Inicio > Tonterías > Timideces, niños, reyes magos.

Timideces, niños, reyes magos.

Bueno, aunque cada vez que uno escribe algo, lo que sea, deja algo de sí mismo en lo que escribe tampoco te creas que me gusta mucho contar cosas de mi vida así por las buenas, hacerlo disimuladamente tiene un pase, yo que sé, usar a Flanagan por ejemplo que siempre es socorrido el hombre para soltar cosas que uno evitaría soltar, hoy no, hoy lo haré a las claras, cosa que como te digo no es muy de mi agrado porque aunque no me creas uno es bastante tímido. Tímido ojo, hasta el punto de haber tenido en el pasado problemas serios al respecto, fobias incluídas, tratamientos psicológicos incluídos, que por cierto no sirvieron de nada.

Sí que me ha servido usar una táctica que el paso de los años me ha ido enseñando que es la adecuada, enfrentarme al problema. Ejemplo, con las chicas de chaval, la cosa es pensar en esos temas objetivamente, te gusta una chica, no te atreves a decirle nada por si te dice que no y tiendes a pensar que si le gustas ya vendrá ella, cosas de que el amor cuando es sincero siempre es correspondido y esas cosas. Mentira todo, entre otras cosas porque tú lo que quieres con 20 años es follártela o como poco tocarle las tetas, bueno, pues la táctica buena es pensar que si le dices algo y te rechaza hay más, y que es prueba evidente que esperando a que te entrara ella solo hacías que perder el tiempo.

reyes magos Evidentemente la lucha contra mi timidez ha sido bastante más complicada que el tema chicas y tal, se trata de eso, de que hay que probar las cosas, relativizar las consecuencias, vamos a la segunda parte, niños, uno es niñero, mucho, me encantan, estaría rodeado de crios todo el santo día, esto hace que sea fácil de convencer para cualquier cosa que tenga que ver con niños, estoy en la asociación de padres del cole de mis hijas, hago de vez en cuando teatrillos con ellos (que para un tímido patológico el hacer el idiota delante de la gente es bastante reto) y, sí, hacía recurrentemente de romano en la cabalgata de reyes del pueblo, cosa que tampoco resulta fácil y me supone un esfuerzo.

Relativizar, esa es la clave, ¿que sale mal?, pues me la pela, ¿cobro?, ni un duro, vivo en un pueblo donde la inmensa mayoría de actividades se hacen siempre por la cara, y hay muchas a lo largo del año, todo el mundo hace cosas por la cara y yo todas las que tengan que ver con niños pues eso, ahí estaré dedicando horas y pasando vergüenza sin recibir un centimillo miserable.

El tema del apotema es que este año me convencieron para hacer de Gaspar, coño, una cosa es de romano, que se te ve sí, pero es como los novios de las bodas, nadie se fija en tí, lo que importa es ver a los reyes, o a las pajes, que suelen estar buenas de cojones, nuevamente como siempre me pasa cuando el tema tiene que ver con niños pues a uno le convencen sin mayor esfuerzo y ahí estuvimos dándolo todo como Gaspar en la cabalgata.

Debo decir que la verdad es que disfruté de cojones del asunto, me metí en el papel de huevos, con retraso y todo íbamos porque camino a la carroza yo me paraba ya donde todos los niños a darles la mano, Melchor me miraba mal y todo, tipo huraño el Melchor, niños, es un moñas, no le hagáis ni puto caso, ese saltarme el protocolo me costó luego la bronca y me da que también que haya sido mi debut y mi retiro como Gaspar, pero qué más da, para una vez en la vida que vas a estar de esa guisa hay que disfrutar del momento.

Esas caras de los crios cuando se te sientan encima y te cuentan sus cosas, el cómo te miran, esa ilusión, no tiene precio, es muy emocionante la verdad, acabas deslomado porque la verdad es que algunos pesan como se hubieran comido a sus padres, pero vaya, que compensa, ojo, que incluso creo que hay futuro, una niñita, qué se yo, seis o siete años tendría, pidió que le llevásemos un libro de historia, yo le pregunté si se refería a historias en plan cuentos y tal, “no no, de historia, de cosas que pasaron hace siglos y eso”, venga no me jodas, ni Violetas ni Monster Highs ni pollas, un libro de historia quería, ole tus huevos niña, tú sí que vales.

Entre la fiesta del Olentzero del cole, el teatrillo de rigor navideño, los reyes, la verdad es que uno vive las navidades de una manera bastante chula, no por las fechas que como soy ateo la verdad es que me la sudan bastante, pero ay los niños, te contagian toda su ilusión y sus ganas de vivir, la mejor terapia del mundo para ir venciendo a la timidez.

“Velvet Lies” para la posdata, me gusta bastante esta cancioncilla de Mercenary, no tiene que ver mucho con navidades, pero qué más dará digo yo.

  1. 30/01/2014 de 00:49

    🙂 Para ir venciendo la timidez… y para alegrarnos la vida!!
    Me encanta esa faceta tuya de niñero, te imagino saboreando TU momento de rey Gaspar, retrasándote para darle la mano a los niños ¡jo, me estás poniendo muy sensible mostrándonos esa faceta tan tierna que tienes!

    Ya la habíamos percibido todos… pero hoy es… 🙄 … es especial.

    Si te retiras el año que viene, estoy segura de que los niños que has atendido tú este año, van a notar la diferencia con cualquier otro que interprete ese papel… ¡y te van a echar de menos! A tí, sí sí sí: a tí, más que al rey rubio en sí 😉

    Muchos besitos!!!

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 08:17

      Poco más y sale la cabalgata sin mí 🙂 lo gracioso del tema es que salvo mirarme mal poco podían hacer al respecto, pero es lo que hay, coño, que son niños, a los niños les hace ilusión que un rey mago les de la mano.

      Besos reina 🙂

      Me gusta

  2. 30/01/2014 de 00:58

    Ahhh… ¿Y la foto, Gaspar?

    Menudo mierdas el Melchor, y los de la organización. ¿Qué más da diez miserables minutos más?

    Jo… pues yo sí quiero una Monster High…

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 08:18

      Pues no sé qué pasó pero solo salieron las fotos de Melchor y Baltasar, algún virus raro o algo así, sobre lo otro pues si, joder, si eran las seis de la tarde, anda que no hay tiempo, acabamos cerca de las diez eso si.

      Tu sigue insisitiendo, años llevo yo pidiéndome la barbi succionadora y nada 😦

      Me gusta

  3. María Pilar
    30/01/2014 de 01:03

    Si ya sabía yo que el Rey Gaspar era así por eso fue siempre mi preferido. Melchor un gruñón, me lo imaginaba, nunca fue santo de mi devoción. A Baltasar casi ni lo veía porque me quedaba mirando a Gaspar y todo se acababa con él. Y ahora se me presenta gaspar en toda su esencia. Un placer saludarle Señor.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 08:20

      Es que mira que después de días de viaje ponerse tocapelotas por media horita más…

      Baltasar tiene muchas tablas el cabrón, como es el único negro del pueblo que no es musulmán le toca todos los años 🙂 pero es majete, el moñas es Melchor.

      Me gusta

  4. 30/01/2014 de 01:10

    Una duda que siempre tuve: ¿tan dífícil es encontrar un Baltasar negro? En Madrid nunca lo es, hasta el punto que de niños en mi casa decíamos que los que salían por la tele no eran los auténticos, que estaban muy ocupados. La prueba, ese Baltasar pintado con betún a lo cutre.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 08:23

      Sí, al menos aquí, de hecho Baltasar es siempre el mismo, porque hay bastantes negros en el pueblo, pero como le decía a Pilar la mayoría son musulmanes, que en principio pues bueno, yo soy ateo y lo hago, pero cada uno es cada uno.

      Sobre lo otro pues es precisamente lo que les digo yo a mis hijas, porque evidentemente se dieron cuenta de que las barbas eran postizas, si este año todas las amiguitas de mis hijas me reconocieron, pues eso, se les dice que mientras los de verdad están haciendo su trabajo los padres nos ponemos a sustituirlos y a hacer un rato el idiota.

      Me gusta

  5. 30/01/2014 de 01:13

    te he imaginado haciendo el teatro, y sabes que? a mí sí que me pagan por hacerlo, y me escapo, no lo hago, de hecho, llevo unas cuantas ya, que en vez de actuar, soy la que enchufa las músicas, o le da al play para los videos de fondo.. o mil cosas antes que subirme a un escenario y hacer teatro.. en sala, los niños, mis compañeros y yo.. hago el gilipichis lo que haga falta, pero delante de más gente?? fuera de mi círculo??? ni de coña.. así que enhorabuena, porque sé de lo que hablas, y que estés en el ampa, apa, o teatros.. o que de repente te pongas de gaspar delante de todo el pueblo, no me jodas!! chapó!! me quito el sombrero caballero.. eso es de valientes.. y lo digo en serio. desde el conocimiento de la timidez y de estar delante de un público..
    la motivación es grande y el resultado merece la pena, cierto.. pero por mucho que sepas eso, hay que echarle huevos.. así que sí…. a descansar que te lo has ganado…

    **ojalá hubiera más gente desinteresada por ahí.. que pasa, están todos en tu pueblo???? 😉

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 08:29

      Mi pueblo es un gran pueblo, por eso, en la cabalgata todos, los reyes, los romanos, las pajes, los que ceden y conducen los camiones, los que montan el belén, los de los gasolinos (barcas) de la ría, los que sacan fotos, los que tocan música, los que dan chocolate, los que van parando el tráfico, todo el mundo lo hace gratis, como se hace gratis todo lo que se hace durante el año y se hace mucho, y el material que se usa pues se va comprando con donativos populares, se montan paelladas y cosas de esas.

      La verdad es que me gusta vivir en un sitio así, los crios se lo pasan de cojones todo el año porque cada dos por tres tienen montada alguna movida, no sé, te hace sentir bien 🙂

      Sobre lo otro pues si, evidentemente las paso putas muchas veces, sobre todo el teatro, la primera vez casi vomito y todo al ver como a mil personas que iban a ver el asunto, pero lo dicho, hay que enfrentarse un poquito a las cosas y al final si sale mal pues como nadie te lo dice tampoco pasa nada, lo importante es que los teatros también se hacen gratis y lo que cuenta es participar.

      Besotes.

      Me gusta

  6. 30/01/2014 de 04:44

    Creo que al ver la ilusión reflejada en los rostros de los pequeños se obtienen recuerdos que no tienen precio, qué puede ser más conmovedor que esa niña pidiéndote un libro de historia… La verdad los niños son un público exigente, con su honestidad son francos cuando algo no les gusta,pues te lo dicen, y ese Melchor mejor la hubiera hecho de Herodes (¡lo que son los celos profesionales ! )
    Abrazos mi rey 🙂

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 09:00

      De hecho son recuerdos imborrables, aun recuerdo cuando hace seis años hice mi debut en estas cosas haciendo de Olentzero (una especie de papa noel vasco), no se olvida, y por mucho que hagas varias veces estas cosas cuando ves esos ojitos la verdad es que emociona mucho 🙂

      Melchor al año que viene hay que tirarlo a la ría, decidido.

      Me gusta

  7. 30/01/2014 de 07:16

    Pues pocas veces me he sentido más hermanado a ti que con esta entrada hombre. En varias oportunidades he encontrado cosas en común (por ejemplo: música, ateísmo, el problema del feminismo, etc); pero con esta de la timidez… parece que me hubieras estado describiendo a mí. Y la verdad es que estas cosas –aunque parezca una exageración– son útiles, por que ya que estamos en tren de confidencias te cuento de que hay una muchacha que anda dando vueltas por aquí y que mirada viene y mirada va y el estúpido de borgeano que titubea como un adolescente. Y pues tienes razón: “pues la táctica buena es pensar que si le dices algo y te rechaza hay más” y “¿que sale mal?, pues me la pela”. ¡Gracias hermano! (diría el tango) me has dado un empujón que un psicólogo tardaría seis meses en empezar a masticar y dos años en terminar de escupir.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 09:05

      Yo al final lo que conseguí es demostrarme a mí mismo que las mujeres no mordían, que si les decías algo te podrían seguir o no el juego, pero que no, no te escupían, nunca lo superas del todo, aun hoy hay veces que cuando me toca hablar con una mujer muy guapa no sé a veces ni que decir, pero somos jóvenes 🙂

      Pero la verdad es esa, sigo siendo tímido, pero lo he ido superando y hoy casi ni se me nota, es más, cuando digo que soy tímido no se lo cree nadie.

      Abrazos, dentro de unos días sale una entrada que ya verás tú lo que vamos a discutir 😀 es sobre el imperialismo yanki y todo eso, es más, según la estaba programando me acordaba de ti eincluso metí un par de pullitas :mrgreen:

      Me gusta

      • 30/01/2014 de 09:24

        jaja… vaya si sabes atraer la atención… Espero con ansias esa entrada y ya batallaremos llegado el caso. No tel olvides de que me gusta pelear a lo vikingo, así que cuidado…
        En cuanto a eso de la timidez, pues sí, me pasa mucho, pero uno va puliendo esos errores. El problema, para mí, está en cómo iniciar una conversación con una desconocida; pero una vez que la conversación se inició ya no tengo problemas (bueno, más o menos, pero no muchos) el problema es cómo arrancar.
        Tendré que hacer un curso o algo así.

        Me gusta

        • 30/01/2014 de 09:29

          Es que eso es lo más complicado, cierto, de hecho esa parte no te creas que la domino demasiado, pero vaya, que es lo mismo un poco, yo que se, te la encuentras paseando al perro, pues suelo hablar de perros, si ves que se marcha enseguida pues obviamente nunca se hubiera dirigido a ti, por lo que no has perdido nada en el intento.

          La clave para mi ha sido siempre esa, pensar que si doy yo el paso y sale mal es más que evidente que esperar a que ella diera el paso era inútil, por lo que incluso ese “sale mal” en realidad es un “ha salido bien”.

          La semana que viene nos encontramos 😀

          Me gusta

  8. 30/01/2014 de 09:38

    Una persona que quiere a los niños como tú tiene que ser buena por cojones. Aunque tampoco es que nos hiciera falta esa prueba para saberlo, porque salta a la vista.
    Un abrazo compañero.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:08

      En realidad yo siempre doy como norma que todo el mundo quiere a los niños, lo que me parece extraño es no hacerlo, mucho más hacerles daño, eso ya me parece de hijosdeputa claro.

      En ese sentido no me considero especial vamos, ya te digo que no soy el único que anda en fregados con crios por la cara, dedicando casi todo su tiempo libre, de hecho es que no tengo apenas aficiones aparte de estas 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  9. 30/01/2014 de 09:53

    sería grandioso que te ganaras la vida trabajando con niños. no me cabe duda de que sea lo que sea en lo que trabajes serás bueno, pero con esa pasión con que hablas de los chiquillos serías mejor (y fíjate qué terapia intensiva contra la timidez ;-P). AL menos te disfrutan en los ratos libres. Suerte que tienen.
    Besos

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:11

      Me hubiera gustado, mucho, haber trabajado con crios, lamentablemente uno en su juventud fue lo suficientemente bandarras como para que le echaran del instituto y meterse en cosas raras que evidentemente condicionaron el resto de mi vida.

      Pero vaya, que lo dicho, al menos puedo dedicarles tiempo aunque no sea profesionalmente, a mis hijas mucho, cosa que me encanta, el ser padre con todas las letras, y al resto de crios, no es extraño que un viernes me junte con varios crios en mi casa, a veces parece una guardería 🙂

      Besotes reina.

      Me gusta

  10. 30/01/2014 de 10:22

    De tímido a tímido cómo te entiendo: ese párrafo de con 20 años esperando que ellas vengan ¡ay! retrato de una generación o dos de tímidos. No obstante se ve que eres un tímido al que le va la marcha. ¿Arrejuntarse con tanto crío? ¡Santo Dios, qué valor!
    Salu2

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:13

      A veces pienso que soy bastante niño aun, quizá por eso lo haga, ellos también son muy vergonzosos en su mayoría, desde luego no se van con cualquiera, es una terapia cojonuda para mí 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  11. 30/01/2014 de 10:32

    Señor tímido, este post me ha gustado mucho, pero pensé que ibas a acabar con otro tema XD (no te la tomes al pie de la letra, por diox)

    Nada, es broma.
    Dice mucho de ti que hagas esas cosas por la cara y encima disfrutes de ello. Es una buena terapia para la timidez. A mí me sucede igual, soy bastante tímido, pero en algunas ocasiones, no sé por qué, desaparece de repente. Tuve un grupo de música durante algunos años y en cuanto me subía al escenario a “cantar” (en realidad berreaba) se me iba… una cosa rara. Parece que tengo timidez en el tú a tú, no cuando hay mucha gente delante.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:17

      Si, te entiendo, porque cuando me subo al escenario, ojo, que esto suena grandilocuente cuando en realidad son pequeñas obras que no van a ningún lado, entre hacerlo bien, tranquilizar a los crios y tal casi no soy ni consciente de que me están viendo los que me están viendo, es el momento justo antes lo que acojona 🙂

      En cambio yo que sé, grabar un texto para ponerlo en el blog, como aquella entrada del musical, no fui capaz de hacerlo de la verguenza que me daba, en fin, cosas raras que tenemos los tímidos 🙂

      Me gusta

  12. 30/01/2014 de 10:39

    Sí, ya lo sabíamos. Todos sabemos que tras esa parafernalia de “gran comunicador”, responsable y referente de opinión en las digitales sendas, gruñón incansable y manifiesto perseguidor de las más genuinas faldas… tras todo eso se oculta el afable Gaspar, dador empedernido de aquellas cosas que habitan en los interiores y más brillantes salones propios.

    Eso todos lo sabemos…

    Y por cierto, no creo que fuese inútil tu tratamiento psicológico… sólo habría que preguntarse como le habrá ido la vida a ese psicólogo por la, a buen seguro, generosa sesión que le concediste.

    Un abrazo, mi muy estimado Gaspar…

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:19

      Sesiones, fueron varias, me diagnosticó agorafobia y a correr, deje de ir porque no le veía sentido, veo los síntomas de la agorafobia y desde luego no me siento del todo identificado.

      Eso sí, pastillas me daba a cascoporro, lo cual mira, me sirvió para dejar el alcohol, al mezclarlas con la priva me entraba tal bajonazo que acabé por dejarlo del todo, y hace este año 20 desde ese día 🙂

      Abrazos jefe.

      Me gusta

  13. 30/01/2014 de 12:15

    Gaspar: Este año fui buenísimo y no me trajiste a Inma Cuesta, tal y como te pedí. Tomo nota.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:20

      Eso te pasa por hablar bien de “Lincoln”, mira que te advertí, hay que portarse bien todos los días, todos, de todas formas tampoco te vi en la cola para sentarse en mis rodillas 😀

      Me gusta

      • 30/01/2014 de 13:23

        Lo mandé por correo, como toda la vida. Creí que sería más cómodo para sus majestades que sentar mis setenta y pico kilos en alguna de vuesas mercedes.

        Me gusta

        • 30/01/2014 de 13:28

          Para esos casos tenemos a la típica paje veintañera dura como una piedra y cariñosa sin par 😀

          Tu te sientas en la silla al efecto, ella es la que se sienta encima y le susurras al oído lo que quieres, hasta tiene caramelos para darte, dos.

          Me gusta

        • 30/01/2014 de 14:17

          Caramba. Para el próximo año cambiaré de método entonces.

          Me gusta

        • 30/01/2014 de 23:32

          Tmbién es cierto que puede tocarte un romano con un manubrio como mi brazo y en vez de paje sea paja 🙂

          Me gusta

        • 31/01/2014 de 12:14

          Ya me haces dudar.

          Me gusta

  14. 30/01/2014 de 13:12

    Qué buena esa terapia de choque para vencer la timidez!!! Yo no soy muy de esas fiestas pero debe de ser porque no tengo niños cerca porque, como dices, esas caritas de ilusión no se pagan con dinero.
    Por cierto, lo del libro de historia me ha dejado muerta-matá.

    Un besote!!!

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:25

      Pues imagina cómo me quedé yo, después de horas de la Violetta, de las Monster High, de los coches teledirigidos, bicis y demás que te venga una niñita y te pida eso, joder, me dieron ganas de ir a comprarlo y llevárselo de verdad, y si hace falta zumbarse a su madre pues se sacrifica uno :mrgreen:

      Yo la verdad es que como tengo sobrinos de diferentes edades, el mayor para que te hagas una idea es solo ocho años menor que yo, siempre he estado rodeado de crios y antes de ser padre ya hacía cosas con ellos, uno es niñero por naturaleza vamos 🙂

      Besos Alterita.

      Me gusta

  15. 30/01/2014 de 13:29

    El día que los tímidos despertemos….
    Ya lo decían de China que era un gigante dormido y mira ahora.
    ¿Eso significa que los tímidos nos haremos dueños del todo a 1 euro?

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 13:33

      O eso o que nos jubilaremos al sol y de tanto sol se nos quedarán los ojos rasgados 😀

      Eso si nos jubilamos claro.

      Me gusta

  16. 30/01/2014 de 14:30

    Yo desde pequeño he sido tímido, he ido intentando superarlo día a día, y creo que los años me han ayudado a relativizar todo y ahora soy algo más “echao palante”, pero vamos que ya me hubiese gustado haberlo sido desde los 15 años…
    Ahora a mi me pasa lo mismo que a tí, que cuando digo que soy tímido, hay gente que no lo cree.

    Respecto a los niños nunca he sido niñero, quizás ahora cambie… 🙂

    Un abrazo.

    Me gusta

  17. 30/01/2014 de 17:55

    Bonita entrada, sí señor. Me ha gustado esa estrategia para vencer la timidez, está bien vestirse de rey Gaspar cuando te gusta una chica y no te atreves a decírselo, lo pondré en práctica.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 23:33

      Y no te olvides de quitarte las gafas de sol, que no usa 🙂

      Pero infalible, follas el doble, ya sabes de no follar nada a no follar nada de nada.

      Abrazos.

      Me gusta

  18. 30/01/2014 de 20:04

    ¿Quién eres tú y qué has hecho con Desss????????
    ¡Bienvenido al club de los tímidos!
    Gaspar rules!!!!
    Un besico.

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 23:35

      Ay si hubiera tenido menos timidez, cuánto tiempo me hubiera ahorrado comprando los condones en la farmacia 🙂 yo era como el del chiste, salía siempre con aspirinas.

      Besotes.

      Me gusta

  19. 30/01/2014 de 20:16

    Ole por el tímido que lo supera con los niños! eso sí es terapia, del a de la vida, y no lo de sentarse en un diván y que te pongan una etiquetita de manual de psicología.
    Ole!
    Me ha encantado saber más de tu historia como Gaspar y como niñero, mua!

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 23:37

      Es que la otra apenas me sirvió, quizá porque no era de pago a saber, pero la cosa es que no me sirvió para nada, en cambio pues mira, la edad, que todo lo cura 🙂

      Besotes reina.

      Me gusta

  20. 30/01/2014 de 21:29

    muy buena terapia… eso de actuar y además ser un rey mago.
    good…
    gracias por tu comentario en el post mio. Acabo de poner el desenlace final.
    abrazos
    carlos

    Me gusta

    • 30/01/2014 de 23:38

      Pensaba que se había ido al spam, me alegro de que no fuera asi, no lo repetí porque luego si salen todos es un coñazo, iremos a ver qué pasa con la venganza 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

      • 31/01/2014 de 18:33

        DessJuest, Ante todo un saludo y un gran abrazo y muchas gracias por este comentario. Creo que la idea en la historia es cerrar un circulo al propio titulo… MEMORIA.
        En realidad quise no decir nada y que el personaje del Doctor lo dijera todo (sin decir nada) y lo dejara a la imaginación del lector.
        Que pasó en realidad? Bueno eso solo lo sabe el doctor. Pero es lo más predecible.
        Una vez que el mula Ciega se escapa de la cárcel, necesita para no volver a ella; otra identidad, otro rostro, y aqui entra el papel del doctor… Puede haber necesitado, otro corazon, porque en los diez años que estuvo preso puede haber presentado una gran anomalía cardiaca…
        Esto me hace pensar que antes de cambiar de identidad, necesitaba salud… por eso secuestra al padre del doctor para llegar al doctor…
        Debe haber hecho lo mismo con un cirujano plástico, y con algún extranjero que le diera el rostro y algun muerto borrado de los archivos que le diera nombre…
        En fin, el doctor fue claro, cuando dijo… a veces es mejor no tener MEMORIA… porque si sabes o te acuerdas de más, puede costarte la vida.
        Un gran abrazo Dess
        Carlos

        Me gusta

        • 31/01/2014 de 22:54

          Vaya, pues ahora si que lo capto mira 🙂 gracias por la explicación, soy como te dije un poco tarugo para entender ciertas cosas, ahora pues si, lo entiendo y me parece un gran final.

          Abrazos.

          Me gusta

  21. 31/01/2014 de 00:41

    Pues sí, fíjate que hasta te imagino y todo…jijiji. Me alucina la gente que le gustan mucho los niños. Debe ser que yo me convertí en bruja hace siglos o es que en mi caso veo su lado mas cabrón. Bueno, he de decir que los míos no son niños (de 10 a 18) y alguno sí que hay que me encandila cuando entra todo educado pidiendo permiso para cualquier cosa. Ahí me desarma.

    Yo creo que el año que viene te piden vestirte de Papá Noel…Eso tiene que ser la caña. Y mira que me cuesta imaginarte tímido…

    Besos vergonzosos.

    Me gusta

    • 31/01/2014 de 08:25

      Aqui papa noel no se lleva, se hace olentzero y ya hice hace años 🙂 en una guardería cuando estaba una hija mía 🙂

      Es que con 16 o 17 años ya no es lo mismo, a mí me van más pequeñitos, con esas edades ya no están para contarles cuentos 😀

      Besotes.

      Me gusta

  22. 31/01/2014 de 08:09

    Preciosa entrada Dess por lo que tiene de diferente, ahí más emotiva y desnudándote un poco, aunque en realidad a quienes te leemos de hace tiempo no nos sorprendes, ya sabemos lo de tu timidez y lo de que te encantan los niños.
    Ser tímido en según que grado puede resultar un problema y gordo, te lo dice una que lo es, y sobre todo lo fue en grado casi patológico, yo aprendí que lo mejor es reconocerlo y no avergonzarse de ello y eso libera.
    De cualquier manera ir disfrazado aunque todo el mundo sepa quien eres te da mucha libertad, es como ponerse las gafas de sol y tener la sensación de que nadie te ve jaja.
    Besos, querido

    Me gusta

    • 31/01/2014 de 08:53

      Bueno, disfrazado iba este año, también el pasado, cierto, pero de romano se te ve bien el careto 😀 y en los teatrillos ni te cuento.

      Hay que pelear contra nuestros defectos, lo bueno es que muchos los reconozco, que es el primer paso claro.

      Besotes querida.

      Me gusta

  23. 31/01/2014 de 11:01

    Es que no hay cosa más maravillosa que la ilusión de un niño. Yo no soy atea y disfrutop las navidades también en su vertiente religiosa, pero la parte festiva es increíble. Además me contagio tanto del espíritu infantil que me lo paso genial.
    Esta entrada es de un gran tipo. Aunque no folle lo suficiente, da igual. ¡Es un gran tipo! 😛
    Besazo Maestro

    Me gusta

    • 31/01/2014 de 22:48

      Lo sé, mi mujer es muy creyente, no te creas que aunque sea ateo soy ajeno a estas cosas 🙂 de hecho a la mayoría de estas movidas me apunta ella, yo me entero el mismo día incluso 😀 que he hecho teatrillos casi sin ensayar, llegar y ala, a la faena.

      Besotes querida.

      Me gusta

  24. 31/01/2014 de 14:09

    Eres un Rey Mago que debería existir de verdad, cuantos niños lo agradecerían.

    Saludos

    Me gusta

    • 31/01/2014 de 22:52

      No te creas, todos tenemos nuestras cosas malas 🙂

      Pero gracias, un abrazo.

      Me gusta

  25. 31/01/2014 de 17:18

    A eso se llama coger el toro por los cuernos, que soy tímido pues al escenario, que sigo siéndolo pues ala de Rey Gaspar.
    Enhorabuena por tu gran valor.
    Un Abrazo Maestro Dess… 🙂 .

    Me gusta

    • 31/01/2014 de 22:53

      Sí, más que valor es un poco de pelea, porque no soy muy de echarle valor a las cosas, pero los problemas no se resuelven solos y eso es algo que vas aprendiendo.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  26. 03/02/2014 de 10:43

    Hola Dessjuest,
    aunque tarde, por fin puedo leer este post. Coincido contigo en lo que comentas. Yo nunca he hecho de Rey Mago pero, al igual que tú, creo que se me quedaría grabada en la memoria la cara e ilusión de estos niños. Es una noche mágica que nosotros tampoco olvidamos de cuando también fuimos niños. Siempre he sido de los Reyes Magos y no de Papá Noel, y aunque nos quieran “meter” esta costumbre americana, en mi casa no entra.
    En cuanto a la niña que pidió el libro de Historia…¡qué lástima tener que sorprenderse por el hecho de que no pidan una Monster High ni similares!, pero que se va a hacer…
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 03/02/2014 de 11:48

      Para ellos y para mí, no me cabe duda que ha sido una de esas cosas que recordaré de por vida, en cuanto al debate papa noel-reyes magos pues mira, aqui lo tenemos entre olentzero y los reyes, yo soy de los que opinan que da lo mismo, que si se puede se hacen ambos, yo de hecho suelo celebrar ambas cosas sin problema y si para la cabalgata de olentzero del año que viene me lo piden pues también me apunto 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  27. 03/02/2014 de 16:52

    Qué bonito leer esa faceta tan tierna tuya!! Que no todo podía ser tetas, folleteo y estar echao en el sofá en plan Simpson.,
    Lo que si me llama la atención porque no lo sabía es tu timidez aguda, se dice que muchos actores son así en realidad y combaten su timidez representando a otras personas, podrías empezar a actuar y combatirte en el nuevo Javier Bardem 😉
    Espero que no te jubilen como Gaspar, si lo has disfrutado tanto lo mejor sería repetir cada año
    Saludos!

    Me gusta

    • 04/02/2014 de 08:20

      Lo que pasa es que Bardem es más guapo y tiene talento, de todas formas me lo creo, es más, teniendo lo que hay que tener, talento, es hasta conveniente, te fijas menos en lo que te rodea, es obvio, te centras mucho más en lo que estás haciendo.

      Sobre lo otro me preocupa menos, si de Gaspar no me dejan pues de romano, da igual, tampoco hay que pensar en uno, esas cosas se hacen por los crios y asi debe ser, yo siempre a lo que me manden 🙂

      Besotes.

      Me gusta

  1. 30/01/2014 de 00:04
  2. 30/01/2014 de 00:05
  3. 30/01/2014 de 00:05
  4. 13/02/2014 de 00:01
  5. 19/03/2014 de 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: