Archivo

Posts Tagged ‘Deathstars’

Y el solomillo no coló.

Teóricamente se esperaba hoy la resolución del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), sobre la sanción o no que pudiera acarrear el positivo por clembuterol de Alberto Contador en el Tour de 2010, digo teóricamente porque han sido tantos los retrasos que quizá la sorpresa haya sido que sí, por fin ha habido sentencia, dos años a partir del positivo y pérdida de todo lo que ha ganado a partir del citado y ya por fin confirmado dopaje.

Alberto Contador

Brevemente, por si no conoces la historia, julio de 2010, Contador gana el que significa su tercer Tour de Francia, nada más acabar el Tour ficha por Saxo Bank, abandonando Astana, en septiembre de ese año se hace público, tras filtrarse a la prensa, un positivo por clembuterol en ese Tour, en realidad cuatro, cantidades ínfimas, pero el clembuterol es de esas sustancias que están prohibidas, al menos hasta el momento, y que no produce el organismo, Alberto y su hermano y representante, Fran, inician entonces una campaña de ruedas de prensa y apariciones televisivas, (hasta en “La Noria” apareció) para dejar clara su inocencia , el clembuterol apareció en su organismo por ingerir un solomillo presuntamente contaminado.

En principio debe ser la Federación de cada ciclista la que incoe el procedimiento necesario para juzgar el caso, la RFEC lo hizo, primero le mete un año de sanción y ante el recurso del ciclista lo deja en nada, entendiendo que el ciclista no ingirió de manera voluntaria el clembuterol, dando así por cierta la versión de Contador, estamos ya en febrero del año pasado.

La “UCI” recurre el fallo, ante el TAS, iniciándose un proceso que concluye hoy, con dos años de sanción.

A ver, dejando aparte las diversas informaciones sobre el positivo en sí mismo, aparición de trazas de plástico, plástico utilizado en autotransfusiones, aparición de chivatos del propio equipo que denunciaron tratamientos de adelgazamiento en el mes previo al Tour, en el que usó el clembuterol, que si el producto concreto era Actovegin, producto de cuyo uso ya advirtió Manzano en su momento y que es de los que garantizan pasar los controles más que sobradamente y dejando especulaciones y elucubraciones varias simplemente te daré mi opinión al respecto.

Primero, si te interesa el tema no acudas ni de coña a la prensa nacional, ni a los diarios generalistas ni a los deportivos, “suelen mentir” y manipular muy a menudo, eso cuando hablan con conocimiento, porque ya han demostrado alguna vez que generalmente no tienen ni puta idea, busca sobre todo foros y ahí sí que te harás una idea aproximada.

Luego, ten claro que el que ayer pensaba que Contador era inocente hoy también lo hará, y el que pensaba que era culpable lo seguiría pensando aunque hubiera salido libre, sólo respetamos las sentencias que nos gustan, lo hacen los políticos, lo hace todo el mundo y en este caso no iba a ser distinto.

Yo nunca he creído la versión de Contador, quizá, lo reconozco, porque nunca me ha caído bien, siempre me ha parecido un mentiroso compulsivo, como si pensara que diciendo lo que piensa realmente le causara granos o algo, pero lo principal es que me pregunto, siempre lo hice, que cómo sabía que el solomillo era el culpable, ¿lo analizaron?, si así fue, ¿por que no presentaron esos análisis como prueba?.

Estos días previos se ha especulado con la posibilidad de que el TAS tomara una decisión salomónica como la tomó la RFEC al principio, un año, seis meses incluso, quitándole el Tour pero respetando lo ganado después, a ver, aquí no hay grises, o blanco o negro, o es culpable o inocente, sólo se reduce la sanción cuando el dopado reconoce su error y colabora con la justicia deportiva, aquí no se ha dado ese caso, por lo que o dos años y se retira todo lo ganado o libre y que corra libremente.

Mucho se ha hablado de la tardanza, año y medio, entre el positivo y el fallo final, por medio múltiples presiones (incluidos Rajoy, Zapatero y hasta Indurain) para que no se le sancionara, también para que sí se le condenara, como Becca, alma del Leopard de su gran rival, Schleck, equipo fusionado con el de Bruyneel , RadioShack , culpa de esta tardanza tienen todas las partes implicadas, que han agotado y hasta prorrogado los plazos de los que disponían para presentar alegaciones, así pues se da una cosa muy curiosa ahora, Contador pierde además del Tour de 2010 (que pasa a Andy Schleck) otras carreras tan importantes como el Giro de 2011 (que pasa a Scarponi, uno de los pocos sancionados por la “Operación Puerto”).

En estos casos, no muy habituales, se pueden dar cuatro casos, ciclista inocente que no es sancionado, ciclista inocente que es sancionado, ciclista culpable que es exonerado y ciclista culpable que es condenado, vamos, si es el primer caso pues bueno, sufres la presión del proceso pero al final más o menos contento, si es el segundo caso es una putada claro, si eres culpable y te libran pues al final es un poco esto de la “Justicia Poética”, ya que te libras pues por lo menos sufres un poco, y tenemos el caso que nos ocupa, ciclista culpable que es sancionado año y medio después (eso si admitimos que la sentencia es justa claro).

Ahora se da ese caso curioso que en cierta medida casi saboreó Contador en su primer Tour, carrera que tenía perdida y que logró gracias a que Rabobank retiró de la prueba al líder y virtual ganador, un danés apellidado Rasmussen, Andy Schleck figura como ganador del Tour 2010, Scarponi del Giro 2011, pero eso es como si yo me tiro a un pivón que te cagas y luego te dejo que cuentes que has sido tú, sobre todo claro Scarponi, porque Schleck nunca pudo optar a paladear el podium de París.

Pero si la justicia deportiva hubiera sido como debiera de ser Contador no hubiera podido correr el Giro 2011, y por lo tanto Scarponi, o quien fuera, porque la carrera pudiera haber cambiado, hubiera subido al podium, llevándose el beso y el número de móvil de las azafatas, la gloria, disfrutando realmente del triunfo, follándose a la tía buena vamos, ahora sí, le cuenta en el palmarés, pero realmente quien se la tiró fue Contador, por cierto, que Scarponi también se puede contar el polvo con la Volta a Catalunya del año pasado, pero también se la tiró Alberto.

En fin, enésimo escándalo de dopaje en el ciclismo, esperemos que sea el último, aunque es complicado, lo peor del tema es eso, que lees la prensa y te dan ganas de vomitar ante la manipulación que hay sobre el asunto, los meses previos a la sentencia han sido claro ejemplo, con múltiples publicaciones de casos de positivo por clembuterol cuyos actores fueron liberados de culpa, claro, esos casos eran en países como Méjico o China, donde sí se pudo demostrar la presencia de esas sustancias en el mercado de carne vacuna, en Irún, donde presuntamente se compró el solomillo y en España hace años que no se han dado casos, pero estos detalles son los que maliciosamente la prensa española ocultaba.

Deathstars para la posdata, “Death Dies Hard” el tema:

“Mad Men”… and boring.

A la hora de opinar sobre una serie los hay que piensan que es mejor esperar a terminar de verla entera, los hay a los que con dos o tres capítulos ya le vale, no suelo ser cerrado, pero para mí ni tanto ni tan calvo, con una temporada vale, porque sí, si la ves entera es muy difícil hacer algo medianamente objetivo, es como la parienta, le vas cogiendo cariño con el tiempo, te identificas tanto con los personajes que al final te parece estar viendo algo grande cuando en realidad no es para tanto.

He visto “Mad Men”, del canal AMC, responsable de otras series como “Breaking Bad”, la exitosa en España “The Walking Dead” o la última producción, el prometedor remake “The Killing”, es una creación de Matthew Weiner, muy presente como guionista en las últimas temporadas de “Los Soprano”, además “Mad Men” viene avalada por el éxito de crítica y con varios galardones tipo “Emmy” o “Aldabas de Oro” a sus espaldas, con semejantes referencias era difícil resistirse a su visionado.

Mad Men

La historia, en general trata de una agencia de publicidad en el Nueva York de los años sesenta, siendo el principal protagonista “Don” Draper, el jefe de los publicistas de la agencia, evidentemente no sólo en él se centra la historia, varios personajes, la gran mayoría trabajadores de Sterling Cooper, van entrecruzando sus caminos, el punto fuerte, sin duda, es la ambientación, uno no sabe, por fortuna, como era la vida por aquel entonces, pero todo lo que te muestran te lo crees, que es lo importante, ya saldrá alguno por ahí diciendo que sí, que en el capítulo nosecuantos mostraban una botella de vodka con una etiqueta que no se usó hasta dos años después, listos es lo que sobra en este mundo.

No sólo refleja la época perfectamente en cuanto a los decorados, vestuarios y tal, también en cuanto a los roles de las mujeres en la sociedad, el racismo que aun estaba en vigor y con vigor, la moralidad, todo muy sibilinamente, con verdadero gusto y acierto.

Pero ahí termina para mí lo bueno, porque la historia en sí es bastante aburridilla, avanza con demasiada lentitud, muchos personajes están, a mi gusto, bastante mal dibujados, desarrollados, el casting es otro error, no se entiende el por qué el prota busca desesperadamente mujeres teniendo la pedazo de jaca que tiene en casa, coño, si está mucho más buena que los líos a los que baja la bragafaja.

Decía al principio lo de opinar sobre una serie y en qué momento se haga por lo siguiente, “Mad Men” lleva cuatro temporadas, la quinta a la espera de estreno, aunque se hará esperar hasta 2012, bien, esta crítica está escrita al final de la primera, tras ver la serie entera diré que me quedo conque todo lo que pasa dentro de la agencia es interesante, ves un mundo que desconocias y en una época en la que no existías ni como proyecto, todo lo que pasa fuera es para mí y con todos los respetos un culebrón de los serios.

El reparto, Jon Hamm, prácticamente desconocido hasta que hizo esta serie, Elisabeth Moss, otra buscavidas sin suerte hasta que apareció aqui, Vincent Kartheiser, cuyo mayor éxito fue “Buffy Cazavampiros” (manda cojones), January Jones, exmodelo y quizá la que atesoraba mejor currículo (“American Pie”, “Love Actually”, “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, Christina Hendricks (sale en “Firefly”, una serie que tengo pendiente para ver) o John Slattery, secundario en “Mujeres Desesperadas”, es decir, prácticamente un grupo desconocido.

Vamos con la postdata, Deathstars, suecos, tienen unas pintas que tiran para atrás, alguien les definió como una mezcla de Rammstein y Marilyn Manson, su etiqueta sería metal industrial su trayectoria musical es corta, pero ya se ven ciertos cambios, para mí han ido llenando sus temas de algo parecido a melodías, quizá suenan más comerciales ahora que en sus inicios.

De su último trabajo hasta la fecha, “Night Electric Night” este tema, “Chertograd”

A %d blogueros les gusta esto: