Inicio > Tonterías > La maldita heroína.

La maldita heroína.

Bueno, seguimos con la operación “caerte mal”, tras una entrada machista y una sobre una peli desconocida vamos ahora a derribar otro mito, el de encontrar siempre algo gracioso en este blog.

Te diré, no hay cosa que más me jode en este mundo que la ligereza al juzgar que tenemos todos, muchas veces además juzga el menos indicado, cuando se habla de drogas siempre aparece quien dice claramente que si un hijo cae en ese mundo es culpa de los padres, que si no se les presta atención, que si tal, que si Pascual, “mi hijo no se drogará nunca porque soy una madre cojonuda”, y mientras, su hijo, en la otra habitación poniéndose hasta el culo de extasis.

No soy muy de frases, pero hay una que forma parte de mi filosofía de ver la vida: “Yo soy yo y mis circunstancias”, más claro el agua, para juzgar a los demás hay que ponerse en sus circunstancias, no en las nuestras. Vale, una vez dicho esto te contaré el por qué de esta entrada, putas casualidades de la vida, ayer estaba escuchando en la radio que el consumo de heroína estaba subiendo en España, por la crisis, la heroína es la droga de los pobres, en tiempos de bonanza todos a la coca, en los ochenta hubo una crisis de cojones también, y ahí situaré lo que te voy a contar.

¿Por qué hablo de putas casualidades?, porque horas después me llama mi madre, para contarme que ha muerto mi tía, a la que llamaremos Juana, da igual el nombre, si hay alguien con conocimiento de causa para hablar del tema es precisamente ella, como no lo puede hacer pues lo haré yo.

Bien, años 80, servidor un crío, barrio obrero, de la periferia, lleno de inmigrantes llegados de diferentes lugares de España, pisos de menos de 50 metros cuadrados, media de 5 o 6 hijos por familia, hacinados, eso sin contar con la llegada recurrente de gente del pueblo, o cuando a la prima de turno hay que cogerla porque la ha zurrado el marido y no tiene más familia, decía antes que me descojonaba de lo lindo cuando se juzgaba a los demás, cuando se responsabiliza a los padres de que sus hijos caigan en la droga…

HeroínaVale, tú ponte en su situación, en la de mi madre por ejemplo, llevar una casa, con cuatro duros, ella sola porque mi padre estaba trabajando, desbordada, encima con unos hijos cabronazos, todos menos mi hermana, única chica de cinco hermanos (uno murió nada más nacer), no, a nosotros no nos crió mi madre, ni mi padre, y no les guardo rencor, hacían lo que podían y más, a nosotros nos crió la calle, y entonces la calle era como era.

En mi antiguo barrio apenas verás gente de 45-50 años, pocos, muy pocos, porque casi todos cayeron víctimas de la heroína, hay algo también que cuando lo escucho me suele hacer bastante gracia, cuando hablan del peligro de las drogas actuales, las pastillitas, cuando hablan de sus efectos a largo plazo, no me entiendas mal, no quiero decir que sean buenas, lo que quiero decirte es que con la heroína no hacía falta estudio alguno a largo ni medio plazo, ni a corto, sus estragos eran más que evidentes, y en mi barrio se drogaba todo dios, encima delante de todo el mundo, coño, yo aprendí bien pronto a sujetar y apretar la goma a los yonkis en el brazo, a comprarles limones, a callar después, ¿cómo en ese ambiente se puede juzgar a una madre porque su hijo caiga en la droga?.

Mi tía, vaya vida, siete hijos, seis varones, una chica, nuevamente la única decente, quizá por eso yo siempre quise tener hijas y no hijos, de los seis chicos uno alcohólico (desgracia que lamentablemente era habitual también), los otros cinco yonkis, mis recuerdos de pequeño eran de ir al hospital con mi madre a visitar al primo de turno, hasta los confundía, menos al pequeño, todos acabaron igual, muertos, cinco hijos muertos por la droga, ¿alguien va a tener cojones de juzgar a mi tía?, cuando el mayor murió el pequeño aun no había entrado, pero entró, y no salió, pocos salen.

Mi tía era viuda, de hecho yo ni conocí en vida a mi tío, se pasó la vida escondiendo el dinero en el sujetador para que sus propios hijos no la robaran y les pudiera seguir dando de comer, nunca tuvo vida alguna, siempre sufriendo, la casa hecha un solar porque todo era vendible, la familia recurrentemente estafada, “ha dicho mi madre que si me dejas 1.000 pesetas para poder comprar comida”, menuda ingenuidad la de mi madre, pero quizá es que prefiriera que la estafara a ella a que ahostiaran a mi tía.

Aun asi Juana siempre cariñosa conmigo, su sobrino favorito me decía, no tenía nada pero siempre sacaba una galleta para darme, mi madre me mandaba recurrentemente a darle leche, pan, aceite, cosas así, ella nunca, jamás, lloró delante mío, siempre con la sonrisa en la boca, pero yo era pequeño, pero no gilipollas, porque en un barrio así no sabrás ecuaciones, pero espabilas de lo lindo, no te crees que se tropiece tantas veces, ni que tuviera los ojos rojos porque la novela estaba emocionante, sabías el por qué mi padre de vez en cuando le soltaba hostias a tus primos, de sobra.

Así que cuando mi madre me dijo que había muerto no sé, está mal decirlo, pero me alegré, no porque muriera, sino porque sabía de sobra que lo había hecho tranquila, en paz, feliz, llevaba años viviendo con mi prima, en Valencia, cuidando de sus nietos, bien de salud, murió de repente, sin agonías, merecidamente en paz, menuda vida de mierda que le dieron, a pesar de eso nunca dejó un hijo sólo en el hospital, siempre le decía a mi padre que parara, siempre lloraba en los funerales, y siempre al salir me miraba y le decía a mi madre la suerte que tenía por tenerme, cosas del desconocimiento claro, porque yo heroína no, pero cabrón era bastante cabrón.

En fin, comprenderás que cuando oigo una conversación sobre drogas, escucho a las madres de uno o dos hijos, de posición acomodada, con sus hijos tan perfectos, guapos, bien vestidos y demás, juzgar a las madres de los drogadictos…. pues eso, que me entra una mala hostia que para qué.

Royal Hunt, más que honrosa posdata para mi tía, “Exit Wound”

Anuncios
Categorías:Tonterías Etiquetas: , , , ,
  1. 25/10/2012 en 00:13

    Ojalá tu tía haya pasado a mejor vida porque, en ésta, según cuentas, qué mal la trataron a la pobre! Hay gente cuyas historias me ponen la piel de gallina y algunas de las que cuentas aquí, incluida ésta, lo hacen. Si es que algunos nos quejamos de vicio…
    Te acompaño en el sentimiento.
    Un gran homenaje. Tu tía tenía razón: tu madre tiene suerte por tenerte.
    Un fuerte abrazo

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 01:42

      Bueno, ten en cuenta que esto está escrito en junio, ya pasó tiempo, y ten en cuenta que no, en absoluto, mi madre tuvo suerte de tener a mi hermana, punto, el resto.. mejor no hablar 😀

      Pero vaya, que de mi tía siempre guardaré muy buenos recuerdos, era una mujer superamable, no mereció en absoluto la mierda de vida que le dieron sus hijos, en ese punto quizá nosotros hemos tenido tiempo para reparar errores.

      Besos guapa.

      Me gusta

      • 25/10/2012 en 17:42

        Joé, sí que escribes tú tus entradas con tiempo! A eso le llamo yo ser organizado jaja. Yo siempre voy a matacaballo, escribiéndolas el mismo día que las publico 😕

        Tu tía seguro que se merece un monumento. Yo tengo una tía a la que le están dando una vida parecida su marido y sus hijos y cada vez que la veo se me parte el alma.

        Un fuerte abrazo.

        Me gusta

        • 25/10/2012 en 22:17

          Lo peor de aquella época es que mis padres, mi tía, eran emigrantes, salvo ellos mismos no tenían muchos más a mano, cierto es también que entonces el vecino era el vecino, casi familia, creo que precisamente era por eso, la falta de padres, hermanos y demás hacía que la figura del vecino fuera tan importante.

          Siento lo de tu tía, besos cariño.

          Me gusta

  2. 25/10/2012 en 00:37

    Descanse en paz la verdadera heroina de este cuento tan triste.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 01:44

      Una más, una de tantas, de muchas que he conocido, la madre del “alcayatas”, del “chino”, del “baterías”, de tantos y tantos, una generación perdida entre jeringas y barandilla.

      Me gusta

  3. cartasdesdecantabria
    25/10/2012 en 00:38

    Sentido y emotivo, amigo; me has provocado una honda emoción con esta historia que refleja un arquetipo del que todos retenemos un ejemplo en la memoria.Soy como una esponja para estas cosas y el nudo que siento en la garganta y la visión borrosa me dice que son fruto del contagio de tu situación anímica al escribir esto.
    Lo más hermoso de todo es que ahora pasará más a menudo por tu lado para susurrarte al oído lo orgullosa que estaba de ti.
    Estas palabras que has escrito son un buen de la imagen que tengo de ti.
    Un abrazo chaval, te acompaño en el sentimiento.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 01:49

      La verdad es que sobre esa época mi memoria hizo bien su trabajo, realmente me quedé con lo mejor del tema, las travesuras, las pequeñas cabronadas, el ir a vender melones con mi padrino, pero es así, mi primer porro me lo fumé con el hermano de un colega, ese hermano murió también, aun no había acabado yo la EGB.

      Mi tía pues eso, me trae más buenos recuerdos que malos, y los malos evidentemente no por culpa suya, al menos lo que decía en la entrada, llevaba ya muchos años tranquila en levante con su hija, también es cierto que cuando veo a su único hijo varón vivo, que sigue viviendo en mi antiguo barrio, me entran ciertas ganas de ahostiarle bien ahostiado, pero en fin, que tampoco a estas alturas vamos a arreglar nada.

      Abrazos.

      Me gusta

  4. 25/10/2012 en 01:38

    hoy sí que debería llamarte usted.
    hay muchísima gente que no sabe empatizar y muchísimo menos ser capaz de reconocer que cada uno tiene sus circunstancias y respetarlas…
    al final es lo más importante, por lo menos para mí, el respeto.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 01:53

      Al menos no juzgar a la ligera, ojo, que el primero que lo hace soy yo, debe ser algo muy humano 😀

      Pero el sitio donde te crías, el momento en el que te crías, es tan importante como la educación que recibes, o la que no recibes, quizá sea una de las cosas por las que me encanta tanto esa gran serie que es “The Wire”, por lo bien que refleja todo esto que quiero decir y no logro escribir.

      Besos.

      Me gusta

      • 25/10/2012 en 11:33

        te había oido a ti lo de “the wire”?, no se pero de algo me suena… no tengo ni idea de que va, pero si que es verdad que muchas veces no es fácil escribir lo que la mente dice…

        juzgar yo creo que lo hacemos todos,yo por supuestisimo que tambien, pero hay formas de hacerlo más correctas que otras… y siempre hay camino para darse cuenta de la situación de cada persona aunque de primera no lo hayamos pensado, quizas incluso por ignorancia…

        pero ahí es donde está el respeto… en darse cuenta de que no lo sabemos todo.. ni aunque pasen dos lunas…
        que tengas muy buen dia dess!!!!

        Me gusta

  5. Luisa Angela
    25/10/2012 en 02:34

    Veo que ni eres tan,( lo que quieras aparentar), ni nada que se le parezca.
    Pensaba que podía equivocarme, pero no.Tu modo de querer presentarte, equivale a la vida que te ha tocado vivir, y sobre todo a las fibras que han tocado.Cada uno buscamos nuestras manera de estar en el mundo, el modo de manifestarnos, y la manera de protegernos.
    Y estoy de acuerdo contigo.
    Antes de juzgarme, camina una luna con mis zapatos.
    Creo que es un proverbio indio.
    Y yo tambien me enciendo y me quemo, cuando hablan alegremente y juzgan sin haber pasado por ello o sin haberlo tenido cerca, y haber sentido todo el sufrimiento a flor de piel.
    No se muy bien como expresar lo que quiero decir, pero para nada tu relato hace que me caigas mal.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 02:40

      Bueno, era más bien el tono, el que fuera un relato, para mí, ciertamente amargo, créeme que si quisiera realmente caerte mal podría contarte varias historias de esa época, aunque siendo sinceros también te digo que estoy orgulloso por haber salido de ese agujero y llevar una vida “normal”.

      También es cierto que de haber nacido 5 años antes el tema podría haber sido bien distinto, lo que decía del momento y el lugar.

      Besos querida.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        25/10/2012 en 02:54

        Mira ahora que soy madre, veo lo que tienen alrededor mis hijos, como unos amigos se lanzan hacia unas determinadas actitudes,y me muero de miedo.Hablas con ellos, les intentas aconsejar, no les quitas la vigilancia que puedes, y aún así sabes que no está en tus manos lo que vayan a hacer con su vida, y como madre te mueres cada día un poco, pero no dejas de estar ahí porque son tus hijos.
        No solo es el momento y el lugar, tambien el grupo

        Me gusta

        • 25/10/2012 en 03:00

          Exacto, el grupo lo suelo incluir en el lugar, porque un lugar sin gente es como cualquier otro lugar, ese mismo lugar en otro tiempo tiene otra gente distinta y su peligro también es distinto.

          Yo, por mi experiencia como hijo, te digo que nos la suda lo que diga la madre, nos la suele sudar vaya, es lamentable, pero así es, como padre pues eso, temo la llegada de la adolescencia, cuando se la sude los consejos que le pueda dar, ya, estoy generalizando, lo sé, hay casos y casos, tantos como momentos y lugares claro.

          Besos.

          Me gusta

  6. mmuarg
    25/10/2012 en 03:16

    muy cierto,un abrazo sr

    Me gusta

  7. 25/10/2012 en 03:52

    Es cierto que es injusto culpar del todo a los padres, y menos en circunstancias donde no es posible vivir, sino en hacinamiento mientras se consigue salir adelante, ellos quieren lo mejor para uno y mientras puedan luchan por eso…la situacion de tu tia fue bien complicadisima, estaba sola y con varios hijos, el entorno no favoreció para nada, y tus primos crecieron solos y atrapados en la droga de la que no se puede salir, estoy de acuerdo contigo…la maldita heroina. y como dices no se le puede juzgar a tu tia sin antes ponerse en sus zapatos.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 03:56

      Lo curioso es que se hace, ayer mismo me pasó algo curioso, tengo una amiga, bueno, es amiga de mi mujer, hace meses, cuando otra amiga de ellas se separó, nos soltó una charla acerca de que a ella no le pasaría, porque la comunicación en la pareja, que si la confianza mútua y bla bla bla… bien, ayer me enteré de que el marido la ha dejado para irse…. con la que se separó hacía meses, con su propia amiga 😀

      Se ve que la otra también comunicaba de lo lindo :mrgreen:

      Besos niña.

      Me gusta

      • 25/10/2012 en 04:16

        uy, tenaz tenaz, pensé que eso solo pasaba en las novelas xD.

        Me gusta

        • 25/10/2012 en 22:22

          Qué va, y son varios los casos 😀 yo tras enterarme de todos ya empiezo a mirar con otros ojos a las amigas de mi parienta :mrgreen:

          Me gusta

        • 26/10/2012 en 06:17

          jajajajaj si es que las mujeres son terribles 😛

          Me gusta

  8. 25/10/2012 en 06:21

    Querido Dess…por una situación familiar no sabes cómo he leido tu post y cómo me ha sobrecogido el alma…Suscribo cada una de tus palabras tajantes y ciertas….Un beso

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:23

      Sí, supongo que en todos los sitios cuecen habas, de hecho lo más triste del tema es que mi tía era una más, besos niña.

      Me gusta

  9. 25/10/2012 en 06:47

    “No juzgues a nadie antes de haber caminado durante dos lunas con sus zapatos”. Por situaciones diferentes, yo veo a diario madres que por mucho que sufran, por mucho que estén pasando, mantienen la alegría, continuan con la vida por mucho que les duela el alma. Y … alguna vez, dicen a media sonrisa, que de pena no se muere. Y madres, que siempre hay alguien que dice.. “no has ido, no has hecho… ” y te dan ganas de decirle.. tú que sabrás.
    Me has emocionado, querido Dess, y me he sentido muy orgullosa del cabroncete de mi amigo.. porque tiene un corazón que no le cabe en el pecho… (si, me has emocionado). Besos.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:27

      Vaya, ojo que hay otras cosas que me caben con dificultad en sitios 😀

      No, no te creas, nadie mejor que tú sabe que no me gusta contar muchas cosas, pero si me pusiera a contarlas ya verías como no es así, pero es por lo mismo, hay sitios y momentos en los que es imposible ser buena persona, porque si lo eres te hunden.

      Pero bien es cierta una cosa, esto que le pasó a mi tía, y varias cosas por el estilo, hicieron que si algo tengo claro en la vida es que a una mujer no se le toca un pelo, algo saqué en claro. 🙂

      Besos reina.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        25/10/2012 en 22:59

        O como a mi me gusta decir: Hasta para ser bueno tetienen que dejar

        Me gusta

        • 25/10/2012 en 23:04

          Ah, que en unos diez días toca una entrada de esas guapas, de meterme con vosotras, como voy mejor de ánimos espero un poco de vidilla en el asunto 😀 “cómo conseguir y conservar a un hombre” o algo asi se titula, lo dicho, confio en ti para esas discusiones tan divertidas.

          Me gusta

        • Luisa Angela
          26/10/2012 en 00:53

          No te preocupes.Allí estaré, la primerita de todas.jajajajajja

          Me gusta

  10. 25/10/2012 en 09:06

    He recordado esos malos tiempos de lis 80 :el yonki en la calle, los atracos, familias destrozadas…Hace tiempo que no veía ese panorama ( sólo en ” Callejeros”) y me aterroriza el dato del aumento de consumo por la crisis…Toda droga es dañina pero el caballo es, con diferencia, la màs demoledora.
    Que tu post sirva de homenaje a todas esas “tía Juana”.
    Un abrazo, Oh líder.
    NB: me sigues cayendo bien…de momento. ; – )

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:33

      Es demoledora por la tremenda adicción que acarrea, porque destroza a quien la consume y a su familia, no hay nada peor que pasear por ciertas zonas y ver cosas olvidadas, las jeringas en el suelo, y ahora las veo, no muchas cierto, pero las veo, hace cinco años no, preocupante.

      Lo curioso es que entonces era lo normal claro, tú eras pequeño y no conocías otra cosa, y la pila de suicicios que había, ah, que ahora ese, mi antiguo barrio, es un sitio supertranquilo para vivir, muy arreglado y tal, ya no hay ni charcas con renacuajos 😀

      Besos querida, piensa lo de la niña de los ajillos.

      Me gusta

  11. 25/10/2012 en 10:13

    Querido Dessjuest, no sabes lo que te entiendo…. un paseo por los barrios más típicos andaluces y muchas madres entenderían los conceptos de criarse en la calle, de protal en portal, sin tener un precioso parque ajardinado y vallado de todo lo que supone “la vida real” que otros viven.
    Un abrazo y mi pésame por tu tía.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:39

      Eso es, la madre tirando el bocata por la ventana al niño, supongo que hoy en día hay muchos barrios asi todavía, por desgracia, yo a veces cuando hablan y hablan de la pobreza en el tercer mundo, que evidentemente la hay, siempre me digo que para verla no hay que irse de aqui.

      Besos, gracias, pero como dije antes de lo de mi tía ya hace unos meses, pero vaya, que era una gran mujer, la recuerdo con muchísimo cariño.

      Me gusta

  12. 25/10/2012 en 10:18

    Es un tema duro el que tocas, compañero. Duro en general. Y duro en lo personal, porque como bien dices, en mi barrio -al que todavía acudo porque la familia sigue viviendo allí- los compañeros de mi quinta ya no existen… unos porque murieron ya y otros porque andan caminando muertos por las calles. Yo tuve la suerte de no adentrarme más de lo preciso en ese mundo (asomar la nariz por curiosidad y despegarla por convicción), pero sí he vivido en mis carnes mucho de lo que tú cuentas: desde ese primo muerto a ese otro que de la noche a la mañana amenazaba a su propio padre con la facua, para quitarle mil duros del sueldo. O incluso, un par de ellos que tuvieron la entereza de quitarse de en medio (uno, a Alemania y otro a Bélgica) huyendo despavoridos del monstruo en que sabían se estaban convirtiendo… Muchas, muchas historias. Demasiadas historias. Feas historias. En un tema del que muy pocos, debieran hablar sin conocerlo a fondo.
    Un cordial abrazo.
    Y gracias por hacer de tu blog, tantas veces, un incordiante espejo donde mirarnos.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:44

      Es así, lo más curioso de mi experiencia es que esos mismos hermanos mayores, primos mayores, todos yonkis, en cierta forma nos sirvieron a nosotros para no caer, salvo excepciones, como mi primo pequeño, de los de mi edad ya entramos muy pocos en el tema, espabilamos en ojo ajeno, claro, drogas todos hemos probado, pero la heroína nos daba pavor.

      Pero lo que dices es asi de real, hay toda una generación que no existe siquiera en ciertos sitios, con los dedos de una mano cuentas la gente de 45 o 50 años en mi antiguo barrio que sean de allí de toda la vida, y el cementerio lleno de ellos, en fin, tomémoslo con un momento a olvidar y nos quedaremos con las fechorías que vivimos, que esas si que se recuerdan con muchas risas 😀

      Abrazo crack.

      Me gusta

  13. 25/10/2012 en 10:57

    Bueno Dess hoy me quedo sin palabras….porque es una historia que aún sin conocer a tu tía sin conocer a nadie …..tan siquiera puedo decir que te conozca a tí..(bueno solo un poquitin)..esta historia duele… porque me di la vuelta hasta los 80 cuando la gente se iba con esa “mier…” inundando sus venas y se iban a puñados, y los que vivimos nuestra juventud entonces, creo que la mayoría hemos perdido a alguien ….a alguien cercano que entró y como siempre o muy casi siempre no pudo salir….y arrastró las vidas de la familia hacia el punto de mira de los demás que alegremente, juzgaban criticaban como tema principal en los corrillos de la vecindad o del bar de abajo…….
    Peder cinco hijos es morir cinco veces…asi que esta sexta sin duda ha sido la mas grata porque por fin el destino decidió que se fuera sin sufrir
    Un abrazo Dess con muchos besos….

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:52

      Una de las cosas que más grabada a fuego tengo es a mi padre dando de hostias a mis primos cuando se enteraba que le habían pegado o robado a mi tía, mi padre, qué tipo, no bastante con sus hijos tenía que hacer de padre de mis primos, lo que recuerdo es eso, a mí tía diciéndole que parara, que pobrecitos, y mi padre ahí, “tú déjame que a este lo espabilo”, realmente no, no espabilo mucho no.

      Ahora, con mi prima si sirvió, la otra, la que en la entrada viene a casa porque le zurraba el marido, esa es mi madrina, la que murió por un cáncer de pecho y la que me recordó tu entrada, le dio tal paliza que no le volvimos a ver el pelo en la vida al muy cabrón, joder 😀 si alguna vez que ha venido mi padre a casa y le he reñido a las crias delante suyo aun tengo el canguelo de que me ahostie a mí por reñirlas.

      Besos querida.

      Me gusta

  14. 25/10/2012 en 11:08

    Completamente de acuerdo, yo he visto todo eso que cuentas en mi barrio desde que era pequeño…

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:52

      Eso es lo peor, que era el pan nuestro de cada día en tantos y tantos sitios.

      Un abrazo.

      Me gusta

  15. 25/10/2012 en 12:12

    Qué historia tan dura. Tu tía al menos tuvo suerte con su única hija. Espero que le haya compensado de tanto sufrimiento. Descanse en paz. Un beso.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:55

      Sin duda, como mi hermana compensó a mis padres por sus hermanos, mi prima se fue enseguida, cada cierto tiempo intentaba llevársela, pero ella hasta que no murió el pequeño se negaba, pero luego pasó muchos años con ella, ahí con sus nietecitos, no me cabe duda alguna de que esos años fueron muy felices, porque además gozaba de gran salud y era muy fuerte, grandísima, besos-

      Me gusta

  16. makinay
    25/10/2012 en 12:36

    Hoy le has puesto un piñón fuerte a tu entrada. Esta plaga es como el paro; ¿A quien no le ha rozado? Pero para esas madres la vida debería darle una segunda oportunidad para que conozcan una pizca de felicidad. Seguro que tu tía no tuvo ni tan siquiera un día de campo alrededor de una olla acompañada de su familia, son los pequeños detalles de amor que se hacen para que la vida sea más agradable. Un abrazo

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 22:58

      Bueno, algún día si que íbamos al monte a pasar el día, pero cierto, a ella no le recuerdo yo casi nunca, ni a mis primos, di que a mis hermanos mayores tampoco, era cosa más de irnos los pequeños con los padres de alguno, por turnos.

      Sobre lo otro pues sí, creo que unos años al final de su vida son pocos para resarcir a esas madres de una vida así, un abrazo.

      Me gusta

  17. 25/10/2012 en 13:30

    Sí, Querido Dess: la facilidad para juzgar y sentar cátedra con nuestras opiniones es directamente proporcional a la cantidad de datos reales que tenemos sobre el tema.
    Hace mucho tiempo que trato no juzgar a nadie. No siempre lo consigo, pero intento que forme parte de mi personalidad.
    Un abrazo, crack.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:02

      O por lo menos, si vas a juzgar intentar ponerte en su lugar, qué menos digo yo, cuántas veces he discutido yo con mi suegra por ejemplo, cuando me habla de que mira sus hijos qué perfectos, no te jode, claro, mira cómo, cuando y dónde les criaste, al menso cállate un poquito, que cuesta poco.

      Cuídate mozo.

      Me gusta

  18. gaviotasinamor
    25/10/2012 en 15:05

    Querido Desjuest:
    Un dolorosa realidad la que cuentas y muy triste demasiado triste,
    no sé quedir la tocarmoes madera proque en la casa que entra ese caballo, ya no hay vida! ni paz
    Un abrazo tritón y lluvioso

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:05

      Sobre todo realidad, porque aunque pudiera parecer exagerado en realidad faltan palabras para describir esos años, ciertamente es una de las mayores desgracias que puede tener una familia.

      Besos querida.

      Me gusta

  19. 25/10/2012 en 17:19

    Querido Maestro:
    Que decir, después de tus palabras. Que juzgar es fácil en todos los aspectos de la vida, pero si nos pusieran en las mismas condiciones que a los juzgados, daríamos unas sorpresas cojonudas.
    Que dura es la vida en algunas circunstancias. Que dura y que triste.
    Menos mal que de entre tanto dolor, siempre sale algún que otro “cabrón” que lo puede contar.
    Besazo y chapeau

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:10

      Bueno, pero piensa que si algo sacamos nosotros fue el idolatrar a nuestras mujeres :D, mi hermana es una semidiosa para mí, porque yo pues eso, veía las cosas desde la mentalidad de un niño, ella ya era una jovencita que era plenamente consciente, ella, mi prima y tantas otras, que a veces pienso en las cosas que se habrán callado y flipo.

      Y repito algo curioso, hubo como una línea, una edad, a partir de la cual casi ninguno de los chavales entramos ya en ese tema, y no sé por qué tampoco, nada, besos maestra.

      Me gusta

  20. 25/10/2012 en 18:50

    Querido Dess, no hace falta vivir y criarse en un barrio como el que describes. Hay veces que las cosas te tocan muy, muy, muy de cerca, sin necesidad de estar en un entorno “marginal”. Sería la época o no sé muy bien que pero la heroina se llevó mucha….demasiada gente por delante.
    Podría profundizar más y con conocimiento de causa pero me resulta un poco doloroso.

    Una entrada dura y real pero muy buena. Que la gente sepa que esto no solo pasa en “Callejeros” si no en cualquier casa y a veces hasta en la que menos te esperabas.
    Repito, buen tema, buena entrada.

    Besos

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:14

      Seguro, yo hablo desde mi perspectiva, por establecer un matiz, quizá, en una osadia por mi parte, decir que cuando es en una casa concreta, en esa que dices tú que menos te lo esperas, evidentemente esa familia sufre un drama, pero en ese ambiente que describía el drama lo sufre todo el barrio, aunque no lo tengas en casa.

      Pero evidentemente pasa y pasa mucho, y por no hablar ya de otras lacras, el alcoholismo, los malos tratos…

      Gracias reina, un beso.

      Me gusta

  21. 25/10/2012 en 19:43

    Todavía recuerdo la estampa habitual en aquellos años, no podías pasar por un parque sin ver a un yonqui en un banco con los ojos vidriosos y el cuerpo laso después del último chute. Lo viví bien de cerca también, y en mi caso más por elección propia que otra cosa, de mis 14 a mis 17 me rodee de gente que le daba absolutamente a todo, y cuando digo a todo es a todo, anfetas, LSD, caballo, pastillitas de todo tipo, cocaina…por suerte, creo que tengo un angel de la guardia, yo no pasé de los cuatro porrillos compartidos y de las borracheras a destiempo, podría decir que fui más lista pero sería mentir, era una cobardona, y me daba miedo lo que veía y la pérdida absoluta de control.
    Después de hacer mi propia rememoración, añado no para darte ni quitarte la razón, si no por aportar algo, que tal y como tú dices “yo soy yo y mis circunstancias” y aquellos fueron unos tiempos muy diferentes en un punto importante, a nuestros padres les vino muy grande este choque con el mundo drogas porque iban totalmente perdidos pobres, ni la más remota idea de que era todo aquello, y nosotros los jóvenes un poco lo mismo, claro que se sabía que la heroina era muy chunga, pero todavía no eramos totalmente conscientes de los estragos que causaría y causó.
    Creo que ahora tanto unos como otros, sobre todo los padres, estamos en otra posición respecto a ella, y deberíamos saber aprovechar las experiencias del pasado, otra cosa es que sirvan de algo, seguramente de lo único que me servirá es de ver en los ojos de mi hija enseguida si ha tomado algo, pero no habré sabido evitarlo.
    Besitos

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:20

      A ver, yo creo que algo tomarán, es más, creo que es inevitable y hasta cierto punto lógico, la rebeldía de la juventud, creer que lo saben todo, experimentar, no me cabe duda alguna de que mis hijas, cuando crezcan, algún porro fumarán, si las pillo me cagaré en su padre, pero en el fondo sin darle demasiada importancia, para mías adentros claro.

      Pero claro, ese enfoque que dices no se me había ocurrido y creo que tienes bastante razón, a nosotros ya nos pillará la cosa con cierta experiencia, buen aporte ese.

      También coincidimos en lo de pasar de largo por el asunto 😀 yo reconozco que alguna ralla ha caído, pero chutes ni uno, me daban mucho miedo.

      Besos guapa.

      Me gusta

  22. 25/10/2012 en 21:53

    Descanse tu tía en la paz que aquí no ha podido tener.
    Muy buena entrada, compañero. Y con conocimiento de causa.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:22

      Sí, el día que haga una entrada sobre las mejores maneras de echar un polvo ya no será la cosa igual :mrgreen:

      Gracias por los halagos mozo, cuidate.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        26/10/2012 en 01:05

        Pues date prisa con esa entrada que me quedan dos asaltos, por edead, y no quiero perdermelo.Por favor, poe favor, antes que dea demasiado tarde para mi

        Me gusta

        • Luisa Angela
          26/10/2012 en 01:08

          Uy por dios parece que los pacharanws me los he tomado yo,espero que se entienda

          Me gusta

        • 26/10/2012 en 01:12

          Si está programada y todo, el ocho de noviembre 😀

          Me gusta

        • Luisa Angela
          26/10/2012 en 01:35

          Pues debería haber sido antes para aprobechar el puente.Me cahis, ya no voy a podre ponerlo en práctida hasta navidad

          Me gusta

        • 26/10/2012 en 01:36

          No te quejes que hasta he puesto el de ciclismo detrás :mrgreen:

          Me gusta

        • Luisa Angela
          26/10/2012 en 01:57

          Oh gracias, me dejas tres o cuatro noches libres para practicar.A tus pies por la consideración

          Me gusta

  23. 25/10/2012 en 22:05

    Me has dejado impresionada con tu historia y la de tu barrio. Tienes mucha vida encima. Lo siento mucho por tu tia. Ya esta tranquila
    Y es cierto. Lo mas facil es senalar

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:25

      Eh, que también hacíamos cosas divertidas entonces 😀 no todo era miseria y drogas para un chaval entonces, la libertad total, el zurrarnos con los del barrio de al lado, aunque parezca mentira tengo muchísimos más recuerdos de los buenos que de los malos, gracias por la visita niña.-

      Me gusta

  24. Karmel
    25/10/2012 en 23:46

    Tu entrada eriza la piel por lo cercana a ti especialmente. A veces la irrupción de las drogas, especialmente la heroína en forma masiva en lugares y momentos adecuados da para analizar sus causas, en un mundo en el que casi nada es fortuito.
    Es verdad que en este país, la gente muere también de alcoholemia, tabaquismo, etc.

    Aparte de emocionarme, por tu sufrimiento y por ese corazón que se ve, si, se ve inmenso, por lo buena gente que eres, te doy mi enhorabuena por la meticulosidad de detalles, sin rebajar el listón al que nos tienes acostumbrados, para quitarse el sombrero, y es una pena que el sensacionalismo y la leyenda que se extiende como la pólvora, acaben trastocando la realidad en el imaginario colectivo.
    Yo, por mi trabajo, veo historias…deprimentes, verdaderos traumas persones y familiares, tú ya lo has comprobado y por desgracia lo has vivido bien cerquita.

    Un horror. Ante la heroína información, prevención y reinsercción, nunca represión.
    Desde mi rincón un recuerdo para los que ya no están.

    Un abrazo enorme LIDER.

    Me gusta

    • 25/10/2012 en 23:55

      Sí, eso también lo dejo entrever, más que ahostió mi padre a mis primos imposible, no sirve de nada, pero entonces todo se arreglaba a base de hostias, dices tú buen corazón, no te creas, aun hoy no puedo soportar a un yonki.

      Hace un año o así se me apareció uno pidiéndome pasta y eso, amenazando con lo típico, ni buen corazón ni nada, se fue fino, no los puedo ver, los tengo un asco mayúsculo, odio diría yo, es más, si te soy sincero me mearía en las tumbas de mis primos si por mi fuera, para qué engañarnos ni andarnos con bonitas y falsas palabras.

      Es que es jodido, a mi tía no solo le robaban, le pegaban y vete a saber qué, es que cada vez que ella intentaba hacer algo con su vida, aparecía con un hombre y eso, por culpa de ellos le duraba eso, lo que tardaba en toparse con uno, que no, que sin duda ellos no tienen toda la culpa, pero para mí lo que quedó es una madre sin vida por culpa de unos grandísimos cabrones.

      Besos reina.

      Me gusta

  25. Luisa Angela
    26/10/2012 en 02:03

    A título personal, y si quieres lo borras, pero en un par de años, ya me cuentas que te tiene en un sinvivir con tu incipiente adolescente, que tampoco va a ser moco de pavo.Al loro

    Me gusta

    • 26/10/2012 en 17:22

      Eso seguro, pero vaya, que es ley de vida, que desmadren ellas y me cabree yo, siempre ha sido así, ni mis hijas ni yo vamos a ser especiales.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        26/10/2012 en 23:48

        Siempre ha sido así, pero acuerdate de mi para entonces, como un par de años o poquito más

        Me gusta

        • 27/10/2012 en 16:25

          Eso es lo que queda, yo calculo que cuatro años como mucho 😀

          Me gusta

  26. 26/10/2012 en 02:21

    Sigo sin comprender muy bien por qué quieres caer mal. Y por qué eres tan incompetente.

    Muy duro lo que cuentas. Yo no he oído muchas veces echar la culpa a los padres. Quizá porque en los casos cercanos que he tenido, había hermanos que no estaban enganchados. y son los mismos padres. Sí, a veces, la boca se nos hace muy grande.

    Buen post.

    Me gusta

    • 26/10/2012 en 02:38

      Creo que ni me acuerdo, a lo primero vaya, y si me acordara sería difícilmente confesable 😀

      Yo sí que lo tengo oído, muchas veces, hay gente a la que por fortuna no le ha tocado vivir nada parecido y se cree que es simplemente por la buena educación que le ha dado a los hijos.

      Que a ver, seguramente tenga mucho que ver también, pero lo dicho, esa misma educación, en un ambiente y momento diferente, puede no ser tan efectiva.

      Besos y gracias.

      Me gusta

      • 26/10/2012 en 17:42

        Los casos que yo conozco provienen de familias y barrios muy diferentes a las que describes. La droga es algo transversal (que dicen los cursis), y ataca siempre a los más débiles. Gracias a ti.

        Me gusta

        • 26/10/2012 en 17:52

          Es que normalmente, y reitero lo de “normalmente”, la gente con pelas tira más a la coca, que vaya, aun siendo droga también, destructiva y adictiva, no lo es tanto, todos tenemos en mente celebridades cuya vida ha estado asociada a la coca y han llegado a viejos.

          Pero evidentemente seguro que también el jaco ha tentado barrios diferentes al que recuerdo yo de chaval.

          Me gusta

  27. 26/10/2012 en 04:24

    En mi infancia, y debemos ser más o menos de la misma quinta, conviví con escenarios como el que describes en esta historia, por lo que me ha impactado esta historia especialmente y me ha recordado muchas personas que ya no están.
    Creo que en este tema tan complejo, ninguna circunstancia es causa al 100%, pero desde luego culpar a personas como tu tía es inadmisible.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 26/10/2012 en 17:26

      Pues claro, es como todo en la vida, todos sabemos la receta del éxito hasta que nos toca ponerla en práctica con determinados factores en contra, hace bien poco, por poner un ejemplo menos trágico, en esa epidemia de divorcios que al parecer vive mi pueblo 😀 una pareja tiene un bebé, de los que no pegan ojo en toda la noche, a los seis meses se separan, claro, a primera vista parece una barbaridad, pero a saber cuántas discusiones por “levántate tu por una puta vez” han ido minando la cosa.

      Abrazos.

      Me gusta

  28. Karmel
    26/10/2012 en 09:09

    Te aseguro que te entiendo y no dudes que estoy contigo, muy especialmente con este tema, y es que además esto nunca acaba, hay familias destruidas, padres al borde del suicidio, sin que nadie les apoye…por eso se, como te sientes, porque en realidad los padre, las familias son lo que más necesitan ayuda, y si vieras cuantas veces una se siente frustrada, impotente…

    Me voy corriendo…

    Besicos wapo.

    Me gusta

    • 26/10/2012 en 17:28

      En realidad repito que esta historia es más bien lejana y que me pilló demasiado niño como para crearme muchos traumas, más bien era un desahogo hacia ciertos comentarios escuchados en plan “con una educación adecuada desde niños esas cosas no pasan”. frase que me da bastante por culo 😀

      Pero que sí, que aun queda mucha lacra de esa, solo hay que darse una vuelta por los lugares por los que nunca vamos a dar una vuelta porque nos joden nuestra feliz y perfecta existencia.

      Besos reina.

      Me gusta

  29. 26/10/2012 en 10:04

    Lo que está claro es que la droga destroza no sólo vidas sino familias. Es una lacra que destruye todo lo que toca y sé lo que digo porque donde yo viví de pequeña ví muchos drogadictos
    Besicos
    Ana

    Me gusta

    • 26/10/2012 en 17:30

      Así es, algo que todos firmaríamos por evitar en nuestras vidas, yo creo que cuando éramos jovencitos era mucho más habitual que ahora, en pocos sitios se estaba ajeno a esas cosas.

      Besos.

      Me gusta

  30. Jedy mi Padawan esta de acuerdo contigo
    26/10/2012 en 21:28

    Joder D:
    Cuando te pones, te pones (y no va con segundas), yo solo me pregunto por que no seguiste, yo mi primera borrachera fue con doce años (de las gordas) y fue por ir con mayores (y ser gilipollas), mi primer cigarro con catorce (puaggg que asco), mi primer peta con quince o dieciséis (joder que sueño, pero del guapo), y si siguiera así te escandalizaría he probado casi de todo, pero sabes una cosa, no se porqué, no me gustó nada, siempre he sido una tía rara y como eso de hacer lo que hacen todos no me gustaba, pues no me enganché a nada (ni al chocolate con almendras).

    Ojalá, tuviera la respuesta y te pudiera decir porque hay gente que decide continuar, porque no seguiste tú??? y otra mucha gente, no lo sé.

    La familia tiene que ver en tu desarrollo, pero tb los amigos y el ambiente, pero siempre es uno el que tiene la última palabra (el responsable), aunque es mucho mas fácil echarle la culpa a cualquier otro.

    Me gusta

    • 27/10/2012 en 16:29

      ¿Que no seguí con qué?, ¿drogándome?, en realidad seguí, con lo que usaba entonces, muchos años, en la mili por ejemplo, muchos años después, la cosa se desvarió del todo, es más, hasta el 94, más o menos, salvo heroína por vena seguía metiéndome de todo, que no soy un santo ni mucho menos.

      ¿por qué lo dejé?, porque el cuerpo dijo basta, ahora apenas bebo, me fumo un porro cada dos meses y fumo, si, pero nada más.

      Y siendo cierto que uno es el principal responsable de sus actos yo, respetando tu opinión, sigo pensando que las circunstancias son también muy importantes.

      Besos querida.

      Me gusta

  31. 26/10/2012 en 23:38

    Dess, querido Dess, ¡que cercano te has mostrado con este post!

    Me has llegado hasta la médula, fíjate por donde… he recordado que muchos hombres de aquella generación son supervivientes, no les quedan amigos de aquellos malditos años porque la mayoría están lamentablemente muertos.

    He escuchado por radio, testimonios desgarradores de madres cuyos hijos habían contraído el SIDA a través del endiablado pinchazo, porque esa es otra, no solo mataba la droga, también se llevó por delante miles de personas por el contagio a la hora de administrársela. Estos otros de forma más lenta y con gran agonía.

    Siempre he sentido una compasión y pena inmensa hacia esas madres, sufridoras extenuadas, pero imparables luchadoras. El Amor de una madre es el mayor del mundo.

    Muchos besitos, hoy con más cariño que nunca…

    Me gusta

    • 27/10/2012 en 16:31

      Sí, realmente pocos moría por una sobredosis o por consumir droga adulterada, SIDA y diversas enfermedades, hasta catarros mal curados, di que por entonces la mayoría ni siquiera sabían que tenían el SIDA hasta que no era demasiado tarde.

      Besos y gracias por tus palabras guapa.

      Me gusta

  32. 27/10/2012 en 20:42

    Uno de los mejores post que te he leído. Una lacra que sacudió nuestra generación, con el beneplácito de un montón de imbéciles que la saludaron como algo moderno. Desde esa intelectualidad cegata y obtusa, que en cierta manera aunque ahora lo nieguen, se jaleaba como cultura underground el mundo de la droga…….. Revistas como el víbora y cantamañanas varios contribuyeron a una exaltación del yonki,, con resultados nefastos

    Una pandemia que se cebo principalmente en las clases mas bajas, aunque las mas acomodadas, también cayeron y no era raro ver en casi todas las familias algún miembro atrapado en esa espiral de sufrimiento. Para ellos y sus familias……

    Aunque cierto es, que las mas altas pronto se dieron cuenta de lo que era esto y paso a ser algo mas marginal. Como siempre los mas desfavorecidos, los nacidos para sufrir por mera cuestion de haber ocupado una cara u otra del rio. Pasaron a engrosar cementerios vivientes que solo esperaban el momento de pasar de ser muertos en vida a cerrar los ojos con el mar del miedo en la mirada.

    Ya que en realidad, aquí solo se actuó cuando la delincuencia empezó a campar a su antojo. Y una gran parte de la juventud esta ya enganchada a ese veneno que penetra como frio metal bombeando ilusiones efímeras que terminan con una realidad no deseada.

    En fin, la canción de frió habría venido muy bien a este post….. Cuídate y te repito, me ha gustado especialmente esta entrada

    Me gusta

    • 28/10/2012 en 12:01

      Si, cierto, el tema no era tanto por querer reducir la heroína al barrio humilde, ni mucho menos, era más porque creo que en esos barrios y en esa época se vivieron historias como la de mi tia, que son juzgadas muy a la ligera en demasiadas ocasiones, a mí me ha pasado, y eso que ahora vivo en un barrio, en un pueblo, que tampoco es que sea Neguri precisamente.

      Gracias maestro.

      Me gusta

  33. Jedy mi Padawan esta de acuerdo contigo
    28/10/2012 en 12:13

    Tienes razon D: a veces las circunstancias son una p mierda.

    Me gusta

  34. 29/10/2012 en 11:02

    Querido Dessjuest:

    Es que sobre el tema de la droga sólo deberían de opinar aquellos que han tenido un contacto directo; esto es, ex drogadictos –muy pocos, como bien apuntas, pero algunos hay– y familiares y amigos que lo han vivido de cerca. Los demás, como si hablásemos de la cría del cangrejo en la Polinesia… Y ya a los que pontifican, pues eso, a mandarles a hacer puños para paraguas 😉

    Un abrazo, jefe. Y lo siento porque apreciabas de veras a tu tía, y esas cosas causan un pequeño ‘shock’ en el corazón; ese que nos dices que es de piedra porque eres un machista mamón, y tal y tal.

    Me gusta

    • 29/10/2012 en 16:10

      Cariño y mucha admiración, encima eso, que era muy cariñosa siempre conmigo, en general con todo el mundo, pero soy el hermano pequeño de padres que eran los hermanos pequeños, es decir, el más pequeño de todos los primos 😀 alguna ventaja tenía.

      Opinar creo que puede opinar todo el mundo, pero intentando ponerse en situación, y eso me vale sobre todo claro, abrazos.

      Me gusta

  35. Triste Sina
    27/06/2013 en 11:50

    Que en paz descanse. Por eso en mi primer comentario en “Ay la nostalgia” comencé citando los budistas con aquello de “no creer nunca a lo verdadero porque es realidad también lo contrario” antes de soltar aquello de que “la culpa es de los padres”. Cuando se juzga a los demás, normalmente lo que estamos haciendo en realidad es disculparnos anticipadamente, en extremis. Además me citas a Ortega y Gasset con una de mis frases de mollera… me ha llegado muy dentro esto. Vamos a dejar así o terminaré escribiendo una parida. provecho para pedirte el enlace de tu primera entrada que así te leo con orden (saltándome lo del ciclismo, claro). Un abrazo y a la tía Juana, la gloria.

    Me gusta

  36. 04/12/2013 en 09:39

    Querido amigo. ¿Como pude perderme esta entrada ? Has completado con ella todo, todo lo que me quedaba por expresar en mi blog. Es emotivo lo que cuentas…y tan real ,que si pudiera ,si tuviera la capacidad de un mago, de un dios. En un plis plas, todas estas historias pasarían a ser parte de la ficción.Enhorabuena por tu fuerza de voluntad y por que tus testimonios puede servir de ayuda, y tu ejemplo. Muchos besos guapo. Elssa Ana

    Me gusta

    • 04/12/2013 en 11:38

      Suena real porque pasó, era real, esa era mi vida, mi familia y mi barrio, por eso entendí tan bien lo de la cárcel, porque es eso mismo, una cárcel de la que no escapas aunque quieras.

      Besotes querida.

      Me gusta

      • 04/12/2013 en 15:48

        Pero tu has escapado,para ser testigo y contar al mundo que de esto se puede salir, y también se puede evitar. Sinceramente eres de admirar. Después de leer esta entrada te conozco mucho mas, y me acerco mucho mas a ti, mi querido amigo Desjuesst. Besos guapo. Elssa Ana

        Me gusta

        • 04/12/2013 en 18:51

          Pues gracias, aunque la verdad es que siempre te queda la cosa de haber tardado más de lo necesario y es algo que arrastras toda la vida, pero no es plan ahora de contar penas 🙂

          Me gusta

  37. 06/11/2016 en 03:17

    Las cosas tan difíciles, y feas, que le tocaron. Le dejan a uno pensando. No es fácil poder emitir un juicio sobre tu tía y asegurar que sea acertado, solo ella supo lo que era malabarear tantas cosas en las manos.

    Me gusta

  1. 26/10/2012 en 20:12
  2. 26/10/2012 en 20:14
  3. 26/10/2012 en 20:17
  4. 26/10/2012 en 20:18
  5. 26/10/2012 en 20:19
  6. 26/10/2012 en 20:19
  7. 26/10/2012 en 20:21
  8. 26/10/2012 en 20:21
  9. 26/10/2012 en 20:22
  10. 26/10/2012 en 20:24
  11. 26/10/2012 en 20:25
  12. 26/10/2012 en 20:25
  13. 27/10/2012 en 00:04
  14. 22/12/2012 en 00:02
  15. 05/04/2013 en 00:04
  16. 19/03/2014 en 00:02
  17. 09/05/2014 en 00:02
  18. 09/05/2014 en 15:35

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: