Inicio > Historia > Las mulas de Mario.

Las mulas de Mario.

Si hicieran una encuesta ahí por la calle preguntando a la peña lereña por diez personajes cualesquiera de la antigua Roma no me cabe duda de que Cayo Mario no estaría en casi ninguna de las listas, cosas del cine, la literatura, la televisión y demás. Grave error querido compañero, Cayo Mario, el siete veces cónsul, es una figura vital en la historia del imperio romano, aunque su vida y andanzas figuren en la historia como parte de la república, las legiones que los emperadores usaron para conquistar medio mundo conocido fueron responsabilidad suya, existían, pero tal y como se entienden las creó él, hasta el más famoso de los símbolos de los fornidos legionarios, el águila, fue cosa suya.

Quizá no sea del todo justo que un hombre que basó sus logros en matar a cuantos más enemigos mejor pase a la historia con letras de oro, quizá el romano más famoso debiera de ser Plutarco, a saber, es más que probable que te hable de Mario y te la sople, “háblame de follar” me dirás, otro día, hoy toca una ligera aproximación a la figura de este hombre, ligera porque primero no soy quién para hacer una extensa biografía del mismo, ya las hay y con firmas más preparadas y segundo porque quedaría la cosa larga y en esto de los blogs como te alargues se tira de ruedecita del ratón para abajo que da gusto.

Cayo Mario Cayo Mario nació cuando su madre le trajo al mundo, nos la pela fecha y demás, hablamos del siglo II A.C. Su gran ascenso a la fama lo obtuvo a raiz del asunto del gran Yugurta, historia que recomiendo que leas por lo actual que es a pesar de pasar tantos años. Pero no conviene que te engañes, la república por aquel entonces era un gigante con pies de barro, al norte convendría recordar que teutones y cimbrios les habían apalizado de lo lindo y en Roma había bastante acojone ante una posible invasión bárbara.

Las legiones por aquel entonces las conformaban gente, ciudadanos con tierras, cierta posición social y demás, ser legionario no estaba ni mucho menos al alcance de cualquiera, tras diez años de derrota en derrota por el norte los reclutamientos pues eso, eran complicadillos, iba ahí el mozo que apuntaba pecholatas e intentaba comer el tarro al hombre que tenía sus tierras, “pues sí chaval, todo ventajas, tú deja aquí tus tierras, la parienta, los esclavos y demás, las comodidades de tu posición social y vente al ejército, verás que de puta madre lo pasamos ese mes, porque es probable que en un mes venga un melenas del norte y nos rebane el pescuezo”.

Mucho tirón no tenía ciertamente el tema, así que el senado confió en el joven Mario para que les sacara del apuro, le hacen cónsul a pesar de que no era el más popular de los romanos, Mario cagando hostias diose cuenta de lo que hacía falta, reformar las legiones y reclutar gente de todo tipo, sin tierras incluso, el senado en contra claro, “sacrilegio sacrilegio”, y Mario, “¿acaso vas a venir tú gorderas?” y como ningún senador se apuntó se salió con la suya, eligió a los mejores fijándose en sus capacidades para el combate y tal, muchos, la inmensa mayoría no sabían ni leer, su futuro era más negro que el de un langostino en nochebuena, aún así te dirás, “¿no era mejor lo malo conocido que una muerte segura por conocer?”

Pues no, porque ser legionario era bastante chollo si te fiabas de quien mandaba, los botines de guerra eran suculentos, esclavos incluidos, eso de “a enemigo que huye puente de plata” no iba con los romanos, preferían hacer prisioneros y quedárselos para luego venderlos en las plazas de la capital, así que Mario tuvo más que bastante éxito en las convocatorias y logró reunir bastantes legiones con los nuevos reclutas procedentes de lo más zarrapastroso de la república.

Ese, el abrir las legiones a las clases bajas de la sociedad rompiendo con siglos de tradición fue su gran logro, pero no el único, la movilidad, ese fue otro, hizo que los legionarios cargaran con su equipo, de ahí el título, iban cargados como mulas en vez de llevar mulas con la carga, la táctica de batalla, nada de ir de gallitos, militarmente Mario fue todo un genio, paciente, siempre esperaba el momento idóneo y el lugar más indicado, así logró zumbarse a cimbrios, teutones y demás tribus del norte que amenazaron el imperio, ante sus éxitos una y otra vez el senado volvía a elegirle cónsul aunque tal cosa requiriera modificar las leyes que lo prohibían.

Me muerdo los dedos para no seguir escribiendo, porque la verdad es que su vida y vivencias son toda una golosina, con guerras civiles, matanzas en Roma y demás, pero en fin, que ojala baste esto para interesarte un poquito y que al menos cuando te pregunten por la calle por los diez nombres más famosos de la antigua Roma digas que Cayo Mario fue uno y que su epitafio decía: “Odiado por sus enemigos y temido por sus amigos”.

Y, ¿si te preguntan por las diez bandas de heavy metal más importantes de la historia?, pues como no pongas los primeros a Helloween es como para clavarte un gladio en la garganta, para muestra un botón, “If I Could Fly”

Anuncios
  1. 20/01/2014 en 01:17

    Mm mm….. es obligatorio nombrar a este??? Seguro que no hay otro que no tenga nada que ver con guerras?

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 09:14

      Hombre, con guerras tuvieron que ver todos y cada uno de los hombres de la antiguedad, sería imposible hablar de uno que no lo estuviera, y contando conque la historia de Roma no se entiende sin sus legiones hay que tener en consideración al hombre que las hizo tal y como pasaron a la historia ¿no?

      Me gusta

  2. 20/01/2014 en 09:58

    ¡Querido Dessjuest!!
    Me descubro anti ti siempre, pero cuando escribes de historia es que se me cae la baba… ¡¡Nunca olvidaré ya a Cayo Mario cuya fecha de nacimiento nos la pela!!! jajajajajajjaa
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 10:55

      Es que es así, no hay cosa que más me joda que el dar en las clases de historia fechas, ¿qué más da en el fondo un año u otro hablando de hace 22 siglos?, Mario hizo lo que hizo y eso es lo importante, no el que naciera un seis de agosto o un 23 de septiembre, más que nada porque no creo en la astrología 🙂

      Besotes y gracias hermosa.

      Me gusta

      • 21/01/2014 en 21:30

        Pero las fechas son necesarias querido Dessjuest… a lo mejor no para hablar de Mario, pero si para saber en que momento hizo lo que hizo… 🙂 alguna hay que aprenderse…

        Me gusta

        • 21/01/2014 en 23:20

          Con saber el tiempo, el siglo, la década, para mí sobra, a ver, si hablamos de hace 22 siglos claro, si hablamos de hace uno es importante el año, o el mes, si hablamos de hace un año el día, todo es cosa de perspectivas 😀

          Besotes Almita.

          Me gusta

  3. 20/01/2014 en 12:29

    Pues yo no lo conocía, no. Y la verdad es que daría para hacer una película de ésas con montones de extras. Un besote!!!

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 13:17

      Pues sí, realmente es un personaje muy poco conocido para la tremenda importancia que tuvo, es probable que sin él Roma no hubiera sido la misma y por lo tanto tampoco nosotros.

      Besotes.

      Me gusta

  4. 20/01/2014 en 13:07

    Cuando cuentas con gente que no tiene nada que perder, siempre tienes mucho que ganar, porque luchar para conseguir más de lo que nunca se ha tenido es motivo suficiente para arriesgar el pellejo.

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 13:18

      Sí, de hecho el sistema se utilizó en adelante por efectivo, luchar por beneficios y no tanto por t tierra 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

  5. 20/01/2014 en 13:27

    Pionero en esto de los Legionarios…
    Espero que Cayo Mario me salga en algún Trivial. Triunfo.

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 14:28

      No le he visto nunca en el tivial 😦

      En realidad no recuerdo haberle visto ni en cine, es el típico que o te da por documentales o ni papas 🙂

      Me gusta

  6. 20/01/2014 en 14:25

    No sé por qué, siempre me ha gustado mucho la panoplia de las legiones romanas.

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 14:29

      Visualmente eran la polla, para qué negarlo, coño, que cuando hago de legionario en la cabalgata te cambia la sangre y todo, sales y vas pidiendo el DNI y pobre si pillas un galo 😀

      Me gusta

  7. 20/01/2014 en 17:36

    Muy instructivo este post. 🙂
    Siempre aprendiendo contigo de historia.

    Un abrazo.

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 22:35

      LA historia está llena de grandes hombres anónimos, hombre, no es el caso de este, los hay peores, pero vaya, que hay que poner un granito de arena para ponerle en su sitio 😀

      Me gusta

  8. 20/01/2014 en 22:21

    Ese rigor histórico sobre su nacimiento me tiene loca… Pero vamos, que ya sabes lo que pienso al respecto del gran profesor de historia que podrías haber sido (y sin aprenderte los afluentes del Tajo, conste!) jaja.

    Ave, Dess!

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 22:36

      Es que si hacemos estas cosas sin rigor mejor no hacerlas, me indigna esa gente que habla sin concretar datos importantes 😀

      Besotes y gracias hermosa.

      Me gusta

  9. 20/01/2014 en 22:38

    Pues no, que no tenía ni idea del tal Cayo pero mira que era brillante el tipo. Eso de incluir a todo el mundo en la legión resulta interesante en contraste con el mundo actual, donde son los de abajo los que se van a matar a las guerras y las clases altas se quedan muy guardadas en casa.
    Gracias por traerlo a la mente. Me encanta tu acercamiento a la historia, que de por sí es fascinante, pero a través de tus ojos lo es más.
    Abrazo

    Me gusta

    • 20/01/2014 en 22:47

      Pero más allá de modernizar las legiones, de ser un gran estratega, siete veces cónsul, un político muy brillante, más allá de todo eso como digo es que es más que probable que sin él la República hubiera caído y el mundo evidentemente no sería igual, entre otras cosas no estaríamos ahora conversando en castellano.

      Besotes y gracis hermosa.

      Me gusta

  10. 21/01/2014 en 00:41

    Pero no sé, eso de inventar la legión, militarizar a las clases bajas, lo del águila… no me acaba de convencer, me da mal rollito. Casi que prefiero a Cayo Lara, hombre dequeísta donde los haya.

    Me gusta

    • 21/01/2014 en 08:14

      Hombre, hay que ver estas cosas en perspectiva, ir a la legión entonces para un señor que no era ni ciudadano de pleno derecho era salir de la miseria para hacerse una gran fortuna, a base de masacrar bárbaros vale, pero si nos ponemos estupendos mejor ni seguir con el debate 😀

      Me gusta

  11. 21/01/2014 en 08:57

    Pues estudiando Historia con la seta, que es mi última aproximación al mundo romano de la época, a mí este señor no me sale por ninguna parte, voy a poner una reclamación o algo porque si el Gran Lider habla de él es que merece figurar.
    Besos, querido

    Me gusta

    • 21/01/2014 en 09:04

      Bueno, no te creas que es raro que no apareca en los libros de historia del cole, ahí saldrá César y poco más, injusto del todo 🙂

      Besotes.

      Me gusta

  12. 21/01/2014 en 16:20

    Siempre me han gustado las historias de romanos y me han caído simpáticos siempre, éste romano parece algo realmente importante.
    Un Abrazo Maestro Dess… 🙂 .

    Me gusta

    • 21/01/2014 en 23:18

      Lo era, es una figura histórica de primer nivel, cuyo nombre, al haber sido obviado por el cine, que es quien da y quita relumbrón, ha quedado algo oscurecido, abrazos.

      Me gusta

  13. Luisa Angela
    21/01/2014 en 23:17

    A quien le pueda interesar he dejado mi comentario acerca de la ley del aborto.
    Un beso para todos

    Y perdona Dess por tomarme estas licencias

    Me gusta

  14. Gaviota
    22/01/2014 en 11:50

    Pues yo sin dudarlo me quedaría con Calígula, era el más loco, aunque este cayo es muy bueno también.
    Que tengas un buen día

    Me gusta

    • 22/01/2014 en 14:46

      Calígula, Nerón, suelen ser nombres que se citan más, aunque tengan mucha más literatura que importancia 🙂

      Feliz día.

      Me gusta

  15. 23/01/2014 en 10:43

    Pues dices que hay muchos que van a pedir temas “de follar” y todo eso que haces tan bien; pero de vez en cuando no te olvides de estos pobres lectores tuyos que disfrutan de estas historias tanto como de las otras.
    Como bien dices, Cayo Mario no hubiese entrado en el Top Ten de casi nadie. En el mío no, seguro, ya que no tenía noticias de tan insigne personaje. De todos modos me quedé con ganas de más. Tal vez dentro de algún tiempo pueda haber una segunda parte.
    ¿Y si Helloween entra ne el Top Ten? Mmmmmm….. tal vez como número nueve…. 😀
    Abrazo.

    Me gusta

    • 23/01/2014 en 14:06

      De hecho Mario ya había salido de forma secundaria como “resolvedor” de dos grandes problemas que tenía la república, volverá a aparecer porque su vida da para mucho.

      Helloween desde luego entra como número uno y destacado 😀

      Abrazos.

      Me gusta

  16. 24/01/2014 en 21:44

    A mí si me preguntan por diez romanos “ilustes” digo Caius Bonus, a ver si cuela. Como colase me iba a estar riendo hasta en mi entierro.

    Qué hombre más apañado. Además, si cargabas a los soldados hacían más ejercicio y se ponían más cachitas. ¡Todo ventajas!

    Me gusta

    • 24/01/2014 en 23:43

      Pues me da que alguno habrá con ese nombre, porque nombres graciosos tienen a saco estos romanos 😀

      Besotes querida.

      Me gusta

  1. 20/01/2014 en 08:20
  2. 20/01/2014 en 08:21

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: