Inicio > Tonterías > Inocencias, culpabilidades y perspectivas.

Inocencias, culpabilidades y perspectivas.

Este es uno de esos post que uno escribe por escribir, le pasa algo en el día a día y lo adorna con un par de reflexiones de esas de cuatro pesetas (que si antes valían poco ahora con el euro menos), al final resultará un cúmulo de ideas que difícilmente nadie comprenderá del todo, pero en fin, allá vamos.

Quisiera reflexionar sobre inocencias y culpabilidades, sobre todo de cómo dependiendo del caso nuestra opinión cambia casi radicalmente, ejemplo claro, el típico político corrupto, si es del partido rival le ponemos verde, si es del nuestro le seguimos votando, ¿acaso políticos con una gran sombra de corrupción a sus espaldas no han revalidado sus cargos con mayoría absoluta?, un mismo caso, robar, bueno hurtar, que ellos no roban, hurtan o se apropian indebidamente, un millón de euros, cuando lo hace uno que nos cae mal ya es motivo suficiente para pedir su dimisión, al revés, nos llenamos la boca de presunción de inocencia y de respeto a las actuaciones judiciales.

inocente

Luego está el tema de esos casos tan populares tipo Marta del Castillo, cuanto más asqueroso es el crimen más atrae la atención de los medios, más juicios paralelos en las teles y más claro tenemos todos quién es culpable, quién inocente y hasta qué pena merecen los primeros, evidentemente una buena ración de hostias, cuando hablé de “The Killing” hablé sobre el peligro de esto, si no la has visto y tienes intención de hacerlo pasa de párrafo, una chica asesinada, un tío que coño, parece culpable, todo indica que es culpable, aun no está ni encausado, ni siquiera detenido, pero aparece en todos los medios, le pilla el padre de la chica y le deja más para el otro mundo que para este, es inocente, pero como no necesitamos más que lo que nos muestra la tele para dictar nuestra propia sentencia eso nos la suda.

También está el tema de quién es el acusado, si es la estrella deportiva del pueblo, como Contador, haga lo que haga es inocente, mi madre solía decirme de peque, cuando juzgaban a Lola Flores que cómo iba a ser culpable con lo bien que cantaba, en realidad ambas cosas tienen que ver lo que los cojones con comer trigo, pero lo dicho, todos tenemos claro quién es inocente, quien culpable, no necesitamos siquiera conocer más detalles que esos que la prensa y la tele (muy objetivas y profesionales en la mayoría de los casos) nos ofrece.

Cuando surgieron los jurados populares se dijo que realmente todo el mundo podía juzgar, ya que todos somos capaces de distinguir el bien y el mal, como si eso bastara, ¿para qué queremos jueces entonces?, por medio está la libertad de una persona, pero da igual, por esa misma regla de tres cualquiera que lea media hora en wikipedia cómo operar una apendicitis debería poder hacerlo, pero nadie se lo plantea, una apendicitis es algo mucho más serio que meter a un tío en la cárcel 20 años porque es que “me pareció culpable”.

Porque en todos los casos en los que la tele nos muestra víctimas y agresores nos ponemos siempre del lado de la víctima, y nos entra una vena vengadora que vamos, somos capaces de ir con las antorchas por medio del pueblo a linchar a quien sea, hace unos años servidor solía ver la tele con la parienta, por aquello de ver si en un intermedio (que en ese tiempo uno se apaña) podía meter un poco, como lo que querías era meter veías lo que ella quería, entre otras cosas una serie llamada “Hospital Central” que bueno, mayormente era una porquería, pero tenía sus pequeñas cosas, en un capítulo los padres de un mozalbete tienen un accidente de coche, choque frontal, un coche se mete por la autopista en sentido contrario y taca, leñazo, bien, el mozalbete, con sus padres graves, se entera que en el mismo hospital está el ocupante del otro coche, tiempo le falta para querer ir a rematarle, curiosamente resulta que al final fueron sus padres los que se metieron en sentido contrario, consecuentemente debería ir donde sus queridos progenitores y ahostiarles, o como poco entender que la familia del otro lo hiciera, porque eso es en definitiva lo que querías hacer tú, pero no, ay amigo, cómo cambia la cosa.

Como todos somos tan buenos, tan honrados, tan cívicos, tan impecables, no somos capaces de ponernos en situación de un acusado, sólo de la víctima, pero, ¿y si uno de los nuestros es el acusado?, pues posiblemente ya no sea tan malo ni la víctima tan víctima, “algo habrá hecho”, y aquí llegamos a lo que me ha pasado hace unos días.

Tengo yo unos amigos que tienen un crío de la edad de las mías, bien, resulta que estos amigos han sido siempre de los de mirar a otro lado en el parque cuando su hijo las lía, porque el chaval, sin ser malo, tiene un gran problema de falta de control, no hay quien le llame la atención, ni le castigue, porque se pone como una furia, como mis amigos mayormente son unos huevazos para evitarse escenas recurren a la táctica citada antes, “si no veo que mi hijo hace cosas malas es como si no las hubiera hecho”, bien, como consecuencia de esto el chaval ahora pues es una especie de minitirano que hace lo que le sale de sus pequeños witos, yo iría pidiendo cita para “Hermano Mayor” y todo, desde luego no tiene muy claro los conceptos del bien y del mal, de lo que se puede o debe hacer y lo que no, bien, vámonos virtualmente al colegio.

Cuando sale en los medios algún caso de acoso escolar como siempre nos ponemos en el lugar del acosado, nos preguntamos cómo pueden pasar esas cosas, nos escandalizamos, sin reparar en que somos nosotros mismos los responsables, nuestro hijo la lía y es castigado, pues siempre ponemos pegas al castigo, por demasiado duro, aunque sea que en el recreo le den una galleta en lugar de dos, porque pobrecito, a ver si va a pasar hambre, minamos la autoridad del profesorado desde que están en educación infantil, así nos luce el pelo luego (menos a mí, que soy calvo).

El chaval de mis amiguetes y otros tres o cuatro resulta que un día, en el recreo, cercan a una niña y empiezan a amenazarla, incluso con la muerte, el tema es que meses antes el padre de esta niña ya advirtió a mis amigos que su hija se había quejado de la actitud de nuestro chaval, pero nada, “chiquilladas”, no pasa nada, evidentemente puede que las amenazas de muerte nunca se lleguen a cumplir, pero parece claro, al menos a mí me lo parece, que lo que está pasando esa niña no es de recibo, ni agradable ni conveniente, sabiendo además que es un tema que viene de tiempo atrás, el colegio actúa, castiga a la cuadrilla de acosadores como ellos creen conveniente, con cierta dureza, dos semanas sin recreo, eso para un niño es jodido, pues sí, ahora imaginad la respuesta de estos amiguetes mios.

Exacto, “no es para tanto”, “podían haberle castigado sin postre en el comedor”, “habría que ver qué les ha hecho esa niña a esos cinco pedazos de chavalotes que le sacan medio metro”, ni una palabra acerca de cómo piensan corregir el comportamiento de su hijo, ni una palabra acerca de cómo se deben sentir los padres de la niña o esta, para qué.

Helloween para cerrar, posdata habemus, “Chameleon” es el último disco de Michael Kiske con la banda, ya antes la había abandonado Kay Hansen, por lo que podemos hablar de este LP como una especie de puente entre los Helloween tradicionales y los actuales, con Deris, venían ya de un disco bastante flojo y en este Chameleon directamente defraudaron, no porque el disco fuera tan malo, sino porque no tenía nada que ver con lo que se esperaba de la banda, nada de power metal, mucho hard, mucho ritmo tranquilo y mucho experimento, dentro de este disco estaba “Longing”, para mí uno de los temas más tristes que he escuchado en mi vida.

Anuncios
  1. Cat
    26/04/2012 en 04:22

    Me gusta el juego del ahorcado 😀

    Me gusta

  2. 26/04/2012 en 06:33

    Excelente reflexión Efectivamente para gustos los colores y para justicia las opiniones diversas….pero hasta un límite. Darse la vuelta, cambiar la mirada….no llevan a nada bueno. Un abrazo

    Me gusta

    • 26/04/2012 en 07:28

      Yo sólo quería decir que hay que intentar ponerse en todas las posiciones, porque nunca sabes qué lugar te va a tocar en la vida, que los juicios en los juzgados, no en las teles, no sé, en fin, que tengo que ir a despertar a las crías, les preguntaré a ellas.

      Me gusta

  3. Ana Azul
    26/04/2012 en 09:10

    No se me ocurre nada mas que decirte que estoy absolutamente de acuerdo contigo. Sobre todo con el tema de tus amigos. Si su hijo fuera el acosado, otro gallo cantaría… pero es que tenemos lo que nos merecemos, por como votamos, por como nos comportamos y por como educamos. Luego no vale quejarse, que papá estado no nos va a sacar siempre las castañas del fuego. La situación se arregla desde las familias…
    Saludos y muy interesante
    Ana

    Me gusta

    • 26/04/2012 en 11:28

      Claro, es que estamos llegando a un punto en el que nos da igual el resto, solo nos preocupamos de lo nuestro, es desidia también, esperamos que nos domen a los hijos en la escuela, mientras nosotros pasamos de todo, que no nos molesten, que llegamos cansados de trabajar, a un hijo le educas tú, nadie más, y no deberías permitirlo tampoco, que te lo eduquen fuera digo.

      Amos a quemar encorbatados al congreso cuando quieras 😀

      Me gusta

  4. 26/04/2012 en 09:15

    Bueno, eso es lo que tiene no poseer el ” don” de la empatía ( que si no ha sido un regalo de los Dioses, se puede adquirir, trabajándotelo)…Y, si eres capaz de ser empático, lo debes ser en todas las direcciones.Una vez empatizado el lado A y el B, cada uno toma su camino.Juzga, valora, opina…
    En lo que tu comentas, hay un hecho objetivo : acoso , pero con interpretaciones subjetivas : desde el terror de la niña , a las ” chiquilladas” del presunto…Evidentemente, una de las partes no es capaz de ponerse en el lugar del otro.Empatía CERO.
    Es por eso, porque muchos de los adultos ya son un caso perdido, por lo que se debe formar a los niños en la Empatía.Ahora toca, clase de empatía…Eso solucionaría muchas cosas a futuro y le daría a las ge neraciones futuras, una herramienta imprescindible para gestionar los conflictos.
    La canción es, efectivamente, muy triste….pero preciosa.
    Un abrazo
    NB : Seguro que si les preguntas a tus niñas, obtendras el mejor comentario a este post.
    ; – )

    Me gusta

    • 26/04/2012 en 11:33

      Ay, mis niñas, para ellas aun soy Dios 😀 sí, hombre, digo mujer, no te digo que le meta chapas de esas, pero sí comento cosas, hace un año o así la mayor me dijo que a una compañera suya pues eso, que se metían con ella en clase, podia haber ido yo donde los padres y comentárselo, pero preferí decirle a la cría que hablara con la compañera, que le preguntara si se lo había dicho ella a sus padres, que vea qué se siente vamos.

      Y la canción si, bonita, el cantante, Kiske, es un gilipollas integral, pero tiene una voz realmente acojonante, en estudio se sale, pero en directo no desmerece.

      Cuídate.

      Me gusta

      • 26/04/2012 en 11:46

        Dejo una recomendación al hilo de tu post y de tu blog.
        La peli “Un Dios Salvaje” de Polanski.
        Un abrazo.

        Me gusta

        • 26/04/2012 en 11:54

          Pues la encargaré, seguro, suelo ver las pelis que me recomiendan, sobre todo Plared, uno tiene escasa cultura cinéfila y así descubro clásicos, ¿te puedes creer que no había visto “Desayuno con Diamantes”?, por no hablar de otras muchas, esta tuya por ejemplo ni sabía que existía, de ese director creo que sólo he visto “El Pianista”, que claro, me encantó.

          Voy a afeitarme, a currar y a pasar el resto del día, cuídate.

          Me gusta

  5. 26/04/2012 en 09:57

    Asistí a una conferencia, donde se trató de las agresiones de hijos a padres, y las cifras eran espeluznantes. En ella, se insistía en corregir desde pequeños: recuerdo al psicologo Javier Urra en una ponencia donde hacía hincapié en qué los padres, tenemos que educar, disciplinar, poner límites.
    En cuanto a que prejuzgamos, por los indicios, antes de las certezas… estoy deacuerdo.
    Sin embargo, no estoy deacuerdo en que este post es escribir por escribir: has tocado la manipulación de los medios, la presuncion de inocencia, y la educación infantil.
    Saludos.

    Me gusta

    • 26/04/2012 en 11:24

      Sí, si con cinco años no puedes con ellos es complicado que con 15, cuando te saquen dos cabezas, vayas a poder, y las cosas no se arreglan solas, ni te las arregla nadie, a ver, ser padre, o madre vamos, no es sencillo, no sabes cómo acertar, el otro día sin ir más lejos, la peque mia, tiene la mania de sentarse a la mesa y hacer el tonto, siempre la riño, bien, se cayó, se hizo un buen chinchón, cogo yo y en vez de ir a consolarla la echo una bronca de cojones, “¿ves, ves que aita no te dice las cosas por decir?”, supongo yo que como cuando era yo pequeño no me quedó otra que aprender con la experiencia quiero que ellas hagan lo mismo, la cosa es que coño, ahora ya se sienta a comer mejor.

      Una cosa es tocar temas y otra hacerlo con tino, bueno, era cosa de plasmar pensamientos, gracias por la visita y el comentario.

      Me gusta

  6. 26/04/2012 en 13:27

    Teniendo hijos no se puede mirar para otro lado nunca, hay que hacerse cargo de las situaciones y afrontarlas y castigar al chaval si es necesario. Los hijos no son intocables tienen que saber donde están los límites. Hablo con conocimiento de causa, tengo seis hijos (todos varones) y hay que ponerse firme cuando el caso lo requiere. Esto no está reñido con demostrarles el cariño y el amor que te inspiran.

    Me gusta

  7. 26/04/2012 en 17:58

    Sí, pero para eso es necesario ser consciente de que está haciendo algo mal, no sé, si crees que esto es como el chiste del desfile de la mili, “todos desfilan mal, menos mi hijo” vamos apañados.

    Pero qué te voy a contar a tí de críar hijos 😀

    Me gusta

  8. 27/04/2012 en 02:44

    Quizas alguien deberia de decir. Que la perdida de valores tradicionales en pos, de digamos que otros considerados hoy en dia modernos y que quedan muy bien…No esta precisamente haciendo de nuestos hijos lo que deberian de ser.

    Pero claro decir esto, es mentar al diablo y al momento te tachan de esas palabrejas que se suelen decir cuando no hay argumentos para rebatirte…. abrazos

    Me gusta

  9. José Céspedes
    27/04/2012 en 04:00

    Empiezo por el final: qué gracia: mi hermano nacho le hablo a mi hijo pequeño de Heellowen y hoy me ha venido el chaval con una camiseta de ellos que se acaba de comparar, qué casualidad.
    En todo lo que dices demuestras una lucidez increíble y me he fijado, sobre todo, en la parte del acoso escolar; yo tuve suerte, era un empollón de narices pero me las arreglaba para que no se metieran demasiado conmigo.
    Con mi hijo el mayor: lo mismo; pero el problema le tuve con el pequeño, aunque lo arreglé rápido, le cambié de colegio y gloria bendita,
    ¿a los niños qué les vas a decir?, el problema está en la educación que reciben; cosa que a la larga les va a pasar factura a esos padres en forma de “hermano mayor” o algo peor.
    Muy bueno como siempre amigo.

    Me gusta

    • 27/04/2012 en 07:22

      Es que Helloween son Dios, mi querido José, a día de hoy siguen sacando discazos, el último es una pasada, sin más, dioses.

      Hombre, lucided… me gusta contar las cosas tal y como las pienso, sinceridad más que lucided, supongo que en la medida en la que se coincida pues las cosas que digo gustarán más o menos, es inevitable.

      Abrazos jefe.

      Me gusta

  10. 28/04/2012 en 08:26

    “Con la moral corregimos los errores de nuestros instintos, y con el amor los errores de nuestra moral”…

    Así pues, debería haber dos asignaturas básicas e indispensables en la infancia, ¿quién será el profesor de cada una de ellas?

    Si no recuerdo mal, las hemos eliminado de todos los planes de educación a lo largo del ancho mundo.

    Y me quedo con el Helloweeen del principio. El germen.

    Un abrazo

    Me gusta

    • 28/04/2012 en 09:24

      Bueno, a ver, el Helloween del principio es obvio, mítico, insuperable, la cosa es, para mí, cuando llegaron a este punto, el de “Chameleon”, ¿qué hubiera sido mejor?, pues creo que acertaron al dar la patada a Kiske, por muy buen cantante que fuera, porque aquí ya no eran Helloween, luego con Deris ya pues sin llegar nunca a ser lo que fueron en los Keeper sí que han logrado mantenerse con mucha mucha dignidad.

      Hace bien poco ha salido una nueva banda con los dos principales miembros de los originales Helloween, Kiske y Hansen, la banda se llama Unisonic, el disco…. no hay por donde cogerlo.

      Sobre lo que comentas, yo creo que no hace falta una asignatura, en el cole de mis hijas y supongo que no será el único (ojo, y es público), les enseñan a ayudarse, a reciclar, a respetarse, en cosas puntuales, aun así, aun no haciendo nada de eso, realmente creo que tampoco sería malo, porque los que educamos somos los padres, y nosotros somos el problema, no la escuela, los padres, que no sabemos o queremos ejercer como tales.

      Perdón por la chapa jefe, sabes que te quiero.

      Ese jefe.

      Me gusta

  11. 05/05/2012 en 12:53

    ¡Hola!
    Coincido plenamente contigo. Todos (y digo todos) tenemos ese extraño don de “saber” juzgar a los demás y no “ver la viga en nuestro propio ojo”. Es doloroso. Y como dices, tenemos ejemplos muy cercanos. Yo también. Y es un problema que viene de lejos, pero que se ha acentuado. Tengo una amiga que lleva muchos años trabajando contra el maltrato infantil, y hace ya tiempo me contaba como estaban cambiando las cosas. Por un lado había cambiado tanto el perfil de la familia maltratadora que ahora se dedicaban más a hijos de familias pudientes y estructuradas, que pobres y desestructuradas que era el perfil clásico. Y por otro lado, había cambiado tanto la causa del maltrato que ahora en lugar de un maltrato físico o psíquico hacia el menor, lo que estaba sucediendo era un maltrato por falta de referentes de autoridad. Los niños crecían sintiendo que podían no hacer caso ni a padres, ni a profesores, ni a los más sabios, ni a los mayores, ni por supuesto a la autoridad civil. Son (y eso, como te digo, detectado hace ya como 10 años), niños que crecen frente al televisor porque sus padres no se ocupan de ellos, aun pudiendo, no es cuestión del trabajo de la mujer, sino de que estando los padres en casa, prefieren comprarle un televisor para su cuarto y que les dejen en paz, y consecuentemente les dejan a su libre albedrío sin indicarles qué está bien y qué mal.
    Todo esto tiene que pasar factura. Pasa factura. Y lo que es peor para nosotros (incluso para ellos mismos) es que esos niños-vándalos-insensibles-tiranos, son los que nos tendrán que cuidar y mantener cuando nosotros seamos ancianos dependientes…. ¡¡que dios nos coja confesados!!!
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

    • 05/05/2012 en 13:08

      Bonito comentario, y acertado claro, en mi experiencia como padre, que tampoco pretendo aquí ser referente de nada, si algo intento es precisamente pasar tiempo con mis hijas, lo que me sea posible, de hecho creo que lo demás viene ya solo.

      Besos guapa.

      Me gusta

  12. 05/05/2012 en 13:00

    …Lo de los políticos prevaricadores y corruptos solo en condición de “presuntos” y luego libres merced a un trato (fiscal, hacendístico o de favor)… es harina de otro costal. Y es culpa nuestra, solo nuestra, de los que votamos, no de los tiernos infantes que van camino de convertirse en clones suyos…. Y lo de asesinos despiadados de jóvenes y niños… eso… es que ya no entra en esquemas morales posibles, al menos a los que yo alcanzo…. creo en la justicia, pero me decepciona demasiadas veces.
    Besos.AlmaLeonor

    Me gusta

    • 05/05/2012 en 21:18

      Es que lo que pasa es lo siguiente, empecé a escribir y no paré ni reparé, por eso salió tal mezcla de cosas, aunque no tengan nada que ver.

      Me gusta

  1. 26/04/2012 en 18:00
  2. 26/04/2012 en 18:02
  3. 26/04/2012 en 18:03
  4. 26/04/2012 en 18:06
  5. 26/04/2012 en 18:09
  6. 26/04/2012 en 18:10
  7. 26/04/2012 en 18:12
  8. 26/04/2012 en 18:13
  9. 05/06/2012 en 00:15
  10. 09/07/2012 en 00:11
  11. 15/07/2012 en 00:06
  12. 26/08/2012 en 00:24
  13. 05/09/2012 en 00:25
  14. 05/10/2012 en 00:02
  15. 25/10/2012 en 00:04
  16. 30/08/2013 en 00:03
  17. 29/12/2013 en 00:04

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: