Inicio > Televisión > “House of Cards” 2, duelo de hijoputas.

“House of Cards” 2, duelo de hijoputas.

Segunda temporada de “House of Cards”, serie que vaya, me gustó mucho, de ahí que me vea esta entrega claro, serie de Netflix, creada por Beau Willimon y que sirve como vehículo de lucimiento personal del gran Kevin Spacey, que además hay que decir que también mete pasta en el asunto. Es curiosa la cantidad cada vez mayor de estrellas del cine que van incorporándose a series de televisión, la distancia entre el hermano rico y el pobre disminuyen y cada día está más que claro que el prestigio de varias series de televisión (y su calidad) no tienen mucho que envidiar, al contrario, al de las pelis estrenadas recientemente.

Bien, venimos de una temporada que acabó así como dejándonos las ganas, como que el castillo de naipes al que se refiere el título bien pudiera empezar a desmoronarse, con el prota, el Francis Underwood, a un paso de convertirse en vicepresidente de los Estados Juntitos pero con la periodista a la que le daba metesaca metiendo las narices y uniendo los hilos necesarios como para acabar con él y su carrera.

Lo de la mujer del prota y demás la verdad es que nos la sudaba bastante, de hecho intento recordar en qué punto quedó su historia y nada, no es posible. Decir que la serie sigue teniendo éxito, superando esta segunda entrega las cifras de la anterior por lo que hay ya tercera temporada confirmada.

house of cards 2 Empieza la cosa con el que debiera de haber sido el último capítulo de la anterior temporada, no merece la cosa mayor explicación, es verlo y concordarás conmigo. Recupera el tema de ver al prota dirigiéndose directamente al espectador, recurso muy eficiente, estamos ante un personaje, el interpretado por Spacey, que es uno de los más cabrones de la historia de la tele, no sólo tiene todos y cada uno de los defectos que se les presupone a los políticos, ambicioso, corrupto, trepa, manipulador etc. sino que además es un asesino recurrente. Y siendo un tipo despreciable y asesino pues hace que te caiga bien, que desees que triunfe, qué coño vicepresidente, deseas que sea presidente de los Estados Unidos, qué digo Estados Unidos, incluso le deseas que logre el mayor puesto político que hay, el más importante, alcalde de Erandio.

La trama va como en dos direcciones, una, la carrera política del prota, sus tejemanejes, leyes, enmiendas, apoyos, compraventa de apoyos, a este le hago la cama, al otro también, mentiras, traiciones y demás cosas que deben de ser habituales de la política. Por otra parte tenemos al Lucas ese, al periodista, empeñado en descubrir el pastel del lado oscuro de Underwood. Bien, a mí toda esa segunda parte casi me sobra, con la primera me vale para disfrutar viendo la serie, entiendo sin embargo que a quien no le interese la política sin esa otra parte de la historia la cosa perdería mucho interés.

Bueno, si algo eché de menos en la anterior temporada fue la ausencia total de hijoputismo en todos los personajes, menos en el prota claro, bien, ese defecto se pule, de ahí el título.

Porque si Francis Underwood es un hijoputa manipulador qué decir de su enemigo en esta temporada, Raymond Tusk, que está interpretado por un tal Gerald McRaney, del que te he hablado en alguna ocasión, recordado por otro espectacular duelo de hijoputas en “Deadwood”, bueno, qué te diría, ese duelo, esa partida de ajedrez, uno con su dinero, el otro con su poder político, impresionante sin más.

Gana mucho la serie en mala leche, y coño, que está bien hecha, ¿que pasan cosas en la primera temporada que parece metidas con calzador? Pues no, pasan, las dejan ahí y cuando es necesario se rescatan, el pasado, ¿que la Wright se tira a un fotógrafo? Aparentemente nada aporta a la trama, pues eso, aporta, como este ejemplo varios, no es una historia esta que se va improvisando, se nota que saben de dónde viene y a dónde va, es un guion muy muy compacto.

Lo dicho, muy disfrutable, una pedazo de serie.

Posdata, Arrayan Path, chipriotas, anda que no te pongo música de sitios variados, power metal. “Clepsydra”.

Anuncios
  1. 22/07/2014 en 08:11

    Gracias por la reseña. Me gusta que las series no se vayan improvisando, así que si esta es de esas la veré.

    Me gusta

    • 22/07/2014 en 12:37

      No, precisamente eso es lo que más me gusta, que está pensada la serie en conjunto, no por temporadas, saben muy bien por dónde irá la historia central y eso le da un empaque fuera de serie.

      Besotes.

      Me gusta

  2. Covadonga
    22/07/2014 en 13:33

    Buscaré, veré y ya te diré 😉
    Besines

    Me gusta

  3. 22/07/2014 en 17:20

    Ya sabes que yo de series pues como si me hablas en chino pero el temazo me lo he chutados ¡tres veces!
    Gracias campeón 😀 Besos posesos a miles.

    Me gusta

    • 22/07/2014 en 22:00

      Es muy fácil de escuchar y ojo, mantiene el nivel todo el disco, sólo tengo escuchado este por cierto, algo que debo arreglar, lo malo es sacar tiempo 🙂

      Besotes hermosa.

      Me gusta

  4. 22/07/2014 en 19:56

    Hay que ver la cantidad de series que hay y lo curioso que hay temas para llenarlas todas con mejor o peor suerte……….qué ricas son las relaciones humanas……..
    Un Abrazo Maestro Dess.. 🙂 .

    Me gusta

    • 22/07/2014 en 22:01

      Bueno, unas son más afortunadas que otras y la conclusión clara es que más que de lo que traten lo importante es como lo traten, esta lo hace muy bien, hay para mí una diferencia enorme de calidad entre las series de canales generalistas y las de pago, cosa evidente por otra parte, las primeras las suelo evitar 😀

      Abrazos.

      Me gusta

  5. 23/07/2014 en 08:20

    Una gran serie.

    Me gusta

  6. 23/07/2014 en 11:01

    Yo vi las dos temporadas una casi seguida de la otra, y es una serie con la que he disfrutado muchísimo.

    Si tengo que elegir me pareció más redonda la primera, en la segunda toda la parte del periodista con el hacker y el rollo ese, queda ahí como cogida con alfileres durante muchos capítulos, no sé…

    La mujer del prota ¿no te interesa? No jodas! Me parece un personaje superinteresante, sus historias concretas me dan igual, pero el personaje en sí es buenísimo y la tía ésta lo borda, menuda Cruela Devil, me encantó, es como la reina de Juego de Tronos, la odias hasta el infinito y precisamente por eso te encanta que salga, además la relación entre ellos es como mínimo curiosa y para analizar.

    Kevin Spacey es tan bueno, que hace unos días lo vi en Cadena de favores y tardé un buen rato en recordar que el último papel que había visto suyo había sido como Francis Underwood, eso es un gran mérito, teniendo en cuenta que es un personaje tan potente que puede marcar a un actor y quedar identificado con él para siempre.

    Besos, querido

    Me gusta

    • 23/07/2014 en 20:00

      No me acordaba de lo que le había pasado a la parienta, yo la ví un año después, quizá fuera eso 😀

      Calla que el otro día me puse el primer capítulo de “The Wire”, por tenerlo a mano y me estoy volviendo a ver toda la serie, acabé ayer la cuarta temporada 😛

      Besotes.

      Me gusta

      • 23/07/2014 en 20:29

        Es que The Wire yo creo que se merece un segundo visionado. Con la primera temporada yo iba tan perdida que verla ahora sería casi verla de cero y la disfrutaría mucho más. No lo descarto, dejaré pasar un tiempo más y me volveré a enamorar de mi Omarcito

        Me gusta

        • 24/07/2014 en 21:41

          La verdad es que sí, merece un segundo visionado, pero lo malo es que es el tercero ya 😀

          Y aún así me sigue sorprendiendo, esta vez la manera de tejer las tramas, fabulosa.

          Me gusta

  7. 23/07/2014 en 15:59

    Sigue apuntada en la reserva. Será de esas que vea una vez estén completas, para darme el empacho sin esperas ni olvidos de entre temporada y temporada.

    Le gusta a 1 persona

    • 23/07/2014 en 20:02

      Es que de la manera que está hecha es lo adecuado, no hay salto temporal entre temporada y temporada, es un suma y sigue, es muy “Deadwood” en ese sentido.

      Le gusta a 1 persona

  8. 24/07/2014 en 03:25

    Larga vida a Frank Underwood. House of Cards es estupenda. Sin más. Está bien que se apoya casi en su totalidad es la personalidad avasallante de un personaje que lleva los tópicos de la maldad casi hasta el límite; pero por fortuna está ahí Kevin Spacey, uno de esos tipos que puede sacarle el jugo a cualquier papel (Por cierto, tengo una entrada sobre Frank Underwood –más que sobre la serie en sí– por algún lado. Debería terminarla). A mí Claire, la esposa de Frank me parece un personaje buenísimo; ambiguo, rico en matices (por momentos llega a ser tan fría y cruel como el mismo Frank; pero siempre tiene ese temple de mujer perfcta, calma y sencilla; para mí eso es brillante).
    Por desgracia el director ya avisó que hubo ciertos problemas de post-producción y la tercera entrega saldrá en el 2015, pero tarde, es decir pasado la mitad del año. Demasiado tiempo de espera, coño…
    Pero igual estaré allí cuando aparezca.
    Un abrazo.

    P.D.: Por cierto Dess, permíteme una pregunta personal. ¿Tú ves las series dobladas o con subtítulos? Si las ves dobladas ¿de dónde las descargas? Me explico: uno de mis hermanos tiene graves problemas visuales y no puede ver nada subtitulado, y quiero que vea algunas series, ya que yo hablo con mucha pasión de algunas de ellas, y veo que realmente disfrutaría el poder verlas. He buscado algunas, pero no las he encontrado. Sea cual fueere la respuesta, gracias.

    Me gusta

    • 24/07/2014 en 21:50

      Yo suelo verlas de ambas maneras, unas en VO otras alternando VO con doblaje, dobladas en su totalidad muy pocas.

      Yo soy tradicional y uso emule, pero vaya, dime la serie en cuestión y lo miro en descarga directa, el problema para el emule es que los enlaces que uso son en castellano de aquí, no en latino, en descarga directa eso suele ser menos problema 🙂

      En lo referente a la serie pues sí, muy de acuerdo en todo, pero sigo pensando que el papel de la mujer podía dar mucho más de sí, abrazos.

      Me gusta

  9. 26/07/2014 en 14:53

    tremenda la segunda temporada sin duda, ya no recuerdo si la vi completa en una noche de trabajo o me atreví a pedir compensación por el tiempo extra que invertí para terminar de verla, no tengo vergüenza

    abrazos compadre

    Me gusta

    • 26/07/2014 en 18:00

      Está bien hecha y se nota, porque te engancha de veras, es de esas que te ves del tirón y devorándola casi casi 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  1. 22/07/2014 en 05:50
  2. 22/07/2014 en 05:50

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: