Archivo

Posts Tagged ‘Jon Hamm’

Destrozando a Gibson, capítulo “nimeacuerdo”.

Hay que ver qué desagradecido es uno, muchas de las pelis en las que participa Mel Gibson me gustan, pero nada, a machacarle, incluso cuando como es el caso de hoy el director de la peli no es él, sino Randall Wallace, ¿qué más da?, todo son meras escusas, el tema es que hace unos meses un colega de blog, Aitor, me dijo algo acerca de escribir sobre la guerra de Vietnam y nada, a ello. Pero, ¿cómo empezar?, un conflicto tan largo se me escapa, por lo que comenzaremos por lo fácil, darle palos a Gibson, hablando de “Cuando Eramos Soldados”, “We Were Soldiers” en guiri, de 2002, porque además esta peli refleja hechos sucedidos justo al comienzo de la guerra, 1965.

Por cierto, en esta peli sale gente como Madeleine Stowe, que ya aparecía en otra peli que destrocé en su momento, “El Último Mohicano” y que sale en una de las series de moda, “Revenge”, Sam Elliott (“Gettysburg”) y en un papelín nada menos que Jon Hamm, el follarín creativo de “Mad Men”.

Cuando eramos sodlados Para más huevos resulta que la peli en gran parte es un acierto desde el punto de vista de fidelidad histórica, porque además nos recuerda que Estados Unidos no fue ni de lejos la primera potencia en sufrir a los vietnamitas batallando, cosa que puede parecer increíble, la historia ya existía antes de que ese país se fundara y aquí, como en muchas cosas, no fueron los primeros, comienza el film con una escena en la que zurran de cojones a una patrulla francesa, con gran efusividad a la hora de describir en qué diversas formas y texturas puede brotar la sangre, seña que mantienen el resto de la peli o incluso acentúan.

Otro gran acierto de la peli es mostrarnos la sensación de angustia, de estar rodeados, del miedo a perder el control, de ser desbordados que sufrieron los combatientes en esa batalla, combatientes que ojo, eran parte del mítico séptimo de caballería, el de Custer, más aciertos, la dificultad de usar la artillería a distancia con cierta eficacia, los vietnamitas luchaban tan cerca, o al menos lo intentaban, que era casi imposible bombardear las posiciones “charlies” sin zumbarte a los tuyos.

Pero dejemos los aciertos, porque la peli está basada en una batalla real, la Batalla del valle de Ia Drang, que no fue exactamente como nos la cuentan aquí, vamos con los errores, el primero, la imagen que da la peli es la de unos supersoldados yankies que con cada bala prácticamente mataban tres amarillos, si haces balance del número de bajas que nos muestra la cinta el resultado deja mucho que desear, que desear si lo comparamos con lo que sucedió, cosa que además resulta complicada porque pocas fuentes vietnamitas tenemos de esos días, pero incluso las americanas hacen dudar de que aquello fuera como lo que muestra Wallace, poco menos que un videojuego donde los “charlies” poco más que peleaban entre sí por coger en sus cuerpos las balas americanas.

Por supuesto la peli nos muestra la victoria final americana en la batalla, con una carga acojonante de los pocos marines que quedaban vivos, bien, ni mucho menos vamos, sí que tuvieron apoyo de helicópteros, como muestra la peli justo en esos momentos, pero la carga esa es totalmente falsa, ni por asomo, más bien fueron acumulando refuerzos, estabilizando la situación hasta que de repente se dieron cuenta que ya no salían más vietnamitas para coger balas con los dientes y se quedaron sentados en la zona de aterrizaje de los helicópteros, los amarillos habían huido, tampoco se cuenta que en cuanto los norteamericanos abandonaron la zona y vino su relevo estos fueron derrotados, sí, aparece sobre el final de la cinta el oficial vietnamita en el campo de batalla, pero haciéndonos pensar que es a causa del abandono de los yankis de la zona, qué va, recibieron una zurra bastante gorda.

Obvia el film algunos aspectos importantes, como la presencia de varios exploradores nativos, desertores del ejército de Vientman del Norte, que fueron los que facilitaron las coordenadas necesarias para que la artillería americana bombardeara las posiciones enemigas, como curiosidad decir que en esta batalla participó un oficial de origen inglés que en los atentados del 11-S perdió la vida en una de las torres, eso sí, se comenta que gracias a él y a su concienzuda evacuación de la torre salvaron la vida centenares de personas.

Bien, decirte que la peli me gustó, mucho, que esto es una mera escusa, un prólogo, a unas futuribles entradas sobre el tema, sólo un par de cosas más, de esta guerra de Vietnam en general, fue esta una contienda que trajo nuevos conceptos, como la falta de un frente clásico, duró once años, pero pudo durar muchos más, siempre se ha mostrado como ejemplo de derrota para Estados Unidos, pero sinceramente ahí hay algo de falsedad, más bien lo que pasó es que estos se retiraron dejando tirados a sus aliados, Vietnam del Sur, que perdió la guerra sí, pero dos años después de la retirada americana.

Fue una guerra dura, los soldados no sólo tuvieron que luchar contra el enemigo, también con la selva, con la lluvia, pero también por ejemplo con las serpientes, casi 150 especies distintas, prácticamente todas venenosas, los mosquitos y demás insectos, fue también la primera guerra en la que los ejércitos tuvieron que luchar contra otro enemigo invisible, las drogas, casi el 40% de la tropa americana consumió heroina durante la guerra, por no hablar de la cocaina, las anfetaminas y la recurrente (y riquísima) marihuana.

En fin, que volveremos, porque anda que no hay pelis de Vietnam, anda que no hubo ahí masacres, pero por hoy acabo, y lo haré con unos míticos, White Lion, qué pintas por Dios, de ellos este ya añejo “Broken Heart”.

“Mad Men”… and boring.

A la hora de opinar sobre una serie los hay que piensan que es mejor esperar a terminar de verla entera, los hay a los que con dos o tres capítulos ya le vale, no suelo ser cerrado, pero para mí ni tanto ni tan calvo, con una temporada vale, porque sí, si la ves entera es muy difícil hacer algo medianamente objetivo, es como la parienta, le vas cogiendo cariño con el tiempo, te identificas tanto con los personajes que al final te parece estar viendo algo grande cuando en realidad no es para tanto.

He visto “Mad Men”, del canal AMC, responsable de otras series como “Breaking Bad”, la exitosa en España “The Walking Dead” o la última producción, el prometedor remake “The Killing”, es una creación de Matthew Weiner, muy presente como guionista en las últimas temporadas de “Los Soprano”, además “Mad Men” viene avalada por el éxito de crítica y con varios galardones tipo “Emmy” o “Aldabas de Oro” a sus espaldas, con semejantes referencias era difícil resistirse a su visionado.

Mad Men

La historia, en general trata de una agencia de publicidad en el Nueva York de los años sesenta, siendo el principal protagonista “Don” Draper, el jefe de los publicistas de la agencia, evidentemente no sólo en él se centra la historia, varios personajes, la gran mayoría trabajadores de Sterling Cooper, van entrecruzando sus caminos, el punto fuerte, sin duda, es la ambientación, uno no sabe, por fortuna, como era la vida por aquel entonces, pero todo lo que te muestran te lo crees, que es lo importante, ya saldrá alguno por ahí diciendo que sí, que en el capítulo nosecuantos mostraban una botella de vodka con una etiqueta que no se usó hasta dos años después, listos es lo que sobra en este mundo.

No sólo refleja la época perfectamente en cuanto a los decorados, vestuarios y tal, también en cuanto a los roles de las mujeres en la sociedad, el racismo que aun estaba en vigor y con vigor, la moralidad, todo muy sibilinamente, con verdadero gusto y acierto.

Pero ahí termina para mí lo bueno, porque la historia en sí es bastante aburridilla, avanza con demasiada lentitud, muchos personajes están, a mi gusto, bastante mal dibujados, desarrollados, el casting es otro error, no se entiende el por qué el prota busca desesperadamente mujeres teniendo la pedazo de jaca que tiene en casa, coño, si está mucho más buena que los líos a los que baja la bragafaja.

Decía al principio lo de opinar sobre una serie y en qué momento se haga por lo siguiente, “Mad Men” lleva cuatro temporadas, la quinta a la espera de estreno, aunque se hará esperar hasta 2012, bien, esta crítica está escrita al final de la primera, tras ver la serie entera diré que me quedo conque todo lo que pasa dentro de la agencia es interesante, ves un mundo que desconocias y en una época en la que no existías ni como proyecto, todo lo que pasa fuera es para mí y con todos los respetos un culebrón de los serios.

El reparto, Jon Hamm, prácticamente desconocido hasta que hizo esta serie, Elisabeth Moss, otra buscavidas sin suerte hasta que apareció aqui, Vincent Kartheiser, cuyo mayor éxito fue “Buffy Cazavampiros” (manda cojones), January Jones, exmodelo y quizá la que atesoraba mejor currículo (“American Pie”, “Love Actually”, “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, Christina Hendricks (sale en “Firefly”, una serie que tengo pendiente para ver) o John Slattery, secundario en “Mujeres Desesperadas”, es decir, prácticamente un grupo desconocido.

Vamos con la postdata, Deathstars, suecos, tienen unas pintas que tiran para atrás, alguien les definió como una mezcla de Rammstein y Marilyn Manson, su etiqueta sería metal industrial su trayectoria musical es corta, pero ya se ven ciertos cambios, para mí han ido llenando sus temas de algo parecido a melodías, quizá suenan más comerciales ahora que en sus inicios.

De su último trabajo hasta la fecha, “Night Electric Night” este tema, “Chertograd”

A %d blogueros les gusta esto: