Inicio > Tonterías > Del comercio y sindicatos.

Del comercio y sindicatos.

Hoy una chorrada, en plan demagogia y tal, pero ay mañana, mañana pásate, por primera vez verás en este blog algo interesante.

Quería hablarte de algo sucedido en diciembre, antes de las navidades, sí, ha pasado tiempo, ya no está en los periódicos, pero lo fácil es hacerse eco de la actualidad, aprovecharte de ella para atraer la atención, yo, como líder de opinión, debo ir más allá, no dejarme llevar por lo que está de moda sino crearla.

Bien, al lio, sin saber cómo está el tema en el resto de las 50 Españas pequeñas y cabreadas, aquí, en la tierra que me acoge y me vio nacer, hay una ley que permite a los comercios abrir ocho festivos al año, hablamos de comercios grandecitos, tipo tiendas de esas del tito Amancio, para las más pequeñas la libertad de abrir esos festivos o más era absoluta.

La cosa es que aun permitiendo la ley abrir esos ocho festivos nadie abría sus tiendas, centros comerciales y demás, hasta que el 18 de diciembre de 2011, domingo para más señas, media docena de comercios bilbaínos decidieron hacerlo, bueno, decidirlo lo decidieron antes, ese domingo lo llevaron a la práctica.

¿Por qué no se había abierto antes?, pues por las presiones sindicales sobre todo, las centrales sindicales mayoritarias en el sector siempre se habían posicionado en contra de la apertura del comercio en festivos por atentar contra los derechos de sus afiliados y resto de trabajadores del sector del comercio, pérdida de logros adquiridos, evidentemente como es entre otros el derecho a librar domingos y festivos, entendiendo que el abrirlos en las citadas fechas supone además una carga adicional al trabajador por el hecho de dificultar la conciliación familiar y eso, claro, los críos tienen fiesta el domingo y si la mamá o el papá trabajan está complicado el tema, un punto por encima de estos razonamientos de ámbito digamos “particular”, en los que defienden los derechos de los suyos, opinaban también que realmente no hay demanda suficiente para abrir el zara de turno el domingo previo a las navidades, por poner un ejemplo, bien, luego iré a este tema porque aquí ya no es que estén defendiendo sus derechos, sino que están opinando sobre algo que en principio no les compete.

Chiste sindicatos

El día de autos, ahí estaban los sindicatos a las puertas de los comercios que abrieron, manifestándose, como legalmente tienen derecho a hacer, los días anteriores se habían encargado de ir tienda por tienda avisando, “aconsejando” que no osaran abrir el domingo, de la docena de comercios que tenían pensado abrir al final lo hicieron sólo cinco, el resto, “gracias” a las presiones sindicales optaron por no hacerlo, a los clientes que entraban a comprar les recordaban cariñosamente que “la tienda también abría mañana”, y una muy graciosa : « ¿Por qué envían un montón de Policía a una protesta legalmente convocada?», claro, como la manifestación es legal que no envíen policía, así podremos amenazar, coaccionar e intimidar lo que nos de la gana.

Uno tiene familiares que trabajan en el sector, y claro, recurrentemente surge el tema, una de las frases más usadas por esos trabajadores es: “pues si tengo que trabajar un domingo que abran también hacienda”, quien dice hacienda dice cualquier organismo público que no abra festivos, bien, este razonamiento no deja de ser una falacia, porque mezclamos derecho y obligación, el derecho a abrir unos comercios privados, que quedará a elección o no de su propietario con la obligación de abrir un organismo público, organismo que por supuesto no queda a expensas de nosotros el abrir, como clientes, como tampoco el que abran los comercios, sino de la Administración Pública, que como maneja dinero público debe valorar si es conveniente, rentable, hacerlo.

Pero es que el comercio es privado, y ellos son los que deben valorar si les sale a cuenta, no los sindicatos, es evidente que una empresa no va a abrir un domingo si no le es rentable, porque no están para perder dinero, la ley de la oferta y la demanda manda, debe mandar, no las amenazas.

Luego lo de la conciliación familiar, que pregunten cómo se hace a policías, personal sanitario, de limpieza, vigilantes privados, conductores de autobuses, de grúas, taxistas, panaderos, camareros y barman, dependientes de tiendas de chuches, auxiliares de residencias de ancianos, operarios a relevos en fábricas y un larguísimo etcétera, quizá les puedan dar consejos de cómo hacerlo.

Todos tenemos derecho a protestar, pero con límites, nuestros derechos deben acabar donde empiezan los de los demás, un sindicato puede convocar huelgas, manifestaciones, lo que legalmente tenga derecho, pero no a intentar por medios pseudomafiosos a evitar que otros ejerzan algo que la ley permite que hagan, si no te gusta la ley intenta cambiarla, ocho años han tenido un partido que en teoría es socialista y obrero y no parece que haya tenido resultado alguno, quizá es a ellos a quienes deberían pedir cuentas.

Y si la ley permite abrir al comercio ocho festivos, y estos quieren abrir, por cierto, realmente no quieren abrir los ocho, sino tres o cuatro situados estratégicamente, como los previos a las navidades etc, ¿quién es nadie para mediante insultos y amenazas intentar que no lo hagan?.

Dünedain para la posdata, a pesar del nombre son españoles, concretamente del pueblo con el nombre más bonito de España, El Madrigal de las Altas Torres, Ávila, a principios de la década pasada comenzaron a publicar trabajos y ahí van tirando, con temas como este “Por los Siglos de los Siglos”

Anuncios
Categorías:Tonterías Etiquetas: , ,
  1. 25/02/2012 en 07:09

    Totalmente de acuerdo en lo que dices. Esta vez coincido sin un pero….Cuidate

    Me gusta

  2. 25/02/2012 en 13:05

    Y ojo, que leyendo eso bien pudiera pensarse que uno es lo que no es, milito en un sindicato y es más de una las veces que he llevado a la empresa a juicio, pero es que creo que todo tiene límites, incluso el sindicalismo.

    Me gusta

  3. José Céspedes
    19/05/2012 en 11:37

    Contento me tienen a mí esos señores; a mi hijo, el pobre, se la liaron más gorda que la de Ramales en la empresa y, a pesar de mi consejo de que no fuera al sindicato para no llevarse mal rato, el crío fue (es muy joven, le hicieron firmar en el curro una renuncia voluntaria con una mano rota) y no le hicieron ni caso; vale que se atenían a la ley, que había firmado, y todo eso-, pero es de libro que un chaval no se pira de un trabajo porque se haya roto una mano y tenga que estar de baja; me quedó la impresión de que les importaba un huevo; en último extremo te prometo que me hubiera conformado con que le hubieran llamado la atención al patrón; sé bien en qué país vivo y no se le pueden pedir peras al olmo, con pegarle un toque hubiera sido bastante.
    Por eso ahora tengo una opinión muy peculiar sobre esta gente; como no sea algo de relumbrón (gran empresa, huelgas o cosa así) no la hincan.
    Se puede decir que lo digo por despecho (creo que está claro que es así); pero casos como el mío hay a porrones, y más ahora.
    Tú sabes lo que me fastidia que podría haber cobrado un paro y una liquidación y ahora, sin embargo le tengo que dar paga para los fines de semana.
    Bueno no sigo que no quiero decir palabrotas.
    Un abrazo, amigo mío.

    Me gusta

    • 19/05/2012 en 13:29

      Supongo que habrá de todo, yo mismo he hecho mis pinitos en el sector del sindicalismo, pero eso no me hace defender lo indefendible, este caso que contaba es uno de esos, yo pongo un ejemplo claro, el metro de Bilbao, ahí llevan tiempo con huelgas, con paros, la gente se cabrea con ellos, pero, están ejerciendo su derecho, luchando, con dos cojones, sin extralimitarse, no van a trabajar y punto, eso es sindicalismo y lucha.

      Pero este caso no, estos son mafiosos, que amedrentan a clientes y trabajadores, que no quieren que se cumpla algo que ya está aprobado, no sé.

      Lo complicado es encontrar sindicalistas de verdad, que saquen la cara al currela y no se dediquen a chupar horas sindicales y demás.

      Abrazos maestro.

      Me gusta

  1. No trackbacks yet.

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: