Inicio > Historia > Vamos a romper una lanza.

Vamos a romper una lanza.

“Romper una lanza”, frase de tipos cojonudos, más o menos sabemos de su significado, más menos podría asemejarse a “poner la mano en el fuego”, frase que paso, inmediatamente, a apuntarme en la cabeza para ver de dónde viene. Quizá lo de la lanza es más proactiva, lo de la mano en el fuego, pues eso, se pone, unes tu destino al del señor por quien la pones, pero lo dicho, si rompes una lanza por alguien se supone que aparte del gesto haces algo más, le defiendes activamente.

¿De dónde viene la expresión?, pues como tantas otras de la antigüedad, en este caso de la Edad Media, época de duelos, luego se usaron los duelos a pistola, ahí al amanecer, pero entonces eran más brutotes, más con espadas, o en duelos de esos a caballo lanza en ristre, esos cruces de miradas míticos entre los contendientes justo antes de bajarse los yelmos y atizar al caballo para buscar al enemigo…

duelo medieval Mas es probable que te surjan dudas al respecto, no tiene mucho sentido ¿no?, te bates en duelo, vale, ¿y?, ¿qué tiene que ver eso con apoyar a nadie?, es que hay truco, tendemos a ver los duelos medievales como luchas entre señores y caballeros, por una ofensa, por una princesa, por lo que sea, pero vamos, que los listillos no se inventaron ayer.

La cosa iba más menos asín, estás tú ahí rompiendo tu lanza frotando con una damisela, hablamos de la Edad Media ojo, viene su pariente, ahora te daría dos hostias, pero de aquellas te exigiría una satisfacción que se dice, lo suyo es que entonces tú y el deshonrado os batierais en duelo al día siguiente, sí por los cojones, que honra tenían mucha, pero apego a su pellejo más, y vale, se han cepillado a mi moza, pero si me bato en duelo es probable que al que se cepillen sea a mí.

Porque hay que tener en cuenta que en esa época el padel no estaba inventado, por lo que las clases altas realmente tenían una forma física deficiente, yo a su lado pasaría por deportista de élite, para que te hagas una idea, es probable que el ofensor tampoco es que corriera los cien metros vallas a diario, pero ante la duda la más tetuda, era más fácil mandar a otro a defender tu honor.

Entonces pues o bien contrataban a un caballero o lo tomaban de entre los suyos, o entre sus hombres de armas, o algún colega, un familiar, qué se yo, quien fuera. El tipo iba y era quien se batía en duelo con el otro, que evidentemente tampoco era el que se folló a la tipa, es más, es probable que durante el duelo, mientras el marido “lucha” por su honor, el tipo estaría de nuevo metiendo fichas con la mozalbeta.

Por lo general en esos duelos no moría nadie, cosas del cine que lo exageran todo, lo normal es que se buscara un punto en el que se decidiera el combate, y este solía ser romper la lanza propia, si rompías la lanza ganabas el duelo, si ganabas el duelo, rompiendo la lanza, habías defendido a tu representado con dos cojones, de ahí el sentido de la frase “romper una lanza”.

¿La propia?, sí, tres veces, en la armadura del contrario, como los “tocado” en las luchas de esgrima, era eso, más deporte que otra cosa, esto de los duelos no tiene mucho que ver con las “justas” que se llaman, que eran anteriores y que ahí sí que corría la sangre de lo lindo, de hecho se cambió el tema por los duelos precisamente para eso, para evitar muertes tontas, lo dicho, otra curiosidad histórica narrada con rigor y objetividad por tu líder de opinión favorito, y encima música, Heavenly, “Carpe Diem”:

Anuncios
  1. Triste Sina
    11/10/2013 en 00:42

    O sea que eran unos fantasmas… medievales.

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 07:16

      Sí, mucho “te voy a arrancar la cabeza” y “sujétame que le mato” pero al final romper un cacho de madera y encima subrrogadamente.

      Me gusta

  2. 11/10/2013 en 02:57

    Valla y yo que pensaba que eran salvajes para todo! Ya no me compensa viajar en el tiempo para verlo… Bueno si, que estan las justas jejejeje. La música mañana (cosa de los cuervos) Besitos posesos.

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 07:17

      Yo digo que si ni siquiera entre los antiguos gladiadores había muerte en la arena, y la mayoría eran esclavos, difícil verlas en estos juegos donde participaba gente pudiente, de haberlas era casi siempre mero accidente, de hecho ni en las justas era habitual ver morir a los contendientes.

      Besos querida.

      Me gusta

  3. 11/10/2013 en 07:53

    No son horas, pero luego escucharé la canción. No sé por qué será, pero la intuyo estimulante 😛
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 08:00

      Uff, me da que no va a ser muy de tu agrado 🙂

      Abrazo.

      Me gusta

      • 11/10/2013 en 08:03

        La portada promete 😀

        Me gusta

        • 11/10/2013 en 08:06

          Sí, son muy de usar chavalas carnosas 😀 pero es puro power metal, a mí evidentemente me chiflan, es la banda de power metal, o una de ellas, más en forma del momento.

          Pero es eso, doble bombo y guitarras rápidas.

          Me gusta

  4. 11/10/2013 en 09:46

    A mi me recuerda a las peleas de colegio, mucha palabrería y empujoncito y tal pero luego no se cruzaba ni una hostia..
    Bueno habia casos en que si, que los morros sangraban de lo lindo, pero la mayor de las veces no.

    NA: Fui a oir la canción pensando que había vídeo tipo portada, que prometía ja, ja… 😦

    Un abrazo.

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 10:27

      No, es eso, portada 😀

      A ver, entre ellos, entre los caballeros, los hombres de armas y demás era bastante lo que dices, incluso en batallas gordas, era época de ejércitos poco numerosos, pero la plebe… ay la plebe…

      Abrazos.

      Me gusta

  5. 11/10/2013 en 09:55

    Con lo guarretes que debían ser en aquella época y encima la armadura, debían oler a flores frescas 😉 Besos Dess que tengas un buen viernes.

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 10:28

      Es que es imaginarlos vistiéndose y desvistiéndose y entiendo que no vieran el agua ni en las tormentas 😀

      Y ellas también ojo, que llevaban enaguas y falditas para aburrir.

      Besos y feliz finde.

      Me gusta

      • 11/10/2013 en 10:31

        Sí, sí… Tener un escarceo, era para pensárselo dos veces! Feliz finde! 🙂

        Me gusta

        • 11/10/2013 en 10:32

          Imposible, necesitabas media hora solo para ponerte al tema, no creo que hubiera mucho preliminar 😀

          Y con el libro de instrucciones ojo.

          Me gusta

  6. 11/10/2013 en 11:08

    jejejje, o sea que los cuernos se hacían públicos sí o sí 😛
    A mí me has dejado a medias y me surgen muchas dudas… oye ¿y el cornudo llevaba una banderita, un penacho, un ¿queséyo? para distinguirlo del ofensor?
    ¿Luego qué pasaba con el matrimonio, influía en algo quién rompiera la lanza al final?
    ¡Uff, habría hombres que se pasarían la vida a caballo intentando romper lanzas!!, jejeje, ¡cuánto me gusta esta entrada!!!, te pongo 5 estrellitas
    ☆☆☆☆☆

    Muchos besitos de feliz finde!!

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 11:42

      No mujer, el duelo se hacía “por unas tierras” 😀 luego pues eso, al duelo, la gente como siempre animando al que gane, en eso poco ha cambiado la cosa.

      Los más perjudicados como siempre los más débiles, los pobres topillos que estaban ahí en el campo del duelo, “mami mami, un caballo me ha pisado”, pero ya entonces pasaba la gente bastante de ellos, “contagian la peste” decían, a los topillos si que les hace falta que alguien rompa una lanza por ellos.

      Besos reina, recuerda, las estrellitas son para la canción :mrgreen:

      Me gusta

      • 11/10/2013 en 14:58

        ¡Ya lo sé bonico, que las estrellitas son para la canción, jeje, pero las de arriba!!! ¿Tú has visto que les haya dado?, jajaja, pues yo tampoco.
        Sin embargo he querido premiar tu post con algo más que un simple “me gusta”, que total solo pone mi foto ahí en plan sello al lado de otros, y todo agradecimiento me parece pobre 😛

        Espera que te traigo otro premio 😉

        Me gusta

        • 11/10/2013 en 15:16

          Y qué mayor premio puede tener nadie en esta vida que poder decir que te conoce 🙂

          Me gusta

        • 11/10/2013 en 15:20

          ¡Calla, calla zalamero!… bueno pensándolo mejor, no, jejejej, ¡puedes seguir!!

          Me gusta

      • 11/10/2013 en 14:59

        Que ruin ha sido siempre la gente con los pobres topillos… :mrgreen:

        Me gusta

        • 11/10/2013 en 15:17

          Mira, estoy por hacer una entrada al respecto, ya te contaré 😀

          Me gusta

        • 11/10/2013 en 15:21

          ¡Pero avísame, que no me la quiero perder!!! 😀

          Me gusta

        • 11/10/2013 en 15:36

          Tu tranqui que me da que te irás de vacaciones antes de que salga, tengo un montón de entradas ya programadas, te aviso 🙂

          Me gusta

  7. 11/10/2013 en 11:39

    Está muy bien eso para los que tenían medios y ejército, hacían lo que les apetecía y luego mandaban a sus guerreros a romper lanzas en su favor.
    Lo mejor es que no se derramaba sangre inútilmente.
    Un Abrazo Maestro Dess.. 🙂 .

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 11:44

      Es más, alguno de los combatientes era eso, combatiente profesional, una especie de gladiador medieval que luchaba sirviendo al mejor postor, he ahí que estas cosas casi siempre las ganaba el más poderoso, pues podía permitirse al mejor rompiendo lanzas.

      Abrazos.

      Me gusta

  8. 11/10/2013 en 11:52

    O sea, que mucho lirili y poco lerele, que se dice. Te exijo una satisfacción pero mando a otro a jugársela por mí. Pero el otro tampoco va a morir y, encima, va a quedar con la lanza intacta. Al final, salía perdiendo el que ganaba, que tenía que lamentar pérdidas materiales. Besotes!!!

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 15:11

      Hombre, imagino que esto sería como los juicios actuales y el perdedor pagaría las costas, porque si no 😀

      Imagino que las lanzas baratas no debían de salir, por lo demás sí, era precisamente eso, teniendo pasta era sencillo ponerte farruco y retar a todo pichichi.

      Besos Alterita.

      Me gusta

  9. 11/10/2013 en 12:48

    buenooooo… chico es viernes!!!! ahora toca disfrutar, y a ver si no tienes que romper ninguna lanza por nadie este fin de semana!

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 15:14

      Yo nunca, soy cobarde, de pequeño mandaba a mi hermano y ahora mando al pitbull, la llamo y le digo “suegra, mira lo que ha dicho perico de ti” y se pone como lo que es, una fiera 😀

      Me gusta

  10. 11/10/2013 en 12:56

    No es que yo sea una sanguinaria pero entonces ….¿no se mataban? era de broma? jugaban a luchas vamos…..mis hermanos de peques jugaban a eso….pero con espadas de madera y más de una se rompío y no se daba tanta importancia se ponía esparadrapo y a correr….
    Pero pensándolo bien es que en la edad media tenían mucho tiempo para….t..o…d..o..
    Un beso enorme con alas gigantes..(eso por ser finde)

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 15:15

      Era lucha simbólica, en realidad era así, pocos morían, pero ya te digo que antes sí, las justas eran bastante más mortíferas.

      Besos querida.

      Me gusta

  11. 11/10/2013 en 16:10

    Si es que está comprobado que “los machaca” existen desde hace siglos.
    Luego el ofendido se jactaría de cómo había defendido su honor, mientras su machaca se untaba crema en las posaderas enrojecidas por aguantar encima del jamelgo en el duelo…. 😀
    Besazo Maestro

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 16:18

      Seguramente, de cualquier manera hay que ver a “los duelistas” casi como estrellas del deporte de la época, que barato no debía de ser el tema 😀

      Besos maestra.

      Me gusta

  12. 11/10/2013 en 16:34

    Lo del rigor y la objetividad me lo tendré que creer, pero realmente ha sido interesante jajaja
    Y es un temazo, todo hay que decirlo, una pena que en España estas bandas se tengan tan desprestigiadas y que luego estén de moda Juan Magan y derivados. Paro que ya me voy del tema.
    Un saludo!

    Me gusta

    • 11/10/2013 en 16:41

      Es que estas cosas siempre me dan la sensación de estar algo rebuscadas, a saber de dónde viene realmente lo de romper una lanza, pero vaya, que si en las diez primeras consultas de google te dice que de ahí pues habrá que creerlo.

      Aunque, me da que esto es como todo, uno pone una parida y el resto copia y pega, habría que hacer un experimento al respecto algún día e inventarnos el origen de una expresión al azar 😀

      Heavenly son muy grandes, y lo mejor para mí es que disco a disco mantienen muy bien el nivel.

      Gracias por la atención, abrazos.

      Me gusta

  13. 12/10/2013 en 00:17

    Buah! Qué decepción!!!! Y yo que pensaba que rodaban cabezas por los montes medievales… joerrrrrrr

    Me gusta

  14. 12/10/2013 en 23:54

    Joder, pues pa’ eso le plantabas la lanza en el cogote, que seguro que así acababas antes, si sólo se trata de romperla en la armadura del otro.

    Me gusta

    • 13/10/2013 en 11:31

      Es que tú eres muy ruda querida 😀 yo también me dejaba de nenazadas e iba más a la sangre, pero lo dicho, que era algo mucho más simbólico que otra cosa.

      Besos jovenzuela.

      Me gusta

  15. 16/10/2013 en 09:14

    O sea que a la hora de la verdad nada de nada,
    Ana

    Me gusta

    • 16/10/2013 en 14:21

      Mucha pose pero poco riesgo real, como si libraran un combate de esgrima hoy en día, más técnica que riesgo 🙂

      Me gusta

  16. 19/10/2013 en 10:12

    Bah! Pues se quedaba la cosa en nada, ni su poquito de sangre, que lástima. Me alegro de no haber sido damisela en la Edad Media, por mí si se pelean que sea en serio, no quiero simulacros.
    Besos, querido

    Me gusta

    • 19/10/2013 en 16:13

      Es mejor ser damisela ahora, entonces o te acusaban de bruja o te repudiaban y acababas conviviendo con un grupo de fornidos y atléticos malhechores 😀

      Besos reina.

      Me gusta

      • 19/10/2013 en 16:18

        Pues lo de los fornidos malhechores no pinta mal…

        Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:21

          Bah, ahí también hay mucha leyenda, realmente eran tipos eso, fornidos, varoniles, excelentes amantes, de los de hacer la postura del koala y tirarse horas…

          No me digas que no dan asco 😀

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:24

          Jaja, fíjate si voy necesitada que no sé ni lo que es la postura del koala, anda que no me queda por aprender, pero lo comprendo, para los que van de conejos debe ser jodido

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:27

          Pues pregunta mujer, tú sabes cómo se agarran los koalas a los árboles ¿no?, pues eso, él de pie y ella agarrada así defrente 😀

          Postura que empiezas con gran vigor pero que en dos minutos estás ya buscando sitio donde apoyar :mrgreen:

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:29

          Uffff!!!!!! Quita, quita, esas cosas las hacía una cuando quería demostrar algo, ya no estoy pa trotes

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:31

          Pues ojo, que hay una variante muy chula, se trata de la misma postura pero con una barandilla llena de clavos donde ir apoyando a la dama, claro, cada vez que se apoya sale disparada para arriba que no veas :mrgreen:

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:34

          Otra variante es que a la dama le salgan dientes en salva sea la parte, te deja el nabo hecho unos zorros

          Me gusta

        • 19/10/2013 en 16:36

          Coño, pero eso ya nos dolería a nosotros 😦

          Me gusta

  17. gastroredactora
    20/10/2013 en 00:03

    Igual que los comentarios anteiores,sorprendida porque yo pensaba que se peleaban los afectados y luchaban por su honor hasta morir… aunque viéndolo fríamente, eran inteligentes, morirse por unos cuernos? si ya tenían mujeres de sobra estos muchachotes..
    Interesante post

    Me gusta

    • 20/10/2013 en 12:32

      Peleaban por su honor… subcontratando a los luchadores 😀 en realidad era una postura que creaba puestos de trabajo y todo, mucho mejor que ir a lo bruto.

      Me gusta

  18. 20/10/2013 en 10:57

    Pues yo voy a romper una lanza por los pobres fabricantes de lanzas, que tienen que estar hartos de que siempre se las rompan jejeje.

    Me gusta

    • 20/10/2013 en 12:37

      Qué va querida, al revés, así fabricaban más, mira, no lo había pensado yo por ese lado, pero era un negocio redondo, los artesanos de lanzas estarían deseando que entre la nobleza se pusieran los cuernos 😀

      Abrazos.

      Me gusta

  1. 11/10/2013 en 07:12
  2. 11/10/2013 en 07:12
  3. 10/11/2013 en 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: