Inicio > Ciclismo, Tonterías > Un mar de ciclismo.

Un mar de ciclismo.

Bien, esto en principio debería ir de ciclismo, estaba todo previsto, programé entradas y tal hasta la fecha necesaria para poder explayarme de la famosa y espectacular “trilogía de las Ardenas”, que son tres carreras ciclistas, tres clásicas, Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastogne-Lieja (esta última debería ser Liege-Bastogne-Liege o Lieja-Bastoña-Lieja, pero yo lo escribo como me sale de los huevos, que para eso el blog es mío. Pero, es que te vas a descojonar, resulta que llega Amstel y claro, sale un día cojonudo, el primer día en meses sin que llueva ni haga viento ni nada, asín (es así, pero también lo escribo como me sale de los postpucios) que me fui a comer a un pueblito al lado del mar.

Y claro, es hablar de mar y me vino Mar a la cabeza, en realidad lo complicado es sacar una cara tal de la cabeza, pero en fin, la carrera, la Amstel Gold Race esa que te decía, la ganó un checo, Roman Kreuziger, bah, ¿y qué más da?, podría ahora contarte cosas del recorrido, pero es que no me resisto a contarte alguna cosa que me tocó los cacharros esos que me inspiran a escribir como me da la gana, es que verás, no fui solo a comer, fue la moza, las niñas, otras mozas y sus parientes y otras niñas, lo cual hizo que el tema se convirtiera en una comida (de comer, no de mamadas) la mar de interesante.

Amstel 2013He de decir que, lo primero es lo primero, no fuimos los únicos en tener la maravillosa idea de, en el primer día soleado en meses, salir a comer al monte, a la playa o a donde sea menos en casa, la virgen qué caravanas, yo con caravana me transformo, de ser un señor con todas las letras a ser un señó, sin la “r”, es decir, me empiezo a cagar en todos los muertos de los gilipollas que no tienen ni puta idea de conducir, putos domingueros que encima se empeñan en ir por mi misma carretera, mira que hay, pues nada, todos por la mía, yo digo una cosa, si empiezas a cagarte en todo, a llamar a todo el mundo imbécil, a ponerte como un energúmeno, creo que no hace falta preguntar si te pasa algo ¿no?, pues ahí la lista de al lado, ¿te pasa algo?, eso es como si vas donde un tipo al que le están quemando vivo y le preguntas si tiene calor, venga no me jodas con las preguntitas, pero decidí no discutir con ella, la hostia que me arreó en plena calva y que me hizo tocar el claxon con la frente acabó de convencerme.

Total, a lo importante, que llegamos, a comer, a ver qué pedimos, escuchas: “Ay, con el calor que hace una ensaladita de primero y pescadito de segundo”, “sí sí, ensaladitas para todos..”, quietos ahí, qué ensaladas ni qué ensaladas, yo pulpo a la gallega y chuletón, es que me da la risa, en cuanto sacaron el primer plato ya empezaron con los chistes, qué cachondos, “¿qué os parece si compartimos y comemos un poco de todo?”.

A ver, uno no es muy de captar el humor así de buenas a primeras, cuando no acabas de entender algo pues preguntas, “¿queréis decir que yo comparta el pulpo y vosotros esos hierbajos?”, y cuando asintieron pues sí, me hizo la hostia de gracia el chiste, sí hombre, ahí el pulpito, con su aceitito, su pimentoncito, su salecita… sus patatitas…. y más cuando de segundo había ya previsto comer la verdura, a ver, no directamente claro, la vaca come la verdura, yo la vaca y con lo que cagaré abonaré más hierbas para que coma la vaca, cadena trófica que se llama.

Y claro, ellos con su pescadito y yo apretándome el chuletón, a la piedra, con ese olor tan rico, ese chisporroteo… “hay que ver cómo te estás poniendo”, dijo una, “y encima no engorda” añadió otra, siempre son ellas las que se quejan claro, uno podía haber dicho algo fuerte, como que es normal que echen culo si se pasan el día viendo la tele, pero se conformó con un inocente “pues no engordo porque me mato a pajas”, nueva hostia, “que hay niños coño”.

Es aquí, en este momento en el que surgen las angelicales figuras de las nenas, cuando más cabreo pillé, resulta que al lado del restaurante playa no había, había una calita de piedras y eso, ideal para coger cangrejillos y quisquillas, y claro, las niñas, como niñas que son, pues en cuanto pudieron escaparon para la zona, cosa que uno y el resto de parientes aprovechamos para tomarnos unos digestivos pacharanes con su digestivo purito mientras oteábamos el ganado, que vaya, había para otear y bien, ellas, las santas y veneradas esposas ahí cuchicheando y despellejando a las que no estaban ese día, y las niñas pues eso, a su bola, ¿qué más se puede pedir?.

Pues no te creas, pronto empezaron a tocar los witos las santas y veneradas, que si no nos preocupamos de las niñas, que si nos suda el nabo lo que les pase, que si mira que tenemos los cojones cuadrados, que ni un paseo, que si ya nos lo decían nuestras madres… a ver, uno no es muy de física, pero me da que la distancia entre el restaurante y las niñas era la misma para ellas y para nosotros, ahí tenéis el paseo ¿no?.

Pero es que además, tú piensa cuando eras niño o niña, ¿qué recuerdas?, trastadas, aventurillas, no recuerdas “pues yo de niña me pasaba el día pegada a las faldas de mi mami que no me dejaba ni coger unas conchitas”, ¿por qué empeñarnos en sobreproteger a los niños?, ¿que se caen?, pues ya se levantarán, es ley de vida, de pequeñas se te caen y de mayores te las tumban, que sí, que llegaron llenas de agua y arena, que tuvieron que volver en bragas, qué más da, eso me preocupará cuando tengan 13 años, pues no, no lo entienden.

A pesar de eso pues aunque parezca mentira lo pasé bien, Amaranthe para la posdata, tema este de obligada visión para hombres y/o lesbianas, si no sabes por qué en cuanto salga la moza pues no harán falta palabras, para pasado mañana las crónicas de Flecha y Lieja que me entretuve demasiado.

Anuncios
  1. 23/04/2013 en 08:44

    ¡Mujeres! Nunca están conformes con nada.
    Y hay cosas que un hombre nunca debe compartir. El chuletón la primera.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 10:02

      Yo lo compartiría si me ofrecen unas chuletillas de cordero, pero si te ofrecen lechuga… anda que no hay hierbas en el monte como para eso 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  2. Karmel
    23/04/2013 en 08:50

    Pues nada que te has explayado a tu gusto, y como para comentar ciclismo, tú , Lider mundialmente aclamado te vastas y te sobras, yo como lo único que puedo hacer es meter bien la pata, pues que te dejo un abrazote enorme, que hacía tiempo no te visitaba y me voy al curro.

    Muchos besicos wapo… y tú a lo tuyo…o sea al ciclismo…especialmente.

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 10:08

      Es que uno cuando se pone a hablar de ciclismo escudriña las carreras como nadie, esta es prueba de ello, no he dejado nada de la prueba sin analizar, hasta los avituallamientos :mrgreen:

      Me gusta

  3. Karmel
    23/04/2013 en 08:55

    Ahhhhhhh, el resto ya te lo comentaré jajajaja, con tiempo.
    Yo no comparto ni el chuletón… Tó p´ami. ¡las mujeres!!!

    Me gusta

  4. 23/04/2013 en 12:29

    ¡Jo, qué envidia! tu fuiste al mar ¡qué suerte!
    ¡Cómo te comprendo! ¿de dónde salen tal cantidad de p…s domingueros de los coj…s que no tienen ni idea de conducir? Que parece que huelen cuando uno cambia de carril para ponerse delante y no apartarse. Y de la comida ¿cómo que no te entendería? ¿para qué se piden los yerbajos si lo que les apetece es un besugo al horno o un chuletón de ternera de Aliste poco hecho? además, ya los sirven con unas hojas de lechuga y medio tomate y si lo pides, te traen aceite y vinagre; normalmente. Como bien dices, algunos estudiamos lo de la cadena trófica y las vacas saben sacar más rendimiento al verde que los humanos; es por algo de sus cuatro estómagos o así.
    En cuanto a lo de las creaturas y sus padres modernos eso sí que es totalmente diferente a lo que se estilaba en mi casa. Después de comer, media hora de siesta (que no querías hacer de ningún modo) para no molestar a los adultos y después patada en el culo y a la calle a jugar con los amigos hasta la hora de merendar y/o cenar, por supuesto, sin aparecer por casa. Y si te habías caído, pegado o escalabrado, sin quejarte, que encima te daban un azote por tener que ponerte mercromina en la rodilla. ¡Ay! anda que no he pasado agustias mientras mi semoviente se dedicaba a saltar de piedra en piedra por los acantilados o a trepar a los árboles o a nadar a más distancia de la ordenada. Pero hay que dejarlos que lo hagan aunque los vigiles cual falcónida a leporidae.
    ¡Ostras, cómo me enrollé! ¡perdón!

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 13:57

      Es que además yo estoy seguro que los padres, cuando eran pequeños, no hacían más que judiadas, quitando a una, que tiene una pinta pijatonta que tira para atrás y a quien dedicaré parte de mi siguiente entrada de ciclismo 🙂

      Pero es que encima de eso, de estar ahí negándoles a los chavales vivir una infancia en condiciones, con sustos, heridas y demás, tienen los santos huevos de echarte en cara que no les/las vigiles, coño, vete tú si tanto te preocupa, encima eso, les dices literalmente que te suda el nabo y ya eres mal padre, pues a mi padre bien se la sudaba que estaríamos por la calle solos y yo desde luego le considero el mejor padre del mundo.

      Sobre lo verde no puedo estar ma´s de acuerdo, si fuera tan buena no necesitaría la vaca cuatro estómagos, y muy sana no debe de ser, porque la vaca no come otra cosa y mira si está gorda, en cambio no hay animal carnívoro que tenga tanta grasa.

      Saludos mozo.

      Me gusta

      • 23/04/2013 en 15:06

        Abundando en las grosuras por el verde no hay que olvidar que, para colmo, son las mayores productoras de metano por culpa de los peos que se sueltan.

        Me gusta

  5. 23/04/2013 en 17:09

    jeje… Buenísimo el post, aunque no sé nada de ciclismo.

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 21:43

      Bueno, has aprendido hoy la tira no me dirás que no 🙂

      Pasado mañana otra trepidante crónica ciclista para que sigas instruyéndote al respecto 😀

      Me gusta

  6. carmensimplemente
    23/04/2013 en 18:04

    Querido Dess un día muy divertido para ti y las niñas también seguro que si y las santas pues también lo pasarían bien cotilleando claro en cuanto a lo que yo recuerdo de mi niñez y la sobreprotección ni te cuento horrible! te mearías la pierna abajo!
    Muy bonito tu post me ha venido muy bien hoy
    besoss

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 21:45

      Sí, la verdad es que salir un día de casa para acabar pasándolo mal es de género tonto, además que con determinada gente es imposible aburrirte de las tontadas que sueltan 😀 aunque me lo paso mejor cuando me jnto con los colegas de toda la vida, contando batallits y eso.

      Besos querida.

      Me gusta

      • carmensimplemente
        24/04/2013 en 09:01

        Besos querido por cierto gaviota está abierto, pero no camina has visto mi blog de Carmen?

        Me gusta

        • 24/04/2013 en 13:59

          ¿Cuál de ellos? 😀 porque contigo me pierdo ya, no sé cuál es el que debería funcionar, ponme la dire a ver.

          Me gusta

        • carmensimplemente
          24/04/2013 en 15:05

          Pues ya hace un tiempo que te comento con este, gaviota se despidió se quito las plumas y el pico parlante, como me llamaban algunas” y estoy en este más de un mes tú ya lo conoces es donde hice la entrada del tebeo este verano lo recuerdas? de todas maneras no importa no te mares, tengo tres blogs el de cine el Carmen y el de gaviota, pero está parado, pero tranquilo, no pasa nada hombre….brisa me entregó el premio de los libros al de Carmen
          Un beso

          Me gusta

  7. 23/04/2013 en 20:36

    ¿Te gusta la moza eh? No soy ni tio ni lesb pero se reconocer cuando una chica es guapa y esta lo es pero el melenas… el melenaaaaaaassss!!! Muy buena canción.Besitos posesos.

    Me gusta

    • 23/04/2013 en 21:46

      Pues si te gustó la canción hazte con el disco, porque la verdad es que sin ser gran cosa no tiene bajonazos, incluso para mí esta no es de las más destacadas 😀

      Elize, la cantante, sí que es gran cosa, la leche que cosa más preciosa de chavala.

      Besos reina.

      Me gusta

  8. 23/04/2013 en 23:16

    Pues precisamente yo vivo en esa sierra que se llena de domingueros con el buen tiempo. Digamos que se acaba la paz cuando llegan los que tienen la casa de fin de semana y los que gorronean la del amigo o simplemente vienen a comer la chuletilla…………….Cuidate

    Me gusta

    • 24/04/2013 en 14:01

      Lo cual es una putada y gorda, aquí en condiciones normales no hay que moverse mucho, es pequeño, la playa a diez minutos y el monte a la misma distancia, luego ya pues eso, días como ese domingo que por compromiso vas a tomar por culo de lejos, hablo de 30 kilómetros 🙂

      Pero vamos, que te entiendo, estás ahí todo tranquilo y se te llena de gente, paciencia maestro.

      Me gusta

      • 24/04/2013 en 21:35

        Cuando quieras estas invitado……

        Me gusta

        • 24/04/2013 en 22:35

          Tomo la palabra, nunca se sabe lo que depara la vida, aunque antes de la crisis hubiera sido más posible el tema.

          Me gusta

  9. 24/04/2013 en 12:00

    jajajjaja.. vimos mi amiga y yo a un chaval con patinete, tendría 5 años… iba el mozo superfeliz por el paseo de la playa… de repente pega un salto con patinete incluido de 3 escalones.. mi amiga y yo (ambas profes.. dijimos.. ole sus huevos! se ha atrevido!! y miramos cerca y los padres estaban tan tranquilos.. casi fuimos al lado de ellos a aplaudirles!!!!! madre mia.. hacia mil que no veia unos padres tan “bien” y a un chaval tan a gusto!!.. así que sí, me alegro enormemente de que tus coletas volvieran sin camiseta ni nada.. eso es como le dije hace poco a un chaval que vino lleno de barro: “te lo has pasado bien eh pajaro”.. y la madre tenía cara de “mecaguenmiscojones”… jajajjajaaj..

    vaya batallitas te he contado!! como ves tambien domino perfectamente el ciclismo!!!!

    ahora llega más sol!! disfruta del chuleton gran Dess!!!!

    Me gusta

    • 24/04/2013 en 14:09

      Yo no soy muy de sol, me gusta el sol si hay sombra cerca 😀 pero vaya, que da otra alegría a la vida, no todo el santo día lloviendo.

      Sobre lo otro pues eso, yo también soy de los que piensan que venir un chaval lleno de mierda es sinónimo de disfrute, mi moza no claro, y curiosamente plancho yo, en fin, besos guapa.

      Me gusta

  10. 24/04/2013 en 15:46

    A mí me has dado una alegría, ya sabes que prefiero tus desvaríos que las entradas de ciclismo.
    Dile a tu santa y demás señoras, que no se sale por ahí a comer ensaladas y pescado, a no ser que sean ensaladas de esas que llevan de todo menos verde, su queso de cabra, su bacon, sus piñones, su vinagreta etc, y el pescado sea fresquísimo y exquisito, que para una merlucita rebozada ya me la como en casa, me apunto a tu menú y tampoco comparto.
    Lo de las niñas lo tengo superado, ya estoy en fase 13 y sin bragas, no me importaba que se manchara y tal, pero reconozco que aquí la superprotectora veía peligros en todas partes y no quitaba nunca el ojo.
    Besos

    Me gusta

    • 24/04/2013 en 15:48

      Veías peligros precisamente por no quitar el ojo, si no pones el ojo no ves 😀 esa es mi filosofía, a ver, si se hacen daño uno no es de piedra y lo pasas mal, pero hay que pensar que son cosas inevitables.

      Mañana otra espectacular batalla ciclista, es que uno lleva días picajoso con las parienticolegas :mrgreen:

      Besos guapa.

      Me gusta

      • 24/04/2013 en 15:50

        Nada, nada, a desahogarse, que aquí sale tó

        Me gusta

        • 24/04/2013 en 15:52

          Sale lo que puede salir, que nunca acabo de fiarme del anonimato de un blog, pero vaya, que de algo si que sirve 😀

          Me gusta

  11. 24/04/2013 en 21:00

    ¡¡¡ODIO COMPARTIR LA COMIDA!!! Siempre me pasa igual. Cuando salgo a comer, pido lo que me apetece comer, punto. Si pido chuletón, es porque no quiero lubina, ni cordero, ni su puñetera madre.
    ¡Pues no! Si dices que no, eres una egoista que no quiere compartir las croquetas de bacalo que están buenísimas pero tu no quieres, coño.
    Pues no lo entienden. Que manía. Una cosa es comer de picadas que se piden cosas y comes un poco de todo y otra es tener que repartir tu comida para que te den cosas que no querias comer…
    El tema me pone enferma, porque encima me hacen sentir mal.
    Besazo Maestro
    PD: ya estoy de mal humor…. :mrgreen:

    Me gusta

    • 24/04/2013 en 22:34

      El tema es el siguiente, piden ensalada, luego como comparten se ponen hasta el culo de todo, pero llegan a casa y dicen, “¿cómo puedo estar tan hinchado/a si he pedido ensalada?” joder, si ni al baño podía ir que arrasaban con las patatas 😀

      Besos guapa.

      Me gusta

  12. 24/04/2013 en 22:47

    jejejejeje, aun no se me ha pasado la risa que llevo puesta con tu anterior post, ¡así que este lo he disfrutado a tope!!!
    ¡Qué salero tienes contando tanto tus batallitas como las de la historia!!!

    Estoy contigo, no se debe privar a los niños que se hagan sangre en las rodillas… ¡qué recuerdos aquellos! 😀

    Muchos besitos!!

    Me gusta

    • 24/04/2013 en 22:56

      Eh, ni te imaginas el pedazo salero que tenía, que yo soy de echarle sal hasta a las natillas 😀

      Los niños son pequeñas fábricas de almacenar recuerdos, hay que procurar que cuando sean mayores tengan el disco duro repleto de momentos que les hagan sonreir, y las mías se acuerden de su aita con cariño, es mi máxima en la vida.

      Me gusta

  13. 25/04/2013 en 00:29

    Me pasa como a Inma, que me ha gustado la derivación hacia la vivencia personal.
    Decía mi abuela, refranera de pro, que “en la mesa y en el juego se conoce al caballero” (y evidentemente a la señora). Qué verdad. El que se quiere hacer el fino pidiendo, pero luego le apetece lo que se ha pedido el ordinario. El que se quiere hacer el entendido y encarece la comida pidiendo un vino caro porque ha leído por ahí que es bueno. El que protesta de todo creyéndose que eso es síntoma de tener mundo y saber estar…
    Muy maja la entrada.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 25/04/2013 en 10:46

      Es la putada de salir de casa con cierta gente con la que en principio no debieras salir, cosas de compromisos y eso, que te pones a chupar la cabeza del langostino y te miran con cara de asco 😀 di que es la misma cara que levan siempre.

      Abrazos y gracias.

      Me gusta

  1. 25/04/2013 en 00:03

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: