Archivo

Posts Tagged ‘Felicidad’

El diario de Merikeit.

Buenas, soy Merikeit, este es mi más íntimo diario, una es muy de seguir los buenos manuales y de ignorar los deficientes, es por ello por lo que me fijo en cosas como esta y sin embargo cosas como esta otra las dejo arrinconadas en mi mente, porque una lo que quiere es ser feliz en esta vida, tú te dirás que como todos, pues parece que no, gracias a los consejos de mi inmenso y nunca suficientemente venerado ni vanagloriado líder pude cambiar mis actitudes ante la vida de pareja, buff, qué te diré, jamás he sido tan feliz, para que veas lo feliz que soy he decidido pillar una página cualquiera de mi más íntimo diario y dar fe.

Ayer a la mañana, me despierto, noto a mi macho al lado, oliendo como tienen que oler los machos, a hombre viril, nada de a perfumes ni a polladas, a sudor revenido, me desnudo y le despierto rozando mis pechos contra su espalda, cuando se despierta amablemente le sugiero la posibilidad de follar, él me mira sorprendido y me dice que si tengo fiebre, sí, en el coño, le respondo, me arde en deseos, ante sus dudas le ofrezco ir a prepararle el desayuno antes para que pille fuerzas, siempre y cuando me prometa no cepillarse los dientes porque el aliento de un macho tiene que tener su personalidad.

Leer más…

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , ,

El dinero no da la felicidad, que lo sepas.

Flácido era un hombre que daba siempre la mano flácidamente, pero en los negocios era un hacha, a hacer negocios y al follar no le ganaba nadie, era también muy aficionado a refranes y frases hechas, “intentarlo es el primer paso para conseguirlo”, así que cuando quiso aprender a volar se tiró de la azotea del más alto edificio de su pueblo y se estrelló contra el suelo, el golpe no le mató ya que el más alto edificio de su pueblo era una pequeña choza de apenas dos metros, pero cuando estaba ahí de rodillas lamentándose del golpe recordó lo de “es mejor morir de pie que vivir de rodillas”, se levantó y se mató él mismo.

Mas en su lápida ponía “Flácido, siempre te recordaremos”, y claro, hay otra frase que dice más o menos que nadie muere del todo mientras se le recuerde, así que resucitó, “estoy hasta los huevos de las putas frases, esto es un sinvivir”, dijo el pobre, pero para que me entiendas su historia con las frases hechas es como la de un fumador compulsivo, sabe que le mata, pero no puede dejarlo, así que un día Flácido recordó esa bonita frase de “el dinero no da la felicidad”.

Leer más…

A %d blogueros les gusta esto: