Inicio > Historia > La gloriosa masacre de Loos.

La gloriosa masacre de Loos.

Ya hacía que no contaba referente a la gran guerra, contienda cruel y estúpida desde su génesis hasta su fin, a veces, más que contar las grandes cifras de muertos, heridos, desaparecidos y demás es mejor ir a un capítulo en concreto que de ejemplo de lo que supuso esta guerra, es lo que pretendo hacer con la Batalla de Loos, cuatro días de septiembre de 1915, cuatro días que resumen perfectamente lo que sucedió a lo largo de cuatro años en las trincheras del frente occidental.

Douglas Haig, ojo con este hombre, un verdadero héroe, como tantos otros en esa guerra, general al mando de las tropas británicas en el frente, tipo sereno, calculador, amante de sus soldados, decide tomar la localidad francesa de Loos, en manos alemanas, un objetivo vital para el transcurso de la guerra, tras esas cuatro jornadas de combates, a pesar de sus acertadas decisiones tácticas y a pesar de haber tenido éxito momentáneamente se tienen que retirar de la posición ganada y con 50.000 bajas por 25.000 alemanas acaba la batalla en eso, en una derrota, pero una derrota llena de sentido y heroísmo, ¿qué fallo?.

Loos Pues falló que lo anterior que te he contado no es más que lo que se supone que narró la radio británica en esos días para dar ánimos a la población civil que, a distancia, vivía los horrores de una guerra que ya por entonces se veía que no iba a ser tan rápida como se suponía.

Mandar más soldados a la batalla que balas tenía el enemigo, esa era la táctica del lumbreras de Haig, como tantos otros generales de la gran guerra la vida de sus soldados le preocupaba lo que a mí los topillos, en realidad lo que se sucedieron es una serie de ataques casi suicidas de los ingleses, basados en eso, en mandar chavales al matadero.

Se utilizó artillería, que es lo que se solía usar para debilitar las defensas enemigas, pero en cantidades inferiores a las necesarias, se usó armamento químico, pero bastante chapuceramente, casi tuvo más efecto en las filas propias que en las ajenas, cosas de no tener en cuenta la dirección del viento, así pues a Haig se le ocurre una gran idea, mandar a los más bisoños.

Consciente que los alemanes estaban casi como al principio de la batalla y que la cosa iba a ser más que complicada manda a los novatos, les come el tarro diciéndoles que la cosa va a ser más fácil que el que gane el Madrid con Muñiz Fernández de árbitro, ¿tanto mi general?, o más, que los alemanes están en plena retirada y que casi va a ser un paseo, “con dos británicos cojones chavales”.

Y allí se lanzan los imberbes soldados ingleses contra las líneas alemanas, estos los masacran, sin sufrir ni una sola baja acaban con casi la totalidad de los asaltantes, fue tal la cosa que ni siquiera los ametrallaron cuando al fin se retiraron, el impacto de ver tanto muerto en apenas minutos hizo que cesaran el fuego a pesar de que les ordenaron continuar la matanza.

Cierto que en cargas posteriores lograron tomar la importante y vital plaza, pero la falta de refuerzos y suministros les hizo volver, como decía al principio a sus posiciones iniciales. De hecho la historia de Loos no es sino la historia de todo el frente, ataques suicidas que causaban enorme cantidad de muertos sin apenas ganancias de terreno, de hecho las líneas cuando se firmó el armisticio las líneas estaban poco más o menos como estaban al principio de la guerra.

Bon Jovi para la posdata, una de sus baladas, “Bed of Roses”.

  1. 07/12/2013 de 00:59

    Es lo que tiene que te importe una mierda la vida de tus subalternos. Carne prescindible. La primera guerra mundial es una gran desconocida para la mayoría de nosotros.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 16:48

      Si en alguna guerra importaba una puta mierda la soldadesca, para sus propios jefes, fue en esta sin duda alguna, sobre todo por parte aliada, aunque ni mucho menos en exclusiva.

      Abrazos.

      Me gusta

  2. 07/12/2013 de 02:15

    Los que viven de la profesión son ellos, los patriotas son ellos, los que se cuelgan las medallas son ellos, los que pasan a la historia son ellos… pero los que se juegan la vida son los que ni viven de eso, ni son patriotas, ni se cuelgan medallas, ni pasan a la historia.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 16:50

      Lo bueno en este caso es que la inmensa mayoría de generales de aquella guerra han pasado a la historia, cierto, pero de aquella manera, “leones mandados por borregos”, no se me ocurre guerra en la que durante cuatro años un soldado pudo vivir tanto horror.

      Abrazos.

      Me gusta

  3. 07/12/2013 de 02:34

    Ah… la historia y sus historias poco contadas… En cuanto a Haig no hay mucho que decir. Militar y ya. ¿Qué puede esperarse de una mentalidad marcial? En fin, que no me he quedado sin palabras pero las que me salen no son demasiado elegantes como para incluir aquí.
    Si, como te dije alguna vez, tus post sobre ciclismo suelo pasarlos después de algunas líneas (la honestidad no quita lo cortés y ésto no quita lo valiente, dicen…) pero éstos históricos son estupendos.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 16:52

      Militar en el peor sentido de la palabra, que en esa profesión también hubo gente bastante decente, como Lettow, Haig responde a lo peor de la especie, capaz de sacrificar miles de vidas en un par de días, literalmente, por un objetivo militar bastante insignificante, de hecho conviene recordar que después de cuatro años y millones de muertos las líneas acabaron casi casi donde comenzaros.

      Abrazos.

      Me gusta

      • 08/12/2013 de 02:14

        Ése último punto, el de las fronteras, resume de manera perfecta tu punto. Después, en líneas generales, los militares me caen bastante mal, seguro que ha habido excepciones, pero son eso: excepciones.
        Un abrazo.

        Me gusta

        • 08/12/2013 de 21:59

          Hombre, es un oficio con muy mala prensa, curiosamente mucho peor que quienes les ordenan ir a ordenar, ellos casi nunca declaran las guerras, el que sean buenos o malos en su trabajo es algo bastante subjetivo, yo siempre miro el tema desde el punto de vista táctico, pero vaya, entiendo que eso, que no sean gente de arrastrar multitudes.

          Abrazos.

          Me gusta

  4. 07/12/2013 de 13:21

    las guerras.. no deparan nada bueno.. lo que tiene que ser difícil controlar tanto terreno, tantos militares.. tantos destacamentos.. y total para que? para muertos y más muertos… civiles y soldados… y encima con ataques suicidas como el que relatas…

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 16:53

      El problema precisamente es que los terrenos donde se movieron estos era bastante pequeño, durante años asomabas la cabeza y si no te la volaban veías siempre al enemigo, sin moverte de tu sitio.

      Besotes.

      Me gusta

  5. 07/12/2013 de 13:41

    ”La patria es un sentimiento sencillamente popular, del cual suelen jactarse los señoritos. En los trances más duros, la invocan y la venden; el pueblo la compra con su sangre y no la mienta siquiera.” Esto decía Antonio Machado en “Juan de Mairena”. Señoritos ingleses, habría que decir en este caso, si es que eso existe.

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 16:54

      Encima que mandaron a una pila de jóvenes al matadero por un asunto en el que en principio nada les atañía, jamás el asesinato de un archiduque produjo tanta miseria.

      Me gusta

  6. 07/12/2013 de 17:17

    Secundo la alusión a Muñiz Fernández, ese hombre a un bote de gomina pegado.

    Me gusta

  7. 07/12/2013 de 18:16

    Es una pena cómo no les duelen prendas a la hora de mandar chavalillos a una guerra, a sabiendas de que van a morir, con tal de mantener inflamado el sentimiento patrio. Tengo entendido que la media de edad de los soldados americanos en Vietnam era de 19 años. Es vergonzoso. No sabían ni a lo que iban, los pobres… Un besote.

    Me gusta

    • 07/12/2013 de 18:53

      Aquello era normal, ya que Estados Unidos no entró nunca en guerra oficialmente, por lo que los que iban a Vietnam eran en su inmensa mayoría militares de reemplazo, los de la mili de toda la vida vaya, literalmente hacían la mili en Vietnam.

      Besotes querida.

      Me gusta

  8. 08/12/2013 de 01:12

    Me gusta Bon Jovi, que lo sepas.
    Un beso.

    Me gusta

    • 08/12/2013 de 21:55

      A mí me gustaban y bastante, fueron perdiendo y para mí hoy en día no son ni la sombra de lo que fueron, di que sus tres primeros discos son tan buenos que alcanzar de nuevo ese nivel se antoja complicado.

      Besotes.

      Me gusta

  9. 08/12/2013 de 10:35

    Ay Dess! Hoy me pillas perezosa para comentar sobre el fondo del post, es cuestión de estado anímico. Sin que sirva de precedente me dedicaré a la postdata.
    Tú que entiendes de música mucho más que yo ¿porqué Bon Jovi que a mí concretamente me gustan siempre han tenido esa fama en algunos sectores como de que si eres un autentico rockero no te puede gustar Bon Jovi? ¿Ser comercial está reñido con el rock? Son preguntas retóricas.
    Los eunucos para mi hija, a mí que me presten a éste un ratico con todos sus atributos que ya sabré sacarle provecho.
    Besos, querido

    Me gusta

    • 08/12/2013 de 22:03

      El problema de Bon Jovi es que cambiaron tanto su música que no se les reconoce, siempre fueron de baladas, pero es que sus últimos discos son recopilatorios de baladas, no hay temas como “Runaway” siquiera, ni qué decir “Lining on a Prayer”, cuando creces musicalmente con esos temas y te encuentras lo que hacen actualmente…

      Pero para mí no es que vendan discos, porque entonces los vendían y muchos, es más ese cambio de registro, pasé de amarlos a no soportarlos.

      Besotes.

      Me gusta

  10. 08/12/2013 de 14:08

    Siempre he pensado (coincidiendo contigo) que ésa primera guerra mundial era una forma estúpida de mandar hombres a la muerte en ésa táctica de trincheras tan criminal.
    Sangrienta batalla la que nos has relatado con final también estúpido.
    Un Abrazo Maestro Dess… 😦 .

    Me gusta

    • 08/12/2013 de 22:04

      La guerra más estúpida de la historia, sobre todo en el frente occidental, miedo no, lo siguiente da pensar en haberla vivido.

      Abrazos.

      Me gusta

  11. 08/12/2013 de 15:27

    Te veo con gran éxito como cronista de las hazañas más espeluznantes que se dan en el mundo. No te privas de nada y haces que lo leamos como si nos estuvieras contando la última película que has visto. Mérito el tuyo y no el de las crónicas de hoy que para empezar el cronista tiene que estar in situ, rozándole las balas por todos lados, o sufriendo los temblores del terremoto y quemándose con los incendios. Así no hay crónica que se salve porque no nos enteramos, estamos diciendo: “quítate de ahí y lárgate”.
    Besos Dess

    Me gusta

    • 08/12/2013 de 22:05

      Yo lo he dicho en alguna ocasión, no me gustaría vivir guerra alguna, pero menos esta, es pensar en el chaval que llega a las trincheras y pasa meses, años, sufriendo como un perro para al final tener una muerte inútil por completo y vaya, me entran escalofríos.

      Besotes querida.

      Me gusta

  12. 08/12/2013 de 19:57

    Aunque te importen una bosta de vaca me parece de lo menos rentable, a no ser que, a parte de que quieras que se queden sin balas, vayas justo de raciones alimenticias. No sé, perder hombres así porque sí… ¿Con qué fin? ¿Que abonen la tierra? ¿Quién sacará el país adelante después de la guerra si se queda sin gente joven? ¿Hacen más? Yo no lo veo…

    Me gusta

    • 08/12/2013 de 22:08

      Realmente es inexplicable desde todo punto de vista, sé que muchos generales aliados lo que tenían en mente era aplastar al enemigo, sin más, sobre todo al final de la guerra, huelga recordar lo que pasó el último día de la guerra que es algo de contar y no creerse nadie.

      Hubo batallas que tenían su sentido militarmente hablando, campañas que de haber salido bien hubieran dado la victoria, pero esta no, y como esta hubo centenares, es lo que lo hace incomprensible para mí.

      Besos jovenzuela.

      Me gusta

  13. 09/12/2013 de 11:20

    Coño! Ahora entiendo esa mentalidad británica de putear a los de abajo mientras los de arriba están tan panchos…Menos mal que estás tú para explicarlo!!!

    Un beso!!!!

    Me gusta

    • 09/12/2013 de 13:07

      Y curiosamente en esas mismas fechas la mujer como género recibió en Inglaterra un tremendo impulso de derechos y liberación, cortamente cierto, porque fue acabar la guerra y se acabó casi todo, pero vaya, que le echaron un buen par.

      En honor a la verdad hay que decir que los franceses y americanos no se quedaron cortos en aquellos días tampoco.

      Besotes.

      Me gusta

  1. 12/07/2014 de 00:03

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: