Inicio > Historia > La guerra de invierno.

La guerra de invierno.

Hay varias frases referentes a la historia que vaya, no dejan de tener su gracia, una por ejemplo, “la historia la escriben los vencedores”, que se lo digan a los de Esparta, que si bien ganaron apenas cultivaron las letras y su historia nos viene de fuentes atenienses (sus enemigos), o Vietnam, contada por Estados Unidos, que vaya, que sepamos no ganó.

Otra, “todas las guerras son estúpidas”, cambia “estúpidas” por “absurdas” o similares, claro, son frases que quedan bien, nos puede el pacifismo, poner la otra mejilla, para desmontar ese mito os voy a hablar hoy de una guerra, duró poco, quedó eclipsada en la historia, pero que vaya, es claro ejemplo de que una guerra es, en ocasiones, la única posibilidad de sobrevivir, os voy a hablar de la guerra de invierno, un conflicto que enfrentó en el invierno de 1939-1940, en plena segunda guerra mundial, a Finlandia y la Unión Soviética.

No voy a contarte que si la octava división entró por no sé qué sitio y tal, me la suda, intentaré que te pongas en situación nada más, nada de estrategias militares.

Apenas comenzada la guerra Alemania y la URSS eran aliados, invadieron Polonia, hasta ahí lo archirrepetido, pocos meses después Stalin toma la decisión de tomar y ocupar Finlandia, una campaña rápida y exitosa en principio, fácil, las diferencias entre ambos países eran enormes, un millón de soldados los rusos, 400.000 los fineses, alrededor de 5.000 tanques unos, apenas 30 los otros, 4.000 aviones contra 100, David contra Goliath, encima el armamento finlandés era como era, obsoleto, realmente sólo tenían uno o dos tanques plenamente eficiente, era armamento comprado de restos de la Primera guerra mundial.

Ante tal perspectiva la cosa estaba clara, rendirse, pero claro, ante la idea de acabar medio país en los Gulag Finlandia decidió resistir, claro, tú ahora te dirás “que todas las guerras son estúpidas”, pero con todos mis respetos esta es claro ejemplo de que la frase es una tontería, Finlandia luchó por su libertad, por su existencia, por sus vidas, ¿qué mayor motivo para tomar las armas e intentar repeler una agresión?.

Guerra de InviernoUnos meses apenas de combates, pero qué meses, uno de los inviernos más duros que se recordaban, con temperaturas incluso superando los 40 bajo cero, los soviéticos atacan por la práctica totalidad de la larguísima frontera, los finlandeses faltos de hombres, de armas y munición usan todo tipo de tácticas para resistir. El cóctel Molotov por ejemplo, ya se había usado, pero fue aquí donde se ganó su nombre, Viacheslav Mólotov (lo más parecido al ministro de exteriores que había en la URSS y de facto número dos de Stalin) se hartó a decir por la radio a los invadidos que las bombas que les estaban mandando en realidad no eran bombas, sino alimentos para paliar su hambre, los fineses, con un sentido del humor envidiable, dijeron que si «Molotov ponía la comida, ellos pondrían los cócteles». Y con ese y otros métodos similares se hartaron a acabar con tanques enemigos, incluso metiendo palos en las cadenas.

Como tenían poca artillería la usaron con cabeza, en vez de bombardear al enemigo bombardeaban el terreno a su paso, como la mayoría era hielo se rompía y no sólo hundían un par de tanques o tres y sus acompañantes sino que imposibilitaban las rutas. Famosos son los 300 espartanos que en realidad eran muchos más, aquí sí fueron eso, 300, los finlandeses que detuvieron a 25.000 soviéticos en un bosque, Suomussalmi, hostigándolos hasta acabar con la práctica totalidad de enemigos, los apenas 2.000 supervivientes no tuvieron otra que rendirse.

Bien, una resistencia feroz, los soviéticos flipaban en colorines, encima el tiempo, el frío extremo causaba estragos en los rusos, el combustible escaseaba, ya que tenían que tener sus tanques permanentemente arrancados, si nos paraban se helaba el combustible, no estaban preparados para tanto frío, encima los fineses iban de blanco, ellos con su habitual uniforme (blanco perfecto, pero para los francotiradores), si a eso le sumamos la escasa predisposición de sus mandos para enviarles comida tenemos unas condiciones de combate realmente mejorables.

Os voy a dar un ejemplo de ello, la llamada “batalla de las salchichas”, un regimiento soviético rompe las líneas finesas, la punta de lanza para la victoria total, están ahí en pleno avance cuando de repente huelen un campamento enemigo, más que el campamento huelen unas salchichas asadas, pues paran el avance y allá van, los mandos desesperados, “Camaradovskis avanzad¡¡¡¡¡”, y la soldadesca, “por los huevoskis camadara, allá que te penetrenko un pez del Volga”, su hambre era tal que dejaron hasta las armas para ir a comer salchichas, evidentemente fueron cercados y asesinados.

La masacre fue tal que muchos finlandeses tuvieron problemas psicológicos de matar a tantos enemigos, luchaban por su tierra sí, pero tantas muertes en sus conciencias se les hizo duro, no se sabe cuántos soldados rusos murieron en esos meses, las cifras varían entre 100.000 y 300.000, Stalin solo reconoció 300, y esos cadáveres fueron los que llegaron a casa, el resto permaneció enterrado entre la nieve, incluso se descubrieron cadáveres que permanecían congelados, de pie.

No me enrollo más, decirte que la Unión Soviética ganó la guerra, firmaron un tratado que les daba el 10 % del territorio finlandés, pero el resultado es engañoso, porque cuando firmó el tratado Finlandia estaba literalmente sin apenas balas, pocas victorias más amargas y pocas derrotas más dulces ha habido en la historia, Finlandia salvó su independencia, en un ejercicio de heroísmo sin precedentes.

Se sacaron muchas lecturas de esta guerra de invierno, Hitler fue cuando decidió invadir la URSS, al ver la debilidad de los rojos, Stalin vio y aprendió, rescató oficiales de sus purgas, aprendió de los finlandeses a usar el clima y el terreno para hacerle pasar por lo que pasaron ellos a los nazis, por ejemplo en Stalingrado.

Una guerra olvidada, pero realmente claro ejemplo de que sí, que a veces una guerra está justificada, que dista mucho de ser absurda, cuando se trata de defender lo tuyo, de evitar deportaciones masivas al horror siberiano. Lo más difícil sin duda resumir el tema, es lo que tienen estas cosas, concentrar en tan poco tiempo tanto que decir, en fin, espero que te haya gustado.

Temazo para la posdata: Ride The Sky, “The prince of darkness”

Anuncios
  1. Karmel
    18/12/2012 en 00:20

    En la vida creí que me iba a leer un relato entero dedicada a las guerras…ufffff. ni yo me lo creo. Para increíble líder tú, y para mala, mala lectora de batallas yo.
    Para mí, hasta son desconocidos , Stalin , Trúman y Molotov, si, si, he oído hablar de ellos pero………..para mí, música divina.

    Yo espero la entrada de la goitibera, ahí si te diría alguna cosita.

    Apenas me conecto, ya hablamos.

    Buenas noches y besicos Gran Líder.

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:10

      Ahm, es que la programé para el día 1 de enero y se publicó el uno de enero de este año 😀

      Pero no te chives, en cuanto a la historia esta pues la verdad es que para mí es claro ejemplo de que a veces hay que luchar por lo de cada uno, sin más, besos preciosa.

      Me gusta

      • Karmel
        18/12/2012 en 15:51

        No querido Dess, conformista no soy, y no te asombres…. ¿pacifismo….? Pues pienso que hasta ahora bien poco se ha conseguido.
        Siempre he creído que las guerras son estúpidas porque en ellas pelean siempre unos inocentes por esos cobardes que no se atreven ni a ensuciarse para conseguir lo que otros quieren.

        Así que luchemos por lo que cada uno desea, y no siempre por lo que unos pocos quiere, y ya sabemos que quieren…¿ es lo justo no?

        Besicos.

        Me gusta

        • 18/12/2012 en 18:36

          Bueno, hay excepciones como todo en la vida, los legionarios romanos peleaban por buscar fortuna, por el botín, como muchos otros a lo largo de la historia, otros, como es el caso de hoy, peleaban por sus familias y su tierra, luego evidentemente también están los desgraciados que pelean por los egos de sus gobernantes y quienes simplemente hacen de ello su profesión.

          Ahroa caso de haber una guerra me da que te llevarían a tí antes que a mí, que ya estoy viejo 😀 ándate con ojo querida y si llegara el caso da lo mejor de tí, nada de mariconadas, bayoneta y que se caguen.

          Besos hermosura.

          Me gusta

      • Karmel
        18/12/2012 en 15:53

        Quería decir lo que ellos.

        Me gusta

  2. 18/12/2012 en 00:36

    Empezaré por decir que no tenía ni idea de esta guerra. Dicho lo cual, sólo puedo decir, gracias por instruirme sin soltarme el rollo.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:12

      Hombre, es menos conocida que el resto de escenarios de la segunda guerra mundial, ahora, te adelanto que en una semana más o menos hablaré de otro episodio de esta guerra que realmente sí que me dejó flipado 😀

      Stalin hizo lo posible para que quedara en el olvido la vergüenza, a pesar de ganar, luego los nazis, los americanos, los japos y los rusos se llevaron todo el protagonismo, pero guerra hubo en muchos otros sitios.

      Abrazos.

      Me gusta

  3. 18/12/2012 en 07:20

    Qué bueno y estrategico lo que bombardear el hielo!!! Gracias por culturizarme un poco más querido Dess Un beso

    Me gusta

  4. 18/12/2012 en 08:36

    La batallas de frío invierno de la Europa del poco tienen que ver con las estrategias militares de aquel entonces. El blitzkrieg con toda la “innovación estratégica que propuso ” no tan efectiva allá donde existían grande extensiones de tierras “deshabitadas”. De lo que has contado subyace una cosa importante de la utilidad delas guerras, que debes aprendes de las guerras de tus vecinos y del pasadas, ya el amigo Napoleón se la vio con el invierno Ruso y poco aprendió el amigo Adolfo de ello, entre otras batallitas.
    Para la próxima de estas de frío espero relates algún por menor curioso de Stanligrado
    Besos

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:15

      Stalingrado es una batalla de la que resutla complicado hablar de otra cosa que no sea la desesperación de una tropa aislada, y como eran nazis hablar de ello supondría ser acusado de nazi 😀 la gente es simple.

      Al final lo curioso de esta guerra es que “perderla” hizo posiblemente que Stalin pudiera derrotar luego a Hitler.

      Besos cielo 🙂

      Me gusta

  5. 18/12/2012 en 09:41

    Supongo que habría que distinguir entre una guerra y una invasión. En una invasión lo que haces es defenderte, y estoy de acuerdo contigo, no todas las guerras son injustas ni mucho menos, el pacifismo está sobrevalorado a no ser que vivíeramos en un mundo ideal, y no es el caso, y llevarlo a sus últimas consecuencias sólo de te deja en desigualdad de condiciones frente a los que no atienden a razones.
    Soy partidaria en estos casos del mismo consejo que le doy a mi hija desde pequeñita, nunca pegues la primera, pero si te pegan devuélvela doble, y sobre todo, que jamás te vean llorar.
    Besos

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:17

      Es que la mayoría de las guerras son invasiones por una parte, quitando guerras que realmente fueron absurdas, como la primera guerra mundial, la segunda empezó por la invasión alemana de Polonia, por ejemplo, y sí, eso del pacifismo está bien, pero a veces hay que ir más allá para defender lo de uno.

      Besos querida.

      Me gusta

  6. 18/12/2012 en 10:58

    Nunca he creído en el pacifismo. Buen relato y con historias así entiendes el alma de ciertas naciones y su sentimiento de “pueblo”.
    Besazo

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:19

      Sin duda un ejemplo, enorme, de cómo un pueblo unido es capaz de llegar a lo máximo por defender su tierra, como decía en la entrada cuando acabóla guerra literalmente no tenían ni balas, una derrota de la que Finlandia se siente más que orgullosa.

      Besos maestra.

      Me gusta

  7. David
    18/12/2012 en 12:12

    Sí, un temazo. De tu artículo no digo nada, porque siempre son buenos.

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:21

      La pena es que la banda sacó ese disco y se disolvió, hombre, aun queda Masterplan, que suena bastante parecido, pero este grupo en su corta trayectoria merecía mucho la pena.

      Gracias por la visita mozo.

      Me gusta

  8. 18/12/2012 en 12:20

    Sí señor, magnífica entrada. Es tu estilo al narrar algún episodio de la Historia, las anécdotas que entresacas de todas las posibles, tu sentido del humor, esa capacidad de síntesis… Me quito el sombrero una vez más.

    Me gusta

    • 18/12/2012 en 13:22

      Sobre todo síntesis 😀 que es lo más complicado, resumir una historia como la de esta contienda es para mí lo peor, porque para escribirla recurres a varias fuentes, documentales incluídos, y te sale material de sobra, encima siempre intentas meter alguna anécdota como lo de las salchicas 😀

      Gracias melenitas.

      Me gusta

  9. 19/12/2012 en 02:03

    ¿Que si me ha gustado? Hombre, ojalá todas las clases de historia fueran así de entretenidas. Estupenda historia ésta que nos has traído (iba a escribir “bellísima”, pero se me atragantó el adjetivo).
    Al contrario de lo que dice un amigo por ahí arriba, sí creo en el pacifismo, pero tampoco hasta el extremo de la estupidez. Una cosa es ser pacifista, otra ser un cordero.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 08:16

      Está claro, es un ejemplo muy evidente este, Finlandia no hizo nada para ser agredida, una sociedad pacifista, no es un país que se haya destacado por participar en guerras, pero cuando es necesario tomas las armas sin dudarlo un minuto.

      Gracias compañero.

      Me gusta

  10. 19/12/2012 en 02:10

    Me ha gustado si, y mucho. Es mas o menos como lo de Vietnam… ya sabes, enfermedades, mosquitos, lluvia y un calor insoportable. Si esto pasara aqui en España como mucho les podriamos insultar estilo “el cansino”.
    un besazo infernal QD.

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 08:20

      Sí, en cierta forma es similar, aprovechar las condiciones climatológicas y el que esas estaban exageradas, para contrarestar el mayor poderío militar del enemigo, desde luego un escenario a evitar 🙂

      Besos y gracias querida.

      Me gusta

  11. 19/12/2012 en 06:58

    Gran culpa de la tenaz resistencia finlandesa la tuvieron sus comandos. Que aparecían como fantasmas en esquís emboscaban y desaparecían. Una invasión que dejo sin duda en ridículo a los rusos y alentó a hitler a intentar la operación barbarroja….Entretenido, desde luego tienes habilidad para contar batallas……Cuidate

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 08:22

      Exacto, ridículo, pocas veces quedas tan en evidencia ganando una guerra, y tal y como digo en la entrada Hitler invadió la URSS “gracias” a la guerra de invierno, pero evidentemente sin tomar demasiadas notas al respecto.

      Gracias por los halagos maestro.

      Me gusta

  12. isabelamor
    19/12/2012 en 09:41

    Querido Desjues a los buenos días tenga usted!!
    no me gusta nada, leer temas de guerra, pero tú lo has hecho ameno aunque me voy muerta de frio joo muy buena información, cada día nos haces más cultos.
    Feliz miércoles de frio y cine querido Dess,
    Muaskk

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 11:11

      Bueno, a mí me interesan esas cosas, por el miedo que me da haber podido vivir una situación parecida

      Ahora, más cultos… tampoco es que nos vayamos a culturizar mucho leyendo estas cosas.

      Feliz resto de semana querida.

      Me gusta

  13. Jedy mi Padawan esta de acuerdo contigo
    19/12/2012 en 11:56

    Querido D: me ha gustado, no me canso de las cosas que aprendo contigo.

    Pero ya sabes “make love”

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 12:06

      Mucho más placentero, dònde vamos a parar 😀

      Realmente dudo que entonces nadie fuera a la guerra contento tampoco, hoy ya tengo dudas, sobre todo en algunos casos.

      Besos y gracias.

      Me gusta

  14. 19/12/2012 en 14:32

    me esperan los chavalines… volvere!! que estas cosicas me encantan…

    Me gusta

    • 19/12/2012 en 14:37

      No me muevo 😀

      Me gusta

      • 20/12/2012 en 13:47

        he vueltoooo!!
        veo que al final lo que cuenta es la cabeza… lo de pacifista, guerrear, defenderse… demasiados matices para tantos casos… no se puede generalizar. de todas formas, creo que me quedo con lo que te he dicho al principio… hay que saber usar la cabeza… yo por lo menos es lo que les intentamos inculcar a los chavalines.
        que tengas un buen día!

        Me gusta

        • 20/12/2012 en 18:02

          Claro, pero eso funciona hasta que funciona, es decir, cabrones habrá siempre, en todos los ámbitos de la vida, en el patio del recreo y gobernando países, si a Finlandia le hubiera dado por razonar es probable que al igual que esl resto de zonas ocupadas por los rusos muchos de sus habitantes hubieran muerto de hambre, en los gulags, asesinados y vete a saber de qué más formas puteados.

          Besos.

          Me gusta

  15. 20/12/2012 en 04:48

    Primera vez que te leo y me encuentro con esta belleza de libertad. Clara, sencilla, entendible y con una demostración de valor.. Un abrazo y como muchos, ignoraba esta epopella. Un abrazo Rub

    Me gusta

    • 20/12/2012 en 09:04

      Eh, mera casualidad no te creas 😀 normalmente este es un sitio bastnte soez y dedicado a cosas raras, me alegro de verte, se bienvenido y gracias por los halagos.

      Me gusta

  16. 20/12/2012 en 17:00

    uf! crack, creo q abandono las lecturas de Historia y me quedo con tus entradas. Si conocieras algún episodio de la gesta independentista cubana, varios lectores te estaríamos muy agradecidos por una entrada como esa.
    un abraza

    Me gusta

    • 20/12/2012 en 18:06

      Hombre, no sé mucho al respecto, debería encontrar una historia que me motivara, luego está el hecho de que no suelo escribir sobre la historia de España y/o antiguo imperio español, porque hay gente que no soporta la mínima chanza o gracia al respecto y estas cosas sin alguna chispita pues no tienen demasiado atractivo para mí 🙂

      Pero algo buscaremos.

      Abrazos.

      Me gusta

    • 20/12/2012 en 20:10

      Quieto, que ya encontré una historia más o menos aprovechable, ya te contaré.

      Me gusta

  17. 20/12/2012 en 23:57

    Me encantan tus lecciones de historia!

    Me gusta

    • 21/12/2012 en 08:17

      Ahí, se nota que eres una mujer con criterio, de hecho el debate sería si eres m´s criteriosa o más bella 😀

      Besos.

      Me gusta

  18. 21/12/2012 en 12:52

    Ay, madre…que me has tocado de lleno (buf!) Y decías que no había entradas destacables? Un cojón. Y me toca de lleno porque mi mitad de glóbulos rojos llevan una bandera azul, blanca y roja (antes era roja con la hoz y el martillo, pero afortunadamente eso ya es cosa de la historia). De purgas, Siberia, Stalin, Mólotov y demás hijoputeces que se cometieron en esa parte del SXX, y de la cual muchas personas desconocen la maldad del camarada Yosef, tengo yo mi adn impregnado…

    Tocas fibra, Dess

    Me gusta

  1. 29/11/2013 en 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: