Inicio > Cine, Historia > “El Pianista”, el horror del Gueto de Varsovia.

“El Pianista”, el horror del Gueto de Varsovia.

Cuando vi “El Pianista” por primera vez, al empezar a verla me refiero, las miradas sin querer se me iban a “La Lista de Schindler”, quizá la peli más famosa que tratara del holocausto judío, las comparaciones con todas las pelis que trataran el tema a posteriori resultaban inevitables, de hecho cuando la he vuelto a ver he sufrido de esa manía tan humana que es comparar, siempre comparo ambas, cuando veo una me acuerdo de la otra y viceversa, cierto es que no es necesario hacerlo, pero lo dicho, resulta inevitable, la cosa es que a día de hoy no sabría con cuál de ambas quedarme.

Nunca he sido fan de Roman Polanski, tampoco he sido nunca fan de Adrien Brody, mas debo reconocer que en esta peli ambos están de sobresaliente. “El Pianista” no es más que relatar las vivencias de Wladyslaw Szpilman, un pianista judío que realmente existió y en cuyas memorias está libremente basada la historia, durante la Segunda Guerra Mundial, es una historia de supervivencia pura y dura, sobre todo esto, dura, si lo que normalmente nos cuenta el cine acerca del asesinato masivo de millones de judíos es el tema de los campos de trabajo, concentración y exterminio aquí se nos relata la misma historia de asesinatos y humillaciones pero desde el punto de vista de los judíos polacos que sufrieron en el Gueto de Varsovia.

ElPianista Esa visión del asunto algo diferente la verdad llama la atención, se ve muy claramente el proceso de degradación de las condiciones de vida de esos centenares de miles de judíos, que huelga recordar que eran personas, la peli no escatima escenas de eso, ejecuciones, maltratos, deportaciones y hacinamientos, pero quizá su gran virtud sea el trasladarnos el horror a través de un sólo personaje, el que interpreta Brody.

Las cosas como son, el tipo te transmite perfectamente el sufrimiento, el hambre, el frío, la desesperación más absoluta, hay escenas que te encogen el alma y te la retuerce a base de bien, no es muy cómoda la visión de la cinta porque encima durante gran parte de la misma el metraje cae única y exclusivamente en Brody y en su interpretación, sin que apenas haya diálogos, sale victorioso de la tarea, papelón de los gordos con un trabajo físico brutal.

Lo dicho, una peli que me gusta mucho, aunque entiendo que haya voces que hablen de su lentitud en algunos momentos, pero realmente si me dieran la tijera para recortar escenas no tengo muy claro cuáles dejaría fuera. Recomendable aunque supongo que es de esas pelis que no hace falta recomendar por ser bien conocidas, triunfadora de los “oscar” y demás, una peli de esas que ha visto todo el mundo.

Como te decía la historia que cuenta más menos coincide con lo que el verdadero Szpilman sufrió durante los años de la guerra, así leyendo un poco del tema parece ser que es bastante fiel, carga mucho sobre las partes más duras de lo vivido por el músico polaco, que llegó incluso a componer en esa época sin que salga reflejado en la peli, pero se entiende. Al final de la peli sale un oficial alemán que ayuda a Szpilman con alimentos y demás, la historia de este hombre es más bien curiosa.

Wilm Hosenfeld, huelga decir que sí, también existió, aunque su figura pasó muy desapercibida hasta que se estrenó “El Pianista”, figura no exenta de cierta polémica porque aunque es verdad que ayudó a Szpilman y a otros muchos judíos más, que es también verdad que está a día de hoy reconocido como un “Justo entre las Naciones” y que es verdad que acabó sus días en campos soviéticos, donde sufrió torturas muriendo prácticamente como un perro sarnoso también es cierto que hay voces que hablan de él como un participante activo en los procesos de detención, interrogatorios y envíos a campos nazis de judíos.

Es probable que la figura de Hosenfeld sufra bastante de ser pasto de enfrentamientos entre negacionistas, sionistas y demás “istas”, es complicado saber cuánto de lo que se cuenta de él es verdad y cuánto intoxicación de alguna de las partes, al final lo mejor es que cada uno, quien se vea interesado, compruebe qué dice cada uno y dependiendo de la veracidad que otorgue a las partes se forme una idea.

Aunque como digo a Hosenfeld, a Szpilman y a casi todos los que vivieron esos hechos ahora mismo el tema este se la pele bien pelada, es lo que tiene estar muertos, que ciertas polémicas te son bastante ajenas. En lo referente a mí creo que si bien es cierto que era militante nazi y que sirvió en destinos de bastante mala fama es probable que esas mismas vivencias fueran cambiando su forma de pensar, tampoco parece que fuera un arrepentimiento tardío y más para intentar salvar el culo, parece que desde el mismo momento de su entrada en Polonia empezó ya a replantearse el ideario nazionalsocialista y a ayudar a judíos.

En fin, posdata, Mandragora Scream y “Blight Thrills”.

Anuncios
  1. 23/03/2014 en 00:55

    ¡Querido Dessjuest, fantástica entrada!
    Para añadir dolor al dolor, si cabe, sabrás que a Szpilman no le quisieron ni en su tierra, en Polonia. El libro fue duramente censurado porque entre los personajes había un “alemán bueno”, y el libro tardó como 40 o 50 años en salir de nuevo a la luz, aunque en inglés… Tristísima la historia la mires por donde la mires…
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 08:21

      Bueno, fueron muchos los polacos que después de sfrir el nazismo y luchar contra él fueron incluso asesinados por el régimen postguerra, cosas de pasar de sufrir a los nazis a sufrir a Stalin, Polonia no fue ni mucho menos liberada.

      Besotes querida.

      Me gusta

  2. 23/03/2014 en 01:42

    He visto pocas películas que relatan lo referido al holocausto, he leido más de un libro eso sí, tal vez porque ante la lectura diriges mejor la mente que cuando te asaltan imágenes que después no puedes quitarte de encima…
    El pianista fue una de esas pocas que ví y ciertamente me encantó. Cuando la ví pense que Brody (que tampoco es de mis prefes) encajaba perfectamente en el personaje, además de su excelente interpretación, transmitiendo todo aquel sufrimiento agónico en muchos momentos, su físico hacía aún mas creíble, mas palpable…
    Creo que en esta historia donde el dolor, la desesperación y el sufrimiento quedan cubiertas por un halo de belleza que me resulta imposible de explicar….tal vez era el amor, la devoción por la música, por tocar aquel instrumento…
    Esa imagen que has puesto y que corresponde casi al final de la película es una de las que se mantienen muy viva en mis retinas….es francamente una película inolvidable…
    Te dejo mis besos con alas que te llegarán por la mañana que ahora ya es muy tarde…

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 08:23

      Está llena de grandes escenas, esa que dices, alguna de las que nos cuentan el encierro en el piso al lado del guetto, ese asesinato selectivo de judíos y ese arma que se encasquilla al llegar al último.. una gran peli que logra algo que tu dices, sobresalir en un género tan tratado en el cine, besotes.

      Me gusta

  3. 23/03/2014 en 03:30

    Qué gran película. Ésta la vi en el cine, uno de esos aciertos. Cuando el protagonista toca el piano para ese alemán se me saltan las lágrimas, toda la película te muestra aquella barbaridad desde la sensibilidad del artista, No me parece el trabajo comparable a la otra película que mentas (ni mejor, ni peor, es otra cosa diferente pese a las inevitables coincidencias). Un abrazo.

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 08:25

      PAra mí son comparables porque tratan el mismo tema de fondo, desde ópticas muy muy distintas, esta para mí es más contenida en cuanto al mensaje, como más documental, menos efectista, Spielberg controla mucho más el tema espectáculo, el jugar con la música y las cámaras aquí con un simple caramelo te deja ver mucho.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  4. 23/03/2014 en 09:55

    Estoy de acuerdo con Eduardo. Son dos grandes películas que analizan la barbarie del Holocausto desde ópticas muy distintas. Oye, por cierto, muy buena la entrada. Deberías prodigarte más en críticas de cine…

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 08:29

      Leo algún blog sobre el tema y me gusta, pero me falta conocimiento y mucho, no es falsa modestia, es la realidad 🙂 de vez en cuando me gusta tocar el tema, más que otra cosa pelis históricas y contando alguna curiosidad y tal, cuando aprenda a interpretar fotografá, montaje y demás quizá me anime a más 😀

      Abrazos y gracias.

      Me gusta

  5. 23/03/2014 en 11:04

    El pianista es una gran película,que nos muestra esa mezcla de sensibilidad, con el horror y la lucha.Las diferentes actitudes y emociones…conviviendo juntas entre la maldad y el terror,la belleza y el arte. Me encanta y me emociona recordar…Gracias por compartir. Besos y abrazos. Elssa Ana

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 08:59

      Sobre todo la gran cualidad de la peli es que te la crees de principio a fin, evidentemente al tratar un tema tan trágico la peli resulta harto trágica, pero con su punto de buen rollo al descubrir que aun en medio de la maldad absoluta hay gente, gestos, que dignifican al hombre.

      Besotes.

      Me gusta

  6. 23/03/2014 en 12:45

    Una historia dura, una gran película y una gran actuación la de Brody. Me impactó mucho esa cuando la vi.
    En cuanto a la historia real de los personajes y si el “bueno” lo era, se hizo, o qué leches pasó, pues quien sabe, no solemos saber la verdadera historia nunca. Como dices en el último párrafo, “es lo que tiene estar muertos, que ciertas polémicas te son bastante ajenas”, ciertamente les pilla con bastante distancia. Puestos a elucubrar coincido en tu interpretación, pero insisto: a saber…
    Un beso

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:01

      Si hacemos caso al personaje sobre el que se basa la peli es más que probable qe lo que cuenta esta sea cierto, pero evidentemente saberlo fijo es imposible, yo lo cuento más como curiosidad que otra cosa, al final todas estas cosas de limpiar el nombre y demás es así, les importa a todos menos al interesado, a no ser que sea un hecho tan reciente que aun esté vivo 🙂

      Besotes.

      Me gusta

  7. 23/03/2014 en 13:17

    Es una película impresionante, a mi me gustó refleja muy bien la dureza de ésos años sin piedad.
    Un Abrazo Maestro Dess.. 🙂 .

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:03

      Sin duda querido mozo, sobre todo a los jóvenes os viene bien ver lo que pasó décadas antes de nacer 😀

      Abrazos.

      Me gusta

  8. 23/03/2014 en 14:59

    buf, y si te digo que llevo una semana viendo clan y otra cadena que no me acuerdo como se llama para no estar pensando en nada.. para recibir absurdeces (con conocimiento de causa) y que mis neuronas no se atosiguen.. más.. creo que hoy no estoy a la altura del pianista..

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:04

      Ojo, hay series de dibujos más profundas y con más mala leche que muchos programas para adultos, si quieres ver algo insustancial debieras de ver “Sálvame” 😀

      Besos y ánimos querida.

      Me gusta

  9. 23/03/2014 en 17:25

    Guardo buen recuerdo de la película, aunque lo cierto es que hace mucho que no la veo… Habrá que repasarla.

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:05

      Lo malo, que es a la vez lo bueno, es que se te quedan grabadas tantas escenas que quizña un revisado aporte poco a la idea que tenías, al menos a mí, aun así de vez en cuando me la suelo poner, casi siempre en sesión doble con la lista.

      Me gusta

  10. 23/03/2014 en 17:31

    Gran peli.

    Creo que fueron muchos los que transitaron desde el fanatismo Nazi a ponerlo en duda. Es fácil criticarlos…pero al menos evolucionaron, que es mucho más de lo que hacen en la actualidad gran cantidad de gente.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:08

      Lo malo es que fueron muchos quienes no hicieron ese viaje, es lo estremecedor de algunos documentales, vuelvo a recomendar “Nazis, un aviso para la historia”, ahí salen varios miembros de las SS y la verdad, tras haber visto lo que vieron y tras tanto tiempo resulta incomprensible su frialdad y sus razonamientos.

      Pero evidentemente también fueron muchos, más de los que se cree, los que arriesgaron y cambiaron de pensar en medio de la guerra ante tales horrores.

      Abrazos.

      Me gusta

  11. 23/03/2014 en 18:04

    La vi hace bastante pero sí que recuerdo claramente esa sensación de angustia durante toda la película. Un gran “flin” sin duda. Besotes!!!

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:09

      Esa imagen del prota rebuscando entre los armarios para comer las migas que puede encontrar es harto elocuente, angustia, miedo, te lo transmite hasta hacerte partícipe del asunto, que es sin duda la gran virtud de la peli.

      Besotes.

      Me gusta

  12. 23/03/2014 en 20:33

    Tu post, como el film, de Oscar
    Salu2

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:10

      No te quepa duda 😀 puedes decirlo sin miedo a errar porque así me llamo, besotes y gracias hermosa.

      Me gusta

      • 25/03/2014 en 21:50

        Triple Oscar!
        BSS

        Me gusta

        • 26/03/2014 en 13:46

          Pocas veces tan merecidos, aunque eso de los premios ya sabes, se mueven por parámetros demasiado misteriosos 🙂

          Besotes.

          Me gusta

  13. 23/03/2014 en 20:49

    ¿Te acuerdas que en mi entrada sobre La Lista la nombraste y te dije que para la seta me parecía pronto todavía? Pues bien, una semana después estábamos viéndola ante su insistencia, o sea que la tengo muy fresca. A mí no se me ocuure compararlas, las veo tan distintas, la otra es justamente una peli de personajes con historias que se entremezclan, aquí realmente se basa en un solo personaje, eso sí, las dos magníficas películas.
    En ésta lo que más me gusta es que te presenta a un tío completamente normal y anodino, sin escenas heroicas, sin toma de decisiones que cambien el rumbo de nada, se limita a sobrevivir a salto de mata como puede mientras se va degradando poco a poco, y termina casi como un animalucho, conformándose con respirar y comer algo cuando puede, escondiéndose, sin luchar, solo intentando seguir vivo porque ese instinto de supervivencia es lo más humano que tenemos, lo que haríamos en realidad casi todos, poco más.
    Besos, querido

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:12

      Exactamente, esa es la gran virtud de la peli, todo lo que cuentas en el segundo párrafo, eso y qe te hace empatizar en gran medida con el prota, hasta el punto que cuando le descubre el ofcial nazi te cabreas, tanto que cuando ves que en vez de denunciarle le ayuda el suspiro es enorme.

      Besotes.

      Me gusta

  14. 23/03/2014 en 23:18

    No he visto “La lista de Shindler”, pero sé de que va, y esta la vi hace eones (tengo que volverla a ver), pero coincido con Inma, me parecen películas muy distintas, jamás las compararía.
    De hecho, recuerdo haberla vista bastante pequeña (ya ves qué cosas me permitían ver en mi casa), y una de las escenas que tengo más vívidas es cuando el oficial de marras lo recoge en las ruinas de la ciudad.

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:15

      Yo sí que las comparo, aparte de compartir el mismo tema de fondo, el nazismo y los judíos, son dos maneras muy distintas de abordar el tema, una, Spielberg, sin escatimar recursos que nos hagan meternos en harina, la música, personajes exagerados para lo bueno y lo malo, otra, esta, casi un diario, mostrando la cosa más real, sin efectismos.

      Cada una en lo suyo son enormes pelis ojo, porque Spielbergo logra todo lo que pretende, pero son maneras tan tan distintas de afrontar un tema que vaya, siempre tiendo a compararlas.

      Besotes jovenzuela.

      Me gusta

  15. 24/03/2014 en 03:48

    lo cierto es que ambas películas me encantan

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 09:16

      Y a mí, pero vaya, que encantándome antes para mí son muy distintas en las formas de contar las cosas, abrazos compadre.

      Me gusta

  16. 24/03/2014 en 11:46

    Hola Dess,
    coincido contigo en la apreciación que haces tanto de la película en general como del papel magistral de su actor, Adrien Brody en particular. Es de esas películas que te dejan pensativo y que no deberíamos olvidar nunca.
    Me gustaría destacar otra obra maestra del cine (en este caso basado en una novela) “el niño con el pijama de rayas” en la que se aborda el horror del campo de concentración nazi desde la perspectiva de la mirada del hijo de un oficial nazi que se muda junto a su familia a un lugar llamado “Auchviz”. La novela es del irlandés John Boyne, y la película (muy dura, aviso) creo que se estrenó hace unos cinco años y es del director Mark Herman.
    Un saludo

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 15:30

      La vi, me gustó, sobre todo por la paradoja que resulta el final, auque he de decir que la peli no me resulta muy creíble en muchos momentos, eso de que dos niños hablen y hablen en la valla de un camo de concentración y entren y salgan por las buenas no me lo acabé de creer.

      Abrazos.

      Me gusta

  17. 24/03/2014 en 12:36

    A mí Adrien me encantó en esta peli. Además que este rollo de judíos músicos me toca mucho la fibra, y para qué más si hablan de campos de concentración (sean los que sean). Al final acabé muy revuelta, exactamente igual que cuando vi La lista de Schindler, pero efectivamente, la película es un peliculón y él tiene un no sé qué, qué se yo que te encandila y hasta me parece un tío atractivo. Debe ser que me gustan los tíos con la nariz grande…(ande o no ande? jjaja)

    Me gusta

  18. 24/03/2014 en 13:08

    Otra película que no es tan conocida es “El triunfo del espíritu”, protagonizada por William Defoe –siempre una garantía interpretativa–, a propósito de otra persona real que sobrevivió a Auschwitz: el griego Salamo Arouch, al que las SS le hicieron boxear a muerte con otros prisioneros para su disfrute de los oficiales del campo. Leí en El País, hace tiempo, a propósito de esta historia, la de un español al que también le pasó esto (ignoro si llegaría a enfrentarse a Salamo). Sin apenas comer, enfermos, les ponían unos guantes y venga, a ver quién vive y quién no. La película muestra otro componente inquietante, aparte de la misma barbarie de los nazis: como, si te tratan como a una bestia, te acabas comportando como una bestia para sobrevivir.
    Dejo enlace por si alguien quiere leer sobre Salamo: http://www.delacole.com/cgi-perl/notas/vernota.cgi?nota=boxeador_arouch

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 15:33

      Ni em sonaba esa peli y la verdad es que pinta interesante, décadas después sigue resultándome incomprensible cómo puede haber gente tan fanática para hacer ciertas cosas, por mucho que busquemos paralelismos siglos atrás no llegamos esos puntos.

      Me gusta

      • 24/03/2014 en 20:40

        Siento disentir jefe. Los españoles y portugueses pasamos a cuchillo a mucha más gente y sin cámaras de gas. Los violamos, los torturamos, los asesinamos, les contagiamos la gripe la sífilis y el catolicismo (que mata a mucha más gente que ambas)
        Mira el minuto 23:17 de la siguiente peli (gran peli)

        Me gusta

        • 25/03/2014 en 09:08

          Si eso no lo niego, es más, hice una entrada al respecto y todo, es más, tampoco los nazis inventaron el genocidio así tal y como se entiende, los turcos con los armenios también se esmeraron, pero es qeu lo de los nazis ha sido hace nada, cuando se supone que la especie humana es muy muy civilizada y tal, el que hace 70 años tan solo tanta gente se vuelva capaz de hacer tantas cosas como las que hicieron a mí me sobrepasa.

          Me gusta

        • 25/03/2014 en 10:24

          Si te lo digo, por lo de que no llegamos a esos puntos. Mira lo que ha pasado después en Chile y Argentina, o en Ruanda por culpa de los Belgas… Lo que pasa es que los nazis perdieron la guerra, pero Stalin asesinó a mucha más gente y como estaba del lado de los vencedores se le pasó por alto. Yo creo que el horror es una constante histórica.

          Me gusta

        • 25/03/2014 en 11:10

          Cierto, ahí me ganas, de hecho ahora que se van descbriendo cosas de Stalin el tema es de flipar, mas es de la misma época, y lo que citas después incluso, que al final no es sino darme la razón, después de siglos y siglos no solo no superamos la barbarie sino que cada vez vamos a peor.

          Me gusta

        • 25/03/2014 en 11:22

          No es una cuestión de ganar o perder, Dessjuest y no te puedo dar la razón, porque me refiero al horror como constante moral, pero el mayor holocausto de la Historia -en cifras- es el que cometimos en Centro y Sudamérica los españoles y portugueses, aunque no tuviese la misma repercusión moral que el perpetrado por los nazis; porque históricamente tiene más valor un judío que un indígena (de la tribu que sea)

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 13:20

          Si, por cifras incluso podemos meter norteamérica y no hay color, pero a lo que vamos, en esa época se veía correcto quemar gente también, en el siglo XX no, en teoría el paso de los siglos nos hace más civilizados, pero para ciertas cosas, para el tema de genocidios no, y eso es lo alarmante, yéndonos más atrás, nos parece normal que Julio César conquistara la Galia y esclavizara a media población, se supone que era algo normal en esos tiempos, si lo miramos bien era hasta más humano que lo que Hitler o Stalin hicieron, 20 siglos después.

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 13:29

          No sé qué decirte Dessjuest… ¿Entonces -para que yo me entere- tú piensas que es más grave un delito cuanto más civilizado está quien lo comete, independientemente del cómo, cuánto y de qué repercusiones historicas haya tenido? (pregunto)

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 14:01

          No civilizado quién lo comete, sino cuánto está de “civilizada” la humanidad en esa época.

          Los españoles eran lo más civlizado en su época, en la de la conquista de América, los ingleses también cuando se hicieron con el norte, cuando traían esclavos de África y demás, pero supongo que en la época se vería normal, o medianamente normal.

          Para la humanidad de entonces ni siquiera eran personas, eran poco menos que monos hablando, forzando la cosa “era lo normal”, “lo que debía hacerse”, ese matiz se pierde en nuestras épocas, no creo que nadie medianamente normal piense que las masacres de este pasado siglo sean eso, normales.

          Abrazos.

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 14:37

          No me entero…

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 14:44

          Tranqui, que aprovecho y hago una entrada a ver si soy capaz de explicarme 🙂

          Ya te aviso cuándo esté.

          Me gusta

        • 26/03/2014 en 14:52

          Thank you!

          Me gusta

  19. 24/03/2014 en 13:54

    No sé cuántas veces durante el último mes he oído hablar o mencionar “La lista de Schlinder”, tengo que verla pero ya. Biquiños!

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 15:35

      Es una peli de esas que debemos ver me temo, ojo, que es de Spielberg y de sus últimas pelis serias, con esto digo que lleva su sello y por lo tanto es muy entretenida, dura, encima recreándose en la parte sentimental, que es quizá su única pega, es un tema en el que no hace falta recrearse y es precisamente la gran virtud de “El Pianista”.

      Me gusta

  20. 24/03/2014 en 14:40

    Chico, yo creo que es una gran película desde el principio hasta el final con un trabajo bonísimo de Adrien Brody.
    Salu2

    Me gusta

    • 24/03/2014 en 15:35

      Su gran papel, a mí también me resulta una peli redonda, explica mucho de lo que otras dejan tan solo entrever.

      Abrazos.

      Me gusta

  21. 24/03/2014 en 19:54

    ¡Inmensa película!
    Atosigante, cruel, dura.
    Yo no la comparo, son visiones diferentes de la misma realidad.
    La acción contra la inacción. El movimiento frente a la adaptación desde el inmovilismo.
    Son dos grandes películas de una realidad cruel que hoy día se repite frente a nuestros ojos en muchas partes del mundo.
    Besazo

    Me gusta

    • 25/03/2014 en 09:06

      Sí, a menor escala pero se repite, aunque creo que al nivel que hicieron esta gente es complicado que volvamos, la hijoputez debe tener un límite.

      Besotes maestra.

      Me gusta

  22. 25/03/2014 en 19:20

    La vi hace poco en la tele por segunda vez y me impresionó de la misma forma que la primera….Muy dura porque habla de una realidad.No hay un autor que inventara esa trama y un HBO que se la comprara…Esto pasó de verdad.Como en La Lista. Con todos los tintes cinematográficos que quieras, .esa es una realidad verdadera y dura y que afectó a tantísima gente con esos niveles tan extremos de crueldad.Los documentales sobre el holocausto con imágenes reales son brutales.Creo que son de visionado obligatorio para la humanidad.
    Y esas dos pelis, también.
    Besos.
    NB: Brody, magistral.

    Me gusta

    • 26/03/2014 en 13:39

      Curiosamente el mejor capítulo de “Hermanos de Sangre”, la serie de HBO, es cuando los de Brody (sí, sale Brody) descubren un campo de concentración, te pone los pelos como escarpias, al menos a mí, ¿quién es capaz de liberarlos y convencerles de que deben continuar allí más tiempo?

      A lo que voy es que con un tema tan trágico no hace falta efectismos, no hace falta mostrar una niña vestida de rojo en medio del eterno gris, no hace falta.

      Besotes genia.

      Me gusta

  23. 25/03/2014 en 21:28

    He visto varias películas sobre el tema,siempre me conmueven, cada una de ellas me estremece, la del pianista me gusta en varios sentidos, me sirve de ejemplo para no quejarme y aprender a sortear los pequeños problemas del día a día que comparados con aquellos que vivieron y sobrevivieron tan terribles días son peccata minuta…
    Ahora tengo intención de ver el documental sobre: La pianista Herz-Sommer, superviviente del Holocausto, fue una mujer maravillosa.
    Abrazos querido Dess 🙂

    Me gusta

    • 26/03/2014 en 13:45

      Lo malo es que es un género tan trillado que resulta complicado hacer algo que impacte, esta lo logró, muy de acuerdo en todo querida.

      Besotes.

      Me gusta

  24. Mar
    26/03/2014 en 01:16

    Yo también me quedé con ganas que se salvara el nazi.

    Me gusta

    • 26/03/2014 en 13:52

      Pero viendo la cosa con perspectiva eso quizá le da un final disney que no merece ¿no?

      a sus pies.

      Me gusta

  25. 27/03/2014 en 08:18

    Comparto lo que dices sobre Polanski y Brody; en ésta película hicieron sus mejores trabajos, por lejos. La imagen que has subido para ilustrar la entrada pertenece a una de esas escenas que quedarán en la historia del cine, no creo exagerar. Es el momento cúlmine, cuando el horror (representado en el oficial nazi) se enfrenta a sí mismo (Brody como espejo).
    Luego, los que se quejan de “la lentitud” de ciertas escenas; pues a joderse, esto no es una de Stallone. No entiendo cuando la gente pretende que las cosas se adapten a ellos. ¿Y por qué no decir lo contrario? “Mira, Terminator me gustó, pero me pareció demasiado veloz, acelerada. Tal vez le hubiese hecho falta una escena más tranquila, donde Schazzenernfmrnfwrnfwfemmfw se tomara un café con el T-1000 y trataran de llegar a un acuerdo…”
    Por último, el tema de Hosenfeld es complejo porque la gente se niega a ver a un nazi como a un ser humano. Me refiero a la complejidad propia de cada uno de nosotros, que nos permite ser ángeles o demonios en un mismo cuerpo. El tema del nazismo es sumamente complejo y no veo por qué siempre debe ser tomado como blanco / negro. Nada es tan sencillo en este mundo.
    Volviendo al tema central, creo que El pianiista es una gran película desde todo punto de vista.
    Abrazo.

    Me gusta

    • 27/03/2014 en 09:13

      Es que para mostrar la angustia de la soledad, el hambre, el frio, la peli tiene que ser sosegada, así te cala mucho mejor el mensaje, la degradación no es de golpe, es minuto a minuto, eso Brody lo transmite a la perfección.

      Muy de acuerdo con tu comentario.

      Me gusta

      • 27/03/2014 en 09:25

        Y yo con el tuyo… 🙂 Pero es que debe ser así, todo debe tener su propio ritmo. Yo acabo de ver dos películas sumamente lentas y pausadas: Hannah Arendt (sobre algunos aspecto de la biografía de esta filósofa) y Renoir (Obvio: sobre el pintor, aunque la centralidad de la historia pasa por su modelo, luego esposa del hijo del pintor). Ésta última, Renoir, es muy, muy lenta. ¿Y dónde pretende esa gente que pongan “acción”? ¡Si la mayor parte del tiempo lo que tenemos es un viejo pintando en un prado o en un bosque! La película pasa por otro lado: relaciones personales, romanticismo, paternidad, etc.
        Sin duda creo que coincidimos mucho en estos temas porque, precisamente, hemos visto mucho cine y muchas series. Y eso es como la lectura, uno aprende a ver como corresponde, del mismo modo que aprende a leer como corresponde. Hay libros que uno se los traga en unas horas (y los disfruta) y hay libros que necesitan semanas para ser entendidos (y disfrutados).

        Me gusta

        • 27/03/2014 en 09:34

          De hecho “The Wire” no es un ejemplo de serie con un ritmo trepidante, pero precisamente el gusto por los tiempos al contar las cosas la hace tan grande.

          Me gusta

        • 27/03/2014 en 09:41

          ¡No me claves más ese puñal hombre, que todavía me falta una temporada entera de House Of Cards! La primera la vi en tres días, pero la segunda la voy a tomar con más calma porque tengo los ojos como dos brasas. En cualquier momento me llaman para trabajar en el nuevo video de Black Sabbath….

          Me gusta

        • 27/03/2014 en 22:19

          No hombre, tú tranquilo, “True Detective” es cortita, que lo sepas 🙂 y no es por meter más presión, pero es otra que hay que ver.

          Me gusta

        • 28/03/2014 en 02:19

          ¡La vi, la vi! ¡Por fon coincidimos en una ! (bueno, no exageremos, hemos coincido en varias… Me pareció muy, muy buena. Bien llevada a través de diálogos inteligentes y dosificando la historia principal poco a poco. Realmente la disfruté.

          Me gusta

        • 28/03/2014 en 02:23

          Ahora mismo estaba escribiendo la entrada, tardará en salir, pero vaya, al menos habrá uno que la haya visto 😀

          Me gusta

  26. 28/03/2014 en 06:45

    La película estaba bastante bien. Aunque en fin, digamos que lo de siempre con cierta carga emocional bastante efectiva. Ni me creo que unos fueran tan buenos, ni otros tan malos. Mi eterno descontento, imagino. Cuidate

    Me gusta

    • 28/03/2014 en 08:57

      Pues a mí es de las pocas que hace que me lo crea, además es que realmente creo que los de las SS estaban como una cabra y eran así de sádicos.

      Abrazos maestro

      Me gusta

      • 30/03/2014 en 01:29

        En realidad los campos de concentración funcionaban como empresas de la ss, Combinando la mano de obra esclava y destinada al matadero con otras mas cuidadas

        Algo de lo que se encargaron grandes corporaciones estatales, destinadas a lograr la fuerza trabajadora de la que Alemania carecía,, Como Hermann-Göring-Werke que se unió para esta funcion con grandes conglomerados corporativos privados como podría ser…. química I.G.Farben,

        También pequeñas empresas privadas, como la Fábrica Alemana de Vajilla Enlozada de Oskar Schindler (Deutsche Emalwarenfabrik) en Cracovia, Polonia. Que se diga lo que se diga ,fue cómplice en varios campos de lo que estaba pasando, consiguiendo grandes beneficios de ello

        Vamos que en contra de la opinión general. No solo es un patrimonio este genocidio de una panda de sádicos. La complicidad fue muy alta, por parte de las empresas privadas y de todos los que antes del final del poderío nacional socialista apoyaban a hitler. Claro. después, cuando se inicio el desastre, todos se desmarcaron.

        En fin, es mi opinión y ya sabes que suele ser algo discordante con la mas o menos mayoritaria. Cuidate

        Me gusta

        • 30/03/2014 en 03:17

          Eso es evidente, pero tú mismo lo dices, esa gente más que otra cosa fue aprovecharse de las circunstancias para hacer dinero, ahora, sin querer justificarles, ni mucho menos, de eso a elegir al azar a la mitad de una columna de prisioneros y ejecutarlos hay para mí al menos matices de hijoputez.

          Imaginemos que Schindler no hubiera salvado a judío alguno, imaginemos que se limita a usarlos en su fábrica como mano de obra gratis para hacer dinero, un cabrón, pero vaya, de ahí a ser un Mengele hay distancia.

          Un placer leerte las discordancias maestro.

          Me gusta

  27. Carmen
    03/04/2014 en 16:58

    Que gran post, te lo has currado bien ya es la tercera vez que lo leo
    Felicidades maestro.
    Besotes me lo llevaré
    Muaskk

    Me gusta

  28. 08/04/2014 en 11:19

    La vi hace ya años amigo cuando la estrenaron y me pareció una gran película y para no extenderme te diré que de ella saque una clara deducción…”Es cierto aquello de que la música amansa a las fieras”…Si te interesa este tema te recomiendo que veas si no la has visto “El niño con el pijama de rallas” Creo que te gustara un abrazo

    Me gusta

    • 08/04/2014 en 11:47

      La he visto, e incluso me he leído el libro por aquello de las diferencias entre ambos, me convence más la peli por cierto 🙂

      Aun así no me la creo del todo, esas charlas de dos crios en una valla de un campo de concentración nazi.. pero vaya, quee s buena, para qué negarlo.

      Abrazos.

      Me gusta

      • 08/04/2014 en 12:05

        Quizás tenga algo de fantasía pero está preparado el guión para hacer algo más humano si se puede que lo dudo este drama mundial que Dios quiera que no vuelva a repetirse un abrazo.

        Me gusta

        • 08/04/2014 en 12:22

          Hombre sí, el guión lo exige asi y asi lo tomo, evidentemente cuando cuentas casos reales, como “El Pianista”, es más difícil encontrar agujeros, en la literatura pues es complicado cuadrar las historias.

          Me gusta

  29. 08/04/2014 en 15:52

    El Pianista me afectó tanto como espectadora que creo que no la volvería aunque es una peli que hay que ver. Como dices, es impresionante el horror del que somos capaces por el fanatismo.
    PD: MIentras leía el post me parecía raro el tono tan formal en el que está escrito (también es verdad que el tema es algo serio). Hasta que llegué al último párrafo y ya pensé “este sí que es mi Lider” 🙂

    Me gusta

    • 08/04/2014 en 15:55

      Sí 🙂 hay que meter alguna palabra soez, marca de la casa 🙂

      A mí eso que dices me pasa con “Johny cogió su fusil”, me encanta, pero me da mucha pereza volver a verla del mal rato que paso, besotes.

      Me gusta

  30. isabelamor
    08/04/2014 en 19:21

    Bueno vengo a por ella, si ya sé que la ha visto mucha gente aquí en tu blog, pero me apetece tenerla allí, en mi blog querido, de cine.
    Gracias Dess

    Me gusta

  31. isabelamor
    08/04/2014 en 19:26

    Reblogueó esto en Un Lugar para isabely comentado:

    Hola es una película la cual yo iba a poner de un momento a otro, pero Dess se adelantó y además de muy buena manera porqué él lo hace mucho mejor que yo. El Pianista es una gran película inolvidable y vista desde los ojos de Dess todavía mejor. Saludos a todos sé que hay personas que no habéis visto este blog bueno poquitas, pero os invito a vosotros minoría, también merecéis verlo os gustará este calvo graciosillo.
    Un abrazo Dess y gracias por darme tu permiso.
    Carmen para Isabel

    Me gusta

  32. 09/04/2014 en 02:45

    Gran película ciertamente, sin saber la parte de realidad del alemán me pareció injusto que quedase en el campo, (aunque tube mis dudas de si lo merecia o no y medite sobre ello) pero claro la vida no fue, ni sera jamás justa… que se lo pregunten a los millones de muertos en cientos de guerras estúpidas.
    Por cierto ¿que es eso de que me prodigue mas? No lo pillo.
    Quedo a la espera querido. Muaks

    Me gusta

    • 09/04/2014 en 07:16

      Que te prodigues, que escribas y eso.

      Lo que dices para mí es la grandeza de la peli, se limita a narrar la historia, no sabes si el nazi le ayuda por ayudar o es algo que hace más a menudo, te planteas si es justo que vaya a Siberia o no, no te lo dan mascadito, te hace pensar.

      Besotes.

      Me gusta

  1. 23/03/2014 en 22:55
  2. 15/05/2014 en 00:02
  3. 28/06/2014 en 00:01

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: