Inicio > Tonterías > Sal cariño, que no te va a pasar nada.

Sal cariño, que no te va a pasar nada.

Bien, hace tiempo quería hacer esto, realmente no es nada original, los malos tratos están a la orden del día, si no lo hice antes fue por no estar muy convencido de si merece la pena “una más”, pero vaya, que creo que nunca son demasiadas al final, ahora, te advierto de dos cosas, pero antes decirte de qué va, que me pierdo.

Va de una pequeña historia, inventada, aunque suelen ser todas tan parecidas que en realidad de inventar poco, como digo va de maltratos la cosa, pero lo que decía, si normalmente soy de usar palabra gruesa y soez hoy más, porque vaya, creo que son las que se usan en esos casos me temo, si te escandaliza la forma pues mira, deberías pensar un poco que lo que debe escandalizar es el fondo del asunto. También puede que parezca que al final la cosa se torna frívola, cierto es, pero precisamente sin ese sello la historia no la escribiría.

Bueno, ahí va el relato de una de muchas historias, desgraciadamente.

Maltrato Era uno de esos momentos clave del día, uno más de los que podían cambiar el resto de la jornada, se la jugaba con la sopa, cogió el cazo y se dispuso a servirle un plato a su marido, con sumo cuidado, del éxito que tuviera dependía todo, lamentablemente los nervios pudieron más que la razón y el deseo de no fallar, y unas gotas traicioneras escaparon del plato en busca de la mano, de esa mano, la que deseaba evitar precisamente.

“Me cago en tu puta madre, coño¡”, “mira que eres inútil joder, ya me has quemado la puta mano”.

Tranquila, quizá se quede todo ahí, sonríe, pide perdón, “no volverá a pasar” es algo muy adecuado en estos casos.

“Pues claro que no volverá a pasar zorra de mierda, joder, que no haces una puta cosa bien, la madre que me parió, encima te ríes, ya me estás poniendo de mala hostia, luego la culpa es mia, ¿ahora lloras?. me cago en todos mis putos muertos, pero mira que eres hija de la gran puta, si hicieras las cosas bien no estaríamos todo el puto día con la misma historia”.

Y la mano voló, y la mano se posó en su cara, mas no como ella suponía al principio que se iba a posar, del golpe salió despedida, cayó al suelo, él fue a por la escoba, ya era tarde, ya no había remedio, otra paliza, otra, otra más, corrió, entró en el baño, cerró la puerta con pestillo, intentó poner algún freno como había visto en las películas, pero los nervios apenas la dejaban acabar de girar el pestillo cuando él ya estaba fuera, esperando.

“Sal me cago en dios, sal joder, puta cobarde de mierda, PUTA, QUE ERES UNA PUTA, cuanto más tardes peor va a ser, tú verás”, se acurrucó en una esquina, se tapó los oídos, la cara, lloraba, maldecía su suerte por haber derramado esas gotas traidoras, por haberse dejado ayer la tele encendida mientras se tomó la ducha, por haberse pasado con la sal dos días antes, por plancharle mal la camisa hacía tres, por… por ser tan desastre como esposa.

“¿Vas a salir de una puta vez zorra?, no tengo prisa, ya saldrás, ya tendrás hambre, de esta te vas a acordar”, no lo dudaba, se acordaba de todas, y lo peor es que sabía que tarde o temprano tendría que salir, quizá tuviera razón, cuando antes mejor, quizá la paliza fuera más corta.

Pero entonces pensó, pensó que esta historia no es real, que se la está inventando Dessjuest, y ahora que él llegó las cosas iban a cambiar, se levantó, salió del baño, ahí estaba él, atado y amordazado en una silla, la escoba al lado, a su lado, al de ella por una vez, con las dos manos la cogió y con las dos manos y toda su fuerza rompió el palo en su cara.

“Tranquila niña”, voz familiar, miró hacia la puerta, su padre, por una vez lágrimas de felicidad, su padre, se acercó al cabrón, “así que tú eres quien ha hecho llorar a mi niña…..”, se rompió las manos llenándole de golpes la cara, desgastó la suela de los zapatos pateándole las pelotas, mientras él atónito seguía preguntándose qué cojones había pasado para que se viera en esa situación.

Llamaron a la puerta, la policía, venían a detener al maltratador, “perdonen agentes, es que le hemos pegado un poquito”, dijo el padre, uno de los agentes le miró con cierto asombro, “¿un poquito?”, “imperdonable señor, déjenos a nosotros”, y el poquito se convirtió en “muchito”, hasta que el hijoputa quedó desfigurado sobre un charco de sangre.

El juicio salió rápido y la condena fue equitativa con el mal causado, ahí estaba él, por fin, en la seguridad de la cárcel, donde nadie sabría ni quién era ni lo que había hecho, nadie, grave error cabrón, pero ya te darás cuenta cuando vayas a la ducha y las pastillas de jabón de todo el resto de los presos caigan a tus pies.

Mike Oldfield para la posdata, precioso tema este “Mont St. Michel”, precioso que acaba además de una manera sencillamente magistral.

Anuncios
Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,
  1. 24/02/2013 en 02:48

    Cómo cambiar el final de un maltrato. La primera parte se me hace más creíble, más cotidiana, tristemente más real.
    Saludos

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 04:02

      Evidentemente, y esas cosas no suelen acabar bien casi nunca, es lo bueno de la ficción.

      Cuídate.

      Me gusta

  2. 24/02/2013 en 03:29

    desde donde lo veas es cruel, cruel, cruel y sin embargo causa un efecto hermoso en el momento que llega quien inventa la historia y con eso someten al muy cabrón…

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 04:05

      Quiero pensar que siempre hay mucha gente que las quiere, y que las quiere bien, y que no dudarían en llevar esto a la práctica si hubiera ocasión, yo sólo ruego no tener nunca ver llorar a mis niñas por algún hijoputa de estos.

      Saludos compadre.

      Me gusta

      • 24/02/2013 en 04:07

        yo creo que nunca las veras llorar por un hijoputa porque sabrás marcar muy bien los límites y les darás seguridad a ellas

        abrazos compadre

        Me gusta

        • 24/02/2013 en 04:15

          Al menos lo intentamos todos los días, este es un tema que la verdad me acojona bastante.

          Me gusta

        • 24/02/2013 en 04:17

          lo sé, y aterroriza

          Me gusta

  3. 24/02/2013 en 03:53

    Pues antes de que las cosas lleguen a ese extremo, digo yo que mejor largarse…..Aunque no quede bien decirlo, nunca entendere por que se quedan junto a un hijo puta. Vale que antes no hubiera otra salida, en otros tiempos quizás. Pero hoy en día.se puede volar sola perfectamente.

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 04:09

      Pues sí, llevas razón, pero el ser humano es como es, no sé si recordarás a aquella novieta de juventud que se suicidó, pues fue por algo de esto, se largó, pero no como hubiera debido largarse, él se quedó, encima sin que la ley le pueda echar mano.

      También es cierto que alguna, aunque se vaya, no puede, porque no las dejan ir tan fácil, hay demasiadas variantes en estas cosas, mejor que no se produzcan.

      Abrazos maestro.

      Me gusta

      • 24/02/2013 en 08:50

        Ya, pero en este caso se queda, eso es lo que nunca entenderé…..Otra cosa es que la persiga o la acose, pero que se quede, es lo que no entiendo

        Me gusta

        • 24/02/2013 en 14:41

          Bueno sí claro, no sé, supongo que hay miedos que la razón no entiende. O el amor mal entendido, no sería la primera que cae tras retirar una denuncia, que tampoco uno se lo explica del todo.

          Me gusta

  4. 24/02/2013 en 04:07

    Lástima no poder poner un Dessjuest en cada una de las historias reales de maltrato. Aunque habría que poner también un juez que no terminara metiendo en la cárcel al padre y a los agentes, dejando libre al maltratador.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 04:13

      Es lo bueno de que la historia no sea real, ella realmente no sufre, y el resto funciona como nos gustaría que funcionase, di que es probable que al padre se la sudara ir a la cárcel si al otro lo sacan con los pies por delante.

      Abrazos.

      Me gusta

  5. Karmel
    24/02/2013 en 11:10

    Gracias querido Dess, por esta entrada.

    Cualquier mujer es susceptible de ser maltratada. No todas ven las señales a la primera pero existe una diferencia entre unas y otras. Algunas, al primer bofetón o paliza o puesta en ridiculo ante los demás, cortan la relación.

    Otras, las más, siguen con la absurda esperanza que si ellas cambian ellos también lo harán. Es decir, se van anulando en espera de que ellos vean que comprenden el mensaje: soy como tú quieras…pero eso no vale, ni para ellas que se van muriendo en vida ni para ellos que son insaciables porque la verdad, no es tanto que ellas hagan lo que ellos imponen y sí la necesidad de tener un muñeco al que zarandear fisica o psicológicamente cada vez que apetezca. Algunos les cogen gusto y se convierte en su conducta habitual. Ellas esperan…siempre esperan un cambio.

    Y Aunque un psicoanalista pudiera pensar que estas mujeres son masoquistas, las razones mencionadas reflejan más a menudo factores prácticos y económicos absolutos, como el hecho de no poder mantenerse a sí misma, a los hijos o no tener a donde ir.

    Los maltratadores no cambian. El mejor regalo que se puede hacer a los hijos es separarse lo antes posible. Ya… con carácter urgente porque esos niños sufrirán
    y además tendrán un modelo de conducta poco recomendable.

    Existen millones de formas para aconsejar a una mujer maltratada, pero todas llevan a lo mismo: ¡deja al maldito patán ese¡

    Gracias cielo, porque es encomiable, te aseguro, que un hombre se involucre y publique una entrada, lo se, se que hay muchos que lo hacen y sienten como tú, por eso a ellos también mi agradecimiento y el de tantas y tantas mujeres que sufren este trauma, bastantes más de lo que pensamos.

    A diario nos toca escuchar tantas y tantas historias escalofriantes …

    Me he pasado lo se casi copo tu blog, pero el tema lo merece, porque te aseguro que no para…

    Un beso muy, muy grande y sigue haciéndolo así, como lo estás haciendo.

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 22:52

      No sé si te acuerdas de cuando hablé de mi barrio, https://dessjuest.wordpress.com/2012/10/25/la-maldita-heroina/ mi tía, mi prima (que no era su hija, era otra) quedaría bien en decir que al vivir ciertas cosas, como violencia doméstica, cerca cuando eres crio, te hace tomar conciencia, no, para nada, es más, en la mente de un niño lo que ves a diario se convierte en “lo normal”, hasta te hace insensible ante ciertas cosas.

      Luego cuando creces ves que hay cosas que están mal, pero sigue estando ahí la coraza heredada, si te soy sincero, evidentemente siempre he visto mal que se pegue a las mujeres, creo que todos, pero el tema me empezó a obsesionar cuando fui padre, es así, hasta ví a mi mujer con otros ojos, ya no era solo mi mujer, era la niña de su padre, evidentemente ni antes ni después le he puesto una mano encima, es ella la que me da de collejas 😀 pero la trato igual que quisiera que trataran a las mías, que ellas vean que es verdaderamente lo normal, que exigan de sus parejas el mismo cariño, por lo menos, que les da su padre.

      Y sinceramente, sin tener ni puta idea de cómo solucionar las cosas, creo que el saber que pase lo que pase tendrán a su aita ahí, para ayudarlas, les hará no soportar más que la primera, si llegara.

      Besos preciosa.

      Me gusta

      • Karmel
        24/02/2013 en 23:41

        Yo sé que habrá muchos, muchísimos buenos padres en el mundo, sin duda Ay…tú sabes de mi experiencia….pero a pesar de lo poco que te conozco, bueno pues en es aspecto, diría…TODO.
        Y se que eres el mejor de los padres, sin lugar a dudas… y tan tierno…a pesar de tus borricadas…no te enfades.

        Besicos.

        Me gusta

        • 25/02/2013 en 00:10

          El 99% de los padres haría lo que fuera por sus hijos, me da que por sus hijas aun más, siempre hay algún malnacido, pero eso, excepciones.

          Mis niñas también creen que su padre es el más bueno, divertido, guapo y atractivo de todos 😀 hoy mismo estaba yo discutiendo con la peque a ver si le parecía que era más guapo o más atractivo.

          Me gusta

  6. 24/02/2013 en 11:48

    ¡Uff! ¡Vaya entrada!
    Que las cosas están cambiando es un hecho. Hoy el maltrato se tiene que dar en la intimidad y con disimulo. No era así hace unos años. Hace unos años, el maltrato era casi público. Y la familia de la maltratada le decía que si él le pegaba sería por algo y la madre (sí, la madre), le decía que las cosas eran así, pero que era un buen hombre, que trabajaba y dejaba casi todo su dinero en casa, etc. Es decir, no sólo miraban para otro lado, además justificaban el hecho. Quizás porque ellas mismas lo padecían.
    El maltrato es, siempre, un abuso de poder. Y como tal abuso de poder, se da entre personas desiguales. El por qué de la desigualdad es múltiple, pero es la condición indispensable.
    En definitiva: un maltratador es siempre un indeseable que para sentirse poderoso necesita un muñeco de pimpampum. Y me temo muy mucho quue no se cure con su propia medicina.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 22:55

      Esperemos que cambien, hay mucho que cambiar, yo también creo que las familias tienen mucha de la culpa, la educación a la antigua, la dependencia económica del marido, tantas y tantas cosas, creo que van cambiando, cuando alguna vez surge este tema mi parienta siempre dice lo mismo, “si mi padre no me ha pegado nunca se va a atrever el gilipollas este” (refiriéndose a mi 🙂 )

      Abrazos.

      Me gusta

  7. 24/02/2013 en 13:30

    Gracias Dess gracias por darme ese final tan increible como bonito….me da igual que hayas puesto una gran dosis de edulcorante porque la primera parte ha sido tan brutal tan terriblemente cierta que según la leía…me contenía la respiración….
    Un besito y un abrazo fuerte…anda ven….muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk con todas mis alas…..

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 22:57

      Es lo bueno de la ficción, que puedes cambiar la historia sin que tenga que tener lógica alguna, lo de la primera parte, pues sinceramente creo que hay “conversaciones” así, entre otras cosas porque yo mismo las tengo escuchadas, no, por fortuna, con mis padres, pero sí en parientes cercanos.

      Besos guapa.

      Me gusta

  8. Luisa angela
    24/02/2013 en 14:29

    Soy un desastre con los enlaces, pero mi comentario tiene que ver con:
    Ecos del rocio. A las niñas no se les pega. Buscar en youtube

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 22:58

      A las niñas se las quiere, mientras dure, y luego cada uno por su lado, mañana busco lo del youtube que ahora no puedo, besos.

      Me gusta

  9. 24/02/2013 en 20:58

    La venganza , en estos casos, sienta bien ( y mira que suena mal) pero en la vida real, Dess, estarías demandado por ese tío y en apuros judiciales. La complejidad del maltrato es increíble y deja sin aliento. Hay un concepto que es la co-dependencia que es absolutamente dramático y que , desde fuera, es incomprensible, pero que existe, dentro ,de esas relaciones tóxicas. Por eso, a veces no es tan fácil irse, ni cuando puedes “irte” con temas económicos y de vivienda resueltos.

    La sociedad está cambiando y se rebela y al margen de todo lo que puede aportar el entorno familiar ( al que muchas veces no se acude por vergüenza o miedo -amenaza) es necesario que existan medios “materiales” que permitan a las víctimas de maltrato, escapar de esa situación. Profesionales de la salud ( médicos, pisquiatras, piscólogos, asistentes sociales), Polícia preparada espeícificamente, rápida y eficiente, lo mismo con la Justícia,pensiones, pisos de acogida, etc, etc…Una red que proteja cuando se da ese salto al vacío,,,

    Un abrazo.

    MB : déjame que me introduzca en este relato, y le pegue un par de patadas en los huevos a ese tío. Y una hostia con la mano abierta ( cogiendo impulso). Gracias!

    Me gusta

    • 24/02/2013 en 23:05

      Ya sé ya, es probable que hasta cumpliera más pena que él, pero da igual, creo que todo padre metería unas hostias al capullo que zurra a sus hijas sin pensar en las consecuencias, no te pasas la vida cambiándolas el pañal, ayudándolas con los deberes, peleandote para que coman, llevándolas al médico a las tres de la mañana, jugando con ellas, viéndolas crecer, para que luego venga un hijoputa y se crea con derecho a hacerles lo que le salga del nabo.

      Supongo que hay muchas cosas detrás que son difícilmente explicables, que hay mucho camino, pero al menos ahora hay conciencia del problema, en algo vamos mejorando, yo sinceramente lo creo, dale un par de hostias al pavo y a cenar.

      Besos.

      Me gusta

  10. 24/02/2013 en 23:59

    No voy a decir nada porque aquí si que sería una talibanada por mi parte. Sobre ciertas cuestiones que no soy tolerante ni respetuoso.
    Nota por el post un 7. Está vez creo que sí hubiera sido necesaria una postdata acorde a la entrada. Hay bastantes donde elegir.
    Besos querido

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 00:12

      Es que no van relacionadas nunca, si tiene que ver la posdata con la entrada es mera casualidad, tengo una lista y voy poniendo las canciones por orden 😀

      A cuidarse hermosura.

      Me gusta

      • 25/02/2013 en 00:45

        Por eso dije, y me reitero (soy más chamorro que el borde de una pila) que esta vez sí hubiera muy bueno, pues creo que el asunto que te ha ocupado lo merece, que te hubieses saltado la lista.
        Dulces sueños

        Me gusta

        • 25/02/2013 en 01:18

          Por curiosidad, ¿qué es ser chamorro?.

          Me gusta

        • 25/02/2013 en 08:40

          Según la R.A.E.
          (De or. inc.; cf. vasco samurr ‘tierno’).
          1. adj. Dicho de un animal: Que tiene la cabeza esquilada. U. t. c. s.
          2. adj. Se dice del habitante de las Islas Marianas. U. t. c. s.
          3. adj. Perteneciente o relativo a este pueblo.
          4. m. Méx. En las carnes de abasto, pantorrilla de un animal.
          También utilícese como cabezota cabezón, cabezudo, testarudo, terco, tozudo, obstinado, porfiado……

          Me gusta

  11. 25/02/2013 en 00:22

    Ojalá fueran siempre éstas historias así. Yo lo he dicho siempre. A mí un tío me pega, sí. Una vez y la única.Vamos, ya me ha visto. Esto empieza poco a poco y si cedes la primera, la has cagado definitivamente.

    Besos, justiciero.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 01:17

      Sí, la famosa frase de si te engañan una vez la culpa es suya, a la segunda tuya, más o menos es así, curiosamente también hay otra frase que dice que el hombre tropieza siempre con la misma piedra.

      Desde luego las cosas deberían ser así tal las cuentas, una y porque te pillan descuidada.

      Besos querida.

      Me gusta

  12. 25/02/2013 en 01:08

    Uno de los mayores errores que se suelen dar en las relaciones de pareja es la creencia de que se puede cambiar al otro, transformarlo en la imagen mental (idealizada) que tenemos de él. Sospecho que hay algo de esto en los casos de dependencia psicológica que suele estar asociada a los casos de maltrato. Cuanto más proclive es una persona a caer en una dependencia de este tipo es más vulnerable y más fácil será que sea víctima de un gañán de estos… no sé si me entiendes. A seguir bien 😉

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 01:25

      Te entiendo te entiendo, y estoy bastante de acuerdo, aunqeu supongo que habrá múltiples variantes, también la de quien se aprovecha del sufrimiento de otras para meter denuncias falsas y sacar provecho, qque también las hay.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  13. 25/02/2013 en 07:55

    Me toca el corazón. Gracias.

    Me gusta

  14. 25/02/2013 en 09:34

    Hoy me ha gustado todo, el relato y la música, A veces pienso que las cosas deberían ser así, que todos los maltratadores, violentos, terroristas y cabrones, deberían encontrar la horma de su zapato. Me encantó
    Ana

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 13:19

      Su propia medicina, que aprendan en carne propia que duele, pero con la impotencia encima de no poder defenderse, deberían contratar a Perurena para este tipo de cosas.

      La música pues eso, todo un clásico de narices, un gran músico Oldfield, besos.

      Me gusta

  15. 25/02/2013 en 10:19

    Ahhhhhhh!!!!!!! Que gustazo de final! Has satisfecho mi parte agresiva, ojalá todas pudieran tener esa satisfacción, y ellos ese final.
    Ojalá no existieran tipos así, pero desgraciadamente los hay, y no me sirven de excusa ni su puta vida triste y marginal, ni que su padre también les pegaba ni nada de nada.
    Te leo por ahí lo de las denuncias falsas, a estas desgraciadas también que les caiga todo el peso de la justicia encima con agravante por perjudicar y hacer dudar de los verdaderos casos, éste no es un tema con el que se pueda jugar.
    Muchos besos Dess, encantada de leerte siempre, pero hoy más

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 13:23

      Yo también pienso eso, que aprovecharse de un tema tan serio como es el maltrato dice bien poco de algunas, pero hay que pensar, yo lo pienso, que son clara minoría, que son muchas más las que sufren maltrato y ni siquiera pueden dar el paso, en fin, que no nos toque, al menos la seta sabe de sobra que los hombres no deben hacer esas cosas, al igual que el haber vivido maltratos de niño no justifica nada sí que creo que el que una niña no los vea nunca hará que los rechace de lleno en el futuro.

      Besos querida.

      Me gusta

  16. 25/02/2013 en 10:34

    Eres una persona tenaz, Dess. Fue a principios de octubre cuando me comentaste que tenías en mente una entrada sobre la violencia de género pero no acababas de redondear el final de la historia. Me alegro de que hayas persistido en la idea.
    Me ha gustado el relato. Muchas veces, las historias que escribimos son una proyección de cómo nos gustaría que fueran las cosas. Como el final de ésta. Lo ideal sería la ausencia absoluta de maltrato en el mundo, pero si lo hay, ése es el final que merece todo maltratador.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 13:42

      En realidad esto estará escrito a finales de octubre, como bien dices no sabía como acabar la cosa, no me gustan los finales tristes, quería además que apareciera el padre, que sepa que él si que la quiere como merece, en fin, evidentemente no son cosas que nos gusten, pero vaya, que las hay, y es toda una lacra.

      Abrazos melenitas.

      Me gusta

  17. 25/02/2013 en 10:51

    Muy bueno y gráfico el relato, y el final feliz…. para dar un poco de ánimo está genial.
    Es un tema que a mi me genera mucha angustia. Ese maltrato físico y psíquico, una veces sumiso y otras enfrentado, y con golpes y peleas, es algo que desterraría por completo de la sociedad.
    Ya hice una entrada con este asunto en forma de poema, con un hecho real, que leíste pero que no te quedaba muy claro, “Otra idea de felicidad” http://desafectos.wordpress.com/2012/12/05/otra-idea-de-felicidad/ y también hice un relato relacionado con el tema, en el que el insulto y el grito son la marca de la casa. “Ruido” http://desafectos.wordpress.com/2012/04/08/ruido/
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 13:45

      Me acuerdo del primero, perfectamente, lo que no me quedaba claro era quién moría, pero vaya, que fue un entradón, como los de Pepe 😀

      El segundo no lo había leído, es otra variante de estos temas, gracias por los enlaces.

      Me gusta

  18. 25/02/2013 en 13:17

    Nergal :

    Según la R.A.E.
    (De or. inc.; cf. vasco samurr ‘tierno’).
    1. adj. Dicho de un animal: Que tiene la cabeza esquilada. U. t. c. s.
    2. adj. Se dice del habitante de las Islas Marianas. U. t. c. s.
    3. adj. Perteneciente o relativo a este pueblo.
    4. m. Méx. En las carnes de abasto, pantorrilla de un animal.
    También utilícese como cabezota cabezón, cabezudo, testarudo, terco, tozudo, obstinado, porfiado……

    Luego a la tarde a ver si me acuerdo y te mando un correillo 🙂

    Me gusta

  19. 25/02/2013 en 15:28

    Una entrada que por si sola ya suscita un repulsivo hacia estos individuos. Darles de palos hasta morir es lo mejor pero, ¿es lo adecuado?. Debemos seguir la ley de Salomón? Son preguntas que deben realizarse a la sociedad. ¿Se debería de meter a todos los nazis en un gueto y gasearlos? La venganza es algo muy humano y es cierto que dar un buen escobazo a esta gente es lo que toca, pero no acaba con este problema que se asemeja a un cancer.

    Buena narrativa.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 15:32

      Yo estoy totalmente en contra del ojo por ojo, de la venganza, de tomarse la justicia por la propia mano, no creo que la legislación deba de ir por ahí.

      Ahora, si le tocan un pelo a mis niñas los ahostio yo mismo sin pensar en las consecuencias, a veces se deja la razón a un lado y se actua, más si sabes que las leyes en este país funcionan como funcionan.

      Abrazos mozo.

      Me gusta

      • 25/02/2013 en 15:38

        En eso no hay discusión. Los padres que han tenido que sufrir, el ver como sus hijas son maltratadas, son dignos de compasión divina. Es algo que solo pensarlo estremece sin parangón alguno.

        Me gusta

  20. 25/02/2013 en 15:58

    Educar… educar… educar.
    Creo que la base para erradicar conductas violentas, es educación y respeto.
    Todos conocemos a alguien que ha pasado por una situación tan penosa, y … a veces, no sabes como actuar… lo único que se te ocurre.. es decirle que si te necesita, que acuda a tí.
    Besos querido Dess.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 16:18

      Todo sería más fácil si entendiérais que como con papi no se está con nadie y no os fuérais de casa en la vida 🙂

      Besos hermosa.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        25/02/2013 en 16:31

        JAJAJJAJAJJAJJAJJJAJJJAJJAJAJJAA

        Me gusta

        • 25/02/2013 en 16:35

          Bueno vale, pero al menos que se ponga por ley que deben venir a verte cada dos días.

          Me gusta

        • Luisa Angela
          25/02/2013 en 18:31

          Ten cuidado con lo que pides, no vaya a ser que se te conceda

          Me gusta

  21. 25/02/2013 en 18:39

    Espeluznante la musica que acompaña al relato… Claro que Mike son palabras mayores!
    Ojala todas estas historias acabaran con un padre o una madre, un hermano, una vecina… alguien que pusiera las cosas en su sitio. No tengo palabras para decirte lo que siento leyendo esto… Todos esos cabrones tendrian que pasar por las duchas si, pero las de Dachau.
    Un beso QD.

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 18:57

      Apenas sufrirían tiempo, el necesario, yo creo que casi mejor que prueben su propia medicina ahí sin prisas, pero sin pausa.

      Besos guapa.

      Me gusta

  22. 25/02/2013 en 18:45

    Me gusta

  23. Luisa Angela
    25/02/2013 en 22:42

    A colación de la entrada.
    Impresentable Toni Cantó

    Me gusta

    • 25/02/2013 en 23:32

      ¿Qué dijo pues?

      Me gusta

      • Luisa Angela
        25/02/2013 en 23:52

        Pues que la mayoria de las denuncias son falsas, que hay muchos mas hombres maltratados, bueno que se ha cubierto de gloria

        Me gusta

        • 25/02/2013 en 23:57

          Si ya decía yo que 7 vidas empezó a tener gracia cuando se fue él.

          Me gusta

        • Luisa Angela
          26/02/2013 en 03:34

          Ni te cuento como está el colectivo de mujeres maltratadas

          Me gusta

  24. 26/02/2013 en 11:28

    Ojalá en la vida real fuese tan fácil ¿verdad? un golpe de pluma (bolígrafo, teclado) y el curso de los acontecimientos varía hacia donde nosotros deseamos, resultado: el maltratador sale de la escena con los testículos castrados, la cara partida y el rabo entre las patas y la maltratada sale de la escena y encuentra un gran amor que la cuida y la tiene como una reina.

    tu actitud denota un gran corazón empático y solidario. Un abrazo, amigo. El tema del ciclismo no lo comento que no me va mucho.

    Me gusta

    • 26/02/2013 en 11:47

      Claro, la vida real es mucho más complicada, más o menos lo que dices excepto en lo que la maltratada encuentra el amor de su vida, porque teniendo a su padre no es necesario 🙂

      De todas formas no se trata ya de que te cuiden como una reina, en una pareja puede haber momentos malos, incluso discusiones, la vida no es color de rosa, lo sé, pero vaya, que de ahí a maltratar hay un trecho.

      Ah, que ayer me ví “La novia era él”, que lo sepas, la verdad es que en esas comedias el Grant se sale, llena la pantalla el jodido.

      Besos querida.

      Me gusta

  25. 26/02/2013 en 13:04

    ¡Gracias por sacar el tema, querido Dess!! Son muchísimos más los casos, de lo que reflejan las estadísticas, o de lo que se cree la sociedad en general.

    El ¿”por qué” no se van?, los motivos que se van sumando, y a todos se nos puede llenar la boca con el “yo en su caso”, pero la cuestión es que NO estamos en su piel y cada persona es ella con SUS circunstancias. El no poder mantener por ellas mismas a los niños es una razón de peso, y nombrando a estos angélicos, me gustaría añadir que el maltratador no solamente está agrediendo la pareja (no me da la gana de decir “su” pareja), sino que está haciéndoles un daño prácticamente irreparable a los hijos y robándoles la felicidad traumatizándolos a diario.

    El final muy digno de ti, héroe de tus niñas!! 🙂

    No quería extenderme tanto, pero escuché un caso por la radio en el que los hijos, al hacerse mayores, fueron ellos quienes le dieron la paliza al padre: se acabaron los malos tratos ipso facto!! Ojalá hubiese tenido esa mujer padre o hermanos que se la dieran antes, a fin de cuenta son unos cobardes.

    Muchos besitos!!

    Me gusta

    • 26/02/2013 en 13:07

      …los motivos que se van sumando…

      Me gusta

    • 26/02/2013 en 13:24

      Yo no juzgo a las mujeres, habrá mil motivos por los que no abandonan el hogar, por los que retiran denuncias, evidentemente habrá muchos casos que ni salen a la luz, pero sinceramente creo que cada vez menos, por fortuna, cada vez se aguanta menos.

      Creo que como sociedad en ese aspecto hemos madurado, ya no se justifica una hostia a la mujer, antes me temo que más de una sí, no creo que sea yo ningún héroe, pienso que todo padre protegería a sus hijas, al menos es lo que veo a mi alrededor, con mis compañeros por ejemplo, no hay nada más sagrado que tu madre, pero cerquita andan ellas.

      Besos guapa.

      Me gusta

      • 26/02/2013 en 13:39

        Ya sé que tú no juzgas a las mujeres, Dess!!, me habré expresado mal si te he dado esa impresión, eso me pasa porque te contesto después de haber leído los comentarios que me preceden… ¡cosa que tendré que corregir!

        Me gusta

        • 26/02/2013 en 14:24

          No, no te expresaste mal, era una manera de corroborarlo, yo no las juzgo, supongo que como bien dices hay tantas circunstancias como mujeres, algún caso podré no entenderlo, aun así seguiría sin juzgarla.

          Añade un “tampoco” a mi comentario anterior y ya está 😀

          Cuídate querida.

          Me gusta

        • 26/02/2013 en 16:34

          Cuídate tú también bonico!! http://img30.dreamies.de/img/926/b/0sp7tn53uvl.gif

          Me gusta

  26. 27/02/2013 en 00:08

    ¿Te inspiró el Cantó? Un abrazo!

    Me gusta

    • 27/02/2013 en 08:09

      Según Cantó esto hubiera sido un sueño de ella 🙂

      Abrazos.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        28/02/2013 en 18:57

        Claro, somos tan gilipollas que no tenemos más cpsas con ñas que soñar.

        Me gusta

  27. 28/02/2013 en 00:00

    Onala hubiesen muchos Dess para estos casos…

    Me gusta

  28. lagaviotaconamor
    28/02/2013 en 15:37

    Querdi Dess: me parece un post hermoso dentro de lo terrible del tema, me gusta la amnera de actuar de ese padre yo haría lo mismo por una hija mia, es más le cortaria ciertas partes también.
    La música de hoy pues que decirte? me encantaaaaa eres un hombre bueno y sensible, aunque intentes parecer cabroncete, para nada lo eres!!
    Besotes con amor!!
    Muaskk
    Te enlazo que no quiero perderte la pista si?
    Y no te preocupes por los otros blosg que a ecepción de el de cine no existen ya

    Me gusta

    • 28/02/2013 en 15:56

      Pero si le cortas los huevos no podrás pateárselos querida, que no hay zona más sensible al dolor 🙂

      Como todo el mundo, tengo cosas buenas y malas, no me considero mala persona, pero tampoco un santo, alguna cabronada tengo a mis espaldas.

      Besos querida.

      Me gusta

      • lagaviotaconamor
        28/02/2013 en 16:00

        NI yo te quiero santo no me jodas ajajajaja

        Me gusta

  29. 01/03/2013 en 22:32

    es muy linda la historia, muchas personas pasan por esto y la mayoria no tienen a nadie que las defienda, la verdad espero que jamas me pase algo así… no me imagino llorando en un rincon porque mi futuro marido me pegue sino que me imagino feliz con hijos siendo una familia feliz donde las tristezas no existan pero eso es imposible,,,,Xoxo

    Me gusta

    • 01/03/2013 en 23:11

      Alguna tristeza siempre habrá, es inevitable, pero vaya, que seguramente tengas algo muy parecido a lo que te imaginas, ójala.

      Abrazos.

      Me gusta

  30. 10/03/2013 en 22:07

    No se…no se si podré mejorar esta entrada,que no veo deficiente,pero ahí va mi comentario.Se refleja en tu relato esa sensibilidad y ese admirable sentido de protección en este caso por las hijas,y en general por las mujeres maltratadas. Besos .Elssa Ana

    Me gusta

    • 10/03/2013 en 23:06

      No soy mujer, y me encanta meterme con las mujeres, picarlas, pero sí, quizá a raiz de ser padre de dos niñas la cosa me preocupa y mucho.

      Besos querida.

      Me gusta

  31. 17/03/2013 en 16:46

    Bufffffff………
    Gracias por ese final y sobre todo educación, educación y educación. No sé si así se conseguirá algo pero seguro que estaremos más cerca.

    Besos querido.

    Me gusta

    • 17/03/2013 en 18:35

      Yo creo que sí mujer, antes creo que las cosas estaban peor, pero nadie decía nada, era “lo normal”.

      Besos guapa.

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: