Inicio > Tonterías > El diario de Merikeit.

El diario de Merikeit.

Buenas, soy Merikeit, este es mi más íntimo diario, una es muy de seguir los buenos manuales y de ignorar los deficientes, es por ello por lo que me fijo en cosas como esta y sin embargo cosas como esta otra las dejo arrinconadas en mi mente, porque una lo que quiere es ser feliz en esta vida, tú te dirás que como todos, pues parece que no, gracias a los consejos de mi inmenso y nunca suficientemente venerado ni vanagloriado líder pude cambiar mis actitudes ante la vida de pareja, buff, qué te diré, jamás he sido tan feliz, para que veas lo feliz que soy he decidido pillar una página cualquiera de mi más íntimo diario y dar fe.

Ayer a la mañana, me despierto, noto a mi macho al lado, oliendo como tienen que oler los machos, a hombre viril, nada de a perfumes ni a polladas, a sudor revenido, me desnudo y le despierto rozando mis pechos contra su espalda, cuando se despierta amablemente le sugiero la posibilidad de follar, él me mira sorprendido y me dice que si tengo fiebre, sí, en el coño, le respondo, me arde en deseos, ante sus dudas le ofrezco ir a prepararle el desayuno antes para que pille fuerzas, siempre y cuando me prometa no cepillarse los dientes porque el aliento de un macho tiene que tener su personalidad.

diario Le llevo el cafecito con sus galletitas, se las doy amorosamente, mientras le voy desnudando, le cae una gotita de café en su miembro, ze do dimpio con da boca (este es un ejemplo de mi fenomenal humor inteligente, para los palurdos, lo que quiero decir con esto es que se le pego una limpieza de sable en condiciones.

Va a trabajar, feliz, como va feliz rinde más, le ascienden, a mí también, porque quien se despierta de esa manera todos los días es feliz por cojones, así que nos ascienden a ambos. Él llega a casa, se ofrece a limpiarla, “quita quita, vamos a follar”, le digo, ¿quién es feliz limpiando?, los pobres, nosotros estamos forrados, así que contratamos un par de empleadas del hogar, sexis para que a mi macho no le importe que de vez en cuando pasen por delante nuestro mientras vemos el Tour.

Vemos el Tour, le dejo verlo tranquilamente mientras le doy un masajito, de vez en cuando asiento ante sus eruditos comentarios sobre la falta de cojones, alarmante falta de cojones diría yo, del pelotón, hasta le hago alguna pregunta, asegurándome antes de que sea interesante, nada de por qué se pone hecho un energúmeno viendo un deporte.

Acaba el ciclismo, le dejo irse a tomarse unas cañas, , es imprescindible para la felicidad de un matrimonio dejar sitio para las aficiones de tu pareja, yo mientras me voy al gimnasio para ponerme durita para él, cuando agarro las duras mancuernas de 5 kilos me acuerdo de él, de lo duro que es, queridas, es más que evidente que no nos cuidamos lo suficiente, alguna pensará, “¿y ellos?”, en la Edad Media arderíais, por brujas, una bonita barriga cervecera es lo más sexi que una mujer puede encontrar en su macho si realmente es un macho.

En el gimnasio esquivo las miradas hacia esas nenazas hormonadas con esos culos para partir piñones, llego a casa, él está esperándome, me agacho para meter un plato en el lavavajillas, se me amorra por detrás, qué gracioso que es, no me importa en absoluto, es más, me encharca el tanga, me lo arranco y le suplico que me taladre ahí bien taladrada contra la encimera, me dice que a ver si no nos va a escuchar mi madre.

“No cariño, he mandado a mi madre con mi hermana, sé que para la felicidad de nuestra relación era imprescindible mandar a la bruja esa bien lejos”, las lágrimas se le caen a mares, emocionado sale a la calle y vuelve con un kilo de patatas envueltas para regalo, le hago ver lo atinado y sensible de su detalle volviéndole a pedir que me empitone, evidentemente es demasiado empitonamiento para un mismo día pero ni se me ocurre sugerir que quizá no es lo suficientemente macho, eso es de malas pécoras queridas, el pobre vive con demasiada presión.

Así que le dejo irse a escuchar música tranquilamente mientras le preparo una tortillita, en pelotas, para que si le da por venir a la cocina a por una cervecita pueda comprobar la efectividad del gimnasio, os lo juro, así la verdad que es imposible ser infeliz, ahora, si vamos por ahí tocando las pelotas, de mal humor, si nos molesta que nos toque el culo o que se amorre por las mañanas en la cama es ardua tarea mantener una relación en condiciones, yo os lo digo, ¿que no hacéis ni puto caso?, pues nada, nos os quejéis luego.

Posdata:

Mago de Oz y “La Costa del Silencio”

Anuncios
Categorías:Tonterías Etiquetas: , , ,
  1. 02/04/2014 en 00:31

    Merikeit, con todo el respeto, permítame que le diga que sería usted una excelente Ministra de la Mujer y Obligaciones Maritales. Me tomo la libertad de cursar un recomendación personal a nuestro excelentísimo presidente, siempre atento a la aparición de nuevos talentos, talentas en este caso. Reciba usted mis más admirados saludos.

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 07:24

      La pobre sólo busca la felicidad 😀 De cualquier manera, siempre exagerado por supuesto, tengo yo oídas a mujeres de verdad diciendo cosas muy parecidas, quitando lo del sexo claro, servir y servir a tu marido y ahí encontrar la felicidad, increíble pero cierto.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  2. 02/04/2014 en 06:26

    ¡No puede ser! El primero en comentar un post de Dessjuest. Me pellizco. ¡Esto no me puede estar pasando! Corro a mirarme en el espejo. Sí, soy yo, no hay duda. Va a ser verdad que a quien madruga Dios le ayuda. Pero, espera, ¿qué le digo yo a este hombre, si aún no he leído el post?

    Me gusta

  3. 02/04/2014 en 06:43

    ¿También voy a ser el segundo en hacer un comentario? ¡Medalla de plata! A no ser que algún lector avieso se me adelante y termine con el bronce, que tampoco está mal, es como un trofeo bronceado.
    Maravilloso el diario de Merikeit. Si todos los diarios fuesen así dejaríamos de hablar de crisis en la prensa española. Muchas mujeres deberían tener este diario como libro de cabecera, y no tonterías como las 50 sombras de ojos del Grey ése. Mil gracias por las risas, a estas horas de la mañana.
    Un abrazo, Dess.

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 07:26

      No harán caso verás, al menos mi santa pasa de todo, se lo leí diciendo que lo había encontrado por internet y me dijo que vaya chorrada y que lo tenía claro, no ponen nada de su lado compañero 😀

      Abrazos melenitas.

      Me gusta

  4. 02/04/2014 en 08:08

    La cosa me hacía dudar, pero ante la alegría de un kilo de patatas envueltas para regalo, le he visto el bigote y la barba de leeeejos. :mrgreen:
    Genial, como siempre Maestro

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 08:15

      Ayer mismo, sin ir más lejos, en el hiper, comprando una plancha, estamos pagando, vemos a una amiga, “qué tal qué tal”, le digo, “nada, aquí comprándole el regalo del día de la madre a mi esposa”, va esta y me da una colleja de las de recordar.

      ¿Ves? una que no lee los manuales correctos 😀

      Besotes guapa.

      Me gusta

  5. Jatz Me
    02/04/2014 en 08:18

    Hmmm Merikeit..,Merikeit…
    ¿por qué te fuiste?
    ¡Vuelve, por favor!
    ¡Nunca volveré a criticar tus tortillas requemadas!
    ¡Dejaré que te compres las zapatillas rosa fosforito que tanto te gustaron en el rastro aquella mañana de lluvia!
    ¡Vuelve!
    Desde que te fuiste, nunca ha habido cerveza fría en la nevera (se me olvida,¡qué pasa!)
    snif snif :,,(((
    .
    .
    .
    Vuelve, aunque sólo sea una vez más…….¡¡¡y llévate a tu madre, que sigue aquí!!!

    Me gusta

  6. 02/04/2014 en 08:44

    Vaya Dess creo que en efecto sería el tipo de diario que cualquier hombre quisiera tener, lo peligroso es que cuando de la vuelta al sofá, la caída puede ser dolorosa, suerte para los soñadores,jajaja Besos 🙂

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 10:24

      Ojo, no veamos esto como un sueño masculino qué va, parece mentira, ni que uno fuera de manipular 🙂

      Ella da unas pautas, científicamente probadas, podéis seguirlas y ser felices o no seguirlas, en vosotras queda.

      Besotes hermosura.

      Me gusta

  7. 02/04/2014 en 09:44

    Qué gran mujer Merikeit!!

    Un abrazo.

    Me gusta

  8. 02/04/2014 en 10:11

    Jejeje, alternativa: “esta mañana , mi querido Flani, ha venido a despertame desnudito, recién duchadito, y oliendo a Farhenheit, mi perfume preferido para hombre. Una bandejita con una rosa, un café solo, y unas tostaditas de pan brioche. Me ha besado, y me ha dicho, que hoy no se trabaja. Y mi cuerpo, ha sido el lienzo de sus besos, el recpetor de los pétalos de rosa. Mi entras dulcemente decía mi nombre en susurros, me ha comentado que nada de limpiar, ni cocinar, ni planchar, ni poner lavadoras, ni trabajar, que soy la reina de su casa, y que a partir de ahora, la única obligación, es disfrutarnos, y el resto, ya él se encarga, porque el es un dios del olimpo con super poderes… ” Y merikeit, no volvió a tener tareas domésticas en su vida, y vivió como una reina, hasta el infinito. 🙂

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 10:27

      Mujer, en comprensión lectora vamos mal ¿eh? De esa manera que dices es muy complicado que una mujer encuentre felicidad alguna, digo ella ojo, que todo esto lo hago, perdón, lo hace Merikeit, buscando la felicidad masculina, me vas a comparar tú 😀

      Besotes.

      Le gusta a 1 persona

      • 02/04/2014 en 11:16

        :)… uhmm habrá que buscar la felicidad de los dos.. en la isla dela pasión desenfrenada, y nada de tareas domésticas … ¿así mejor?

        Me gusta

        • 02/04/2014 en 11:36

          A ver, hay que hacer de las tareas domésticas algo divertido, además si te fijas en mi manual, digo en el de Merikeit, las tareas no las hace ella precisamente 🙂

          Me gusta

        • 02/04/2014 en 11:43

          Lo he leido dos veces.. igual me hace falta otras dos mas …

          Me gusta

        • 02/04/2014 en 11:49

          Recuerda, hay algo que no fallan, las estadísticas, a nueve de cada diez hombres les gustan las mujeres ligeras de ropa, al décimo le gustan los otros nueve 🙂

          Me gusta

        • 02/04/2014 en 12:03

          Jajaja, muy bueno, muy bueno 🙂

          Me gusta

  9. 02/04/2014 en 12:25

    Jajajaja. Soy muy poco Merikeit. Voy a estar yo preparando tortillitas… Nada, ni vestida ni desnuda. Besotes!!!

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 12:30

      Bueno, luego no te quejes de tu infelicidad, ella da las herramientas, hacerla caso o no ya es cosa vuestra 🙂

      Ahora, preparar tortillas vestida tampoco garantiza nada, hay que seguir todos los pasos.

      Besotes.

      Me gusta

  10. 02/04/2014 en 12:27

    La verdad es que Merikeit tiene una buena sabiduría y que necesita hombres como nosotros a su lado, eso es evidente Maestro……………….
    Un Abrazo Dess… 🙂 .

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 12:32

      Bueno, sabia como pocas, una gran mujer. Algún día se le reconocerá el esfuerzo, costará, pero lo bien que lo pasaremos, digo que lo pasarán ellas (que a nosotros ni nos va ni nos viene)

      Abrazos.

      Me gusta

  11. 02/04/2014 en 13:16

    A mí algo no me cuadra, si están forrados… ¿Por qué mete un plato en el lavavajillas? ¿Por qué hace ella la tortilla? Me da a mí que la Merikeit esta es todo postureo jajajaja. Biquiños!

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 13:33

      Pues por eso, por la postura, además, que no ha concretado lo de la tortilla, quizá tenga algo que ver alguna amiga 😀

      Me gusta

  12. 02/04/2014 en 13:36

    Menos mal que está aquí Merikeit para darnos esta magistral clase para mantener vivo el matrimonio. ¡No sé qué haríamos sin ella!
    Únicamente tengo una duda: en casa es mi marido el que hace las tortillas, así que en ese caso, ¿cómo debería hacerlas? ¿O estaría bien que yo le fuese pelando las patatas (y lo que se tercie) desnuda, ya que no puedo hacer la tortilla?
    Esperando ansiosa la respuesta, voy a freir unos huevos…
    Besicos.

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 13:42

      Bueno bueno, da gracias a que uno es un caballero, pero ten mucho cuidado con las palabras que utilizas para la otra vez porque lo dicho, porque soy bueno, si no podría sugerir algo usando la palabra “pelar” 🙂

      Ahora, eso también lo podrías hacer desnuda obviamente.

      Besotes.

      Me gusta

  13. 02/04/2014 en 14:39

    el post por sí solo se sale.. pero con los comentarios.. ya ni te cuento!
    algún día encontrarás alguna merikeit azul.. jajajja.. todo es soñarlo!

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 21:52

      Ojo, que volvemos a confundirnos, leeis esto como si a nosotros nos mejorara algo la vida con una Merikeit, para nada, es altruismo, es mirar por vosotras, solo nos mueve vuestra felicidad 🙂

      Besotes.

      Me gusta

  14. 02/04/2014 en 16:09

    jejejejj, me pega la risa solo de imaginar la cara que pondrá Inma cuando venga y lea lo de “mi macho”, jajajaj, me he referido a mi príncipe nombrándolo “machote” en su blog ¡y cosas de esas no le pasan desapercibidas!! 😆 😆 😆

    Pues sí, que leñes: ¡a pelo y sin perfume!, ejejejej, total con la alergia que me gasto, sería un derroche, ¡me matas de la risa, lo sepas!!

    Muchos besitos 🙂

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 21:57

      Ahí ahí, un buen macho, sí señor, que tenga aroma a macho, con costrilla incluso :mrgreen:

      Tú si que sabes, Inma… pues eso, como siga así no va a conocer la verdadera felicidad en su vida 😀

      Me gusta

  15. 02/04/2014 en 16:11

    ¡OOOOOOH, Mago de Oz!!!, recordando a Edurne, por cierto, te manda saluditos!!! 🙂

    Me gusta

  16. 02/04/2014 en 19:59

    muy atinada clase de Merikeit para avivar el matrimonio… valga-me díos. jajajaja. La van a postular para presidente o qué????
    abrazos
    carlos

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 21:58

      Sí, la verdad que incluso a mí como hombre, que en principio ni me va ni me viene, me suena la cosa bastante bien 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  17. 02/04/2014 en 20:32

    Hola Dess,
    ¿y dónde dices que vive Merikeit? … es un sueño de mujer… 😉
    Un abrazo

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 21:59

      Ojo, vuelvo a repetir que esto está dirigido a fomentar la felicidad femenina, a ver, si hace falta sacrificarnos nos sacrificaremos, pero por su bienestar siempre 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  18. 02/04/2014 en 20:58

    Pero ¿eso no es lo normal en el matrimorio? 🙂

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 22:00

      Bueno, el mío exactamente así no es no, para qué negarlo, hay varios matices que lo diferencian de este que parece ideal (para ella obviamente), pero no desesperemos, al final entrarán en razón.

      Me gusta

  19. 02/04/2014 en 22:23

    Siempre se ha dicho que la mayor felicidad se obtiene haciendo felices a los demás. Las solterías más consolidadas se tambalearían con perlas como ésta.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 02/04/2014 en 22:25

      No te preocupes que al respecto también tengo escrito algo, la entrada que definitivamente hará al soltero recapacitar y buscar novia casadera 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  20. 02/04/2014 en 22:53

    Joder, Merikeit, ya podías haber hecho público tu diario hace una década y entonces mi matri-moño no hubiese fracasado… Desde luego, mira que callarte todos estos trucos para hacer feliz a tu macho y no compartirlo con tus congéneres es pa’ patarte, malapécora. Claro, aquí la buena de la película sólo eres tú, verdad??? Hummm, tú has oído hablar de bibliotecarias cabreadas??? Pues eso…

    Me gusta

    • 03/04/2014 en 07:13

      Otra, que no se trata de que sea feliz el macho, que esto es para que vosotras seais felices, a nosotros nos da igual, la verdad duele ver tanto egoísmo 🙂

      No, no ha oído hablar, ¿qué hacen las bibliotecarias cabreadas??

      Me gusta

  21. 03/04/2014 en 04:13

    Pues deberíamos empezar a juntar firmas para clonar a Merikeit; ya que me parece más sencillo eso a que el resto de la manada femenina vaya a hacerle caso en lo más mínimo.
    Abrazo.

    Me gusta

    • 03/04/2014 en 07:14

      A mí también, fíjate que incluso llegan a pensar que siguiendo sus consejos sería él quien fuera más feliz, ya ves, qué manera de tergiversar las cosas 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  22. María Pilar
    03/04/2014 en 16:34

    ¡Uy! la Merikeit, que no, que no es ella. El que habla es el marido camuflado, anda que no se lo ha montado bien el tío, todo eso es lo que va contando aquí y allá, pero… Dime de lo que hablas… Porque Merikit no es lectora de blog, pero el día que le dé por leer este y vea la suplantación lo que no va a largar por esa boquita y el susodicho ya puede pasar la noche en la caseta del perro. Que la Merikit enfadad es mucha Merikit.
    Un beso con humor

    Me gusta

    • 03/04/2014 en 16:41

      Uff, qué mal pensada, no te creas, no eres la única, hay gente que hasta piensa que lo que dice la pobre en realidad ha salido de los impulsos de mis dedos en el teclado, ya ves, nos ponemos a pensar mal…

      Por supuesto reina, ante todo humor, exageremos la realidad, es más, cuando escribo esto quedo preparado para una lapidación más que merecida, pero en fin, hay que echar el rato.

      Besotes.

      Me gusta

      • María Pilar
        03/04/2014 en 20:30

        Dess, cuando puedas pásate por el blog de Miguel.
        Un abrazo

        Me gusta

  23. Carmen
    03/04/2014 en 16:51

    Muy buena esta señora Merikeit ejejejee pero algo guarrilla no? lo digo por lo del tufillo y eso no por lo demás eh’ no me confundas ajajajaa.
    Gracias por sacarme unas carcajadas no sabes lo bien que me vienen hoy
    Por cierto te he preguntado esta mañana si puedo rebloguear desde mi blog de cine El pianista?
    Muchos besos querido Dess

    Me gusta

    • 03/04/2014 en 16:52

      Por supuesto que puedes, para eso no creo que haga falta pedir permiso mujer 🙂

      Además que te respnondí, mira a ver si se fue al spam.

      Besotes querida.

      Me gusta

      • Carmen
        03/04/2014 en 16:53

        Vale iré porqué no me llegó
        Más besos mago de magia eh?

        Me gusta

  24. 03/04/2014 en 21:19

    Lo que me sorprende es que lo que mas te lean sean mujeres. En fin, sera que vas a tener razon….Cuidate

    Me gusta

  25. 04/04/2014 en 01:31

    Beatificación ya, y me convierto!

    Me gusta

  26. 04/04/2014 en 16:33

    Hum. No me veo feliz yo en este matrimonio. ¿Dónde están las películas gore de serie B? ¿Y las de Alien? ¿Y el alemán?

    Gore de serie B… menuda redundancia.

    Me gusta

    • 04/04/2014 en 17:19

      Eh, eso es de lo poco discutible del manual 🙂

      Para que veas que Merikeit negocia.

      Me gusta

  27. 07/04/2014 en 13:21

    esa Merikeit es al parecer la mujer ideal con la que todo hombre sueña, pero me pregunto si no es como los contables que llevan doble libro, o doble diario, si es así que contara en el otro diario…

    abrazos compadre cabrón

    Me gusta

    • 07/04/2014 en 15:25

      Yo no hilaría tan fino, yo me la creo bastante, si ella es feliz asi el resto de mujeres bien podían imitarla y así ver la realidad del asunto 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  28. 07/04/2014 en 18:51

    Mi Marikeit azul se me ha perdido ayer, pastando la dejé y desapareció… No sería más fácil encontrar una Kim Kardashan? Mi barrio está llenito de ellas…

    Me gusta

    • 07/04/2014 en 19:21

      ¿Te podrás creer que no conocía a la moza esta que dices? La verdad es que tras leerte estoy por ir a mudarme a tu barrio 😀

      saludos.

      Me gusta

  29. 15/04/2014 en 16:51

    Dios! La patanería hecha diario jajajjaaja

    Me gusta

  1. 08/06/2014 en 00:01

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: