Archivo

Posts Tagged ‘Años 60’

Sexo y rock and roll, no sé, pero drogas… doping en los 60.

Una de las principales servidumbres de ser un líder de opinión es que no hacen más que pararte por la calle con cualquier excusa, pedirte la hora, lamerte la calva, robarte la cartera.. y pedirte luego que hables sobre tal o cual tema, el doping, la historia del doping en el ciclismo, es el que más me suelen pedir además, puede que te parezca mentira, pero así es, qué le vamos a hacer, albricias, toca ciclismo y dopaje, puedes tomarte el día libre.

La última vez que hablé sobre el tema, para luego dejarlo y centrarme en el exhaustivo análisis de la temporada de competición, fue para hablar de la década de los 50, toca ahora la de los 60, aun queda mucho para llegar a la gran bacanal que supusieron los 80 y los 90, mas teniendo en cuenta que por entonces la lucha antidoping estaba en pañales pues eso, que tenemos varios casos curiosos a la par que interesantes, huelga decir que por cada caso que te cuente hay varios muy parecidos, pero por eso mismo los obvio, si son muy similares con contarte uno sobra.

Leer más…

“Pan Am”, serie de bajos vuelos.

Es lo que tiene la originalidad, la frescura de ideas, AMC goza de las mieles del éxito con “Mad Men” y a la competencia le entra la inspiración de crear series que transcurran en esa mítica década de los sesenta, NBC presentó “The Playboy Club”, cancelada al poco de comenzar a emitirse y ABC la que nos ocupa, “Pan Am”, que si bien ha concluido su primer temporada lo ha hecho en medio de constantes rumores de cancelación, sin que hasta el momento se haya hablado de continuarla.

Jack Orman es el hacedor, este es el responsable de la exitosa “Urgencias”, Christina Ricci su principal reclamo en el reparto, que también incluye a la australiana Margot Robbie, Michael Mosley, que debe tener un espermatozoide con maletín (o sea, un representante de cojones) porque no para de trabajar (“Generation Kill”, “Kings”, “The Wire”, “Castle”, “Justified”), la francesa Karine Vanasse, Mike Vogel y Kelli Garner, osea, carne joven, carne de buen ver.Pan Am

No había leído críticas demasiado buenas sobre “Pan Am”, más bien al contrario, pero a pesar de todo me dispuse a verla, ¿por qué?, porque realmente me gusta viajar en el tiempo, ver cómo eran las cosas en otras épocas, sin más, sin esperar una gran serie. ¿De qué va?, pues eso, un avión de la Pan American, el avión y su tripulación, la colección de jóvenes y guapos citados antes, aunque a veces uno sólo tenga ojos para la Margot (absolutamente babeable), las relaciones entre ellos, sus viajes alrededor del mundo, comedia, drama, todo muy ligero y aderezado por unas pinceladas de guerra fría, en forma de pequeños actos de espionaje.

Sí, es ligerita, bien hecha, sin mayores pretensiones, sencillita hasta el punto que la ves y te das cuenta que en realidad poco o nada pasa, aún así la ves, y la ves con cierto agrado, al menos no ves nada que te chirríe, nada que te repela, desde luego no es rompedora en ningún aspecto, no arriesga lo más mínimo, por no destacar no destaca ni en la recreación de la época, o quizá sí, pero claro, con Margot poca mirada te queda para fijarte en esos detalles, es más, llega un punto en el que estoy seguro que si la sigo viendo es por ella, cacho bruja, es más, cuando alguno intenta beneficiársela hasta te sientes celoso, dispuesto a traspasar la pantalla para zumbarle al aprovechado, ¿no ves que es un ser angelical?, vete a meter tu sucio nabo a la pelirroja, o a las morenas, pero a mi Margot me la dejas inmaculada.

La ves y al principio te parece estar viendo una serie del canal Disney, pero no, porque hasta “Cristina, la Mariposilla” tiene más carga dramática que esto, más bien lo que parece es estar viendo una serie escrita por cualquier nene o nena adicto a los cuentos de hadas, todos son tan guapos, tan perfectos, tan blancas sus aventuras, todos se llevan tan bien, todos se apoyan tanto entre ellos, al final te da bastante asco el asunto y te dices, “querida Margot, mejor espero a que hagas la versión porno”.

Lo más extraño es que alguno en el canal, tras presentarle la serie esta, pudiera pensar en que tuviera cierto éxito, inexplicable, lo mejor es que sí, tú, yo, cualquiera, puede hacer un guión para una serie de televisión, sin duda alguna, evidentemente no una de las buenas, pero mejor que esto lo hacemos todos, hasta “Vacaciones en el Mar” tenía más chicha.

Grendel para la posdata, finlandeses, death, gothic, pero bastante melódico, no es que sean mi banda predilecta, pero en fin, “Half Life” el tema:

“Mad Men”… and boring.

A la hora de opinar sobre una serie los hay que piensan que es mejor esperar a terminar de verla entera, los hay a los que con dos o tres capítulos ya le vale, no suelo ser cerrado, pero para mí ni tanto ni tan calvo, con una temporada vale, porque sí, si la ves entera es muy difícil hacer algo medianamente objetivo, es como la parienta, le vas cogiendo cariño con el tiempo, te identificas tanto con los personajes que al final te parece estar viendo algo grande cuando en realidad no es para tanto.

He visto “Mad Men”, del canal AMC, responsable de otras series como “Breaking Bad”, la exitosa en España “The Walking Dead” o la última producción, el prometedor remake “The Killing”, es una creación de Matthew Weiner, muy presente como guionista en las últimas temporadas de “Los Soprano”, además “Mad Men” viene avalada por el éxito de crítica y con varios galardones tipo “Emmy” o “Aldabas de Oro” a sus espaldas, con semejantes referencias era difícil resistirse a su visionado.

Mad Men

La historia, en general trata de una agencia de publicidad en el Nueva York de los años sesenta, siendo el principal protagonista “Don” Draper, el jefe de los publicistas de la agencia, evidentemente no sólo en él se centra la historia, varios personajes, la gran mayoría trabajadores de Sterling Cooper, van entrecruzando sus caminos, el punto fuerte, sin duda, es la ambientación, uno no sabe, por fortuna, como era la vida por aquel entonces, pero todo lo que te muestran te lo crees, que es lo importante, ya saldrá alguno por ahí diciendo que sí, que en el capítulo nosecuantos mostraban una botella de vodka con una etiqueta que no se usó hasta dos años después, listos es lo que sobra en este mundo.

No sólo refleja la época perfectamente en cuanto a los decorados, vestuarios y tal, también en cuanto a los roles de las mujeres en la sociedad, el racismo que aun estaba en vigor y con vigor, la moralidad, todo muy sibilinamente, con verdadero gusto y acierto.

Pero ahí termina para mí lo bueno, porque la historia en sí es bastante aburridilla, avanza con demasiada lentitud, muchos personajes están, a mi gusto, bastante mal dibujados, desarrollados, el casting es otro error, no se entiende el por qué el prota busca desesperadamente mujeres teniendo la pedazo de jaca que tiene en casa, coño, si está mucho más buena que los líos a los que baja la bragafaja.

Decía al principio lo de opinar sobre una serie y en qué momento se haga por lo siguiente, “Mad Men” lleva cuatro temporadas, la quinta a la espera de estreno, aunque se hará esperar hasta 2012, bien, esta crítica está escrita al final de la primera, tras ver la serie entera diré que me quedo conque todo lo que pasa dentro de la agencia es interesante, ves un mundo que desconocias y en una época en la que no existías ni como proyecto, todo lo que pasa fuera es para mí y con todos los respetos un culebrón de los serios.

El reparto, Jon Hamm, prácticamente desconocido hasta que hizo esta serie, Elisabeth Moss, otra buscavidas sin suerte hasta que apareció aqui, Vincent Kartheiser, cuyo mayor éxito fue “Buffy Cazavampiros” (manda cojones), January Jones, exmodelo y quizá la que atesoraba mejor currículo (“American Pie”, “Love Actually”, “Los tres entierros de Melquiades Estrada”, Christina Hendricks (sale en “Firefly”, una serie que tengo pendiente para ver) o John Slattery, secundario en “Mujeres Desesperadas”, es decir, prácticamente un grupo desconocido.

Vamos con la postdata, Deathstars, suecos, tienen unas pintas que tiran para atrás, alguien les definió como una mezcla de Rammstein y Marilyn Manson, su etiqueta sería metal industrial su trayectoria musical es corta, pero ya se ven ciertos cambios, para mí han ido llenando sus temas de algo parecido a melodías, quizá suenan más comerciales ahora que en sus inicios.

De su último trabajo hasta la fecha, “Night Electric Night” este tema, “Chertograd”

A %d blogueros les gusta esto: