el tesorero de la ciudad de Atlantic City, aunque en la práctica es el amo y señor de todo lo que allí se cuece, política, contrabando e ilegalidades varias, junto a él una serie de personajes, algunos reales y algunos sacados de la imaginación de los guionistas, de entre los reales destacar a Al Capone, (Stephen Graham) aunque sea en sus comienzos en el “negocio”, Arnold Rothstein (Michael Stuhlbarg) o Lucky Luciano (Vincent Piazza).

También aparecen con cierto peso en la trama actores y actrices como Michael Pitt, Kelly Macdonald, Aleksa Palladino y Michael Shannon (oscarizado por “Revolutionary Road”), este interpreta a un agente del Departamento del Tesoro, Nelson Van Alden, en un papel de esos en los que se come tanto la pantalla de lo bien que lo hace que o tienen cuidado los creadores de la serie y sus guionistas o acabará comiéndose al resto del reparto y su personaje irá acaparando escenas.

Cabe destacar que se hace inevitable acordarte de “Los Soprano”, por la temática sobre todo, pero obviamente por coincidir tanta gente tras las cámaras y alguno delante de ella, como el mismo Buscemi o Greg Antonacci, que como en la serie de Tony interpreta a un capo mafioso, como en toda serie “HBO” tiene un buen puñado de personajes y tramas, con sus subtramas, pero quizá la gran pega de este producto sea que se centra tanto en el personaje protagonista que el resto se diluyen, el metraje es el que es y si lo utilizas para una cosa lo reduces del resto, son matemáticas.

Es quizá su única pega, porque en lo demás roza la perfección, desde la ambientación, cosa que no es nueva, ya la bordaban en series como “Carnivále” o “Deadwood” , como en los guiones, las interpretaciones, técnicamente es una maravilla.

Personalmente lo que más eché en falta es que le dieran mayor peso al personaje interpretado por Michael Kenneth Williams, el Omar Little de “The Wire”, muy desaprovechado para mi gusto, pero de momento sólo he visto una temporada, con lo que tiempo al tiempo, espero que las audiencias respeten, porque me da que es un producto de los caros y a nada que esta deje de responder corremos el riesgo de que se cancele, de cualquier manera la segunda temporada está emitiéndose y ya hay una tercera confirmada, de momento tenemos gangsters para rato.

Ni qué decir tiene que es una serie galardonada, aclamada por la crítica y de momento con buenas audiencias, cabe pensar que de seguir a este ritmo y con el paso de las temporadas acabemos por tener entre manos a una de esas series que marcan época.

Tiene el sello personal de la casa, los personajes se comportan tal y como se comportarían en la vida real, hablan como se supone que se hablaba en esa época, follan, mean, cagan, es violenta claro, en definitiva, no es algo que se vaya a calificar “para todos los públicos”, pero de esas tenemos un montón, osea que se agradece que HBO siga con el sello de la sinceridad a la hora de contar historias.

Antes dije que la única pega es la falta de aprovechamiento de los secundarios, bien, para acabar y dejando claro que estamos ante una más que digna serie (acercándose más a “gran serie” que a otra cosa) hay un detalle que tampoco me gustó, la manera de grabar algunos “exteriores”, lo pongo entre comillas porque realmente tras ver algunas escenas, sobre todo las del paseo marítimo, da bastante el cante de que en realidad se trata de decorados, con tanta pasta invertida quizá es un punto a mejorar, porque el resto de la ambientación, como dije antes, está hecha al detalle, hasta los platos en los que comen y los cubiertos que utilizan para ello.

Para la postdata ELA, acompañada de J.R.Blackmore, pegadizo tema este “Out of Time”

A %d blogueros les gusta esto: