Inicio > Historia, Tonterías > A buenas horas mangas verdes.

A buenas horas mangas verdes.

PRÓLOGO:

Manga: Entre otras acepciones menos importante encontramos que es sinónimo de borrachera, merluza, cogorza, moña, ciego y demás.
Verde: Puede ser el nombre de un color, pero también es el nombre coloquial por el que se conoce a la marca de cerveza cuyo slogan es precisamente “piensa en verde”.

EL MEOLLO:

Cuesta encontrar el origen de la frase “a buenas horas mangas verdes”, tras arduos esfuerzos logré dar con la verdad, a costa de indagar en hechos sucedidos hace la polla de tiempo, en la más antigua antigüedad, concretamente el pasado mes de septiembre.

Flanagan y Flácido son dos socios, que sellaron su sociedad con un apretón de manos, Flácido lo hizo flácidamente, pero eso a Flanagan no le importó, su padre le enseñó a no fiarse nunca de la gente que da la mano flácidamente, pero también le dijo que cumpliera con sus deudas y precisamente eso es lo que le traía de cabeza.

mangas verdes Flanagan y Flácido debían una enorme suma de dinero, como diez euros, a la mayor organización criminal de su pueblo, el grupito de niños que dominaba a sus anchas la guardería local, unos mostrencos de dos años que al menos aparentaban dos y medio. Flácido era flácido para todo, menos para toñarse, se pillaba unas mangas de campeonato con esa cerveza cuyo slogan es “piensa en verde”, el hijoputa eso no lo hacía flácidamente no, se trincaba una tras otra, siempre con Flanagan a su lado, todo el mundo le llamaba el “mangas verdes”.

Mas Flácido no era tipo tonto, qué va, siempre que tomaba verdes con Flanagan se ponía de tal manera que tenía siempre a la vista la calle, procurando que a su vez Flanagan la tuviera de espaldas, cuando Flácido veía que se acercaban Ricardín y Manolito, los dos bestias más bestias de los abusones de guardería, encontraba siempre que le entraban ganas de mear y se iba al baño.

Desde ahí escuchaba la trágica escena, como los brutos de los bebés le pateaban al pobre Flanagan en el suelo al más puro estilo Danny De Vito, oía como Flanagan suplicaba, “por favor, con el chupete no, por favor”, casi podía ver esos dientes saltando de la boca de su amigo, “menuda zurra, qué cabrón el Flanagan, qué aguante, a ver si acabo de mear y le echo una mano”.

Casualmente siempre acaba de mear cuando los bebés abusones se despedían de Flanagan no sin antes patearle un poco los huevos con sus enormes pies embutidos en patucos de monte, que siempre hacen más daño, “o nos pagáis en una semana o esto serán caricias”, Flácido salía justo entonces y empezaba a jurar por su mala suerte, “de buena se han librado esos cabrones, parece que estén esperando a que me vaya al baño para ahostiarte”, justo en ese momento ve que los bebés volvían y se acordó de que no había tirado de la cadena, “ahora vengo Flanagan, si vuelven por favor entreténles”.

“Por cierto Flanagan”, dijo el Ricardín, “recuerda que ahora ya son once euros, por los intereses, para que no lo olvides te vamos a dar otra zurra, y la que le debemos a tu compi, que nunca le pillamos”. Y Flácido que como estaba con la luz apagada para no ser visto no encontraba la cadena y no podía ir a ayudar, justo cuando los bebés se fueron logró tirar de la cisterna y raudo acudió en auxilio de su amigo, “Aquí estoy mi camarada del alma, déjame a mí solo que les parto la cara, ¿dónde están dónde están?, y Flanagan le mira y remira y le dice esa frase que a partir de entonces entraría a formar parte de nuestro vocabulario habitual, “a buenas horas, mangas verdes”.

EPÍLOGO:

Hay otra versión menos rigurosa que habla de un cuerpo policial creado en Castilla a finales de la Edad Media que vestían un chaleco que dejaba a la vista las mangas del uniforme, que era verde, tenían fama de llegar siempre a los conflictos tarde, quien sabe si por pereza como los templarios o por cobardía, pero vaya, que me convence bastante menos esta versión que la otra que te conté.

POSDATA:

Accept, “Losing More Than You Ever Had”

Anuncios
  1. 15/02/2014 en 00:54

    Y yo pensando que se refería a mangar dólares a última hora para pagarle la fianza a alguien, o la deuda con los narcos… Qué engañada estaba.

    ¿Y para qué querían esos dos semejante pastizal? Con 10€ si me pongo como durante casi dos semanas.

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 10:53

      Evidentemente querian el dinero para comprarse un par de cajas de hostias bien dadas 😀

      ¿Ves como esos aparentemente seres angelicales en realidad son monstruos?, habla la historia, no yo.

      Besotes.

      Me gusta

  2. 15/02/2014 en 01:08

    No jodas que en las guardes ya hay bandas??!!!!…. así me llegan como me llegan los grandullones hormonaos… eso pasa porque los polos no llevan chalecos….andanda!!
    Buen finde pensando en verde dess!!!! Jajjjjjaaaaajjjjja (verde, el color de la cerveza y de los chistes…)

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 08:50

      los polos no, los polis

      Me gusta

    • 15/02/2014 en 10:55

      Bueno bueno, para qué contar, una cámara oculta deberíamos meter en las guarderías, hay verdaderos mostrencos de dos meses, es más, es muy dificil ver un bebé chiquitín con los dientes, dicen que porque no les salieron, mentira, porque sus compas se los arrancan, es n antro de maldad una guardería hazme caso.

      Besotes.

      Me gusta

  3. 15/02/2014 en 01:40

    Tu versión Dess, por supuesto y ya la puedes patentar porque vale su peso en oro ¡jajaja! estoy que me parto de risa y no puedo ni escribir. Esos bebes son peores que la niña del exorcista, si les estoy viendo pateándole los huevos al pobre Flanagan… ¡Jajaja! Pero el Flácido ese ¿se va a ir de rositas?
    Un abrazo Dess

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 10:57

      Es que en la vida real, y esto es una historia real no lo olvidemos, el cobarde se va de rositas y al valiente le caen las tobas 😀

      Besos y gracias querida, evidentemente la segunda versión suena demasiado irreal como para tenerla en cuenta.

      Me gusta

  4. 15/02/2014 en 03:24

    Pues la primera historia me parece más convincente. Por lo menos tiene más base histórica. lo otro son sólo comentarios.
    Por cierto, bueno lo de Accept; hacía años (un par de décadas casi) que no los escuchaba. Gracias por el recuerdo.
    Abrazo.

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 11:00

      Dicen que Scorpions eran los reyes de la balada, para mí Accept estaban a su altura, quizá, seguro, no fueron nunca tan famosos, pero vaya, eran una gran banda, digo eran porque hace tiempo que no me dicen nada.

      En cuanto a la historia pues eso, no hay color, lo primero está documentado, aun barren dientes en ese bar, lo segundo meras habladurías 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  5. 15/02/2014 en 05:34

    Yo también creo que va a ser la primera versión. Resulta mucho más convincente. La otra está cogida con alfileres.
    También podría ser que Flácido, después de estar recurriendo toda la mañana a lo que tenía más a mano para limpiarse los mocos por haberse dejado el pañuelo en casa, le pidiera a Flanagan un kleenex.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 11:02

      Es probable, de hecho cualquier teoría que se lance con un poco de rigor gana a la comúnmente aceptada, que a mí también me parece harto increíble por supuesto.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  6. 15/02/2014 en 13:12

    jejejej, ¡pánico me entra cuando veo un desdentado de esos con chupete!! ¿Y dices que llevaban patucos de monte?, ¡una ley que lo prohíba, pero ya!!
    Anda que Flácido, será flácido pero no tonto XD))
    Besicos.

    Me gusta

    • 15/02/2014 en 14:00

      Sí, patucos de monte, se ve claramente que hay premeditación y alevosía, porque evidentemente ese día no tocaba excursión de monte 🙂

      Besotes.

      Me gusta

  7. 15/02/2014 en 18:39

    Una versión muy a los Dess, pero genial.
    Estás cañón, como decimos por acá.
    saludos
    Carlos

    Me gusta

    • 17/02/2014 en 08:11

      Ojo, a ver si ahora vamos a desconfiar de que me invento la historia, que no soy el NODO 🙂

      abrazos.

      Me gusta

  8. 15/02/2014 en 19:29

    La versión poco rigurosa me la sabía. Me quedo con la otra, sin duda. Parece mucho más plausible. Jajaja. Besotes.

    Me gusta

    • 17/02/2014 en 08:12

      Es de las pocas expresiones que creo que más menos todo el mundo conoce, como la perra gorda 🙂 pero vaya, que como se ha demostrado y tal como dices adolece de una falta de rigor alarmante.

      Besotes.

      Me gusta

  9. 15/02/2014 en 20:55

    Pobre Flácido como lo comprendo siempre se quedaba sin poder ayudar a su querido amigo, pero claro ¿qué culpa puede tener él?, peor seria que se meara en los pantalones.
    Un Abrazo Maestro Dess… 🙂 .

    Me gusta

    • 17/02/2014 en 08:14

      Y luego encima tener que escuchar cosas de su falta de hombria, es que es insultante de todas todas, si hicieran baños de esos que se enciende la luz nada más entrar otro gallo cantaría 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  10. 15/02/2014 en 21:08

    Hombre…a mí la segunda versión me parece totalmente absurda e inverosimil.

    Nunca había escuchado que se llamara “manga” a coger un ciego, pero en fin, con la cerveza verde es complicado, ya te lo digo, que es flojita y le falta cuerpo.

    Besos, querido

    Me gusta

    • 17/02/2014 en 08:16

      Bueno bueno, sí, mangas tengo cogidas yo hasta con shandis 😀 no hay que menospreciar a las verdes, a mí me gustan bastante.

      Al menos aquí es bastante común lo de “pillar una manga”, pero es que como no tenemos sexo nos damos a la bebida y tenemos que buscarle sinónimos para pensar que hacemos cosas distintas.

      Besotes.

      Me gusta

  11. 18/02/2014 en 04:48

    Pues me ha gustado mas la que has contado. Joer te ha quedado de cine. Me he reído con ganas. Cuidate

    Me gusta

    • 18/02/2014 en 13:56

      Gracias maestro, es que si nos ceñimos a la versión “oficial” la cosa hubiera sido resuelta en tres líneas, no daba mucho de si en esta ocasión el tema.

      Abrazos.

      Me gusta

  12. 19/02/2014 en 10:10

    Iba a decirte que eres tremendo, que eres grande, pero a estas alturas sería poco original y además no me gusta repetirme. Una historia cojonuda.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 19/02/2014 en 11:55

      Bueno, no te cortes ojo, uno no está muy acostumbrado a esas palabras y es como cuando tu madre te dice lo guapo que eres, nunca te cansas, por inhabituales 😀

      Abrazos y gracias melenitas.

      Me gusta

  13. 20/02/2014 en 21:18

    Flácido era demasiado flácido ,en situaciones estresantes jajajaja. Ya empiezo con la risa, y toda la culpa es tuya jajajaa . A buenas horas mangas verdes. La segunda versión se queda corta . Me encanta la primera. La música pone orden y concierto, entre los bebes desdentados jajajaja. Muchos besos y abrazos. Elssa Ana

    Me gusta

    • 20/02/2014 en 23:31

      Besotes querida, siempre mirándome con exceso de generosidad, pero me encanta 🙂

      Me gusta

  1. 30/06/2014 en 00:03

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: