Inicio > Historia > Roxelana, la primera entre las favoritas.

Roxelana, la primera entre las favoritas.

Pues nueva entrega dedicada a esas mujeres que de una u otra forma marcaron época, por pioneras, por poderosas, por hijas de la gran puta, por lo que fuera. Hoy toca turno a Roxelana, Hürrem, Nastia… Conocida por varios nombres, pero es la misma, la misma historia de otras se repite, de esclava pasa a ser la mujer más poderosa del imperio de turno, en este caso el otomano, en una época en la que las mujeres no es que lo tuvieran fácil para llegar arriba, hablamos del siglo XVI, es coetánea, por lo tanto, y valga esto como curiosidad, de todos los que vivieron en los años que ella vivió.

Mujer de gran belleza, musa de mil poemas, gráciles ademanes y bla bla bla, también vil manipuladora, dedicada a las intrigas, ambiciosa y con su punto de maldad, capaz de llevarse por delante a todo aquel que se pusiera en medio de ella y sus ambiciones políticas, fría y cabrona como pocas mujeres en la historia.

Roxelana “Oiga, sí, usted, que ya está bien hombre, cómo aprovecha que estoy muerta para darme bien dado, qué manipulador, la historia no ha sido nada justa conmigo, a ver, sí en lo referente a mi carisma y belleza, a mí a ser bella y al follar no me ganaba nadie, pero vaya, que “fría”, “cabrona”, “vil” y “coetánea” no creo que sean calificativos que merezca”.

“Bien podría hablar de mis comienzos, de esclava, ahí llevada a Estambul, ojo, esclava pero digna, virgen iba, cosa no demasiado complicada porque tenía antepasados de Bilbao, yo hasta bien casada nada, o vamos, en un harén, que fue el caso, me presentaron a la esposa del sultán, qué gran mujer Hafise, ella me enseñó todo en la vida, hasta las artes amatorias y eso, era su ojito derecho, esta me presentó a su vez a su hijo, Soleimán “el Magnífico”, menudo fantasma, el magnífico dice, bueno da igual, se quedó prendado de mi belleza, se enamoró y fuimos la hostia de felices, gobernamos juntos, tuvimos un montón de chavales y tal, una vida sin mácula alguna”.

Bueno, eso lo dirá usted querida, del destino de la primera esposa de Soleimán, y de su hijo, el heredero, habría mucho que hablar.

“Eso, eso es lo que me jode, hablar, hablar, habladurías, coño, que una confabula para hacer creer a su marido que su otra esposa es una arpía despreciable que está intrigando junto con su hijo Mustafá para derrocarle y ya es mala, mala ella, que me arañó un día la mala puta, qué culpa tendré yo de que mi esposo mandara asesinar a su propio primogénito dejándome a mí y a mis churumbeles vía libre para llegar a lo más alto de la familia real, hay que ser malpensado para ver en esos hechos algo achacable a mí”.

Bueno, ¿y el visir? ¿Tampoco tuvo nada que ver con lo del gran visir?

“Por supuesto que no, pero vamos hombre, si yo sabía que era el amigo del alma de mi maridín, ni se me ocurriría haber hecho nada para que ambos se enemistaran, a ver si también tuvo que ver algo con eso que entre polvo y polvo y aprovechándome vilmente de mis pedazo de aldabas empezara a cuchichear a Soleimán cosas como “cuídate de Ibrahim, que es un cabrón, que te quiere mal, que anda por ahí traicionándote” y demás. Ni por asomo, a saber qué les pasaría, alguna timba al mus que les saldría mal, ¿que me venía bien que fuera ajusticiado porque el muy joputas no me podía ni ver y pensaba que era una puta aprovechada? Sí, no lo negaré, venir bien me venía, pero andar diciendo que tuve algo que ver…”

Mujer, visto así sin duda, cómo se me ocurriría pensar mal, bueno, ya puestos cuéntenos, sus logros como corregente del imperio…

“Oh sí, una vez que me deshice de mis enemigos, digo que de casualidad y sin que tuviera que ver yo nada en el tema mis rivales políticos acabaran muertos pues me dediqué a hacer cosas de sultana y eso, levantar templos y estatuas que dieran fe de mi belleza y mi porte, a untar a los artistas para que me loaran hasta la extenuación, hice mis pinitos dirigiendo las políticas internacionales y tal, me encantaba jugar a las guerras ahí mandado y retirando tropas, era superdivertido ¿sabe? Lástima que no tuviera un blog para ir contando esas cosillas, es que mi marido, Solemancito, estaba demasiado ocupado escribiéndome poemas, hasta 500, le tenía embobado, fíjese que me sobrevivió ocho años y en ese tiempo no volvió a conocer mujer alguna carnalmente…”

Pues nada, gracias por echar luz y limpiar su nombre, fíjese que yo pensaba que era un poco cabronaza, pero ya me quedó claro que como mucho algo expeditiva, acabemos con la posdata, como es menester, Masterplan, “No Escape”.

Anuncios
  1. 16/06/2014 en 00:31

    jajjajajjajaj.. creo que es la primera vez que leo una de historia en la que metes voz del personaje.. y me ha gustado!! jajajja.. pobre… menos mal que ha venido a defenderse… una mala partida de mus dice.. ajajaj.. en la uni aprendi a jugar al mus.. entre otras cosas.. a ver si lo retomo! 😉

    buenas noches príncipe!

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 12:09

      Qué gran deporte el mus, si fuera olímpico tendría varias medallas, no sé si te he dicho alguna vez que al mus es imposible ganarme 😀

      Besotes reina.

      Me gusta

      • 16/06/2014 en 21:32

        De todos es sabido que jugar al mus es la segunda cosa que mejor haces.

        Me gusta

        • 16/06/2014 en 22:33

          No te quepa duda, pero tampoco es plan de fardar por fardar 😀

          Me gusta

  2. rosa Ave Fénix
    16/06/2014 en 09:14

    Qué estupendo eres en tus entradas!!!!!! Mezclas aquí parte de la historia de Hürreim cion la fantasía. en aquellos tiempos era casi lógico que entre las concubinas y la “manda más” hubieran rivalidades y para ello las”liquidaciones” de la gente que les hacía sombra fuesen liquidados, bueno yo rompo una lanza por ella, almenos Solimán estaba enamorado de ella hasta la médula, le dedicó muchos poemas incluso uno de esllos ha sobrevivido al pasado.
    No se porque dices que este es el blog más prencindible de la red… na de na…

    Espero la siguiente… besotes de un que no llegó a odalisca.

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 12:11

      Sí, realmente me gusta mezclar la realidad con la leyenda, total, avisando de que es n blog prescindible nadie te pide cuentas sobre la verosimilitud de lo que escribo, quien la conozca sabe de sobra que no era tan mala puta sino una mujer de su época, como todos y todas vaya, que no se puede mirar lo que pasaba hace siglos con los ojos de hoy.

      Besotes hermosa 🙂

      Me gusta

  3. 16/06/2014 en 10:10

    Hola Dess,
    cuando hablamos de una esclava que llega a regentar un imperio, seguro que no lo consiguió haciendo exámenes y estudiando. Vamos, que muy pura y buenaza no debía de ser.
    Otra vez me acercas una figura histórica que desconocía…
    Un abrazo y mil gracias 😉

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 12:12

      Yo creo que la clave fue la madre de Soleimán, debió de tratarla como su favorita y enseñarla todo lo que necesitaba, su talento natural, su belleza y su carácter debieron de hacer el resto.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  4. 16/06/2014 en 11:16

    Mira que le gustaba enredar y coetanear… No era de fiar, no. Besotes!!!!

    Me gusta

  5. 16/06/2014 en 11:52

    Por lo que veo te gustan las mujeres de esa clase ¡eh, pillín!

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 12:14

      Me gustan, me gustan mucho estas mujeres que usaron sus armas para lograr lo más alto, es lo que hablamos el otro día, la belleza y el folleteo son mucho más importantes de lo que reconocemos, son un arma más, como la inteligencia, la ambición bien encauzada…

      Abrazos.

      Me gusta

  6. 16/06/2014 en 11:53

    No me ha quedado claro, se casó con el hijo de su marido? Se tiraba a los dos? Esto no pasa ni en los culebros latinoamericanos, cuanto tiene que aprender Televisa. Biquiños!

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 12:17

      No no, se casó con su marido que era hijo de la sultana, de la parienta del sultán vamos, luego su marido fue sultán, no está bien explicado pero vaya, es así, al hijo del marido dicen las malas lenguas que se lo “cepilló” pero así, entrecomillado 😀

      Besotes.

      Me gusta

  7. 16/06/2014 en 15:19

    Vamos, que está de haber jugado al ajedrez, se hubiese comido todas las piezas también 😉

    Eres grande, ¡ya lo sabes!, jejejeje
    Muchos besitos, briboncete 🙂

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 15:33

      Esta hubiera sido el peón que usando todas sus artimañas elimina a todo rival que se cruce en su camino para coronar y zumbarse al rey, besotes 🙂

      Le gusta a 1 persona

  8. 16/06/2014 en 18:57

    Solo siendo manipuladora e intrigante (Nada común entre las mujeres) se puede llegar tan arriba 😀 Seguramente el no conoció mujer porque ella se la corto jajaajaja

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 19:36

      Cuando se prueba el jamón pata negra no te satisface ya la mortadela 🙂 tú ponte en tu lugar,
      ¿quién quisiera mujer alguna, por bella que fuere, después de haber gozado de tu amor? ni un ciego 🙂

      Me gusta

  9. 16/06/2014 en 20:53

    Estaba hecha una coetánea de pura cepa, jajajajajajajaja. Una prueba más de que cuando una mujer se propone ser mala lo es con avaricia.
    Muy bueno Dess, me he reído mucho.
    Un beso

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 20:59

      Bueno, habría que ponerse en la situación, conociendo todos los detalles, para juzgarla así ya en serio, pero sí, un poco malaputa sí que parece que era, al menos a mí me lo parece y como es mi blog pues arreando 😀

      Besotes y gracias querida coetánea.

      Me gusta

  10. 16/06/2014 en 21:26

    Me has alegrado la tarde. ¡Ojalá me hubieran explicado la historia de esta manera, je! Creo que me habría enganchado bastante más.
    Y respecto a esta buena señora, pues pienso que utilizó las armas que tenía porque de otra forma… no hubiera llegado ni a la esquina. Y es que las mujeres puestas a ser malas, somos malísimas.
    Y ahora que veo… pensé que te seguía y ahora me doy cuenta que no es así. Con tu permiso… no sé como me ha podido pasar.
    Un abrazo…

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 22:33

      Pues muchas gracias querida, pero repito lo de siempre, estas cosas no son fruto de investigaciones sesudas, como mucho un par de páginas, encima manipulando la historia, no debe servir de referente 🙂

      Besotes y de nuevo gracias.

      Me gusta

  11. 16/06/2014 en 21:34

    Pues tiene una cara de buena chica que no puede con ella. ¿No serían todo habladurías?
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 22:34

      Bueno, yo sinceramente creo que era más cosa de “o ellos o yo”, la tipa jugó sus cartas y ganó, pero es una impresión mía 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  12. 16/06/2014 en 23:05

    ¿Y era coetánea de todos los que vivieron los mismos años que ella? ¿De todos, todos? Qué cosas.

    Una es un poco firme para que no se le suban a la chepa y los susceptibles ya se ponen todos petardos que si es mala, que si tal. Las cosas hay que ganárselas, hombre, si no quieres que te jodan las puñaladas traperas ¡pues dalas tú más rápido!

    Me gusta

    • 16/06/2014 en 23:07

      Por cierto, Dess, ayer por fin, Yuuko y yo acabamos Kings. Sí, vale, la he colocado en la categoría de bodrio. ¿Qué panda de babuinos han escrito ese final?

      Me gusta

      • 16/06/2014 en 23:11

        Es que es uno de los mayores truños de la historia de la tele, y mira que tenía buenos mimbres, una historia en principio muy aprovechable y unos actores buenos, sobre todo en papeles secundarios.

        Pero la gilipollez de la pareja de protas y lo absurdo de los guiones la echaron abajo enseguida, el final pues eso, pensado para una segunda temporada que por fortuna nos ahorraron.

        Tú que tienes gustos así especiales deberías echarle un ojo a “Carnivále”.

        Besotes jovenzuela mía.

        Me gusta

    • 16/06/2014 en 23:09

      Sí, es curioso, pero de todos, dicen que también es coetánea de la que retransmite en estos días la gimnasia rítmica por la tele, al parecer ya la retransmitia por aquellos días 😀

      Me gusta

  13. 17/06/2014 en 15:34

    Que era buena chica de eso no cabe la menor duda lo único que asesinó a mucha gente pero lo hico por su propio interés y claro eso hasta tiene mérito…..¿o no?.
    Un Abrazo Maestro Dess… 🙂 .

    Me gusta

    • 17/06/2014 en 15:38

      Pues claro que sí, menos mal que la historia la puso en su sitio 😀

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  14. 19/06/2014 en 04:51

    conclusión: la mala y puta era la mamá de Soleiman (hasta parece nombre de un héroe), mira por donde la historia se viene a comprender y odio que ella no tuviera un puto blog

    abrazos compadre y como siempre es una forma divertida de entender la historia, es usted un chingón

    Me gusta

    • 19/06/2014 en 06:37

      La gracia de Roxelana es que no solo conquistó al magnífico sino que lo hizo también con la suegra, que es lo que le facilitó el asunto.

      Abrazos compadre.

      Me gusta

  15. 11/07/2014 en 22:50

    Pero Dess, y cuando yo vaya a presumir de conocimientos historicos y a fardar gracias a lo aprendido con mi Líder me van a llamar embustera por todo lo que te inventas…
    Buen post!

    Me gusta

    • 12/07/2014 en 07:55

      Mujer, si te quedas con lo gordo del asunto nadie te llamará embustera, además, hay algo que siempre resulta cierto, es precisamente que nada del pasado se sabe con absoluta seguridad y sobre los mismos hechos existen diferentes versiones 🙂

      Besotes y gracias.

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: