Inicio > Tonterías > De cómo Flanagan ayudó a Flácido a entender a las mujeres.

De cómo Flanagan ayudó a Flácido a entender a las mujeres.

Quisiera presentaros a dos personajes, Flanagan, un atractivo madurito, rondando la cuarentena, alto y bien formado. Flácido, conocido por saludar siempre dando la mano flácidamente. Bien, una vez hecha la conveniente presentación pasaré a contaros una bonita historia, una conversación que ambos mantuvieron y que pretende daros de pensar. Pretende que veamos de una vez la incoherencia del sexo femenino a la vez de la incoherencia propia del ser humano.

Tres situaciones, distintas pero en el fondo la misma, muy diferentes resultados, es eso, para que veáis que es imposible acertar de ninguna de las maneras, obviamente es la hostia de graciosa la historia, pero eso tratándose de mí es de perogrullo, ¿quién era Perogrullo? Un invento del genial Francisco de Quevedo, en su libro Los sueños (1622). Bien, vamos con la historia esta de Flanagan y Flácido.

entiendemujers Estaban cierto día en una cafetería Flanagan y Flácido, se saludan y se sientan a hacer cosas de hombres, a saber, tomarse un cafecito mientras conversan de las notas de sus hijos, de si el ajo se pone en mitad de la dorada o por encima y tal. Flácido le empieza a contar su historia con Merikeit a Flanagan.

“Pues sí, la conocí en internet, escribía en un blog, un día escribió un artículo sobre cochinadas y pidió su opinión, yo evidentemente como hombre que soy le dije que esas cosas no me interesaban, que prefería artículos de decoración, repostería o abalorios, pero no de tetas y culos, ella respondió que le encantaban los hombres sinceros (yo jamás saqué un cero) y que le parecía tremendo de bien que le dijera abiertamente que prefería el artículo de Petardita Gutiérrez. Empezamos una relación, poco a poco, sin prisa”.

Flanagan asentía, “así debe ser querido amigo, no tiene por qué parecernos que nuestro amor sea el o la mejor en todo ¿no? A mí al hacer albóndigas y al follar por ejemplo no me gana nadie, pero al comer potorros una vez me ganó uno, era un zombi vale, pero coño, lo reconozco, prosigue prosigue, perdón por la interrupción”.

“Pues a lo que iba, nos casamos, cierto día estaba haciendo arroz con leche, me la dio a probar y me pidió mi más sincera opinión, como me pide eso le digo que no está mal, pero que mi madre lo hacía mucho mejor, ese día no follé”.

Flanagan flipando claro, “Qué puta incoherente, venga no me jodas, ¿no le gustaba la sinceridad? Helado me dejas, espera que me pido una sacarina y media docena de donuts rellenos, la verdad es que no puedo creer lo que me estás contando, espero que nuestros lectores estén captando la idea de la incoherencia brutal del asunto, qué jodida la Merikeit, o sea que del blog sí que podemos opinar libremente, pero del arroz con leche no”.

“Ay amigo mío, cuánto me alegra que me comprendas, pues ahí no acaba la cosa, te voy a contar una tercera situación que me pasó justo anoche, resulta que estaba yo juguetón, ya sabes, ante su insistencia la dejé que me hiciera una mamada, yo no quería porque a mí guarradas las justas, uno es muy tradicional y no es de experimentos raros, pero si se empeña se empeña, yo ante todo sacrificio, porque la amo ¿sabes? La amo mucho y lo dicho, insistió tanto que accedí”.

Flanagan movía la cabeza una y otra vez, “qué me vas a contar, qué pesadas con el sexo, que si quiero chupártela, que si por ahí no, mejor por detrás que mola más, pervertidas coño, son unas pervertidas, pero cuenta cuenta que me tienes en ascuas”.

“Pues eso amigo mío, que se pone ahí a darle a la limpieza de sable y cuando acaba me pregunta que qué tal, que si me ha gustado. Yo ya después de lo del arroz con leche ya no sabía qué decir así que respondí que muy bien, ella me mira y me dice que si estoy siendo sincero, que por favor le diga la verdad. Entonces voy y le hago caso y le digo que su hermana las hace mucho mejores, hostia tío la que me montó”.

“Flácido, pues no sé por qué, ¿para qué coño pregunta? Coño, que llame a su hermana y aprenda un poco coño, que ni interés le pone, encima se enfada, la sinceridad es mala, te lo tengo dicho, ahora, una cosa te digo, no tienes ni puta idea, tu mujer la chupa de cojones, mucho mejor que tu cuñada, ni comparación.”

Buff, espectacular, graciosa y da que pensar, soy la polla. Posdata, Within Temptation y la bonita ” All I Need”.

Anuncios
  1. 14/07/2014 en 00:40

    “All my agony fades away when you hold me in your embrace…” Momento dramático

    Líder, el ejemplo no vale. Si alguien se molesta en prepararte arroz con leche casero, te lo comes y le estás totalmente agradecido. Por ello agradezco a mi madre, no porque me haya criado y mantenido hasta ahora y lo que le queda, sino por el arroz con leche.

    El resto sí, es que no nos aclaramos nunca.

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 07:34

      Mas entonces no pides la “más sincera opinión” ¿verdad? Yo siempre digo que hay que tener mucho cuidado con las preguntas que haces 😀

      Besotes jovenzuela.

      Me gusta

  2. Jatz Me
    14/07/2014 en 08:03

    Ay mi pequeño saltamontes…. la sinceridad está sobrevalorada, y mucho (y las mujeres también, ya que nos ponemos 😛 )
    Siempre hay que decirles que son lo mejor en todo, sin pensar la respuesta ni la pregunta. Sin pestañear. Alguna vez tocará acertar 😉
    PD: Voy a pedir el libro ese de la foto por Amazon, a ver si tienen narices de no cobrarme gastos de envío… XDDDDDD

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 08:10

      Ves? aprende de Jatz, él si que sabe

      Me gusta

    • 14/07/2014 en 09:55

      Ellas no están sobrevaloradas en absoluto 😀 esta misma mañana, tomando el cafelillo de los recados, estaba charlando con una, impresionante la chavala, escotada, la tipa venga a decir que le mire a la cara… venga hombre, a la cara dice…

      La sinceridad si, etá muy sobrevalorada, eso ya lo tenía por asumido, abrazos.

      Me gusta

  3. 14/07/2014 en 08:09

    Jajaja, ay Dess!!!! Seré sincera, ya sabes lo que me gustan estas entradas, las que más.
    La sinceridad se basa en decir lo bueno pero callarse lo malo que no es lo mismo que mentir, a ver si vamos aprendiendo.
    Besos, querido

    Le gusta a 1 persona

    • 14/07/2014 en 09:57

      La sinceridad es decir la verdad ante una pregunta, todo lo demás es prostituir la verdad :mrgreen: cuando preguntáis “¿Estoy guapa?” No queréis la verdad y lo sabes.

      Besotes querida.

      Me gusta

      • 14/07/2014 en 15:46

        Claro que quiero la verdad: que estoy imponente. No hay otra verdad posible

        Me gusta

        • 14/07/2014 en 22:01

          En tu caso la verdad es agradecida 🙂 pero en otros…

          Me gusta

  4. 14/07/2014 en 09:45

    Gracias por el enlace a “La sinceridad es mala”, me ha encantado… Un saludo (y un abrazo, me enseñas muchas cosas con cada entrada, no sé si para bien, pero siempre vuelvo…)

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 09:58

      De hecho así a ojo calculo que habré escrito cuatro cosas que me hayan gustado, una de esas es ese enlace, cuatro de quinientas no está mal 😀

      Besos hermosa.

      Me gusta

  5. 14/07/2014 en 09:52

    Sinceridad la justa, 🙂

    Un abrazo.

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 09:59

      Exacto, y quien tiene a la sinceridad como una virtud es medio lelo, sin más, la sinceridad está bien, como casi todo en la vida, en su justa medida 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  6. Covadonga
    14/07/2014 en 10:23

    Sinceridad al 100% siempre y cuando sea la respuesta correcta, sino mejor callate, o ya sabes, al sofá a dormir y solo.
    Besiness

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 21:47

      Hay que ser sinceros solo cuando es conveniente 😀

      Di que de cualquier manera suelo acabar con la perra en el sofá.

      Besotes.

      Me gusta

  7. 14/07/2014 en 10:40

    Yo procuro siempre ser sincera y la cago normalmente. Las personas no estan (o estamos) preparadas para la sinceridad. Y vosotros los hombres ante una mujer directa y sincera os cagais. Un abrazo!

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 21:49

      Yo creo que nadie está preparado para la verdad si esta es constane incluso sin venir a cuento, a mí por ejemplo si una mujer me dijera, sinceramente, que le encantaría echar un kiki conmigo pues me gusta esa sinceridad, si me dice que antes se pega un tiro pues ya no tanto.

      Besotes.

      Me gusta

      • 14/07/2014 en 22:53

        Siempre depende del sentido que tenga esa sinceridad. Lo mejor es que sea lo más justa y escasa posible. Buenas noches!

        Me gusta

        • 14/07/2014 en 22:55

          Lo mejor es hablar menos y dejar actuar a los hechos, besotes.

          Me gusta

  8. 14/07/2014 en 13:14

    Como me reí ayer por la noche cuando te leí. Si hay algo cierto es que todo lo que un hombre le diga a una mujer puede ser utilizado en tu contra. Biquiños!

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 21:59

      Y lo que calle, porque si te callas u otorgas o algo te pasa 😛

      Hagamos lo que hagamos la hemos cagado, asi funcionan las cosas, besotes y gracias.

      Me gusta

  9. Rosa Ave Fénix
    14/07/2014 en 14:24

    Si el pobre Flácido…. me follara como su nombre indica y como da la mano, por supuesto le digo la verdad… ves a una escuela de follaje!!!!! pero en ciertos casos, haces una sonrisa misteriosa y ahí queda todo. Pero en otros menesteres,la verdad por delante.
    Me lo paso muy bien en tus posts. ¡Hasta el próximo, besos sinceros…!.

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 22:00

      Gracias querida, Flácido y Flanagan me da que tienen la misma vida sexual que yo 😦

      Besotes.

      Me gusta

  10. 14/07/2014 en 15:47

    La sinceridad…esa gran enemiga. Siempreeeeeeee hay que ser moderadamente sincero y moderadamente mentiroso…

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 22:04

      O insultantemente sincero o insultantemente mentiroso, para mí todo depende de la situación 🙂

      Me gusta

  11. 14/07/2014 en 16:10

    Más que sincero hay que ser listo.Es lo que hacemos nosotras…;-)

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 22:05

      Pero es que el pobre pensaba que a ella le gustaba su sinceridad, mira que es tonto si 😛

      Me gusta

  12. 14/07/2014 en 17:39

    Hay un punto intermedio entre ser sincero y ser pícaro, pero se ve que eso muchos de nosotros no lo dominamos XD
    ¡abrazos!

    Me gusta

  13. 14/07/2014 en 20:30

    ¿Y qué me dices de la pregunta ¿tú me ves más gorda??????? No tiene respuesta correcta, lo mires por donde lo mires. Ni sinceridad ni pollas. Siempre la cagas.
    Por cierto, muy buena entrada la que has enlazado, no la había leído, aún no conocía el mundo 2.0 en esas fechas.
    Besos.

    Me gusta

  14. 14/07/2014 en 21:35

    Lo de los donuts y la sacarina me ha recordado a un amigo mío. Pedía sacarina para el café con leche y el azúcar se lo echaba por encima de los churros. O sea, que se seguía comiendo el azúcar y encima se zampaba una de churros, pero con lo de la sacarina acallaba su conciencia.
    La entrada me ha parecido soberbia. A follar y a hacer estas entradas no te gana nadie.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 22:10

      Es un detalle de realidad añadido porque precisamente yo también lo veo a diario, ese café con sacarina mientras se pone tibio o tibia a bollería industrial, pero en fin 😀

      Abrazos y gracias mozo.

      Me gusta

  15. 14/07/2014 en 23:05

    ¡Huy, me ha entrado hambre de golpe!, ahora vuelvo y te leo, o Gran Líder!!

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 23:07

      Yo me he zampado un heladito hace unos minutos tan solo, estoy esperando a que empiece el partido del mundial 🙂

      Hoy va tarde me temo.

      Me gusta

      • 14/07/2014 en 23:10

        jejejejje, ¡con un heladito estoy!! 😀

        Me gusta

        • 14/07/2014 en 23:12

          Es lo que apetece, además que está más a mano que una docena de gambas a la plancha recién hechas 😛

          Me gusta

  16. 14/07/2014 en 23:12

    jjajajaj, ¡tengo que matizar que no había llegado a la escena de comer potorros ni nada, antes de que me entrase hambre!!!

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 23:16

      Yo es que a esa escena nunca llego 😀

      Pero chupo el helado que da gusto, las cosas como son.

      Me gusta

      • 14/07/2014 en 23:18

        ¡Ya está!!, ya me están saliendo lagrimones de la risa otra vez!!! jajajajaj, entre tu post, y atender a tus respuestas, ¡estoy que ni encuentro el teclado!!!

        Me gusta

  17. 14/07/2014 en 23:22

    Va, me centro para intentar decir algo… ¿qué no se haya dicho?, imposible!! jejejej Yo tampoco soy partidaria de decir toda la verdad, ¡pero ojo, que a los hombres tampoco!!
    De hecho, siempre digo que si alguien no quiere que le mienta, mejor que no insista en preguntarme lo que no quiero decir 😉

    Muchísimos besicos, bonico… luego vendrá Nieves y me tratará de pelota, ejejejejej

    Me gusta

    • 14/07/2014 en 23:29

      Es que es una metetes Nieves, tú manda todos los besitos que quieras que son bien recibidos siempre 😀

      Me gusta

  18. 15/07/2014 en 10:30

    Cuando dicen: “sí” –es no.
    Cuando dicen: “quizá” –es no.
    Cuando dicen: “que sí, pero luego que ahora estoy ocupado” –es no, o nunca.
    Cuado dicen: “no” –es que no (y no insistas).
    Cuando dicen: “Sí, sí” –es sí y rapidito que llueve, porque en dos minutos puede ser “No, no”.
    Cuando dicen: “Voy” –es dentro de cincuenta minutos.
    Cuando dicen: “Me gusta más la pinta de lo que te has pedido tú” –es: “Quiero tu plato”.
    Cuando dicen: “Va a venir mi madre a pasar unos días” –es: Mi madre se viene a vivir con nosotros el resto de sus días (o de los tuyos).
    Cuando dicen: “¿Qué opinas?” –es: repite lo último que yo he dicho, tal y cómo yo lo he hecho, y antepone, por supuesto cariño.

    Me gusta

    • 15/07/2014 en 12:48

      “Voy”, atinada de veras, un “ahora voy” puede significar que te da tiempo a leerte un periódico entero, de los de domingo.

      Me gusta

  19. 15/07/2014 en 12:49

    Hola Dess,
    ¿y ese libro de la foto dónde se puede comprar? ¿Tú crees que leyéndolo acabaremos por entenderlas? Noooo…. El otro día fuí al teatro a ver “los hombres son de Marte y las mujeres de Venus”, basada en un libro de John Gray. Salí del teatro como había entrado: sin entender a las mujeres.
    Un abrazo

    Me gusta

    • 15/07/2014 en 12:57

      Ni aprendiéndolo de carrerilla las entenderíamos 😛

      Pero por intentarlo tampoco pasa nada, abrazos.

      Me gusta

  20. 15/07/2014 en 13:10

    Lo de la sinceridad a secas, en el fondo nunca trae buena cosa…y sino tú piensa cuando alguien te dice…¡¡tu quieres que de verdad sea sincero?? ….ahí te esta preparando para entrar a matar jajjajjjja…siempre es mejor maquillarla un poquito….es como cuando algo no te gusta…le hechas mayonesa y ¡listo!!jajjajjajja
    Besos con alas que den airecito….

    Me gusta

    • 15/07/2014 en 13:15

      Pues eso, que es lo que te digo, ¿por qué entonces se dice que uno es sincero como tomándolo como una virtud? Si no hay nada peor en la vida 😛

      Besotes.

      Me gusta

  21. 15/07/2014 en 21:10

    Es una conversación muy muy normal, yo diría que la conversación clásica, bueno casi.
    Un Abrazo Maestro Dess 🙂 .

    Me gusta

  22. 15/07/2014 en 23:46

    ¿Que mala puta la Merikeit esa, no? Tratar así a un pobre varon… No hay derecho,no señor.
    ¿Ya esta el libro en las librerías? Falacias, eso es el prologo amigo jejeje.
    Bonita canción, pero me pone triste… 😦 La escuchaba sin ver el vídeo y ahora que lo veo me reitero, me pone triste.
    Besos desde mi infierno querido.

    Me gusta

    • 16/07/2014 en 08:35

      Nada más que pa sufrir el pobre 😦

      Espero que el prólogo sea algo más cortito que el libro este, si no te echan del metro fijo 😛

      Besotes reina.

      Me gusta

  23. 16/07/2014 en 09:06

    Ya sabes lo que opino de la sinceridad, aparte de sobrevalorada no existe y solo sirve para generar conflictos entre las personas.
    La Merikeit insistiendo en hacer una mamada ha hecho que se me saltaran las lágrimas de risa…por lo improbable, digo. :mrgreen:
    Besazo Maestro

    Me gusta

    • 16/07/2014 en 10:02

      Ya 😀 es que de vez en cuando me da por la ciencia ficción 😛

      La sinceridad cuando es necesaria y en su justa medida, besotes guapa.

      Me gusta

  24. 17/07/2014 en 08:58

    Lo que hay que tener a mano es,siempre, una galleta o un pedazo de pan duro. En cuanto te ahgan una pregunta de esa te lo zampas y respondes: mmmsgfgmt! Y mientras insita con la pregunta, uno le sigue dando al diente. TODO lo que uno responda va a estar mal. Hay que evitarlos a toda costa.
    Abrazo.

    Me gusta

  25. 17/07/2014 en 20:21

    Las mujeres no es que mientan. Sencillamente transforman sus palabras y tengamos que leerlas entre lineas. Vamos que cuando dicen que un tipo es interesante, pues digamos que es un tipo misterioso, pero guapo. Si dicen que es un borde o un imbécil y cosas parecidas. Es el mismo misterioso, pero feo…Y así casi todo.

    Dicen que no, que lo importante es el interior, pero nunca se van con el feo del grupo. Siempre con el campeón o el malote y el que lee poesías y tiene la cara de vinagre, pues a galeras a remar…Aunque dirán que es muy majo, eso si. Pero para mover la cintura mejor los otros dos y este para aguantar sus neuras.

    En fin, cuando era chaval descubrí que nunca dicen lo que piensan de verdad. Recuerdo a un amiguete que tenia un carácter parecido al mio y una vez me pregunto que por que de mi decían que era interesante y de el que era un becerro.

    Sencillamente le dije que por que yo era mas guapo. Así de simple, lo demás gilipolleces y tonterías. A cuidarse

    Me gusta

    • 17/07/2014 en 21:35

      Muy de acuerdo, al final como todo en la vida, el físico prima, el físico y la pasta y no en ese orden 🙂

      Me gusta

  26. 17/07/2014 en 22:36

    Qué te digo? llegué aquí por algún comentario y ya sabes un lugar lleva al otro, me ha encantado, magnifica la entrada y los comentarios no tienen desperdicio, me declaro fan tuya, siempre digo que todo es relativo y la sinceridad… también !

    Abrazos

    Me gusta

    • 18/07/2014 en 08:18

      Cuando tenga lisa la nave que nos lleve al planeta prometido te dejaré ir en primera 😀

      Besotes y gracias querida, y por una vez soy sincero con lo de “gracias”.

      Me gusta

  27. 19/07/2014 en 14:01

    eso, lo de las enseñanzas de Flácido y el hermoso tema del deseo vs placer, me encanta…

    Me gusta

    • 20/07/2014 en 06:30

      Son unos filósofos, hacen las grandes preguntas que hacen avanzar a la humanidad.

      abrazos compadre.

      Me gusta

  28. gastroredactora
    04/08/2014 en 16:26

    Si es que no se puede ser tan buena gente…

    Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: