Archivo

Posts Tagged ‘Bodas’

Una anécdota medieval, o no tan anécdota.

Año 1200, fácil de recordar, el papa, Inocencio III, actúa sobre Francia, les deja sin misas y sin relojes en los campanarios de las iglesias, hoy en día ambas cosas no pasarían de ser una nadería, pero en esa época la cosa era bastante grave, hasta el punto de que muy a su pesar el rey galo, Felipe Augusto, se divorció de su mujer, Inés de Méranie, no volviéndose a casar nunca más. Para muchos este asunto fue el detonante del gran poder que la iglesia católica llegó a alcanzar en siglos sucesivos.

Pero, ¿qué pasó? Pues lo dicho, un asunto que no pasaría de ser una anecdotilla hasta con cierta gracia de no ser por las repercusiones que tuvo, para explicar la cosa como se merece debemos irnos unos años atrás, hasta 1193. Tenemos a Felipe II “El Augusto”, uno de los monarcas más famosos de la Edad Media, coetáneo de Ricardo Corazón de León, que no era de León por cierto, sino inglés, Felipe fue uno de esos reyes que fueron a las cruzadas y tal. Un tipo simpático y amable con su pueblo, vaya los judíos estaban supercontentos con él, su primera acción como gobernante fue echarlos a todos del país y quitarles todas sus posesiones para dárselos a sus leales nobles.

Leer más…

Manuales de autoayuda, el matrimonio.

En los dos años y pico de vida de este blog he ido tocando palos diversos en busca del éxito, nadie dijo que alcanzar la fama fuera fácil, pero coño, es que a este paso pasarán demasiados años hasta que la alcance y no me servirá de nada, si algo mola de ser famoso es que te hartas a follar, sí, otros dirán “el reconocimiento público”, los cojones, de público nada, púbico, quieres reconocimientos púbicos, lo que viene a ser lo del follar que te decía, teniendo en cuenta que la pitopausia no queda muy lejana ya me dirás de qué coño me sirve que el mundo reconozca mis logros dentro de 20 años.

Pues eso, que urge alcanzar la cima del mundo bloguero, entonces, ¿cómo abreviar el espacio de tiempo que separa mi anónima existencia del estrellato?, vale, que sí, tú me conoces, ¿vas a acostarte conmigo?, pues no me vale, yo quiero una bandada de veintañeras agitando las bragas mientras corean mi nombre en la puerta de mi casa, eso es éxito y reconocimiento. A lo que iba, que no me dejas hablar y tardo en explicarme la tira, en definitiva, ¿cómo triunfar?.

Leer más…

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,
A %d blogueros les gusta esto: