Inicio > Tonterías > El hombre que le daba a los poemas flácidamente, pero con amor propio.

El hombre que le daba a los poemas flácidamente, pero con amor propio.

“Querida, tú, para mí, fuiste un puerto en el que cobijarme, tus ojos los faros que me mostraron el camino, tus pechos los amarres donde asegurar mi estancia, tu sexo el lugar ideal para encallarme”. “Querida, al igual que una tormenta hizo que llegara a ti, otra hizo que recalara en esta espectacular rubia que tiene no dos, sino cuatro faros, pues tales pezones iluminan mi vista como frágiles luciérnagas en el caminar de la vida.” “¿No es, acaso, cierto que ayer la tempestad llegó a nuestro matrimonio?, ¿es mentira que palabras gruesas separaron tu gruesa existencia de mi vida?”.

Merikeit tardó en reponerse, del susto e impresión, la imagen de su querido Manolo en brazos de una exuberante rubia vestida sucintamente estuvo cerca de desesperarla y provocar que salieran de su boca improperios, mas tras contar hasta 9, que hasta 10 no pudo, logró articular un par de frases cuidadas a la par que respetuosas.

amor propio“Hijolagranputa¡¡¡”, “¿faros?, ¿puerto?”, “¿ahora llamas encallar a metérsela hasta el zancarrón?”, “no discutimos, so imbécil, gruesa será tu madre, asqueroso, solo te dije que hoy iríamos a comprarle zapatillas a la niña y tú dijiste que te daba pereza, ya veo que para zumbarte al putón este no te la dio no.”

Mas eso no fue lo que le dolió a Manolo, lo que realmente le hizo daño fue la posterior aseveración de su esposa, “que sepas, desgraciado de mierda, que tus palabras lejos de sonar poéticas han sonado a flácido”.

Manolo rompió a llorar, desconsoladamente, titubeante y con los ojos rojos como los garbancitos de la rubia, contesto: “Merikeit… me hiciste daño, me has herido el amor propio”.

Cosas de la literatura barata, de repente y sin que medie explicación alguna por el autor del relato, por abreviar y porque no tiene ni puta idea del asunto de juntar letras, encontramos a Manolo y Merikeit reconciliados en la consulta del médico, el doctor Flanagan para más señas. Ahora, en otra de esas incoherencias del autor, en vez de poner los diálogos entre comillas los pondrá con guioncitos.

-Buenas-dijo el buen doctor-apuren que esto es la seguridad social y tengo manifa.

-Mi marido doctor, MI MARIDO¡¡¡-dijo Merikeit, aunque esto sobraría ya que es evidente que la única de los tres que tiene marido es ella, que Flanagan no es gay.-mi marido, tiene herido el amor propio.

-Interesante de veras, déjeme echarle un vistazo.

Tras examinar su caja de sentimientos el doctor Flánagan advirtió que la cosa tenía mala pinta.

-Advierto que la cosa tiene mala pinta-advirtió el doctor Flánagan.

-¿No acaba de gastar el autor dos líneas para decir lo mismo?-dijo el pobre Manolo.

-Es por hacer bulto, anda escaso de ideas-dijo la enfermera que hasta ahora no sabíamos ni que existía, pero porque no estaba buena, si no el autor ya se habría encargado de hacer, por fin, una puta descripción.

-Señores, solo hay una solución, un trasplante-dijo Flanagan-casualmente acaba de fallecer un señor de su misma edad, estatura e ideas políticas, cuyo amor propio estaba intacto, nunca lo llegó a usar, de joven era sindicalista vendido a la empresa, luego se folló a la hija del jefe, la dejó encinta, se hizo cargo de la empresa, constructora de campos de golf, pasó a ser concejal de urbanismo en Urbanizaciones del Mar, provincia de Mordor y de ahí a escribirle los discursos a la Cospedal.

-Uy la Cospedal doctor, qué morbazo me da, ahí con la mantillita…

-Calle calle Manolo, qué me va a contar, la de análisis de esperma falsificados que me ha dado, pero responda, ¿le interesa?.

A todo esto Merikeit ya no estaba, ignoramos la razón, habría ido a llamar a su madre, qué se yo, todos sabemos que si están diez minutos sin darle novedades a la sargenta. Así que Manolo se sincero.

-Mire doctor, realmente me la suda el amor propio, fíjese con qué estoy casado, lo tengo para el arrastre, si voy a comer a diario donde su madre y todo, además que siempre dicen que con el amor propio herido es cuando se paren las mejores poesías, así que le doy la mano agradecido y me marcho.

Flanagan le apretó la mano mientras Manolo no acertaba a dar más que flácidamente su mano, pero no llegó a salir, un móvil sonó, la enfermera, era su suegra disfrazada (advierta el lector la genial ocurrencia de haber sacado a Merikeit a llamar por teléfono, lo cual le da sentido y lógica al asunto), sin mediar palabra, sólo insultos, la buena mujer estampó media docena de bisturís en el cuerpo de Manolo, dejándolo muerto, del todo.

Meses después el doctor Flanagan ofrecía un amor propio en buen estado, casi nuevo, perteneciente a un genial poeta y navegante a quien una tormenta, de las gordas, le apartó de la vida.

En el hilo musical sonaba una canción de Dreamtale, titulada “Reasons Revealed”.

Anuncios
  1. 08/11/2013 en 00:29

    jejejejejejje, ¡eres genial!! No te mueras nunca, po favo, jajajajaj
    Ay que me da un algo!!! Ya estoy hiperventilando de la risa, jejejejej
    Venga va, ¡voy a darle al play!, a ver si me calmo un poco!!!! Cuando deje de reír, ya podré juntar los labios para dejarte los besitos, jejejejejj

    Me gusta

  2. 08/11/2013 en 00:35

    Como estoy falta de ideas y mi razonamiento está en estado catatónico, diré solamente que es una historia muy cómica jaja.

    Bueno bye.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:33

      Bueno, con eso vale, si yo se lo digo siempre a mi mujer en la cama, lo bueno si breve dos veces bueno 🙂

      Besos querida.

      Me gusta

  3. 08/11/2013 en 00:37

    Pues me ha gustado mucho… debería de haber menos diferencia de opinión entre la estrellita nº 4 y la nº 5 🙄

    Ahora sí: besitos!! 🙂

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:35

      Revisaré las puntuaciones pues en tu honor, a ver si alguien más repara en el fin de las estrellitas 😀

      Me gusta

  4. 08/11/2013 en 00:38

    Jajaja, no había visto lo de que cada diez comentarios entrarás en un sorteo… ¿Ya hice diez comentarios? ¿Cuántos me faltan? ¿Gané?
    Tu texto me hizo morirme de risa, genial la idea, me encantó la parte en la que los personajes hablan del autor, me hizo mucha gracia. Y cuando el doctor saca su caja de sentimientos. Buenísimo querido.
    Un beso grande Dess, y si gano el sorteo no te olvides de avisarme…

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:38

      Pues mira que yo pensaba que tú habías sido la que me mando un doberman cuando le mandé el certificado de que habia ganado el sorteo 😀

      Muchas gracias querida.

      Me gusta

  5. 08/11/2013 en 00:59

    Como no me deja usar la línea esa que tacha las letras y que tan bien sirve para disimular, dejaré el comentario sobre Cospe en que, más que con mantilla, la prefiero con collar de esparto. Sin segunda parte.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:39

      Es que eres joven y aun no tienes perversiones sexuales así gordas, cuando tengas mi edad verás que la única manera de joder a la derecha es precisamente como te digo yo :mrgreen:

      Me gusta

  6. 08/11/2013 en 03:59

    Hoy has estado sembrado, amigo.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:40

      Gracias hombre, mira que yo esta la tenía en el cajón de pijadas para rellenar huecos.

      Abrazos.

      Me gusta

  7. 08/11/2013 en 08:27

    A mí lo que más me gusta es la voz en off, lo del narrador y su contrapunto me flipa siempre jajaja, es lo mejor, da igual lo surrealista que sea la historia.
    Hoy muchos besos, querido

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:42

      En realidad la entrada tenía dos ideas, una, la surrealista de herir el amor propio, hacerlo literal, y dos, hacer un poco de autocrítica del poco sentido que tengo como “escritor”.

      Besos y gracias querida.

      Me gusta

  8. 08/11/2013 en 09:25

    Qué digo yo. “Pa” qué voy a decir “ná” si has “estao” “sembrao”, obsérvese como entrecomillo las palabras mal escritas para que se sepa que es adrede. 😛
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:42

      Gracias mozo, se agradece el cumplido, pero la buena que sepas que es la de Pizarro 🙂

      Me gusta

  9. 08/11/2013 en 10:03

    Totalmente surrealista, yo no sé que te tomas pa tener tanta inventiva 😉 Aunque eso de trasplantar el amor propio… no des muchas ideas que con la escasez de amor propio que hay y la abundancia de egos que no higos… A saber que se inventan. Abrazos Dess, feliz viernes!

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:43

      Es que a mí hay frases que me suelen molestar, eso de “me has herido el orgullo”, no sé, no me explico cómo se puede hacer eso 😀

      Gracias reina, feliz finde.

      Me gusta

      • 08/11/2013 en 23:46

        A mí también me pasa “nunca te dejaré en mal lugar” esta, me repatea 🙂 Feliz finde! Abrazos!

        Me gusta

        • 08/11/2013 en 23:57

          Mujer, si te dejan mientras estás en el sofá relajadita tampoco es mal sitio 😀

          Me gusta

        • 09/11/2013 en 00:00

          No lo había visto nunca desde ese punto de vista. Siempre es bueno ver otra perspectiva, debería habertelo comentado antes! Me quedo más tranquila! 😀

          Me gusta

        • 09/11/2013 en 00:00

          Siempre para servirte, faltaría más 🙂

          Me gusta

  10. 08/11/2013 en 10:51

    Realmente bueno, Maestro. Lo he disfrutado mucho mucho 😛
    Besazo

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:44

      Gracias querida, que sepas que he desarrollado el asunto del parto, tardará en salir, pero hecho está 😀

      Me gusta

  11. 08/11/2013 en 11:54

    Jajajaja. Me ha encantado… Sobre todo que los protagonistas se metan con el autor. Ser escritor está sobrevalorado. Si los personajes opinaran… Besotes!!!

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:45

      Con lo pelota que es Petardita no sé cómo no la incluí, esta banda la verdad es que son unos desagradecidos de narices 😀

      Besos y gracias.

      Me gusta

  12. 08/11/2013 en 16:01

    Eres la leche 😀

    Me gusta

  13. 08/11/2013 en 16:24

    Pobre poeta fue descubierto en el peor momento, ahora ya, ni poeta ni ná.
    Buen Fin de Semana Maestro.
    Un Abrazo Dess.. 🙂 .

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:47

      La cosa es que debía de ser su principal arma para el frote, era malillo pero siempre hay oídos prestos a escuchar cualquier cosa 🙂

      Feliz finde mozo.

      Me gusta

  14. 08/11/2013 en 19:19

    No he pillado la moraleja, lo que si he pillado es la cancion, que voz tiene este tio, fantastico y la guitarra no esta nada mal! ;D
    el relato lo tengo que leer otra vez que ha Emy le ha hecho mucha gracia pero yo ando un poco espesa… Muakssssssssssssss

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:50

      A mí esta banda me gusta bastante, no se complican mucho la vida, van a lo práctico y a lo de siempre pero les sale bastante bien, no es nada original pero vaya, para ir en el coche y ponerlo a todo volumen cumple de sobra 😀

      La moraleja está clara, si te hieren el amor propio tómate una aspirina, si vas al médico acabas mal, o muerto o te sacan colesterol alto 😀

      Besotes.

      Me gusta

  15. 08/11/2013 en 19:37

    Me ha encantado la poesía que destilan las frases de Merikeit cuando le hiere el amor propio a Manolo. Son tan tiernas…
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:52

      Ojo, y sosegadas, sobre todo sosegadas, para el momento en el que las suelta demasiado suaves y como dices, poéticas 😀

      Besotes.

      Me gusta

  16. mpmoreno
    08/11/2013 en 19:47

    Si lo hubiera dejado muerto, nos quedaría alguna esperanza, porque el personaje da juego con esa familia que tiene, pero dejándolo muerto del todo, ya no le veo ninguna opción. Bueno, del autor que le parió cualquier cosa se puede esperar.
    ¿Por qué no cogen los políticos como asesores a humoristas inteligentes? Al menos les cambiarían el rictus.
    Un abrazo

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:54

      Mujer, el hombre que daba la mano flácidamente ha muerto ya alguna que otra vez, me acuerdo yo cuando, por ejemplo, engañó a su famlia diciéndoles que se iba a morir de un momento a otro, al final murió claro, pero no solo 😀

      Ahora, lo que no sé es si en alguna de las que hay pendientes de publicar sale otra vez, pero va a salir la hija de Flanagan, que esa sí que mola 🙂

      Besos y gracias.

      Me gusta

  17. 08/11/2013 en 19:47

    Ay, maldito amor pronto…

    Dess, con la mano en el corazón te digo: que el dios que quieras te dé pocos hijos y muchos intentos.

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:55

      Si me diera uno pongo una demanda a la clínica que me operó de vasectomía 😀

      Besotes jovenzuela.

      Me gusta

  18. 08/11/2013 en 21:00

    ¡El amor propio que importante¡. Lo mas interesante de todo es la descripción de ese señor ,sindicalista etc etc ,que tenia el amor propio intacto ,a base de arrasar y pisar con delicadeza jajaaja .¿lo mas original? La mantilla de la Cospedal jaajjaja. Flanagan es polifacético ,igual te desarrolla el papel de médico, el de poli malo, el de poli bueno. Como se nota que con los recortes ,tienes que reducir la plantilla jajajaa siempre los mismos actores… No puedo evitarlo ,me parto de la risa. Besos guapo. Elssa Ana

    Me gusta

    • 08/11/2013 en 23:56

      Ahí estamos, viendo lo único de la historia que tiene algo de sentido, realmente es injusto generalizar, peor mis experiencias al respecto no son muy buenas no.

      Besos y gracias reina.

      Me gusta

  19. 09/11/2013 en 09:43

    Alucinada me tienes con tu inventiva, hasta tus personajes se declaran fans tuyos. Ese momento del relato es memorable, me gusto tanto que volví a releerlo para comprobar la calidad del detalle.

    Que sepas q tu cliché suegra supera todo lo habido y por haber !!!pobre Manolo!!!

    Me gusta

    • 09/11/2013 en 13:04

      Son un poco cabrones, te desnudan las carencias a la mínima, les voy a mandar a protagonizar dramones y culebrones, a ver si espabilan 😀

      Besos y muchas gracias.

      Me gusta

  20. 09/11/2013 en 21:05

    jajajaja, jajajaja, jajajaja…en esta has de reconocer que te has atiborrado a pastillitas rosas que te han hecho ver elefantes de colores mientras escribías…jajaja.

    Un poco más y haces el guión de Amanece que no es poco.

    Me descojono. Besos.

    Me gusta

    • 09/11/2013 en 23:45

      Este es claro ejemplo de desvarío improvisado, ya sabes, “vamos a escribir de un amor propio herido” 😀

      Besos y gracias hermosa.

      Me gusta

  21. 10/11/2013 en 19:42

    Uno no puede distraerse que tus fans ya lo han dicho todo, personajes incluidos. Poco hay que reprocharte en este divertidísimo absurdo, excepto que encuentres sexy (tú o tus personajes, me da igual) a esa versión ibérica de Miss Piggy. Besos.

    Me gusta

    • 10/11/2013 en 23:31

      Yo encuentro sexy casi a cualquier cosa que se menee 😀

      ¿Tanto se nota el amor que desprenden los personajes con su autor?, en fin, habrá que practicar más.

      Besotes.

      Me gusta

  1. 08/11/2013 en 00:08
  2. 08/11/2013 en 00:12
  3. 08/11/2013 en 00:13
  4. 08/11/2013 en 00:13

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: