Archivo

Posts Tagged ‘Derechos’

“Prisioneros”, justicia, venganza, sociedad incoherente.

Me vi “Prisioneros”, peli de 2013 de la que no te hablaré demasiado, si quieres una buena crítica al respecto abulízate, contar tan solo que es probable que más de una la viera viendo que el prota es nada más y nada menos que el adefesio nenaza de Hugh Jackman, que hace de padre histérico y vengativo a quien acaban de secuestrar una hija.

Claro, qué padre al que le secuestran una hija no es histérico y vengativo, si pillas al que la secuestró le dejas la cara como…. como…. bueno, si ves la peli te haces una idea muy clara de “cómo” se deja la cara al secuestrador de tu hija, o “secuestrador”, porque quizá sea inocente y sea tu histerismo y tus ganas de venganza las que se enfrenten a la realidad y al final estás inflando a hostias a un tipo cuya culpa fue estar en el lugar equivocado en mal momento, sin más.

Leer más…

¿Podría Messi quedarse embarazado?.

Durante siglos la mujer ha dominado a su antojo el mundo, sólo importaban ellas, todo giraba alrededor de ellas, el rol del hombre se limitaba a parir a los hijos que ellas les engendraban, criarlos, educarlos, esperar la llegada de su esposa y cumplir en la medida de lo posible sus deseos, ellas ocupaban todo, desde la política, a los ejércitos, todos los órganos de poder, tuvo que llegar el fútbol para darnos la notoriedad.

Embarazado Con la llegada del balonpié se dio la circunstancia de que por fin en algo en la vida el hombre ganaba a la mujer, el fútbol ya existía claro, pero hasta hace pocas décadas sólo era practicado por ellas, ellas lo jugaban y ellas lo veían, en los estadios, en los bares, a nosotros nos quedaba reservado el quedarnos en casa viendo la típica película romántica donde la galana de turno nos hacía entrar en húmedas ensoñaciones. Pero cuando a alguien se le ocurrió que el hombre bien pudiera jugar también al fútbol la película cambió, radicalmente, no sólo jugábamos mejor, sino que las audiencias subían, la simpleza femenina, ven unos tíos en pantaloncitos cortos y se les nubla hasta la vista, no dejaba de ser una actividad sexista, pero exitosa, sin duda, hasta el punto de generar millones y millones de euros, nunca tuvimos problemas al respecto, nunca, hasta ahora.

Os sonará Cristiano Messi, sin duda, uno de los más famosos jugadores de fútbol del mundo, fichado hace dos años por el Athletic de Bilbao (una bisabuela suya se tomó un mosto en Amoroto durante una excursión y tras arduos debates eso se consideró que entraba en la filosofía deportiva del club), siete años de contrato, a razón de 10 millones de euros netos por temporada, primas, pluses y depilaciones aparte, fichaje ilusionante, ilusionante hasta que en primavera el jugador anunció su intención de quedarse embarazado, polémica servida.

Desde este modesto rincón siempre he intentado manipular la realidad lo justo y necesario, podría haberlo hecho de nuevo, pero he preferido dar voz a los implicados, una representante del club (por desgracia el hombre aun no ha llegado a las directivas de los equipos) y la abogada del jugador, oigamos a la primera, leamos mejor dicho:

“Es evidente que Messi no tiene derecho a quedarse embarazado, el firmó libremente un contrato con nosotros, con el consentimiento de su esposa como Dios manda, en el que a cambio de un sueldo se comprometía a jugar al fútbol para nosotros, si se queda embarazado entre el embarazo, el parto y la lactancia se perdería prácticamente año y medio, cierto es que el trabajo de futbolista no está exento de lesiones, lesiones leves, lesiones graves, que acarrean bajas más o menos prolongadas, pero estas están propiciadas por su propia actividad, en todo caso son bajas involuntarias.”

Y veamos ahora la respuesta de la abogada:

“Por supuesto que puede, puede y debe quedarse embarazado siempre que quiera, el club puede marcarle cómo entrenar, qué táctica usar, puede exigirle respetar todo lo que se disponga para él dentro de los campos de fútbol, pero desde luego no en su vida privada, su cuerpo es de su propiedad, no lo ha comprado nadie, ni nadie puede decirle lo que hacer con él, fuera aparte que la paternidad es un derecho inviolable, no hay además ninguna ley que bajo ningún concepto deniegue al hombre en el momento que él (y su mujer claro, que es la que manda en casa) quiera, ser padre”.

Múltiples matices tiene este problema, desde el precio del fichaje, no ya de la propia ficha, fichaje que el club aduce que no rentabilizaría sin poder disponer del jugador durante tan largo periodo de tiempo, aparte de las pocas garantías de volver a ser quien es tras la paternidad, uno, que siempre se hace preguntas, piensa, ¿y si el jugador se quedara embarazado involuntariamente?, ¿podría el club obligarle a abortar?, ¿podría en todo caso demandarle por incumplimiento de contrato?.

Nota: Entiéndase esto como lo que quiero que se entienda, un dilema hoy por hoy imposible, porque las que se quedan embarazadas son las mujeres y por desgracia las deportistas no generan tanto dinero como ellos, quizá algún día sí, y quizá ese día vivamos algo parecido, de momento échale imaginación y decide: ¿Podría Messi quedarse embarazado?.

Posdata para fomentar los embarazos, Rage, míticos, tema de esos para acurrucarse en el sofá y acabar en placenteras carnalerías, “All this Time”.

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: