Inicio > Historia > Otra del Vietnam.

Otra del Vietnam.

Tú te preguntarás, ¿por qué coño eres tan chapas con la guerra del Vietnam?, échale la culpa a Aitor, un día me dijo, “ey, podrías hacer algo de Vietnam”, claro, eso a un palizas como yo es como decirle al borracho de la boda que cuente un chiste, o peor.

Hoy la cosa va de intentar ponernos en el papel de los malos, porque para qué negarlo, los yankis nos caen como una patada en los cojones, o peor, quién no ha oído eso del “imperialismo yanki”, les tenemos manía, encima en Vietnam hicieron auténticas barbaridades, menudo reto, menudo reto intentar ponernos en su piel, pero un líder de opinión como Dios manda debe afrontar los retos, no eludir las dificultades, así que al jaleo.Vietnam

Primero, hay que decir que en contra de lo que nos pudiéramos creer, por las pelis, esta no era una guerra entre los Estados Unidos y el Vietcong, era una guerra entre el norte, comunista, y el sur, teóricamente una democracia pro occidental, la cosa es que esto es lo más parecido a una tercera guerra mundial que se ha vivido nunca, capitalismo contra comunismo, occidente contra oriente, el miedo a que tras caer Vietnam del Sur a manos de su vecino del norte fueran cayendo todos los países del entorno era tan grande que Estados Unidos se implicó de lo lindo en la tarea.

Pero claro, al final con quienes más toparon fue con el llamado Vietcong, realmente el Frente Nacional de Liberación de Vietnam, los “charlies”, tú te preguntarás, ¿por qué charlies?, vale, piensa, se les conocía en principio como “Viet Cong”, “V” y “C”, “Victor Charlie”, en el alfabeto de la OTAN, pues eso, al final charlies, estos son los que más daño hicieron a los soldados yankis, los que en definitiva les acabaron por derrotar.

Bien, como ya te dije cuando hablé de la peli de Gibson esta fue una guerra atípica, algo distinto a todo lo vivido anteriormente, nada de grandes batallas con ejércitos formados y tal, movimientos de tropas, avances, retiradas.. es más, por no haber no hubo ni un frente consolidado, para empezar a ponernos en la piel del soldado yanki debemos pensar que a pesar de su entrenamiento previo, que era bueno, al llegar se encontraron con un escenario diferente a lo acostumbrado, encima en plena jungla, como te comenté, bichos, insectos, arañas y tal, serpientes y demás bichos venenosos, barro, lluvia, calor, hasta la más diminuta hormiguita podía ser un arma mortal.

Vale, tenemos que el escenario era de todo menos propicio, encima el enemigo no se dejaba ver, patrullas y más patrullas, sin encontrar nada, es más, casi siempre los que encontraban a las patrullas eran los del vetcong, acostumbrados al terreno, guerrilleros, perfectos en su misión. Como el vietcong no dejaba de ser una guerrilla asentada en el sur tenía apoyo popular, se mezclaban entre los civiles, en sus aldeas, nunca sabías si el aldeano era eso, un aldeano, o un feroz guerrillero.

Más, putadas, encima los del vietcong eran plenamente conscientes del daño que sufrían los americanos en su moral, pues nada, a aumentar el sufrimiento, trampa vietcong en la imagen una de las trampas que dejaban en la jungla dedicadas al soldado yanki. El objetivo en la mayoría de los casos no era ni matar, sólo dejar heridos, un muerto lo dejas, lo puedes dejar, un herido grave en plena jungla hay que llevarlo a la enfermería, eliminas dos soldados por lo menos, el herido y quien se lo lleva, claro, también vas minando constantemente el ánimo de tu rival.

Trampas hubo muchas, esta de la imagen está clara, que el soldado cayera al pozo con púas y quedara insertado, también estaba la misma pero en pequeño, que sólo lesionaba los pies, pero mucho más sencilla de preparar, más rápida, encima los embadurnaban de excrementos para que la herida se infectara. Hubo muchas otras, pero tampoco es plan de detallar, decir que esto lo que hizo fue precisamente que los Estados Unidos dejara de usar caminos para las patrullas, con lo que se usó lo más frondoso de la jungla, es decir, más mosquitos, más arañas, más hormigas, más serpientes y más vulnerabilidad, más minada la moral, quizá así se entienda que fuera esta la contienda donde más uso de drogas de todo tipo se consumieron.

Comentaros una cosa, mientras que los del vietcong era gente de la tierra, que conocía el terreno, experta y tal, los americanos como mucho pasaban ocho o nueve meses en el frente, por lo que los que sirvieron en esa guerra siempre eran novatos, chavales de clase baja mandados a la fuerza como reclutas, no es que se alistaran en la guerra, porque ni siquiera oficialmente había guerra, estaban haciendo la mili, solo que a miles de kilómetros y en vez de tiro a diana y maniobras se enfrentaban a un enemigo real, eficaz además. Encima las noticias que llegaban de su país eran de total desaprobación de sus andanzas, ellos morían obligados, luchando en un país que ni conocían, contra un rival que luchaba por su tierra, y con los suyos renegando de ellos.

Los políticos encima comenzaron a dar la espalda a los combatientes, retirando hombres poco a poco ante la presión popular, el soldado de a pie se encontraba entonces puteado por todos los lados, pero queda otro, sus propios oficiales, muchos más pendientes de lograr la medallita que de otra cosa, esto propició un fenómeno, “Fragging”, ¿las víctimas?, los oficiales yankis, muertos o mutilados por pequeños artefactos explosivos, granadas etc, ¿los verdugos?, sus propios hombres, hartos ya de sufrir por nada, por ir obligados a luchar por un país que les deja tirados, víctimas de las ansias de honor de esos oficiales que les mandaban a misiones suicidas, a caer ante las trampas del vietcong.

Bueno, que me alargo, joer, me temo que habrá otra entrega, quejas a Aitor, ya sabeis, dadle duro, Kamelot para la posdata, “When the lights are down”

Anuncios
  1. Aitor González
    29/09/2012 en 03:26

    Y te dejas las secuelas post-guerra de los soldados, ya no solo que en su país los trataran como leprosos y eso los deprimía y jodía sino que volvían la mitad con trastornos de estrés postraumático, y la otra mitad, adictos a la heroína, así normal que se quisieran cargar a los oficiales que estaban allí para hacer medallas aunque bueno como decían en una peli de Tommy Lee Jones y Samuel L. Jackson el tiempo de vida media de un Teniente en Vietnam era de 16 minutos, lo digo para que la gente se haga una idea te tiran en la jungla y duras lo que se tarda en fumar tres cigarros.

    De todos modos el problema que tuvo (y tiene, en mi opinión ahora en Afganistan) es que Estados Unidos no está preparada para una guerra asimétrica, ahora hay mas cuerpos especializados pero en aquella época se improvisaba lo que se podía y mandaban a los que pillasen a patrullas de búsqueda y destrucción a novatos que ni se encontraban la picha en la bragueta del uniforme, luego a los ingenieros con la mala suerte de ser bajitos los mandaban a el cuerpo de las ratas de túneles, un cuerpo especial, pero casi improvisado. Y de estas improvisaciones nacieron las primeras fuerzas especiales estadounidenses. Lo SEAL para los rios y mares, los Boinas Verdes para las patrullas de búsqueda y destrucción en la jungla entre otras cosas, el MAC – V – SOG (en aquella época, ahora ya no existe) como agentes de inteligencia tras las lineas enemigas cargándose gente importante del enemigo y espiando a ver que hacía la URRS… Mas tarde con otro tipo de guerra, la antiterrorista, se les ocurrió crear la no oficial Delta Force (Ahora CAG), y bueno, los Rangers vienen de antes pero estos tampoco estaban preparados para una guerra asimétrica así que no cuentan. Ahora claro, ahora ya son cuerpos especiales bien entrenados pero en aquella época pues no y eso se nota, igual con unos SEAL de ahora pues hubieran volado el palacio o casa de Ho Chi Minh con él dentro, pero no eran lo que son ahora, aunque sigan sin poder acabar del todo con el enemigo, o firmar la rendición del mismo, les pasa ahora en Afganistan y les pasó en Vietnam. Claro que también el salto ha sido tecnológico. Oriéntate por la jungla sin GPS. Destruye túneles y bunkers sin bombas antibunker. Intenta vigilar los movimientos enemigos sin satélites espía o con unos que tenían que tirar el carrete otra vez a la tierra, en un tiempo en el que las fotos igual se te quedaban anticuadas. Dispara de noche en la jungla sin ningun visor nocturno o térmico. Intenta pedir cobertura aerea cuando los helicópteros o aviones no pueden distinguir de amigos o enemigos en medio de la jungla, pide apoyo blindado, a ver donde puede lanzarte un C-130 un tanque Sheridan en medio de la jungla sin tener los metros suficientes para parar el “aterrizaje” de el tanque, que además era de aluminio.

    Normal que se volvieran locos. Disparando a un enemigo que no se puede ver ni se sabe por donde va a salir, tienes la muerte detrás del hombro en cada momento.

    De todas formas me parece casi bien lo que les pasó. Se les fué de las manos mandando observadores y asesores, metió mano la CIA y como esta se financiaba en negro con la heroína y el gobierno democrático era el único que se la daba o vendía pues tenían que proteger su inversión a toda costa.

    ¡Gracias por el artículo!

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 21:58

      Para que explayarme yo más si te tengo a tí 😀

      Gracias a tí por ese comentario, desde luego no voy a discutir nada porque es evidente que en ese tema me das sopas con honda, era sin más una entrada que pretendía que tuviera un aire distinto a las otras dos de Vietnam, como la trilogía de Stone 🙂

      Abrazos mozo.

      Me gusta

  2. 29/09/2012 en 04:23

    La verdad es que ha sido muy entretenida, a la par que instructiva, la entrada. Bueno las entradas, porque la de Aitor también me ha gustado.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 21:59

      Es que Aitor en estas cosas es toda una institución 😀 a mí no es una contienda que me llame la atención, es más, si no llega a ser por Aitor dudo que jamás hubiera hablado sobre ella.

      Cuidese señor.

      Me gusta

  3. 29/09/2012 en 06:52

    Para que nadie me pise el tercer puesto hoy (a quien madruga Dios le ayuda, ya lo creo) en el ranking dessjuestiniano, hago el comentario deprisa y corriendo, sin leer siquiera la entrada. Hala, ya está. Hoy, el tercero.

    Me gusta

  4. 29/09/2012 en 07:09

    Bueno, ahora con más calma… Se nota que sabes del tema, que te has informado bien. Mis conocimientos sobre la guerra de Vietnam se limitaban a la película “Acorralado”, que en la mili nos pasaban (y casi obligaban a ver) semana sí semana también. Es escalofriante comprobar hasta qué punto la guerra saca lo peor del ser humano, cómo aguza la inteligencia dirigida hacia el mal. Y el comentario de Aitor tampoco tiene desperdicio. Mi pulgar arriba para él.

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:01

      Eh eh, que yo igual que tu, lo que pasa aquí es que Aitor me sugirió hacer alguna entrada y me puse a ver algún documental y googlear algo, mucho, porque la mayor parte de documentales dan asquito, son en plan héroes y tal.

      Ahm, que supongo que no eres padre aun, lo digo porque mañana te hablare sobre mis experiencias primerizas, para que no repitas errores 😀

      Cuidate melenitas. Dale un beso a esa santa.

      Me gusta

  5. 29/09/2012 en 08:27

    ^¿sabes que hay post tuyos que me enseñan muchísimo querido Dess? Me cuentas guerras y yo flipo con la información que tienes en tu cabeza.
    Bueno mi conclusión: es que pobres los que vuelven a sus casas de esas guerras….con el trauma de lo vivido, de las vidas quitadas y de los compañeros muertos…..Terrible.
    Un beso Dess

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:03

      Yo lo que me quedo de esta historia es que más allá del odio que nos produzca un pais en concreto, más allá de lo imbéciles que sean los mandos militares, los soldaditos de a pie las pasan putas en cualquier guerra, por lo demás pues gracias, pero realmente sobre este tema reconozco que conozco muy poquitas cosas.

      Besos.

      Me gusta

  6. 29/09/2012 en 10:09

    Sí es verdad que fue una guerra muy sucia y muy fea, más que otras, que ya es decir, y como suele suceder, pueden comprenderse los puntos de vista de ambas partes, porque nadie posee la verdad o la razón absoluta, no hay buenos en un bando y malos en el otro, y las víctimas al final son eso, sólo víctimas en muchos casos obligadas por las circunstancias.
    Has hecho un buen análisis Dess, profundizando un poquito, que siempre es necesario.
    Besos querido

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:05

      Bueno, malos los había, en ambos bandos, pero los que realmente sufrían eran los “currelas de la guerra”, al menos los nativos, tanto los del norte como los del sur, influenciados por sus respectivas propagandas obviamente, luhaban por su país, los yankis… ni ellos lo sabían, el por qué coño estaban allí 😀

      Besos querida.

      Me gusta

  7. 29/09/2012 en 11:25

    Tuve la suerte de ir a Vietnam con unos amigos y ver un museo de estos del Vietcong, con sus túneles subterráneos (donde podían vivír meses) y sus trampas. La verdad es que preparaban unas perrerías… y tenían una constancia….

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:06

      De hecho ganaron la guerra gracias a esa constancia, no ganaron una sola batalla de importancia, pero desesperaron al enemigo con su tozudez.

      Yo te envidio por visitar paises, yo he salido a Portugal a comprar toallas y a Mejico de viaje de novios 😀

      Me gusta

  8. 29/09/2012 en 15:41

    Muy interesante el post la verdad, me he quedado con ganas de saber mas… Me ha sorprendido leer por fin a alguien que diga que los malos eran los americanos! Es una alegría saber que al menos aquí no esta una rodeada de descerebrados. Un besito infernal QD!!!!

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:08

      Yo entiendo todas las posturas, hasta la de los americanos, el miedo al comunismo y eso, solo que vaya, entender no es justificar, yo no hubiera llevado miles y miles de compatriotas al culo del mundo a que sufrieran como perros, pero en fin, ellos no iban, supongo que tendrá mucho que ver.

      Besos guapa.

      Me gusta

  9. 29/09/2012 en 23:59

    Cuando te inspiras con este tipo de post, me encanta… 🙂 Un abrazo!

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:09

      Yo la verdad es que soy más de cosas concretas, y más de épocas más antiguas, en una semana tengo una de un caudillo norteafricano en la época de la República romana que vaya, esa historia si que me encanta.

      Abrazos y besos a la nena.

      Me gusta

  10. 30/09/2012 en 00:20

    Horribe y desoladora la vida de estos combatientes norteamericanos. Caían como moscas y en su país se les recibía por la puerta de atrás y no con honores militares. Al regreso no encontraban trabajo y cuando se enteraban de que eran combatientes del Vietnam se les rechazaba abiertamente.
    Muy triste el final de estos soldados, muy tristes las guerras, muy triste la política.
    Un fuerte abrazo, querido Dess.

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:11

      Es de lo que se trata, tu puedes estar en contra de una guerra, la de Irak, por ejemplo, pero la mayoría de los soldados que van a la guerra no tienen nada que ver con si esta es o no justificada, me alegro que captaras la intención del asunto niña.

      Besos.

      Me gusta

  11. 30/09/2012 en 01:40

    Esta guerra fue sumamente extraña, ya que no solo se libro en un escenario de batalla. En los despachos, en movimientos sociales y en casi todos los estamentos americanos, se libro otra paralela…….Con el resultado de que al final, el mas puteado por ello fue el soldado, que no solo vivió el infierno de la guerra…..

    También el de la vuelta a un hogar, en el que no era comprendido y en muchos casos hasta olvidado y dado de lado como elemento molesto. Y todo ello por el delito de haber luchado por su país en una guerra que nadie entendia……..

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:13

      Exacto, ellos se sentían, supongo, puteados doblemente, porque en Corea, por ejemplo, se fue por unas causas más o menos similares y sin embargo al volver a casa no tuvieron el rechazo social que tuvieron aquí.

      En fin, que al menos sacamos grandes pelis al respecto, aunque “Apocalypse Now” siga pareciéndome un tostón 😀

      Abrazos maestro.

      Me gusta

  12. 30/09/2012 en 12:35

    Asimétrica, extraña, absurda, rechazable… Sí, parecen apelativos que bien podrían ser colgados tras el nombre de cualquier otra guerra.

    En todo caso, una guerra. Y en las guerras la gente muere, los soldados mueren; unos 60.000 americanos y más de un millón para el vietcong. Y perdieron, porque nunca debieron ir. Más listos fueron los franceses, se marcharon en cuanto todo empezó a ponerse feo.

    Se vulneró todo, la moral, las tácticas, las convenciones… la vida. Las ideas no merecen tanto.

    “No tengo miedo de los espectros. Sólo son terribles los vivos, porque poseen un cuerpo”… a veces, una mente atroz.

    Gracias, mi estimado Dessjuest.

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:16

      Yo desde luego es una guerra en la que no me hubiera apetecido mucho participar, en realidad en ninguna claro, salvo en la del amor, el follar y eso, pero lo dicho, por cierto, que había una cuarta entrada, que aun no escribí, sobre los vietnamitas, que como dices sufrieron bajas en mucho mayor número y sin embargo pocas veces se habla de ellos.

      Abrazos jefe.

      Me gusta

  13. 30/09/2012 en 14:29

    De todas las guerras o batallas esta es una de las que más me engancha y no sé por qué.
    Quizá por que cinematográficamente es la que más me ha interesado.

    Besos querido

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:18

      Es que hay muchas pelis al respecto, y muchas buenas, fue una guerra, a mi juicio, donde se pueden sacar guiones cojonudos, por todo lo que pasó y eso.

      A mí sin embargo pues no, no me llama la atención demasiado, más me llama la primera guerra mundial por ejemplo, es la atracción fatal de las trincheras 😀

      Besos guapa.

      Me gusta

  14. Karmel
    30/09/2012 en 15:02

    Recuerdo haber leído de cría y a escondidas, porque estaba encima de un armario, para que no lo leyéramos, un libro que jamás podré olvidar, y no recuerdo el autor, pero si se que era norteamericano y el mismo se sentía avergonzado de su país.
    Era inhumano lo que leí, allí se mostraba la barbarie, torturas y salvajadas que hicieron los estadounidenses durante esa guerra,
    Las que especialmente recuerdo, es la matanza de My Lai, te encogía el corazón y yo recuerdo haber llorado a escondidas, lágrimas bien amargas. Fue demasiado para el alma.
    La de la matanza de My Lai, montones de civiles, niños, bebés, ancianos y muchísimas mujeres, buena parte de ellas embarazadas… os aseguro que me encogieron el corazón y me hizo saltar las lágrimas. Demasiado para el alma.
    Todo un ejemplo de lo inhumano que puede llagar a se el hombre, y la palabra humano, cobra aquí un sentido especial.
    Así que para mí, las películas de guerras… ¡NO!!!
    Menos mal que tú le pones ese humor tan tuyo, que la hace dentro de tanto horror, al menos mas leíble…
    Muchos besicos, líder.

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:19

      De esas cosas precisamente quería escribir algo, la cuarta parte de esto del Vietnam, a ver si un dia me pongo aunque pocas veces escribo sobre temas tan tristes, porque eso, me gusta tomarme las cosas con cierto humor.

      Pero vaya, que lo intentaremos, besos guapa.

      Me gusta

  15. 30/09/2012 en 17:47

    Fué una guerra despiadada, en dónde como muy bién indicas los americanos tenian muy pocas posibilidades.
    Un Abrazo 😦 .

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:20

      De hecho no fueron derrotados nunca o casi nunca, perdieron muchos menos hombres que el enemigo, pero entre la presión política y el ver que jamás podrían ganar se fueron, ejemplo claro de la derrota más dolorosa de los últimos siglos.

      Abrazos.

      Me gusta

  16. 30/09/2012 en 20:25

    Querido Dessjuest:

    De todas las películas que trataban siquiera colateralmente la participación estadounidense en Vietnam la que recuerdo que me despertó mayor interés es “La Escalera de Jacob”, que iba precisamente sobre los efectos psicológicos y sobre el consumo de estupefacientes.

    Interesante entrada. Un abrazo (ah, la música me ha resultado más ‘cañera’ que otras veces, aunque probablemente la culpa sea mía)

    Me gusta

    • 30/09/2012 en 22:22

      Sí, es más veloz, a mí me encantan así, en ese plan, veloz pero sin perder la melodía, esta banda, Kamelot, ha cambiado de vocalista, di qe sus últimos dos discos me han parecido sendos truños, pero en fin, que tengo mucha curiosidad por ver qué paren 😀

      Esa peli la tengo vista, pero sinceramente no me acuerdo de mucho, abrazos mozo.

      Me gusta

  17. 01/10/2012 en 09:56

    A mí de esta guerra lo que me dió siempre pena es que los soldados americanos iban allí porque se lo mandaban y bastante hacían con sobrevivir y después cuando podían volver a su tierra los llamaban asesinos y los repudiaban, y los estragos morales y mentales que hace cualquier guerra en los individuos tuvieron que vivirlo sólos y sólo en algunos casos en compañía de sus familias. Horrible en todos los sentidos. Besos
    Ana

    Me gusta

    • 01/10/2012 en 09:59

      Exacto, eso es precisamente lo que pienso yo, eso y el estado de locura que se alcanzó allí y que explica, que no justifica, los horrores que cometieron, que los cometieron, pero hay que ponerse en su pellejo.

      Me gusta

  18. 02/10/2012 en 01:01

    Sabes que contivo estoy aprenxiendo de verdad sobre la guerra de Vietnam?? porque es que yo veia de niña El equipo A y demas cosas full yanquis… gracias querido lider 😉

    Me gusta

    • 02/10/2012 en 07:12

      ¿Y quién no?, esa y la de Michael Knight 😀

      Gracias a tí querida mia, un honor para mis letras pasarse por tus ojuelos. Besos

      Me gusta

  19. 02/10/2012 en 20:25

    Me ha gustado muchísimo, no sabía nada de lo que contabas tanto tu como Aitor, me ha ilustrado enormemente y ahora tengo un nuevo punto de vista sobre lo que allí pudo pasar, hasta ahora solo tenía manía a los yankis y no mucho amor a los charlies, a unos por meterse en casa ajena y a los otros por su brutalidad aunque ya se sabe que en la guerra no hay normas por mucho que se empeñen en decir que existe una guerra Etica ¡JA! ¡y una mierda!

    Me gusta

    • 02/10/2012 en 22:05

      Ética pues no, ninguna, aunque en alguna se respetaron ciertas normas, algunas no escritas, otras sí, más que en otras, est fue muy sucia desde luego, es más, tengo la sensación de que a medida que avanzamos las pocas normas que regulan estas cosas se respetan menos.

      Besos querida.

      Me gusta

      • 02/10/2012 en 23:00

        Creo que tu sensación se transforma en un hecho solo con ver lo de Guantanamo. ¡Graciosos, crear un limbo legal fuera de su país y lo más cachodo permitido por su mayor enemigo! Creo que me voy a quedar calva con tanta tomadura de pelo. ¡Porca miseria!

        Me gusta

        • 03/10/2012 en 07:10

          He estado viendo “Homeland”, serie que cuando la den por la tele te recomiendo que veas, cuenta con algún episodio del estilo, bastante vergonzoso también 😦

          Me gusta

  20. 04/10/2012 en 01:35

    En realidad lo de guantanamo es de traca. Se tenia que haber devuelto hace unos años a Cuba. Pero no se hizo, La habana no lo reclama y EEUU hace como que es suyo. Resultado, que en realidad no es de nadie. Jurídicamente no tiene dueño. De ahí su valor….

    Por cierto, he estado dentro de la base. Algún día hablaremos de ello. Cuídate.

    Me gusta

    • 04/10/2012 en 07:27

      Pues esperaremos, porque mi desconocimiento sobre Guantánamo es absoluto, supongo que a Estados Unidos este actual status le viene de perlas, de facto es suyo, pero al no serlo legalmente puede tomarse sus licencias.

      Abrazos maestro.

      Me gusta

  21. 05/10/2012 en 06:57

    Te recomiendo la lectura de “Un rumor de guerra”, de Philip Caputto. Él llegó como combatiente a Viet Nam en 1965, y volvió como corresponsal de guerra en 1975. Sus reflexiones en el libro sobre la vida y la muerte son interesantes.

    Me gusta

    • 05/10/2012 en 07:17

      Me lo apunto a una larga lista :), desde luego ese nombre me suena mucho, aunque no sé por qué, quizá le hayan adaptado alguna novela al cine o algo.

      Abrazos.

      Me gusta

      • 05/10/2012 en 07:45

        Lo hicieron al cine, pero no fue muy sonada. A mí, sin embargo, el libro me lo leí dos veces cuando era adolescente y me marcó.

        Me gusta

        • 05/10/2012 en 07:56

          Pues lo dicho, tomaremos nota.

          Grcias por la recomendación.

          Me gusta

  1. 01/10/2012 en 19:04

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: