Inicio > Cine, Historia, Tonterías > La serpiente comiéndose una araña en la trinchera.

La serpiente comiéndose una araña en la trinchera.

Es curioso, de las formas más inesperadas uno se va descubriendo, esta es una entrada rara, de las de consumo propio, hablaré de cine, pero no va de cine, hablaré de guerra, pero no va de guerra, ni de historia, al final se trata de mí. Bien, al tema, cuando en su momento hablé del cine en la gran guerra cometí varios olvidos, algunos porque sinceramente, no sabía de su existencia, tal y como me pasó por ejemplo con “The Reader” llegó un día a mis manos una peli, “Regeneration”.

Regeneration

Te seré sincero, como película no es gran cosa, trata de las heridas psíquicas que causó en los soldados (oficiales en este caso) la lucha en las trincheras durante la I Guerra Mundial, pocos conflictos bélicos en la historia, por no decir ninguno, han causado tantas secuelas tanto físicas, como sobre todo psicológicas que este frente occidental, esta es una cinta que por cierto podría llegar a interesar a estos poetas que de vez en cuando asoman por el blog, va mucho de eso, de poesía, hay mucha poesía en “Regeneration”, mucho poeta, bien, también es cierto que sin tratarse de una gran película cuando los pacientes del centro donde están ingresados para superar sus problemas se ponen a recordar el frente, la guerra, hay pocas que le superen.

Narra con extrema dureza tanto las condiciones de vida, como lo absurdo de los combates y pone en tela de juicio la contienda, está basada en hechos reales, pero es lo de menos, aquí hay cuatro protagonistas, en la vida real hubo millones, como te digo tremendamente dura, pero una escena en particular, la escena que motivó esta entrada, un soldado sirviendo un té, en medio del caos, del barro, de la desolación, su teniente lo coge, comienza a beberlo, una bomba cae tras él, te lo juro, se me puso el corazón en un puño, es ficción sí, pero ver a los compañeros del soldado del té recogiendo su cuerpo a paladas, recogiendo incluso un ojo desprendido, y sobre todo, la cara de “una vez más” que tenían.. Sobrecogedor, y ahí, justo ahí, se me encendió la bombilla.

A nada que me hayas leído sabes de sobra que me gusta la historia, y particularmente esta guerra, “la grande”, la cosa es, ¿por qué?, pues en ese momento, en el que los soldados van metiendo en un saco los restos de su compañero literalmente destrozado empecé a darme cuenta del por qué, piensa Dessjuest, ¿qué ves?, ¿qué ves?, pues por ejemplo, cuando veo documentales de animalitos, esos que todos decimos que vemos, siempre son de serpientes, de arañas, no de leones, no de cualquier otro animal, hay una razón, tengo pánico a las serpientes, y un tremendo asco a las arañas, un león es peligroso, sin duda, un tiburón, también, pero cada uno tiene sus fobias, no creo que jamás me tope con un león, ni con un tiburón, pero puede que sí con una víbora, en todo caso las temo, pero me apasiona conocer de ellas, me apasiona ir a los terrarios y observarlas.

Y justo ahí me dí cuenta, el destino, la casualidad, no me refiero a eso de “era nuestro destino encontrarnos”, tan de enamorados, no, me refiero a que tú no eliges dónde ni
cuándo naces, tú puedes tener la suerte de nacer guapo, atlético, varonil, apuesto, como yo, o nacer hecho un adefesio. Rico, pobre. En Europa, en el cuerno de África, puedes vivir en una familia acomodada, en una familia pobre, incluso pudiste haber nacido cuando el hombre descubrió el fuego, o nacer dentro de mil años, ¿cuál es el problema entonces?, pues para mí a partir de ver esta peli está claro, mi mayor temor, mi mayor miedo, es haber nacido en esa época, haber tenido que estar en esas trincheras.

Supongo yo que habrá gente que por nada del mundo hubiera querido vivir en un campo de exterminio, o en un Gulag soviético, desastres, matanzas, indignidad, es lo que ha sobrado en este mundo, pero esto es como lo de los animales, subjetivo, para mí ya te digo, lo peor, con diferencia, que podría pasarme es eso, estar en medio del barro, con la vista plagada de cadáveres, de heridos suplicando, un día, otro, hasta alcanzar la locura, es por eso que me apasiona tanto, porque la idea me horroriza. Y sí, todo esto tras ver una escena de una película, sencillamente sorprendente, después de tantos años.

Nightwish para la posdata, típico tema para abrir conciertos, “Planet Hell”.

Anuncios
  1. 08/08/2012 en 00:52

    Eso es porque en tu muerte pasada moriste en una trinchera y tus compañeros recogieron tus restos con una pala… o los dejaron allí para alimentar a los pollos… quién sabe…
    Buenísima entrada…

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 01:00

      Creo que esa gente merece una reencarnación mejor 😀 yo debía de ser en otra vida alguien muy malvado.

      Gracias por el amable comentario querida y preciosísima niña.

      Me gusta

  2. 08/08/2012 en 02:30

    Además que se pasaron metidas en ellas unos cuantos años, con el buen tiempo, cálido y seco, propio de la región…

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 03:19

      Sí, cierto, algo que refleja también la peli en los recuerdos de los soldados.

      Menos mal que de vez en cuando les sacaban de escursión a visitar a los de enfrente, cierto también que morían casi todos, pero es que viajar en esas circunstancias no era fácil no.

      Me gusta

  3. Luisa Angela
    08/08/2012 en 05:33

    Querido Dess:
    (Para que veas que soy bien mandada)
    Francamente escalofriante la reflexión sobre lo absurdo y crudo de la guerra.
    Pero para mí como mujer y como madre hay algo infinitamente peor sin trasladarnos tan lejos.Haber nacido en un lugar donde la hambruna hace que tus hijos se te mueran en brazos cubiertos de moscas y no poder hacer nada.

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 11:54

      Cierto querida, es más que probable, aunque ya te digo, no creo que esto de las fobias, los miedos, sea algo racional del todo, objetivamente supongo que habrá muchas cosas peores que haber vivido en esas trincheras, pero lo dicho, yo es ponerme en la situación de esos chavales que pasan de una plácida existencia en su pueblo a estar permanentemente rodeado de ratas, fango y ametralladoras y vaya.

      Gracias por la visita hermosa.

      Me gusta

      • Luisa Angela
        08/08/2012 en 13:25

        De todos modos quedate tranquilo, las ratas son animales nocturnos, durante el período de luz estás a salvo

        Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:34

          😀 Resulta, querida mía, que uno es trabajador nocturno, aunque vaya, te digo que las ratas, dándome asquito, las soporto más bien que mal, alguna tengo matada incluso, tengo muescas en la escoba.

          Besos.

          Me gusta

  4. 08/08/2012 en 08:04

    Preciosa entrada. Pocos escenarios generan situacones tan macabras y surrealistas como las guerras.
    Pero eso de nacer en un sitio ó en otro a mí también me ha fascinado siempre. No sé porqué ecuación matemática,deseo celestial ó turno sin más te toca nacer en unas condiciones u otras y eso determina toda tu existencia.
    Yo a los único bichos que no puedo soportar de ninguna manera es a los roedores. Me dan un asco que te mueres. Las ratas, los conejos, las ardillas….
    Besazo

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:03

      Pues ratas allí debía de haber para aburrir, vivir una guerra desde luego no es plato de gusto, pero para mí esta en especial debió de ser la peor para el soldado, demasiados años viviendo día tras día ese horror, no sé, mejor no ponerse en situación.

      Yo eso de nacer en tal sitio o tal época es algo que durante un tiempo pues pensaba bastante, y sin irse a épocas, en la misma, no es ni parecido nacer hoy en medio de una familia acomodada o en un campo de refugiados, claro que te condiciona el futuro, incluso en la misma ciudad nacer en el seno de una familia u otra.

      Besos maestra.

      Me gusta

  5. 08/08/2012 en 08:28

    No sé chico, si tu lo ves así es que eres un valiente. Las fobias agarran a la persona y la imposibilitan tan siquiera a decir las palabras de lo que tiene fobia. Si tu eres capaz de enfrentarte a ello no es fobia es precaución cosa muy distinta. Yo no puedo ver esos documentales, ninguno. Si vi películas y leí comics de guerra pero no puedo ver escenas reales, me duele muy profundamente todas. Hoy no veo ni películas, todas son para mi gore. ¡Ah, por cierto! estoy de acuerdo con margamv. 🙂

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:29

      A ver, las arañas por ejemplo, pues por mucho asco que las tenga si las niñas encuentran una hay que quitarla, no es valentía, es obligación, yo he pasado por pequeñas experiencias de esas, incluso laborales, de cosas que hay que hacer y no las tienes todas contigo, pero en fin, que hay que hacerlas.

      Las pelis de esa contienda para mí tienen ese embrujo de saber que lo que me muestran es el terror sin más, cuanto más miedo me da una situación más quiero conocerla, quizá intentando hacer más racional la fobia, “conocer al enemigo” 😀

      Sobre lo de Marga, pues no sé, nunca he sentido que haya tenido vida antes de esta, ni en las trincheras ni en ningún otro lado, pero vaya, que todo pudo ser.

      Besos.

      Me gusta

      • 08/08/2012 en 14:05

        Nada, nada un valiente, saca pecho y date un fuerte abrazo. Un secretillo a mi maridito le dan miedo los bichos pero los mato yo, él no puede.

        Me gusta

        • 08/08/2012 en 14:07

          Buff, lo mío no es la valentía precisamente, pero vaya, que ante las niñas uno se crece.

          Me gusta

  6. 08/08/2012 en 08:32

    Los miedos, los temores más intensos, son la reacción del sistema parasimpático, es el mecanismo de nuestro cuerpo para hacer saltar todas las alertas, para predisponernos con el máximo de recursos a solventar una situación potencialmente peligrosa.

    Que la memoria nos dispare a ese magnífico sistema de autodefensa simplemente al recordar una imagen de algo que no hemos vivido es algo extraordinario, es algo que nos avisa de que no debió producirse, que jamás debería reproducirse.

    Después llega nuestra bien aleccionada e inteligente razón, esconde esos miedos, los camufla bajo banderas de otras ilusiones, bajo la expectación de nuestra ambiciones… y el sistema parasimpático se aburre, y las trincheras se vuelven a llenar de barro, de barro y de otras cosas palpitantes.

    Y es que nuestra bien aleccionada e inteligente razón es tan sabia…

    Planet Hell… muy propio, pero nuestra razón no entiende.

    “Save yourself a penny for the ferryman
    Save yourself and let them suffer
    In hope”

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:34

      Lo malo es que la mente en esas situaciones, cuando son así más o menos repentinas, te hace más mal que bien, al menos en mi experiencia propia, también es cierto que pierdes de repente todo el miedo previo, pero tampoco es que razones en condiciones, no sé si será eso que dicen de la adrenalina 😀 yo me acuerdo de un caso en el que tuve que hacer algo y vaya, después de hacerlo me dije a mí mismo que fui un irresponsable.

      En todo caso esto de las trincheras me da miedo por lo alargado en el tiempo que fue, ya no se trata de vivir una situación macabra unas horas o un día, cuatro años, eso el que tuvo suerte claro, la mayoría no aguantó demasiado.

      Abrazos jefe.

      Me gusta

      • 09/08/2012 en 07:16

        En realidad se trata de proporcionarle otros mecanismo a la razón, mecanismos de momentánea e instantánea autonomia. Claro está que la reacción puede llevar a un camino no deseado, dependera de la estructuración de la mente, de los parámetros que maneje en ese preciso instante.

        Pero no pretendo ni mucho menos dogmatizar esta premisa. Nunca estuve en una trinchera, no albergo esos parámetros en mi mente, no deseo albergarlos. Esa guerra de trincheras ha sido uno de los episodios más lamentables de la humanidad, ya no por la guerra en sí misma, sino por lo absurdo e inútil.

        Un abrazo desde las estepas rusas.

        Me gusta

        • 09/08/2012 en 11:49

          La leche jefe, te meneas de lo lindo, espero al menos que se esté fresquito 😀

          En realidad estamos de acuerdo, eso creo, ahora desde luego me lo parece más, ya sabes de mi dificultad para entender las letras :mrgreen:

          Me gusta

        • 09/08/2012 en 15:51

          Pues sí, y cansa eso de moverse, aunque también alimenta muchas cosas. Y hace calor, mucho calor, al menos hasta hoy, como, por otra parte, es habitual aquí en estas fechas. Aquellas cosas que aprendimos de los climas continentales, a pesar del empeño del hombre, siguen funcionando, como un exacto reloj.

          Y ahora me sales con lo de entender las letras, ¡pero si te has convertido en el mayor lider de opinión de estos lugares! ¿Acaso no se necesita para ello el poder de la palabra?

          Otro abrazo

          Me gusta

  7. 08/08/2012 en 11:18

    Lo de las trincheras tuvo que ser tan escalofriante que no sé como la humanidad no llegó a darse cuenta de que no debería haber habido más guerras, pero resulta que a unos pocos les importó más el hecho de que no volviera a haber una guerra de trincheras propiamente dicha que el hecho de que no volviera a haber guerra, y entonces hicieron máquinas de guerra diferentes. La madre que nos parió, que no aprendemos…

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:37

      De hecho fue la incapacidad de adaptarse a las nuevas formas de guerra lo que propició tal horror, de las cargas a bayoneta, de als cargas gloriosas de los pijos de la caballería a toparse con las ametralladoras.

      De cualqueir forma la guerra es inevitable creo yo, seguirá habiéndolas siempre, y algunas veces resulta hasta comprensible, que no es lo mismo comprender que justificar, ahora, espero no vivir una en mi vida, di que a mi edad creo que ya me tocaría más consolar esposas y novias en la retaguardia mientras jovenzuelos como tú van a defender nuestra forma de vida 😀

      Me gusta

      • 08/08/2012 en 13:04

        Bueno, realmente yo no creo que hayan ya mas grandes guerras como las hubo hace años, y mucho menos una tercera guerra mundial. Con todo esto de la globalización y sus contras también tenemos el pro de que lo que sucede aquí, afecta al otro lado del globo, sobre todo a los que mandan de verdad, a las corporaciones. Por eso la mayor parte de las guerras ya no se ven en occidente sino que son de occidente contra países que no se han occidentalizado, por un lado porque lo que pase allí apenas afectará aquí, y segunda por que es dificil hacerles la guerra económicamente, comprarlos por así decirlo, si nunca han tenido una deuda con otro país. Ahí está el contra de la globalización, por poner un ejemplo sin ir mas lejos, la Unión Europea. El BCE, el FMI y alemania, comprando el resto de Europa, manteniendolas en deuda económica. ¿No es mas limpio y barato así que por las armas? Por eso no creo que lleguemos a oler la pólvora corriendo en occidente, lo de los cadáveres ya será otra cosa.

        Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:13

          Claro, pero lo dicho, ya es cuestión de suerte, de nacer aquí o en Siria, aunque también es cierto que por mucho que una guerra siempre sea cruel y despiadada dudo que alcancen la crueldad de esta que hablaba en la entrada.

          Siempre habrá cosas que las diferencien, la duración, dudo que haya guerra más o menos tradicional que pueda durar tanto tiempo, por ejemplo.

          Incluso ahora ves series como “Generation Kill” y te das cuenta que el mundo libre va a las guerras con chavales que se toman la cosa como un videjuego más.

          Me gusta

  8. 08/08/2012 en 11:33

    Quizá haya un punto de masoquismo en nosotros, que nos invita a refocilarnos en las miserias que más nos repelen. O quizá sea una necesidad de constatar de vez en cuando que nos quejamos de vicio.

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:39

      Desde luego cuando veo alguna peli o documental sobre este tema y lo acabo me miro y doy gracias 😀 yo creo que las veo con el ánimo de intentar buscarle un sentido a lo que pasó, aun estoy por encontrarlo claro, las veo igual que veo los documentales de serpientes venenosas, aunque luego me tope con una víbora y me quede paralizado.

      Me gusta

  9. 08/08/2012 en 11:46

    Querido Dessjuest: Te acabo de nominar para el premio “”Seven Things Award”. Eres genial. besos

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 12:40

      😀 Pues gracias, pero vaya, que este premio me lo han dado hace unos días, en fin, que como aun no he publicado la entrada la modificaré para dar fé del galardón.

      Besos guapa.

      Me gusta

      • 08/08/2012 en 12:55

        Ah si??? Voy tarde. Enhorabuena.!!

        Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:35

          Es que como tenía mucho programado lo he dejado para final de mes, pero da igual, mejor dos que uno, es más, uno de tus premiados está en mi lista y no voy a modificarla ya.

          Gracias nuevamente.

          Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:37

          Como se saben los premiados.? De donde parte esta idea? Yo me he enterado por ser nominada pero no sé mucho más. Mil gracias.

          Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:52

          Hombre, una vez que haces la entrada ya estás premiada, osea, tú ya lo estás, yo estoy nominado aun, en cuanto haga la entrada tendré los dos premios 😀

          De donde parte ni idea, hay varios por ahí, supongo que como al final estas cadenas se rompen, porque da pereza continuarlas, alguien se inventa unos premios, le pone unas reglas parecidas y ala, a funcionar.

          Mira, me has dado una idea, vamos a hacer unos premios a final de año, pero distintos, con votaciones y eso 😀

          Me gusta

        • 08/08/2012 en 13:58

          Perfecto….. Yo te ayudo, si quieres, claro. Me parece una idea fantástica.

          Me gusta

        • 08/08/2012 en 14:01

          Ya concretaremos :mrgreen: en realidad ya contaba contigo para la historia esta, no hacía falta que te ofrecieras, es más, lo más probable es que te lie y al final sea yo quien te ayude a tí 😀

          Me gusta

        • 08/08/2012 en 14:09

          Jajajaja, no paras de sorprenderme. Me encantas. Manos a la obra.

          Me gusta

  10. 08/08/2012 en 17:04

    No la he visto, pero una guerra es absurda siempre y lo raro es que no deje mas tocados mentales al final. Si una película pero posiblemente ni siquiera se acerca a la cruda realidad.
    Un beso QD!

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 18:10

      Bueno, no es que se centre en la guerra en si, la peli, más bien en las secuelas psicológicas que dejó, en ese aspecto pues está bien, pero las pocas escenas que dedica al frente.. vaya, estremecedoras.

      Este fue el conflicto con más afectados psicológicamente de la historia, algo tendría, besos querida mía.

      Me gusta

  11. 08/08/2012 en 17:40

    Creo que el que te apasionen tus propias fobias, es justamente por eso porque son propias y mientras no se sufran en carne no hay problema, ni inconveniente en sacar ese lado masoquista que todos, en mayor o menos media tenemos..
    Por lo que veo ya estás montando otra….
    Besines

    Me gusta

    • 08/08/2012 en 18:12

      Creo que es que al conocer mejor el motivo de tus fobias aminoras sus efectos, no sé, en todo caso estúpido puesto que es evidente que jamás estaré allí, ni yo ni nadie, en fin, poco de racionales tienen las fobias supongo.

      Ya sabes que me gusta innovar :mrgreen:

      Me gusta

  12. 08/08/2012 en 22:11

    Te he nominado para el “SEVEN THINGS AWARD” de blogueros. Saludos

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 11:50

      La leche, me va a costar mucho jamón, es el cuarto premio si no me fallan las cuentas 😀

      Muchas gracias artista, realmente sorprendido quedo, me parece que tienes demasiado buena opinión sobre mí, mejor que yo mismo.

      Me gusta

  13. 09/08/2012 en 00:29

    Bueno Dess me has dejado pensativa…y mucho!!
    Empezando con que yo no soy capaz de ver una peli así, las que contienen violencia y además con tanto “lujo de detalles” y encima basada en hechos tan reales…es que lo paso tan mal que luego la angustia me dura días …y mira como que no es plan!! pero lo que cuentas es muy curioso…..yo muchas veces he pensado como hubiera sido mi vida por ejemplo en la edad media…o cuando las mujeres no podían decir ni mu….pues no me seduce mucho ya ves…. asi que me quedo con el ahora …y en la próxima vida ya veremos jjjejjejje
    Te dejo muchos besitos con alas que te den airecito que con este calor!!!! muakkkkkkkkkkkkk

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 12:07

      Querida, hoy mismo podrías haber nacido en Arabia Saudí, por ejemplo, y no poder conducir o salir sin un familiar varón a la calle, espacio y tiempo, eso nos mediatiza la existencia.

      Realmente esta peli tiene pocas escenas de la guerra, pero cierto, las pocas que tiene son escalofriantes, en cambio tiene mucha escena de poesía, hay algún que otro poeta en el hospital, es una peli un tanto rara.

      Gracias por los besos, pero ya sabes que en vez de aire me encaloran más 😀

      Más besos para ti, niña.

      Me gusta

  14. 09/08/2012 en 00:49

    Te comprendo y lo comparto. Yo tengo fobia a las guerras, me han traumatizado desde pequeña, soñaba incluso con ellas, porque en mi casa se hablaba mucho de la nuestra. Es tal la fobia que me inspiran, que no justifico ninguna.
    El hombre solo tiene una vida y no merece la pena sacrificarla en aras de una idea, ni religiosa, ni patriótica, ni de cualquier índole. Solo comprendo el sacrificio de tu vida por la salvación de otro ser humano.

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 12:11

      Y depende cual, que yo por más de uno no daba ni el poco pelo que me queda en la cabeza, a mi la guerra civil me queda un poco ajena, mis padres nacieron justo antes de empezar y no tienen recuerdos, como no conocí abuelos pues eso, como que de primera mano no tengo datos.

      Evidentemente no es plato de gusto vivir ninguna, pero repito que hay algunas, dentro de lo crueles que son todas, que tienen el plus de serlo más, por circunstancias diversas, para mí esta es sin duda la peor.

      Besos querida.

      Me gusta

      • 10/08/2012 en 20:59

        Fue sin ninguna duda cruel y sanguinaria.
        Has visto por casualidad Jimmy cogió su fusil, es una de las mejores películas, que he visto, que refleja todo el horror de esta contienda

        Me gusta

        • 10/08/2012 en 21:34

          Hablé de ella hace unos meses aquí, pelicula dura, muy dura, y sin usar apenas violencia, me alegro de que te gustara, a mí también.

          Besos.

          Me gusta

  15. 09/08/2012 en 01:10

    A mí nadie me nomina un carajo, tampoco seriría de mucho porque soy desobediente de por sí. Eso sí, me ha encantado que Murimar esté de acuerdo conmigo, no sé, me sentí importante… y yo sí que creo que has tenido vidas anteriores, en las que no te premiaba y ahora te ha tocado premios y además la enorme suerte de tener estos seguidores de lujo. No te quejes hijo, ya en la otra te tocará de araña… o de serpiente… tú sé bueno…

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 12:13

      Cuatro premios ojo, que no hablamos de uno, de dos o de tres, ya verás como voy a fardar esta tarde tomando café :mrgreen:

      No creo mucho en las reencarnaciones, no me cuadran las cifras, a no ser que metamos como dices animales, en tal caso pues de poder elegir me pillo ser tu gatito, para que me acaricies en el sofá 😀

      Me gusta

  16. 09/08/2012 en 01:16

    Los miedos son tan reales como las fantasías y muchas veces se confunden. En cierta manera quizás gustaría ser un héroe y a la vez…asusta unas trincheras donde el heroísmo esta desterrado.

    Tal vez simplemente de todas las guerras esta fue de las mas sucias y absurdas, lo que en realidad da miedo es eso, no la guerra en si, la ausencia de razón y en cierta forma etica. Ya que hasta en la guerra existe o por lo menos debiera de existir cierta dosis de esa plabreja tan desterrada llamada ética.

    Saludos y de las mejores entradas que te he leído, serena y reflexiva, realmente brillante. Y…el principio del vídeo me sorprendió, llegue a pensar que habías recuperado algo de gusto por el arte de unir sonidos…Hasta que por supuesto los pelanganos se pusieron a berrear…..En fin, sigo esperando.. algún día. Cuídate figura

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 12:16

      Eh, que te tengo preparada para dentro de unos días una canción, a ver si de una puñetera vez te gusta 😀 que ya no sé qué ponerte coño.

      Toda la razón te doy, sin más, sucia, absurda en toda su duración, con mandos que no estuvieron a la altura salvo excepciones muy contadas, sufrimiento inútil…. un conficto realmente atrayente por todo lo malo que tuvo.

      En el último párrafo pues no sé, ahí ya sabes que no podría estar de acuerdo nunca, aunque en un primer instante uno se llene de orgullo por los halagos, pero en fin, que gracias 🙂

      Abrazos maestro.

      Me gusta

  17. Karmel
    09/08/2012 en 13:19

    Creí que ya no llegaba a tiempo, y es que mi agosto es de doble trabajo.

    Personalmente la fobia a alguna especie de arácnido, es mucho más destacado que el que les tengo a las serpientes. Pero estoy segura de que la mayoría de nosotros lo que sentimos es miedo más que fobia, y a veces repugnancia, porque, fobia, ya es una forma de ansiedad bastante concreta, y que entra dentro de los trastornos de ansiedad.

    A mi siempre me ha horrorizado ver una cucaracha….si es verdad, pero ¿miedo? No, es una sensación nauseabunda lo que me provoca…

    Lo de las guerras, si es aterrador, y cuando se toman decisiones para embarcarse en una guerra, creo que ni tomamos conciencia, del horror que deben padecer los que viven en ella,

    ¿Necesarias Dess? Necesarias o no, eso ya es harina de otro costal, ni de quien es la culpa de semejantes acciones. Yo no tengo respuesta, pero no creo que haya justificación, para semejantes atrocidades.

    No he visto la “peli” (que raro ¿no?)

    Puedes estar seguro que no me hubiera gustado nacer en Arabia Saudí, “Mi derecho es mi dignidad”.

    Repetitiva de nuevo, pero es que esta entrada también, es magnífica.

    Besicos wapo.

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 16:13

      Bueno, no soy yo muy de conocer el significado de los términos, supongo que llevarás razón, será miedo más que fobia, o asco, yo creo que más miedo en el caso de las serpientes y asco en el de las arañas 😀

      Hay una frase que dice que luchar por la paz es como follar por la virginidad, bueno, quizá tenga razón, pero tengo claro que por ejemplo hay muchos pueblos que viven o vivieron libremente gracias a las guerras, que quizá ninguna sea justa, pero desde luego son inevitables, pero esta, la I guerra mundial, fue perfectamente evitable, de hecho creo que ha sido de las más estúpidas en su origen de todas.

      Yo tampoco hubiera querido que nacieras en Arabia SAudí, ni mis hijas, no es de recibo, no es justo, hay que ser lo más libre que se pueda.

      Besos mi niña.

      Me gusta

  18. 09/08/2012 en 16:07

    Juan :

    Pues sí, y cansa eso de moverse, aunque también alimenta muchas cosas. Y hace calor, mucho calor, al menos hasta hoy, como, por otra parte, es habitual aquí en estas fechas. Aquellas cosas que aprendimos de los climas continentales, a pesar del empeño del hombre, siguen funcionando, como un exacto reloj.

    Y ahora me sales con lo de entender las letras, ¡pero si te has convertido en el mayor lider de opinión de estos lugares! ¿Acaso no se necesita para ello el poder de la palabra?

    Otro abrazo

    Hombre, digo yo que tendrá su lado bueno y su lado malo eso de viajar, a mí en principio me daría pereza, pero depende del sitio, Moscú por ejemplo menos, ahora, en invierno no quisiera verlo.

    Todo un líder de opinión, ya verás ya, cuatro premios me han dado en unos días 😀

    Me gusta

  19. 09/08/2012 en 18:01

    Querido Dessjuest: yo no te he nominado para esos premios 😀 (así que 4-1) 😀 😀

    Oye, respecto a lo de las trincheras, y sé que has estado hablando un poco más arriba con Aitor, sí que es escalofriante, y no me extraña que te den más miedo que una visita inesperada de Montoro. ¿Recuerdas las cargas salvajes e inhumanas de “Gallipolli”, y al pobre Mel Gibson corriendo a todo correr para evitar la última, en la que mueren todos? ¿Y “Senderos de Gloria”, de Stanley Kubrick, con Kirk Douglas obligando a miles y miles de soldados a salir de las trincheras en un ataque suicida deleEjército francés contra las posiciones alemanas, en la Colina de las Hormigas? Ambas me parecieron aterradoras: pero no pueden compararse –de ahí lo que te digo de Aitor– con la escena inicial de “Salvad al Soldado Ryan” y el ametrallamiento sin piedad de aliados en el Desembarco de Normandía.

    Muy buen ‘post’, genio. Y enhorabuena por cuadruplicado.

    Me gusta

    • 09/08/2012 en 22:22

      Cierto, Gallipoli fue, y no solo esa batalla de la peli, toda la campaña de Dardanelos, otra bestialidad, por cierto, la peli desde el punto de vista histórico cojea bastante.

      Y el “Día D” también, pero ojo, cuando hice la entrada del último día de la I Guerra Mundial ya dejé constancia de un hecho, solo ese dia, hasta las once de la mañana, y teniendo todo el pescado vendido, murió más gente en las trincheras que en la batalla de Normandía entera.

      Aun así sobre estas cosas ya te digo que a cada uno le parecerá más dura una cosa y otros otra.

      Voy a hacer la entrada esa del premio 😀 aunque creo que hasta final de mes no toca.

      Me gusta

  20. 10/08/2012 en 00:23

    Querido Dessjuest (soy obediente, y lo hago tal como lo pides):

    ¿Por qué dices que esta es la bitácora más prescindible de la Red? La verdad es que esta entrada ha sido como charlar con un bueno amigo una tarde como la de hoy en Guatemala, que llueve, está nublado, se refrescó la tarde veraniega (todo como a mí me gusta), y son las 4 y treinta de la tarde y los pajarillos trinan por aquí y allá, pues están felices porque se han bañado. Y las palomitas que viven en los árboles que hay en el parquecito detrás de mi casa se han acurrucado y unas pericas vuelan hacia el norte, hacia sus nidos.

    Y luego del marco de circunstancias… pues te cuento que cuando era patojo (chaval) tuve un par de falsos corales. Mi madre me rogó que me deshiciera de ellos. Me los llevé a un hotel, donde las metí en una piscina y estuve un par de horas nadando con ellas. Luego se las obsequié a un amigo. Teníamos unos trece o catorce años. Eso sí, chantajeé a mi madre: a cambio de deshacerme de ellas, me dio la plata para comprarme una maqueta, un modelo a escala de un bombardero B-29, el de Monogram en escala 1:48. Fue un buen trato, ¿verdad?

    ¿Y las arañas? Esas no me gustan tanto, en realidad… ¡nada nada! Que estés bien. Iré a preparar una taza de chocolate. JSC

    Me gusta

    • 10/08/2012 en 00:34

      😀 no vas a creerme, pero acabo de leerte explicándole a Mury lo que significa “patojo”.

      Querido y admirado, es presicindible, sin él no pasaría nada, pero vamos, que es también una seña de identidad de todo lo que he hecho en la red, hice un foro de ciclismo cuya descripción era “el peor foro de la historia”, ya ves, supongo que los habrá peores claro, de hecho he visto muchos blogs que me parecen cutres, pero sin duda los hay mucho mejores, y son más, uno no deja de ser un ignorante.

      Eso sí, reconozco que algo de bueno tendrá este sitio cuando atrae gente como la que atrae, ahm, yo eso de bañarme con corales….

      Abrazos jefe.

      Me gusta

      • 10/08/2012 en 00:35

        Eran falsos corales, no eran venenosas. Pero mi madre… (esto lo digo bajito)… no lo sabía.

        Me gusta

        • 10/08/2012 en 00:41

          Pero la diferencia solo la notarías cuando te mordieran o no 😀

          Hace unos meses salió una noticia en la prensa local, un chaval encontró una serpiente en su coche, cuando la rescataron le dijeron, “no se preocupe, no era venenosa”, claro, una vez vistos los cojones macho.

          Me gusta

        • 10/08/2012 en 00:59

          Se nota en el orden de los colores de los anillos, y hay incluso una especie que no tiene anillo alguno y solamente es roja. Yo las cogía con las manos. ¡De la que me salvé! Vaya si uno es idiota cuando es patojo.

          Me gusta

        • 10/08/2012 en 01:07

          Yo aun sabiendo que no es venenosa la tendría lo más lejos posible o bien con un cristal por medio 😀

          Me gusta

  21. Jedy mi Padawan esta de acuerdo contigo
    10/08/2012 en 10:19

    Me sorprende tu afición al cine bélico, venga sangre, venga penalidades, más sangre, más p… bueno que me estoy repitiendo, partiendo de que yo odio el cine de guerra te recomiendo dos que me han impactado: Acantilado Rojo (cine asiático, alucinante) y La delgada linea roja (Malik, sin haberse fumado un peta, brutal).
    PD anímate y ya nos cuentas.

    (por cierto Gallipoli, es un tostón (ya sé que los cinéfilos me matarían, pero es mi opinión))

    Me gusta

    • 10/08/2012 en 11:42

      Las he visto, las dos, “Acantilado Rojo” puro ejercicio de disfrute visual, sin usar lo más mínimo la lógica cuando la ves, espectacular. Y la otra cojonuda, realmente brillante, un peliculón sin más.

      Gallipoli tiene el problema de que se estira demasiado para mi gusto, desde que salen de Australia hasta que llegan al frente por ejemplo, toda esa parte es perfectamente prescindible.

      Besos querida.

      Me gusta

  22. 10/08/2012 en 19:49

    También sufro por los que debieron vivir aquellos tormentos. Hace poco, viendo una película de Spilberg sobre el tema (Caballo de Guerra), pensaba en eso mismo, cómo puede un acontecimiento, unos pocos hombres, torcer la vida de millones. Nos parecemos más nuestra época que a nuestros padres, somos hijos del tiempo, y según soplen sus vientos, así quedamos moldeados. Y lamentablemente existe el fatalismo geográfico. Dónde nacer y cuándo? Quien o qué, definirá mi vida? Víctimas. Qué responderían a esto los que perecieron en Auschwitz, o los desaparecidos de las dictaduras latinoamericanas? Nos queda jugar nuestro papel en nuestro tiempo y lugar. Al menos así piensa esté, tal vez influenciado por una realidad diferente.
    Buena demostración de sensibilidad la suya maestro.

    Me gusta

    • 10/08/2012 en 20:40

      He visto esa peli, un revestimiento típico de Spielberg, capaz de sacar heroísmo de cualquier lado.

      Hay una frase famosa, “yo soy yo y mis circunstancias”, yo añadiría, sobre todo tus circunstancias, y cada día estoy más convencido de ello, dónde naces, cuándo, quienes son tus padres…

      Gracias por el halago mozo.

      Me gusta

  1. 08/08/2012 en 00:54
  2. 08/08/2012 en 00:55
  3. 08/08/2012 en 00:56
  4. 19/08/2012 en 09:33
  5. 26/11/2012 en 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: