Archivo

Posts Tagged ‘Animales’

Los animales en la guerra.

Leyendo una entrada sobre los perros de la Segunda Guerra Mundial en el blog del amigo Francisco Javier Tostado reparé que el menda también tenía escrito algún que otro artículo referente al uso de animales en la guerra, aunque fuera de refilón, qué te diré yo, genial aquella entrada dedicada a Aníbal y sus elefantes, inolvidable aquella otra de Yuder Pachá y sus bueyes, o la de los vikingos y sus pajarillos incendiarios, qué decir, gloriosa la dedicada a los cocodrilos de Ramree, que cierto, no fueron usados como arma pero vaya que si participaron en la batallita.

Habrán sido más, sin duda, a hacer entradas sobre animales y al follar no me gana nadie, ni Javier Tostado siquiera, tengo campeonatos ganados, de ambas cosas, pero como no creé ninguna etiqueta de “animales” pues es complicado buscar en el archivo, completo y maravilloso, de mi blog. Mas sin embargo sí que me parece que el tema merece una entradita en exclusiva, cuando me saqué el diploma de líder de opinión ya lo decían en una de las principales asignaturas, “de cómo ser el puto amo haciendo entradas de animales en la guerra”, había que hacer entradas de animales en la guerra.

Leer más…

Categorías:Historia Etiquetas: , , ,

Mi segundo drama, la historia de los topillos.

En la entrada de maltratos animales alguien, no vamos a dar nombres, se dedicó a la demagogia más demagógica, sacando sin venir a cuento a topillos y demás, la querida Emy quedó con ganas de profundizar más en el tema de los topillos, así que nada, para quitar el mal sabor de boca haremos una entrada contando el asunto de los topillos de manera delicada y sobre todo sin manipulaciones, sentimentalismos baratos y demás.

Erase una vez que se era una bonita topita llamada Delicada, vivía feliz con su mamá en su madriguera, su madre, como todas las madres de topos, se llamaba Topota Madre, Delicada pasaba los días ayudando a su mamá a recolectar comida del campo vecino, campo al que accedían por una serie de complicadas galerías hechas durante generaciones de topos, su mamá era viuda y tenía una prole de 26 topitos pequeñitos y adorables.

Leer más…

Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,

Maltratos animales.

No recuerdo exactamente cuándo, pero sí que en plenos San Fermines surgió una pregunta de Triste Sina, “¿Estabas con los que se disfrazaban de vacas o con los de la bandera?”, más o menos, entendía yo que lo de las vacas fuera por quienes protestan por los toros, prometí yo dar cumplida respuesta a ambas preguntas, pero hacerlo en un minúsculo comentario no me dejaría explayarme al respecto lo necesario, así que le dije que haría una entrada al respecto, en realidad serán dos, esta, la de hoy, dedicada a los toros y al maltrato animal, y otra, en breve, al asunto de las banderas y al nacionalismo.

Antes de nada perdona la falta de ortografía, todo el mundo sabe que es “asín” y no “así”. Vale, toros, a ver, no te voy a decir que me parecen bien las corridas de toros, las únicas corridas que me parecen bien son las de los análisis para la vasectomía, no me vale escudarse en el tema de la tradición, de eso además ya me ocupé en su momento, quizá sea que no entiendo del asunto, pero yo más que arte veo ahí a unos pavos torturando a un animal con miles de personas jaleándole y aplaudiéndole.

Leer más…

Experiencias animales.

Acuérdate, lo primero de todo,
“19-S, las vacaciones”.

Bien, hace poco te hablé de consejos, de la inutilidad de muchos, de que no soy muy de consejos, mucho antes ya di muestras de mi incoherencia dándote consejitos para aumentar la repercusión de tu blog, pero claro, no conforme con ello vuelvo a la carga, más consejos, eso sí, te advierto de una cosa, si eres menor no leas, si eres mayor de edad tú mismo, pero ten en cuenta que estas cosas han prescrito, lo digo porque te contaré vivencias de mis tiempos de adolescente, cuando apenas había muebles tanto en mi cabeza como en la de mis colegas, la cuadrilla famosa, bien, nuestras madres unas santas, pero nosotros éramos muy hijoputas, pero mucho, no es que tema por mi reputación, porque dudo que la tenga, en cualquier caso, lo que contaré ya sabes, es mera ficción, cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Como te había dicho, no es que sea muy de consejos, pero si algo te va dando la vida es experiencia, no me refiero a eso de la edad, que te haces maduro y vainas, qué va, me refiero a experiencia como tal, te pasa algo y sacas conclusiones, ves errores, pues eso, que uno de crío es curioso, le da por experimentar, y las consecuencias será lo que te cuente.

Para ponerte en situación, hoy en día casi todos los chavales tienen su lonja, ahí se reúnen, con todos los lujos, tele, play, sofás, amplitud, en mis años mozos claro, le decíamos a nuestros padres que queríamos una lonja y de la hostia que nos daban más bien buscábamos un nicho, pero claro, teníamos nuestro sitio, la chabola, pero no pienses en una cosa así rudimentaria no, que éramos la polla para estas cosas, como había siempre obras le tomábamos prestadas las tablas necesarias, eran construcciones fuertes, como estabas todo el día en la calle al final sacabas lo necesario, moqueta para el interior, hule para el techo (no calaba ni gota, cosa que nos enseñó también la experiencia), candados para la puerta afanados de las huertas de los alrededores…

Sí, afanados, con ganzúas, ganzúas hechas poniendo llaves en las vías del tren, nos sabíamos los horarios al dedillo, luego limabas y tate, ya podías ir por las huertas, exceptuando aquellas que tenían perros claro, como además siempre encontrabas coches robados pues aparte de aprender a conducir tenías ahí el resto de material, los sillones y lo más importante, la batería, que durante unos días te proporcionarían luz sin tener que recurrir a velas.

Perros Bien, entre otras cosas teníamos una gatita, gatita callejera que claro, como le dábamos nuestros bocadillos pues no se separaba de nosotros, tuvo gatitos, y ahí mi primer consejo, no era por maldad ojo, era por experimentar, lees eso de que los gatos siempre caen de pie y te dices, “coño, a ver si es verdad eso”, bien, ya te digo que si el gato tiene una semana de vida no, no cae de pie, es más, a la quinta vez que lo probamos, que esas cosas hay que probarlas bien, el gatito puede morirse, por lo tanto, si alguna vez te dan un gatito recién nacido no, no lo cuelgues del techo, que ya te digo que menos de pie cae de cualquier forma.

Como más callejeros que nosotros no había nadie justo al lado del chabolo teníamos una serie de casetitas donde íbamos colocando todo perro abandonado que nos topábamos, que eran bastante, claro, no teníamos dinero para vacunas, ni para piensos ni para historias de esas, lo que sobraba de casa, pan con agua en ocasiones, esqueletos de pollo de la carnicería, si había suerte y caía alguna rata en el cepo… la cosa es que entre la dieta, lo poco confortable de los aposentos o qué se yo, solían vivir poco, cuando no era la rabia era el moquillo, no, no te voy a decir ahora cómo evitar esas cosas, vacunándole evidentemente, te voy a decir como no se curan.

No, el tirar a un cachorrito a un pozo de agua fría no le inmuniza contra el moquillo, es más, puede que en vez de eso lo coja, si ya lo tiene no se cura haciéndole beber un litro de aceite, se muere igual, y lo más importante, es un mito eso de que metiéndoles un hierro al rojo vivo en la garganta se les va la enfermedad, pero es que además de ser mentira tiene un efecto secundario, que el perro te muerde.

Ahora te diré un par de cosas que no, no le gustan nada a los perros, primera, tirarle dardos, si les das salen por patas y los cabrones te guardan cierto resquemor, tu te dirás, hay que ser cabrones, cierto, pero coño, es que ves corridas de toros y te dices, si lo ve tu padre eso tiene que estar bien, probamos a hacerlo con las vacas de un caserío próximo, pero el paisano nos pilló en medio de la faena y no nos atinó con el hacha de milagro, así que ¿qué teníamos más cerca?, el perro.

Suena a excusa, pero es cierto, porque también les tirábamos a los perros petardos y eso no lo vimos en la tele, fue iniciativa propia, hombre, con el ánimo científico de estudiar la respuesta canina a ciertos estímulos, no era putear por putear, otra cosa que debes evitar, tirarle petardos a un perro atado, se pone de una mala hostia subida, si encima el perro no es tuyo, sino de una cuadrilla rival, peor, cuando vuelvas a pasar es capaz de arrancar la cadena y tirársete.

Querido lector, otra cosa, si encuentras de casualidad crías de rata ándate con ojo, nosotros las encontramos, como eran pequeñitas y tal a uno se le ocurrió que quizá eran hamsters, por los cojones, ratas ratas, en cuanto crecen les sale un pelazo negro acojonante, lo que te decía, si te encuentras ratitas recién nacidas no las recojas ni las pongas queso ni leche ni tal, que en ciertos ambientes las ratas son eso, simples ratas de alcantarilla, luego además te tienes que deshacer de ellas, dí que claro, con tanto perro…

Por cierto, para acabar, si tienes perros en chabolas no es conveniente que les dejes cerca patitos, a un colega le regalaron un par de estos que se compran en las ferias, como en casa no los querían, es lo que pasa cuando crecen, pues nada, a las chabolas, pues en los dibujos animados los animalitos hacen buenas migas entre ellos, pero la realidad es más cruel, ya te aseguro que si dejas a dos patitos indefensos cerca de dos o tres perros hambrientos la cosa no tiene un final muy feliz.

Nada, espero que estos consejos te sirvan de ayuda, reitero lo de la prescripción de los delitos, que nos conocemos, tú te preguntarás, ¿por qué erais tan cabronazos?. Buena pregunta, ¿por qué?, pues nada, a la postada, que la canción se llama así, “Why”, de Helloween, claro.

A %d blogueros les gusta esto: