Archivo

Posts Tagged ‘Alberto Contador’

El caso Armstrong.

Bien, he de dejar mi opinión sobre el asunto, está claro, aprovecho también para dos cosas, primera, mañana me iré un par de días a ver a mis niñas, aunque dejo entrada programada, no me echarás de menos, dos, vete preparándote, 19-S, “las vacaciones”.

Bien, debo de dar mi opinión sobre el caso Armstrong, porque la verdad, uno lee los medios, escucha la tele, y flipa en colores, hasta en la wikipedia están ya quitándole los siete Tours y dándoselos a otros, bien, vamos con la situación real.

Armstrong, a día de hoy sigue teniendo en su cuenta esos siete Tours, se ponga quien se ponga como se ponga, las cosas son como son y no como queremos que sean, ¿cuál es la noticia real?, ¿la auténtica novedad de estos días respecto a los anteriores?, que Armstrong ha renunciado a presentarse en el juicio que la agencia yanki antidopaje (USADA) está haciéndole, por dopajes pasados, un caso polémico, pero bien llevado, una envidia absoluta comparándolo con la chapuza de la “Operación Puerto”, por ejemplo.

¿Quiere eso decir que Armstrong reconoce el dopaje?, no, ni mucho menos, quiere decir eso, que no se presenta, que no se va a defender en ese juicio, es una manera de quitarle o intentar quitarle credibilidad, justicia o como queramos llamarle, al proceso. ¿Si la USADA le considera culpable le quitarán los 7 Tours?, no.

Así de claro, la USADA no puede hacer eso, es exclusiva potestad de la UCI, ni siquiera el Tour de Francia podría oficialmente hacerlo, con Riis, el director de Contador, pasó algo similar, reconoció haberse dopado en el Tour que ganó, 1996 (el año del desastre de Indurain) y sigue siendo el vencedor, el Tour le quitó de su palmarés, pero oficialmente sigue siendo el ganador, porque el caso había prescrito.Armstrong

Es de suponer que si la USADA le sanciona, que puede hacerlo, de por vida, comience entonces una batalla legal que presumiblemente acabará en el Tribunal de Arbitraje Deportivo, (TAS), el que recientemente ha sancionado a Contador o a Ullrich, única instancia a la que la UCI debe plegarse, digo esto porque la UCI en este caso de Armstrong tiene mucha mierda que tapar y es probable que aunque sancionaran al tejano se hiciera una de orejas, en todo caso que os quede claro, no es ni mucho menos probable que en un plazo inferior a dos o tres años este caso se resuelva, hay por medio pues eso, competencias, prescripciones y un montón de recovecos legales que enfangarán el asunto.

Más, acojonado estoy por una parte, como te decía, de la actuación de los medios respecto al tema, sin tener ni puta idea del asunto, hablan con una ligereza asombrosa, es más, ya que hablen me parece vergonzoso, en la gran mayoría de teles no hablan de ciclismo en todo el año, solo cuando asoma la mierda, encima lo dicho, malinformando, haciendo cábalas sobre quienes van a recibir los Tours de Armstrong y demás, delirante.

Dos reflexiones ahora, una, Contador, alguien me ha preguntado ya si considero que el de Pinto se dopó, bien, blanco y en botella, Contador se hizo ciclista con Saiz (uno de los principales implicados en la “Operación Puerto“) y con Bruyneel, director de Armstrong y que pasa por ser el tipo con más denuncias de excorredores por dopaje generalizado en sus equipos, tú piensa lo que quieras, pero vaya, que defender su inocencia, sabiendo con quién ha trabajado resulta un ejercicio de fe enorme. Es más, Bruyneel como digo lleva, y eso lo sabe cualquier aficionado al ciclismo un poco enterado, años y años con unos sistemas de dopaje internos maravillosos, por lo efectivos y por lo indetectables, por eso precisamente me sonó muy raro el positivo de Frank Schleck.

Última, sobre el tema te hablaré en breve, pero vaya, que me descojono vivo, preguntan a ciclistas y exciclistas sobre el asunto, todos creen en la inocencia de Armstrong, en la fiabilidad de los controles, acojonante, como si ejemplos de todo lo contrario no tendríamos a centenares, eso, el que el propio pelotón, defienda a los tramposos hasta límites risibles, habla muy mal de su propia inocencia, Armstrong, y todos los que como él se han dopado, os han estado haciendo trampas, coño, si encima vosotros os ponéis de su lado una de dos, o sois gilipollas o es que tenéis la misma mierda escondida y os interesa que el caso se quede en agua de borrajas por si se crean precedentes peligrosos.

Ahm, creo que ha quedado claro, para mí es obvio que Armstrong se dopó, pero claro, el problema es qué hacer con sus Tours si se los quitan, ya que los que hicieron segundos en esos años, todos, sin excepción, o han sido sancionados o han estado involucrados en procesos de dopaje, tipo la citada “Operación Puerto”. Es risible que de repente Ullrich tenga tres Tours más, descojonante, o que Beloki tenga uno, o Klöden, o Zülle, o Basso… es que es realmente de “Club de la Comedia”.

Posdata y hasta el viernes: Mike Oldfield, ¿quién no lo conoce?, “To France”.

Merckx y Cobo, cabreos y sonrisas.

No pensaba volver a escribir sobre ciclismo, pero claro, con el “Caso Contador” tan reciente es complicado abstraerse, las reacciones son constantes, en su gran mayoría de apoyo incondicional al pinteño, tanto de la prensa como de sus propios compañeros, esto no sorprende a nadie, bueno, a mí sí, me sigue sorprendiendo, porque no es ya con Contador, el apoyo es siempre o casi siempre parecido a todo ciclista sancionado por doping, uno se pregunta el por qué, en teoría si tú eres ciclista y vas limpio lo que quieres es que atrapen y sancionen a quien te hace trampas, pero es al contrario, curiosamente a quienes suelen apartar los ciclistas es a gente como Christophe Bassons, exciclista de Festina, el único de todo el equipo que no se dopaba (reconocido por todos sus compañeros) y que al contrario que otros, como Valverde o Contador, a quienes sus compañeros les regalan parabienes recibió incluso amenazas cuando comenzó a hablar sobre el tema, al contrario que en España en Francia fue él y no sus compañeros tramposos (que eran casualmente franceses en su mayoría) quien recibió el apoyo gubernamental, pero ya se sabe, qué cabrones son los gabachos, decir que por ejemplo cuando militó en FDJ sus compañeros se negaron incluso a compartir los premios logrados en las carreras (norma no escrita pero que se suele cumplir a rajatabla).

Merckx No es único caso, si eso otro día me extenderé sobre el asunto, pero a lo que iba, hoy leyendo la prensa me encuentro con unas declaraciones de Eddy Merckx, figura reconocible incluso hasta por los no aficionados al ciclismo, el tío con el mejor palmarés de la historia, “El Caníbal”, obligado a retirarse de un Giro por un positivo, el que sprintaba hasta por las pancartas de los avituallamientos.

Bien, en la entrevista mayormente se dedica a apoyar a Contador, a animarle, a seguir la senda de prácticamente todo el mundo relacionado con el ciclismo, no es eso lo que me cabreó por supuesto, porque lo daba por hecho, lo que me encendió (hasta el punto de asomarme a la ventana, tirarme de los pelos, los pocos que me quedan, y gritar que qué puto mundo) fue una frase, “el problema del doping se está cebando con el ciclismo”.

Dicho así más bien parece que hablamos de un virus, algo muy malo y contagioso, vas corriendo y de repente te pica una avispa y te contagia de dopaje, como no andes listo se lo contagias a todo el pelotón, ¿qué es el problema del doping?, ¿acaso son un grupo de extraterrestres malvados que cual ratoncito Pérez se acerca a los ciclistas por la noche y les inyecta EPO?, no hombre, hablemos claro, que como decía mi padre no cuesta un cojón y queda de puta madre, el dopaje es un problema sí, pero no es algo contagioso, no es un virus, no son los extraterrestres, no es algo que los franceses han inventado para poder atacarnos, no es un concepto abstracto, el doping es la trampa que los propios ciclistas efectúan contra sus compañeros, si estos no se doparan no habría problema alguno, es el ciclismo, los ciclistas, los directores y sus médicos los que se están cebando con el dopaje, no este con ellos, las cosas en su justo y acertado lugar.

Bien, luego dice más cosas, de las trilladas, que si en otros deportes y tal, como si el que un tenista se dope condiciona los resultados de alguna carrera, la puta manía de desviar la atención repartiendo mierda, he aquí que el cabreo me duró lo justo, porque después leo una entrevista a Juan José Cobo.

Decir, porque este es menos conocido, que Cobo es el ganador de la última edición de la Vuelta a España, cierto es que toda su carrera profesional, bueno toda no, pero sí en su mayor parte, la ha pasado con un tío conocido por “Matxin” que siempre me resultó más sospechoso que una suegra cariñosa, pero no voy a volver a hablar ahora de doping.Cobo

He estado buscando la entrevista pero parece que en la edición digital de “El Correo” no está disponible, la cosa es que normalmente cuando un deportista es entrevistado el resultado es algo que podías hacer tú en su lugar, tópicos, más tópicos y acabas con algo tópico por variar, pero Cobo es un tío muy peculiar, él mismo reconoce que es un vago, que le cuesta horrores entrenar, que tiene una dieta harto deficiente, que lo que le priva son las gominolas y tocarse los huevos en el sofá, contesta a cada pregunta de una forma que hace que se te escape una sonrisa, habla de los ultimátum de sus directores, “o acabas la etapa o te echamos”, admite sin rubor su poca disposición a eso que se le presupone a un ciclista, el esfuerzo y la dedicación, este es de los pocos que se ha retirado hasta en una contrarreloj.

Un crack con todas las letras, hombre, es cierto que si siendo como es ha ganando una Vuelta a nada que se hubiera cuidado o hubiera sido más “profesional” quizá hablaríamos de una estrella de las que dejan huella, pero mira, ver un tío tan sincero, tan sencillo, tan cercano y original se agradece, yo al menos agradezco que sea como es, “ole tus huevos macho”, y ojo, que no es que este me caiga bien porque al contrario que Merckx le ha metido caña a Contador, qué va, este también se ha sumado a la ola de apoyo masivo a Alberto, se trata de contar lo que se me pasa por la cabeza al leerlos, uno me cabrea, el otro me arranca una sonrisa, no es lo que piensan, es cómo son.

Delain para la posdata, gran tema este “The Gathering”

De conspiraciones internacionales.

Pues sí, mira, tenía una entrada preparada para ser publicada, pero lo dejaré para mañana, hoy quiero hablarte de nuevo del “Caso Contador”, aunque no sea directamente de él, quisiera hablarte primero de un ciclista, ya retirado, Jan Ullrich.

Jan Ullrich Jan Ullrich es uno de los ciclistas que más juego han dado en los corrillos ciclistas desde que tengo uso de razón, con una clase impresionante, una planta imponente, surgió justo después de retirarse Indurain, ganó un Tour y parecía que iba a ser el referente de su época, luego surgió Armstrong y se quedó como una especie de moderno Poulidor, si a esto unimos su relajada vida privada, sus coqueteos con las drogas y el alcohol (le supuso incluso una sanción de seis meses), su pertenencia a un equipo de esos en los que el dopaje formaba parte del día a día (osea como casi todos) y su aparición en la “Operación Puerto” tenemos una figura capaz de llenar horas de conversaciones.

La cosa es que ayer hubo sentencia del TAS, sí, como pasó con Contador hace unos días, sancionado con dos años, y este estaba retirado, por su relación con Eufeniano Fuentes y la “OP”, como está retirado se le sanciona los dos años previos a su retirada, retirándole títulos que logró antes de que estallara el escándalo, pero he aquí que como no es español la prensa no ha hecho campaña alguna para comerle el ciruelo como lo han hecho con el de Pinto, me imagino qué hubiera pasado si Contador se hubiera retirado tras el positivo y le retiran todo lo ganado dos años antes de esto, escándalo mayúsculo.

Y yo claro, me pregunto, ¿no era lo de Contador una conspiración internacional para desprestigiar nuestra gran figura cuyo único delito es ser majo y ganarle el Tour a los envidiosos franceses?, es curioso, en esa trama de dopaje masivo, en el que la gran mayoría de implicados, médicos, directores y ciclistas, eran españoles, sólo se ha sancionado a seis ciclistas, todos ellos en el extranjero, sólo uno nacional, Alejandro Valverde, al que no se sabe por qué ni se le incluyó en el sumario, este también, evidentemente, sancionado fuera, en Italia, aquí todos inocentes y víctimas de los extranjeros envidiosos, idolatrados, protegidos, quizá eso explique la opinión que fuera se tiene acerca de nuestra postura, como país, ante el dopaje, que señores, es una puta trampa.

Quiero hablarte también de un modesto carnicero, Javier Zabaleta, de Irún, hasta donde yo sé Irún pertenece a España, ya, dejemos fuera un rato nacionalismos y tal, vamos a lo práctico, políticamente forma parte de España, por lo tanto Javier Zabaleta es español, Carnicero Irun este tipo es el que supuestamente vendió el solomillo contaminado que luego se zampó Contador en el día previo a los Pirineos del Tour de Francia 2010, este es el tipo al que, al dar todos por cierto (sin prueba alguna claro) la teoría de Alberto, han dejado a la altura del barro, citado en el proceso acudió a declarar, los abogados de Contador le intentaron pasar toda la responsabilidad a él, sin poder probar en ningún momento que en su carnicería se vendía carne contaminada, de hecho no pudieron probar que se vendiera carne con clembuterol en toda España.

Bien, como este no es una figura internacional a la prensa se la suda bastante, nadie se preocupa por su buen nombre ni su inocencia, metido en un jaleo en el que no tiene nada que ver, con un ciclista y su entorno capaces de echarle mierda sólo por intentar tapar sus vergüenzas, hasta Patxi López, lehendakari de todos los vascos, incluido Zabaleta el carnicero, apoyó la teoría de Contador sin que le importara gran cosa que eso hiciera que se pusiera en entredicho la profesionalidad de un ciudadano suyo e incluso la de todo un sector, lo que sea para salvar el culo a la estrella, para eso hay clases y clases, ¿alguien de todos aquellos que al dar por cierta la teoría del solomillo sin prueba alguna se ha disculpado públicamente con el carnicero de Irún?, no, ni lo harán, están demasiado ocupados en la “falacia ad hominem”, atacando la credibilidad de AMA, UCI y todo lo que se ponga delante, algo muy del periodismo, algo similar a lo de “Inside Job”, los banqueros se van de putas recordad.

Pero no pasa nada, lo importante ahora es involucrarse, hasta el ministro de asuntos exteriores lo hecho, en los guiñoles franceses, un ataque impermitible a la honorabilidad de nuestro deporte, porque lo que importa es eso, que nuestros éxitos deportivos queden sin mancha alguna, estos son famosos y nos dan pan y circo, el carnicero sólo carne, a él le podemos crucificar tranquilos, por cierto, muchos de los títulos y puestos que le han quitado por su sanción a Ullrich han pasado a ciclistas que aparecen en la “Operación Puerto”, que debían de haber sido sancionados, pero nada, no pasa nada, eso es algo que digo yo, que soy un mal ciudadano que no hace más que sembrar duda de nuestros honorables y grandiosos deportistas.

Y por cierto, yo, curioso, me pregunto, ¿qué hubiera pasado si el que da positivo es un francés y echa la culpa a un solomillo comprado en España?.

Acabamos, posdata, The Poodles, temazo, “Shadows”

Y el solomillo no coló.

Teóricamente se esperaba hoy la resolución del TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo), sobre la sanción o no que pudiera acarrear el positivo por clembuterol de Alberto Contador en el Tour de 2010, digo teóricamente porque han sido tantos los retrasos que quizá la sorpresa haya sido que sí, por fin ha habido sentencia, dos años a partir del positivo y pérdida de todo lo que ha ganado a partir del citado y ya por fin confirmado dopaje.

Alberto Contador

Brevemente, por si no conoces la historia, julio de 2010, Contador gana el que significa su tercer Tour de Francia, nada más acabar el Tour ficha por Saxo Bank, abandonando Astana, en septiembre de ese año se hace público, tras filtrarse a la prensa, un positivo por clembuterol en ese Tour, en realidad cuatro, cantidades ínfimas, pero el clembuterol es de esas sustancias que están prohibidas, al menos hasta el momento, y que no produce el organismo, Alberto y su hermano y representante, Fran, inician entonces una campaña de ruedas de prensa y apariciones televisivas, (hasta en “La Noria” apareció) para dejar clara su inocencia , el clembuterol apareció en su organismo por ingerir un solomillo presuntamente contaminado.

En principio debe ser la Federación de cada ciclista la que incoe el procedimiento necesario para juzgar el caso, la RFEC lo hizo, primero le mete un año de sanción y ante el recurso del ciclista lo deja en nada, entendiendo que el ciclista no ingirió de manera voluntaria el clembuterol, dando así por cierta la versión de Contador, estamos ya en febrero del año pasado.

La “UCI” recurre el fallo, ante el TAS, iniciándose un proceso que concluye hoy, con dos años de sanción.

A ver, dejando aparte las diversas informaciones sobre el positivo en sí mismo, aparición de trazas de plástico, plástico utilizado en autotransfusiones, aparición de chivatos del propio equipo que denunciaron tratamientos de adelgazamiento en el mes previo al Tour, en el que usó el clembuterol, que si el producto concreto era Actovegin, producto de cuyo uso ya advirtió Manzano en su momento y que es de los que garantizan pasar los controles más que sobradamente y dejando especulaciones y elucubraciones varias simplemente te daré mi opinión al respecto.

Primero, si te interesa el tema no acudas ni de coña a la prensa nacional, ni a los diarios generalistas ni a los deportivos, “suelen mentir” y manipular muy a menudo, eso cuando hablan con conocimiento, porque ya han demostrado alguna vez que generalmente no tienen ni puta idea, busca sobre todo foros y ahí sí que te harás una idea aproximada.

Luego, ten claro que el que ayer pensaba que Contador era inocente hoy también lo hará, y el que pensaba que era culpable lo seguiría pensando aunque hubiera salido libre, sólo respetamos las sentencias que nos gustan, lo hacen los políticos, lo hace todo el mundo y en este caso no iba a ser distinto.

Yo nunca he creído la versión de Contador, quizá, lo reconozco, porque nunca me ha caído bien, siempre me ha parecido un mentiroso compulsivo, como si pensara que diciendo lo que piensa realmente le causara granos o algo, pero lo principal es que me pregunto, siempre lo hice, que cómo sabía que el solomillo era el culpable, ¿lo analizaron?, si así fue, ¿por que no presentaron esos análisis como prueba?.

Estos días previos se ha especulado con la posibilidad de que el TAS tomara una decisión salomónica como la tomó la RFEC al principio, un año, seis meses incluso, quitándole el Tour pero respetando lo ganado después, a ver, aquí no hay grises, o blanco o negro, o es culpable o inocente, sólo se reduce la sanción cuando el dopado reconoce su error y colabora con la justicia deportiva, aquí no se ha dado ese caso, por lo que o dos años y se retira todo lo ganado o libre y que corra libremente.

Mucho se ha hablado de la tardanza, año y medio, entre el positivo y el fallo final, por medio múltiples presiones (incluidos Rajoy, Zapatero y hasta Indurain) para que no se le sancionara, también para que sí se le condenara, como Becca, alma del Leopard de su gran rival, Schleck, equipo fusionado con el de Bruyneel , RadioShack , culpa de esta tardanza tienen todas las partes implicadas, que han agotado y hasta prorrogado los plazos de los que disponían para presentar alegaciones, así pues se da una cosa muy curiosa ahora, Contador pierde además del Tour de 2010 (que pasa a Andy Schleck) otras carreras tan importantes como el Giro de 2011 (que pasa a Scarponi, uno de los pocos sancionados por la “Operación Puerto”).

En estos casos, no muy habituales, se pueden dar cuatro casos, ciclista inocente que no es sancionado, ciclista inocente que es sancionado, ciclista culpable que es exonerado y ciclista culpable que es condenado, vamos, si es el primer caso pues bueno, sufres la presión del proceso pero al final más o menos contento, si es el segundo caso es una putada claro, si eres culpable y te libran pues al final es un poco esto de la “Justicia Poética”, ya que te libras pues por lo menos sufres un poco, y tenemos el caso que nos ocupa, ciclista culpable que es sancionado año y medio después (eso si admitimos que la sentencia es justa claro).

Ahora se da ese caso curioso que en cierta medida casi saboreó Contador en su primer Tour, carrera que tenía perdida y que logró gracias a que Rabobank retiró de la prueba al líder y virtual ganador, un danés apellidado Rasmussen, Andy Schleck figura como ganador del Tour 2010, Scarponi del Giro 2011, pero eso es como si yo me tiro a un pivón que te cagas y luego te dejo que cuentes que has sido tú, sobre todo claro Scarponi, porque Schleck nunca pudo optar a paladear el podium de París.

Pero si la justicia deportiva hubiera sido como debiera de ser Contador no hubiera podido correr el Giro 2011, y por lo tanto Scarponi, o quien fuera, porque la carrera pudiera haber cambiado, hubiera subido al podium, llevándose el beso y el número de móvil de las azafatas, la gloria, disfrutando realmente del triunfo, follándose a la tía buena vamos, ahora sí, le cuenta en el palmarés, pero realmente quien se la tiró fue Contador, por cierto, que Scarponi también se puede contar el polvo con la Volta a Catalunya del año pasado, pero también se la tiró Alberto.

En fin, enésimo escándalo de dopaje en el ciclismo, esperemos que sea el último, aunque es complicado, lo peor del tema es eso, que lees la prensa y te dan ganas de vomitar ante la manipulación que hay sobre el asunto, los meses previos a la sentencia han sido claro ejemplo, con múltiples publicaciones de casos de positivo por clembuterol cuyos actores fueron liberados de culpa, claro, esos casos eran en países como Méjico o China, donde sí se pudo demostrar la presencia de esas sustancias en el mercado de carne vacuna, en Irún, donde presuntamente se compró el solomillo y en España hace años que no se han dado casos, pero estos detalles son los que maliciosamente la prensa española ocultaba.

Deathstars para la posdata, “Death Dies Hard” el tema:

A %d blogueros les gusta esto: