Archivo

Posts Tagged ‘Crisis’

El dibujo de Pgatina.

Hace tiempo que uno frecuenta el blog de Pgatina, incluso la dediqué una entrada, dibuja, adorna sus dibujos con unas letras, a mí, aparte de intentar saber qué pensaba ella al dibujar me sirve también para ver qué me dicen a mí esos dibujos, cosas guarras la mayoría de veces, algo similar hace también Elsa e incluso Silvia, ya dibujar es complicado, mis hijas lo hacen mejor que yo, pero hacerlo ya expresando algo.. pues eso.

La cosa es que Pgatina y yo hace tiempo teníamos algo pendiente, el que ella me diera un dibujo “virgen” y fuera yo directamente el que pusiera las letras, pues de eso irá esta entrada, pondré un dibujo y luego lo miraré, lo remiraré y lo que este me diga lo pondré negro sobre blanco, sin que esto de “negro sobre blanco” tenga connotación sexual alguna.

Leer más…

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , , ,

La sanidad en crisis.

Hacerse viejo es una putada, sí, viejo, qué, ni mayor ni hostias, mi primera hija es mayor que la segunda y no es vieja, yo soy el menor de mis hermanos y camino voy, basta de eufemismos, llegar a viejo es bueno, mi padre es viejo y le quiero mucho, mi madre es vieja, también, mi suegra es vieja y la odio, pero no por vieja, por cansina y metomentodo, bien, pues eso, que aunque por fuera siga siendo ese atractivo joven, con biotipo atlético, fornido, varonil y encantador llega un momento que empieza a asomar el colesterol, la ciática, desgaste de piezas varias, esto es como un coche, encima no me cuido lo mínimo, lo único verde que me he comido han sido unas cuantas aceitunas, luego pasa lo que pasa.

Y pasa que una vez que empiezas a coger enfermedades pues coges hasta las que no tienen que ver con la edad, como la conjuntivitis, llevo una racha que para qué contarte, bien, pues nada, ahí estoy yo desangrándome por el ojo, terriblemente grave, para morirme, y voy al ambulatorio, resulta que uno trabaja de tarde últimamente resulta que el médico lo tienes a la tarde, pero vamos, que con semejante estado, casi terminal, acudes con la esperanza de que te atiendan, voy al mostrador, donde está atendiendo un bonito par de senos pegados a una funcionaria y le explico, “oiga, resulta que tengo el ojo con conjuntivitis, tengo médico a la tarde pero a la tarde trabajo, no están las cosas como para no ir a trabajar por una conjuntivitis, aunque sea un cuadro clínico como el mío, que me pueden contratar para “The Walking Dead”, mi teléfono es 555 69 69 y puedes llamarme si quieres una relación esporádica”, haciendo caso omiso a esto coge la tía y me dice que me tiene que atender mi médico, que me coja la tarde libre.

Chiste médico Tras explicarle que eso no es posible, de nuevo, me dice que bueno, que suelen poner un médico de urgencia para estos casos, que espere un rato, cojonudo, justo lo que necesito, nada, a esperar, te parecerá increíble, dado mi estado clínico, pero durante la espera no me sacaron ni una camilla, siquiera una mísera silla de ruedas.

Consulta y me dice que sí, que le diga a qué hora quiero ser atendido, “me da igual churri (a estas alturas ya había confianza), dámela un rato antes de salir tú”, bueno, en realidad me quedé en lo de “me da igual”, es por dármelas de exitoso con las mujeres, para cubrir mi triste vida, me dice que a partir de las dos de la tarde cuando quiera.

Anonadado, así me quedo, no puse los ojos como platos porque por la conjuntivitis apenas podía ni abrirlos normalmente, “te he explicado antes que por la tarde trabajo, si pudiera venir a la tarde no necesitaría ese médico de urgencia, iría al mío”, pues nada, que directamente me dice que me busque la vida entonces, que al día siguiente, sábado, hay un médico de urgencia en un pueblo de al lado, cosas de los recortes serán.

Bueno, pues resignado me dirijo a la farmacia, a ver si al menos allí me dan algo que alivie esa tremenda tortura que padecía, entro y le pido a la farmacéutica algo para el ojo, ella, la muy cachonda, me dice que mejor vaya al médico, sí, vengo del cine no te jode, le explico lo sucedido mientras mentalmente me la zumbo y ella me dice que como mucho me puede dar un colirio, mientras mentalmente me da un par de hostias por salido, a todo esto al lado una venerable señora, claro, hay que meter baza, escucha la conversación y salta que si un día a ella no la atendieron y eso que tenía una pulmonía galopante agravada por tres o cuatro cosas acabadas en “tistitis”, venga hombre, me vas a comparar, yo me estoy muriendo, una conjuntivitis es una pedazo enfermedad, capaz de diezmar planetas, ¿una pulmonía?, ¿y que por no atenderla estuvo diez días en la UCI?, vamos señora, por Dios, si además con lo vieja que es ya no merece la pena ni gastar en médicos, no me robe protagonismo coño, qué afán de notoriedad tienen algunos.

Lo que tiene, lo que me gustaría que quedara de todo esto es que sí, la sanidad pública está sufriendo ya recortes, no hay personal suficiente, todo está desbordado, claro, todavía no es grave, al menos no tanto como mis conjuntivitis, pero camino lleva, tú vas al ambulatorio, simplemente pides que un médico te mire, no es más que un par de minutos, te recete un antibiótico y a correr, entre otras cosas porque en las farmacias no te los venden sin receta, pues no, y no culpo a los médicos, ni a quienes ocupan el mostrador de recepción, quizá tampoco a los responsables de la sanidad, quizá es que no haya un puto duro para contratar un médico que se haga cargo de estas cosas, no tengo ni puta idea, solo que no me parece lógico, estás harto de escuchar que no se colapsen los servicios de urgencias de los hospitales, pues ya me dirás qué coño haces, y hablo de un día entre semana y por la mañana, en fin, preocupante.

Flowing Tears, posdata, gran tema este “Orchidfire”

Los políticos y su pueblo.

Nada más casarse uno se da cuenta de que la política no puede ser nada bueno, adoras a tu madre, pero es añadir la palabra política a la palabra madre y coño, el cambio es radical, evidente y con igual de evidentes intenciones de complicarte la existencia, un político suele ser ese tipo que miramos con desconfianza, al que presumimos corrupto, vividor a costa de nuestros esfuerzos, mentiroso y demás lindezas.

Aun así llegan las elecciones y les votamos, además siempre a los mismos, porque nos gusta ganar, por eso somos del Madrid o del Barcelona, sabes que pierdes un año, pero al final siempre te llegan alegrías, como en política además cambiar de colores es hasta saludable pues no nos duelen prendas en dar el voto a Zapatero y luego a Rajoy, así nos sentimos partícipes del “cambio”, lo triste es que nos pongamos como nos pongamos todo sistema político necesita de alguien que lo comande, incluso el “igualitario comunismo”.

Tiempo atrás hablábamos de la teoría y la práctica, como todo en la vida aquí también tiene entrada, tú piensa, que para eso eres el listo o la lista de los dos, teóricamente todos los sistemas políticos son viables, a ver, repito, en teoría, con sus más y sus menos, pero funcionar todos podrían funcionar y vivir plácida y prósperamente, cuando se llevan a la práctica resulta que no, que no funcionan, ¿qué falla? (las de Valencia las mejores).

Funcionarios, chiste

Cuanto más sencillo es algo mejor suele funcionar, ejemplo, un botijo, poca mecánica, sin pilas, o se rompe o cumple su función para siempre, a medida que un objeto se complica suele dar más fallos, si eso pasa con cosas, con objetos, qué no pasará con un país, porque además este, el país, cuenta con algo diferente a cualquier objeto, el factor humano.

Los políticos sí, ellos tienen la culpa de todo, el puto gobierno, además, tenemos tantos, el central, el autonómico, el de la diputación, el municipal, el presidente de la comunidad de vecinos, el consejo escolar, la comisión de fiestas…. sinceramente, si no estás en algo que decida algo hoy en día eres un don nadie, “el gobierno baja las pensiones”, “el gobierno congela los sueldos”, “el gobierno nos sube los impuestos”, puto gobierno de los cojones, la cosa es que “El gobierno” como tal es inocente como un perro lamiéndose el nabo, son personas las que toman decisiones, son personas en definitiva las que hacen que esa sociedad tan posible y feliz teóricamente se chafe.

Pero ahora entramos en la parte que menos nos gusta, tú eres persona, yo soy persona (y muy atractiva, atlética y varonil), tú y yo formamos parte de la sociedad, tú y yo tenemos culpa de que la teoría no se corresponda con la práctica, y te voy a poner un ejemplo claro, un ejemplo de que alguna vez los políticos tienen una labor peliaguda delante suyo, cuando tienen que torear con nosotros, el pueblo, que nos las sabemos todas.

No sé si te has enterado, estamos en crisis, sí, tú ya sé que en la de los cuarenta, pero las hay peores, la económica, el paro desbocado, las arcas públicas con telarañas, ante eso nuestros políticos intentando buscar soluciones, vamos a suponer que es así, alguna polémica, casi todas vamos, pero concretemos, el subsidio del paro, la indemnización por despido, teóricamente tú vas al paro y tienes dos años cubiertos para que en ese tiempo encuentres empleo, teóricamente, todos, seamos sinceros, conocemos gente de nuestro entorno que por los huevos, sobre todo antes claro, para qué aceptar un curro por 1.000 euros si me voy a tirar dos años en casa cobrando 900, no sale a cuenta, sobre todo si eres un hacha de las chapucillas y cambias un par de lavabos o arreglas una lavadora así de estrangis de vez en cuando, anda que no somos pícaros en este país, a nosotros nos van a enseñar como engañar, si defraudar a hacienda es de los pocos delitos de los que puedes presumir en el bar con toda una banda de estafados llamándonos campeones y comentando jocosamente el tamaño de nuestros huevos.

Teóricamente para que el sistema funcionara uno se va al paro y comienza a buscar nuevo empleo sin pensar en lo que le queda por cobrar, te ofrecen uno, lo aceptas y ala, a volver a cotizar enseguida, el sistema va bien, pero somos humanos, personas, somos los que hacemos que en la práctica el sistema cojee, bien, supongamos que vamos a trabajar, sí, nos hacen contrato, ahora vemos otro de esos idílicos planteamientos, el liberal.

Un empresario libremente llega a un acuerdo con un trabajador igual de libremente, libremente pactan unas condiciones y luego se van de putas juntos, putas que ejercen libremente, para celebrarlo, qué, cojonudo ¿eh?, pero es que al igual que el gobierno lo forman personas y la clase trabajadora la forman personas eso que llamamos “el empresariado” también lo forman personas, unos mejores, otros peores, pero con todos los vicios que tenemos las personas, imagínate ese escenario tan idílico, sin que haya regulación alguna, te contratan y empiezas a currar, tienes tu estatuto de los trabajadores y tienes tu convenio, sectorial, de empresa… en teoría no pasa nada porque tú decidas que para ti esas dos cosas son como la Biblia para una monja clarisa, todos estamos locos por cumplir la legalidad, ¿no?, tú no te escaqueas y tu jefe respeta todos y cada uno de tus derechos.

La empresa va mal, tienes que despedir a Fulanito o a Menganito, en teoría no hay duda, Fulanito es un vago y un inútil, pero como el trabajo tampoco es para tanto y cuando hace falta se queda a currar las horas que haga falta, renuncia a sus vacaciones cuando se lo pides y te ríe todos los chistes en la cena de empresa te resulta hasta entrañable, en cambio Menganito coño, es buen trabajador, nunca has tenido queja de su trabajo, pero el cabrón te ha denunciado porque le obligas a hacer jornadas superiores a lo que marca el estatuto de los trabajadores, en una palabra “problemático”, me quedo con el otro, qué exagerado y que tomado por los pelos pensarás.

Pues mira, por los pelos no, soy calvo, hoy en día, con la que está cayendo, o eres uno de esos afortunados representantes sindicales protegidos por la mano de no se quién o es mejor que tragues lo que sea, lo estoy viviendo en mi propia empresa, mitad de la plantilla denuncia reivindicando algo que cree un derecho, el juez decide, para eso están, para decir si tenemos o no tenemos razón, resulta que sobra gente, hay que echar al paro, sí, casualidades de la vida, todos los que han ido al paro forman parte del grupo que denunció, evidentemente ninguno por esa razón, claro, es mera casualidad, en teoría tenemos un sistema que nos protege, leyes, normas, juzgados, en teoría, porque en la práctica las normas no se cumplen siempre, y si reclamas puedes irte tranquilamente a engrosar el cupo de parados que se toman un par de años sabáticos.

Y es que somos lo que somos, fardamos de engañar al seguro del piso, lo cuentas en la tasca y te miran hasta con admiración, si vas legalmente por la vida tienes sensación de ser un gilipollas integral, todos sabemos que si nadie se aprovechara del sistema nos iría mucho mejor, pero como estamos venga a oír que “no somos nadie” en los funerales pues no te das por aludido, la gracia de ser un listillo es serlo aprovechándote del resto, se descubren abusos en las prestaciones sociales y nos echamos las manos a la cabeza, pero por no haber pensado tú en eso antes.

Hay veces que miro a un político y me da pena, me lo supongo hasta honrado, trabajando, legislando, el tío ahí sin saber que todo lo que está decidiendo al final depende de algo que no está bajo su control, el listillo, el aprovechado, que los hay en todos y cada uno de los ámbitos de la vida, lo malo es que al tener que legislar tanto para evitar en la medida de lo posible a este tipo de gente siempre acaba pagando el empresario decente, que los habrá, el ciudadano decente, que los hay, el trabajador decente y demás, como siempre me he enrollado tanto que me quedan muchas cosas en el teclado por ser escritas, otro día volveré.

Edenbridge, “Paramount”

De la crisis y las culpabilidades.

Cuando en su momento hablé del documental “Inside Job” ya dejé un pequeño apunte personal acerca de la crisis y sus causas, pero ante la avalancha de peticiones me dispongo ahora a extenderme en el asunto, a ver, en realidad lo de “avalancha” es un poco exagerado, la cosa fue más discutir con mi cuñado hace un par de domingos y su “no tienes ni puta idea” me lo tomé como una invitación a ejercer de líder de opinión, así que al lio.

Chiste crisis

El origen de la crisis parece estar claro, Estados Unidos, los “ninja”, las hipotecas basura incluidas en bonos y activos cada vez más disfrazados y tal, pero yo pregunto, ¿realmente es esa la causa de la crisis que, al menos en España, estamos sufriendo?, porque no creo que las dificultades de los bancos y cajas españoles, sobre todo de las cajas, sean debidos a la posesión de ese tipo de activos, bonos o como los queramos llamar, evidentemente cuando hay una crisis mundial siempre afecta, si fuera hay menos dinero hay menos exportaciones, vienen menos turistas (uno de los sectores fundamentales de la economía española) y todo se nota, pero lo principal, en mi opinión al menos, que de eso se trata porque esto no deja de ser mi blog, para que estemos como estamos, no es eso, sino la puta burbuja inmobiliaria.

Y a esto hemos llegado tras décadas de políticas equivocadas, alguna procedente de Europa sí, pero otras no, digo décadas porque todo empezó mucho antes de que Zapatero llegara al gobierno, yo recuerdo cuando los pisos no hacían más que subir y subir (en realidad subían los precios, los pisos subían sólo cuando se construían los edificios) le preguntaron al actual presidente asturiano Álvarez Cascos al respecto y el tipo dijo que si subían tanto era porque la gente lo podía pagar, cojonudo, esa es la primera clave del asunto.

Claro, los tipos de interés estaban por los suelos, los precios subían de media el 10 % anualmente o más, es decir, para una pareja joven resultaba imposible ahorrar, por mucho que lo hicieras ahorrabas menos en un año de lo que subía el precio del nidito de amor, por lo que al final el mercado te forzaba a comprar cuanto antes, alimentando la burbuja, puesto que a mayor demanda los precios no hacían más que subir todavía más, como todos atábamos los perros con longanizas los bancos y cajas se hinchaban a conceder créditos hipotecarios, a particulares y a constructoras (el gran problema que arrastran muchas de las entidades intervenidas, créditos a constructoras no pagados), como había guerra por ver quién crecía más las ofertas eran acojonantes, el 100 % del valor de tasación o más, así lo amueblas, te compras coche y te vas de putas para celebrarlo, total, la cuota se te pone en 800 euros, pero como trabajáis los dos no hay problema.

Las empresas de tasación hacían su trabajo, como gran parte del precio de una vivienda lo marcaba el precio de las viviendas similares, por zona, tamaño y tal, pues las tasaban por lo que hiciera falta, si necesitabas algo más de dinero el banco les convencía para que en vez de 40 le pusieran 45 como precio, lo cual claro, no hacía más que alimentar a su vez la burbuja, puesto que en las semanas posteriores esos 45 millones hacían que el piso de tu vecino automáticamente “valiera más”, como además desgravabas una pasta pues todos contentos.

Así que la burbuja crece y crece, quien más quien menos comentaba que algún día estallaría, pero todos nos uníamos al club, de repente los tipos de interés suben, suben, suben, llegan al 5 y pico %, los 800 pavos que nuestra parejita pagaba al mes de repente se convierten en 1500 euros, pero de momento pagamos, porque mantenemos el curro, pero resulta que claro, con esos precios tan hinchados y esos tipos de interés ya empiezan a no venderse los pisos, las nuevas construcciones se paran, el agosto que muchos hicieron con promociones varias (como bien mostraba por ejemplo “Crematorio”) se torna en cuesta de enero, como no se venden pisos para qué hacer más, el resultado, la construcción comienza a sufrir una tasa de desempleo bestial, pero como de nuestra parejita él trabaja de fontanero y ella de dependienta en una pequeña tienda de moda pues no hay gran novedad.

Pero es que en las obras no sólo había albañiles, encofradores y demás, también fontaneros, que se van al paro y pasan a ser competencia de nuestro chaval, que se dedicaba a averías, la crisis les alcanza a ellos y a miles de trabajadores que dependen de una u otra forma directamente de la construcción, ejemplo, los que fabrican ladrillos, azulejos, los que alquilaban y vendían maquinaria de obra, los transportistas…. es una auténtica marea negra extendiéndose, de repente nuestro chico se va al paro, como cobra paro y la chica curra pues vaya, achuchándonos un poco llegamos a fin de mes, luz amarilla.

Pero claro, con tanta gente en el paro el consumo baja, la marea se extiende, así que la tienda donde curra nuestra chavala empieza a vender menos, sobra una dependienta, como nuestra chica es honrada y no es tan comenardos como su compañera es ella la que va al paro, la compañera iría más tarde también, cuando el jefe cerrara la tienda, pero a lo que vamos, con los dos en paro y acabándose el de él pues coño, ahora resulta que pagar esos 1500 pavos cuesta, es un callejón sin salida además, porque si vendes el piso no te dan ni de lejos lo que pagaste por él, y resulta que encima debes más de hipoteca de lo que pagaste por él porque pillaste cinco kilos más para amueblar, comprarte el coche y que el tío se fuera de pilinguis, el drama llegó muchachos.

Eso, así en resumen, es para mí el gran problema, lo que realmente nos ha sumergido en la crisis, no los “ninjas” yankis, unos tipos de interés extremadamente bajos, culpa de Europa sí, pero otros factores dependientes de nosotros también influyeron, los sucesivos gobiernos, tanto del PP como del PSOE no hicieron nada para parar la burbuja, es más, Zapatero se enorgullecía cuando en su primer mandato las cifras del paro bajaban a mínimos históricos, hasta se pedía que España entrara en el G-8, éramos la polla, nadie reconocía que en realidad éramos un gigante con pies de barro, la cosa es, ¿se pudo evitar?.

Pues claro, todos tenemos nuestra solución, una vez vistos los cojones claro, quién no arregla el país en un bar, evidentemente yo también tengo una idea de lo que se tuvo que hacer para evitar el desastre, y con un par de cosillas hubiera bastado, claro, si se hiciera eso los constructores hubieran ganado menos y los políticos corruptos también, quizá por eso no interesaba hacer nada al respecto, se habla mucho ahora de la dación en pago, es decir, no puedo pagar la hipoteca y con la entrega del piso al banco la saldo, evidentemente nuestra pareja, como todos, cuando hicimos la hipoteca ni puta idea de qué era eso, nos la sudaba, nos acordamos ahora, cuando nos pedían avalistas y tal pues como si nos piden que firmemos la ejecución de nuestra madre, si me das mil eurillos más para la tele de plasma te firmo lo que sea, la ley es la ley, justa o injusta, hay que pensar mejor cuando te vas a hipotecar para toda tu vida.

Pero, ¿y si eso de la dación en pago se hubiera puesto antes?, me refiero a antes de la crisis, como norma a seguir, los bancos y cajas se lo hubieran pensado en dar créditos por encima del 80% (que era por ejemplo lo máximo que te daban cuando me compré mi primer piso), la demanda se hubiera enfriado y con esta en la nevera los precios hubieran seguido altos, pero asequibles, evidentemente no hubiéramos tenido las cifras de paro tan bajas como las tuvimos, pero estas hubieran sido más realistas, no nos hubiéramos creído los reyes del mambo.

¿Y si hubiéramos quitado las desgravaciones por compra de vivienda?, una barbaridad parece, pero es que en este país de pillos y listos esto se ha usado como una manera de disfrazar los precios de la vivienda, el banco te dice, “sí, pagas 500 al mes, pero como luego al hacer la declaración te devuelven 2000 en realidad estás pagando mucho menos”, otra forma de enfriar la demanda y los precios, y al final es mejor pagar por una hipoteca de 150.000 euros sin desgravaciones que una de 300.000 con ellas.

¿Y si en vez de fomentar la propiedad en las viviendas protegidas, haciendo labor social por puro azar, se hubiera fomentado el alquiler?, la constitución dice que tenemos derecho a una vivienda digna, pero no dice que tenga que ser comprada, unos alquileres sociales para todo el mundo, sin posibilidad de compra, hubiera enfriado mucho el asunto de la burbuja, porque por mucho que nos queramos comprar casa, ¿quién va a asumir una cuota de 600 euros pudiendo vivir de alquiler por 200?.

Con sólo estas cosillas, sumando alguna en la que aunque no teníamos decisión sí que podíamos haber hecho algo de fuerza, como el mantener el precio del dinero a unos niveles más reales, a mi juicio hubiéramos evitado la anunciada burbuja, anunciada pero esto fue como el cuento de que viene el lobo, o como dice un amigo mio de los pelos del culo, que son tan tontos que ven caer la mierda y no se apartan, en el fondo seamos sinceros, la culpa no es sólo de los políticos, de los bancos o de los constructores, nosotros, los ciudadanos de a pie, también nos sumamos a la orgía, nos comprábamos un piso nuevo, dábamos la señal y para cuando nos lo daban el viejo que vendíamos ya valía más de lo que en su momento nos costó el nuevo, eso nos molaba la hostia, no reparábamos en las consecuencias, nadie leía las hipotecas, todos estuvimos con la venda en los ojos, ahora está bien, como siempre, nos sobran culpables a los que fusilar, son todos menos nosotros.

Dreamtale para la posdata, fineses ellos, power metal más menos tradicional, “Epsilon” es su último trabajo hasta el momento, de ese disco este “Angel Of Light”

“Inside Job”, desconfianza.

Hoy hasta los grajos pasan de volar, se quedan en la tasca tomando un caldito, aprovechando el frío y aprovechando la tasca vamos con una de esas divagaciones dignas de cualquier barra de bar, de las baratas, esas que suelen acabar en acaloradas discusiones con el primer borracho con el que te topas.

En los tiempos que corren, bueno, en realidad siempre, mola más ir contra el sistema que defenderlo, criticar el poder político, económico, echarle la culpa a otros, si puede ser a los que mandan mejor, de nuestros males y problemas, si cometemos errores no es nuestra responsabilidad, es de quienes teniendo que asesorarnos no lo hicieron, o ya puestos de quienes nos dejaron caer en el error, todo esto viene a cuento de “Inside Job”

Inside Job

Esta es, para quien no lo sepa, que serán pocos, una peli documental de 2010, premiada en los “Oscar” de 2011 con el galardón al mejor documental, su responsable es Charles Ferguson, un empresario y periodista vinculado con las empresas tecnológicas desde que estas comenzaron a asomar la cabeza, en su versión original cuenta como narrador con el actor Matt Damon.

Es un documental que explica las causas de la actual crisis económica, desmenuzando el sistema financiero, sus excesos, sus ramificaciones, las hipotecas basura, etc etc, la gran burbuja inmobiliaria que nos estalló a todos en las narices, lo hace con un tono crítico, lo cual no es malo, es una peli, un documental sí, pero es difícil que cuando haces un documental sobre la crisis económica no dejes en él tus ideas, lo malo no es eso, la opinión es libre, lo malo es cuando manipulas.

La cosa es que nada más comenzar a ver el documental sale Islandia, un estado idílico hasta que le azotó la crisis financiera, coge el bueno de Charli y nos cuenta que era un país modelo, con energía renovable y tal, pero el gobierno comenzó a dar licencias de explotación de diversas industrias que considera dañinas para el medio ambiente, ¿y?, ¿qué coño tiene que ver eso con la crisis financiera.inmobiliaria?, no lo explica en ningún momento, podría haber comenzado el documental con una escena sobre la cría de escarabajos peloteros, o sobre el tamaño de los tangas de mi vecina de abajo, que esto hubiera resultado hasta más interesante, total, tampoco tienen que ver, la cosa es que tras ese comienzo tan tendencioso ya sospechas, luego ya más sibilinamente, en el montaje del documental, sigue manipulando, muestras unas entrevistas, las que le favorecen, de manera en que los protagonistas hablen con absoluta certeza de lo que dicen y cuando el entrevistado es alguien al que acusa con preguntas retóricas en ocasiones aparecen silencios forzados y te da la sensación de que hay material no emitido.

Luego mete cosas como que “algunos dicen” que no se quién recibió nosecuantos millones que tampoco favorecen la credibilidad del producto, o mencionar que algunos de los banqueros eran puteros, como si el irse de putas tuviera algo que ver con el asunto, ojo, no estoy diciendo con esto que lo que cuenta sea mentira, sólo que yo, cuando me cuentan algo y en algún momento veo que me están intentando colar alguna mentira o cosas que no vienen a cuento desconfio, por otra parte a estas alturas poco nos van a contar del origen de la crisis que no sepamos ya, es el documental en sí mismo el que me parece sospechoso, no que gran parte de lo que cuenta sea cierto.

La mayoría de críticas, páginas, blogs, editoriales, han acogido el documental como impagable, bien, yo creo que omite cosas, omite la parte de culpabilidad que tienen los políticos y que tenemos nosotros como pueblo, de los políticos sí dice algo, en plan corruptelas, pero poco de las políticas monetarias que tanto aquí como allí se siguieron todos los años previos a la crisis, con tipos de interés muy bajos que alentaban la burbuja, nadie le puso freno, cuando comenzaron a subir ya era tarde, estábamos hiperhipotecados y es más, en cierta forma propició el estallido, ya no se podían pagar las hipotecas.

Pero yo quiero añadir algo, nosotros, que como siempre somos las pobres víctimas del asunto, sin culpa ni responsabilidad alguna, íbamos al banco a pedir 50 millones para comprar un piso y salíamos contentos porque el banco nos daba 55 para poder amueblarlo, claro, el banco tiene la culpa de concedernos el préstamo, pero, ¿y nosotros no?, el propio Álvarez Cascos, cuando estaba en el gobierno de Aznar, al ser preguntado por el subidón de los precios de la vivienda respondió que si la gente pagaba esos precios es porque podían, pero el problema es que no, que ni se podía ni se puede, pero nos la sudaba, hipotecados hasta los mismos huevos, luego está el otro tema, el político.

Pero incluso en la corrupción política tenemos nuestra responsabilidad, cuántas veces hemos visto políticos involucrados en escándalos de corrupción que se siguen presentando a las elecciones y son elegidos por mayoría absoluta, la verdad, tenemos lo que nos merecemos.

Nos mola que suban los gastos del estado, que se hagan carreteras, autopistas, hospitales, que pasemos de 14 a 16 años la edad mínima de escolarización, que se desgrave por vivienda claro, cheques bebe, ayudas miles (y hablamos de la época de vacas gordas, no de ahora), cosas que cuestan dinero, y sin que aumentaran los impuestos (sigo hablando de entonces), nos suda la polla que el estado se endeude, que el déficit suba, nos la pela, nos importa ir a ponerle llantas al coche que nos hemos comprado con lo que el banco nos ha dado de más al pedir la hipoteca de nuestro flamante, nuevo y grande piso, poneos en situación, dos políticos, uno, en campaña nos dice que va a subir los sueldos, ayudas hasta para comprar cromos de las Monster High, otro, recortes (hablo de en campaña electoral en ambos casos), ¿a quién votaríamos?, seamos sinceros, aunque fuera el segundo el más apropiado, todos al primero, luego ya echaremos las culpas a quien sea, menos a nosotros claro, que no tenemos más culpa que el elegir a los culpables.

Para la postdata Megadeth, “A Tout le Monde” es un clásico tema de los americanos, en 2007 sacaron una nueva versión del tema con la ayuda de la bella Cristina Scabbia, este es el resultado:

A %d blogueros les gusta esto: