Inicio > Historia > El cine te debe una, cabronazo.

El cine te debe una, cabronazo.

Hay personajes históricos que inspiran películas, la gran mayoría son héroes, militares o civiles, gente que durante su vida o bien hizo cosas extraordinarias (porque por llevar vidas como la mía nadie te recuerda), o la literatura, la leyenda, o vete a saber qué, hace que una vida mediana se convierta por arte de magia en una vida meritoria, hay también veces en las que el retratado en el cine es una figura histórica de esas a las que te gustaría ahostiar, pero con la espalda bien cubierta, porque en el fondo te dan miedo, son como la suegra, la odias, pero llega el domingo y vas a su casa como un corderito y le dices lo ricos que están los garbanzos.

Hay, claro, muchos personajes históricos a los que el cine les debe una, héroes como Albert Richter, de quien ya hablamos, hablé mejor dicho, o Von Lettow, pero también personajes siniestros con una historia siniestra, como el protagonista de este post, Maks Luburic.

Luburic

II Guerra Mundial, la Alemania Nazi controla media Europa, siembra el terror en sus campos de trabajo, de concentración y exterminio, pero es que además esto es como el colega chungo que no quieres para tus hijos, contagia de su fiebre exterminadora cuantas tierras conquista, casos se dieron por ejemplo en los ahora países bálticos, y casos se dieron en los Balcanes, en su momento ya hablamos que en la anterior guerra mundial los Balcanes fueron, aparte de casus belli, escenarios de alguna de las grandes vergüenzas del siglo, bien, cuando en los años 90 la guerra sacudió la zona y se desató el odio amontonado quizá no se entendió que ese odio llevaba ahí decenas y decenas, por no decir centenares, de años, entre otras cosas gracias a gente como Ante Pavelic.

El Ante Pavelic este gobernó un estado títere de la Alemania hitleriana, Estado Independiente de Croacia lo llamaron, nacionalista croata el tipo tenía una larga historia detrás suyo, asesinatos incluidos, cuando aprovechó la invasión de su tierra por las tropas alemanas e italianas para hacerse cargo del gobierno de esa nueva nación, que reprodujo el modelo de estado italiano y alemán, y claro, reprodujo también la limpieza étnica y los asesinatos masivos, ahí entra nuestro prota, Luburic, Maks el carnicero.

El tipo dirigió el campo de concentración de Jasenovac, el mayor campo de exterminio de la zona, donde serbios sobre todo, pero también judíos, comunistas, eslovenos, musulmanes y enemigos políticos fueron masacrados, el número, pues como en las manifas, según quien los cuente desde unas cuantas decenas de miles hasta prácticamente un millón de personas, en todo caso una cifra que se podría calcular en un “ni pa tí ni pa mí” en 500.000 personas, ya sea dentro del campo propiamente dicho o en los alrededores, donde se dio pasaporte a muchos.

Por dar algún ejemplo de la barbarie sufrida allí, había la costumbre, entre los guardias, de según llegaban prisioneros, ir rebanándoles el cuello, ganando la competición obviamente quien más degollaba, un tal Petar Brzica tenía el record con más de 1.300 prisioneros con el cuello rajado en un sólo día, otra costumbre era arrojar a los prisioneros a hogueras, para que ardieran vivos, homenaje sin duda a la quema de brujas medieval, echarlos al río para que se ahogaran (pasaban de un extremo a otro sin despeinarse) o romperles el cráneo con un martillo, a las mujeres obviamente se las violaba antes de darles el destino elegido, eso sí, cuando se recibía la visita de periodistas extranjeros, o de la cruz roja, todo era distinto, comentan también que se despedazaban los cadáveres, incluso se ofrecían en carnicerías cercanas pedazos de carne humana, se echaba sal a las heridas de los presos, metían clavos ardiendo entre la carne y las uñas, empalaron niños… puede, seguro, que muchos de estos actos sean más cosas de la leyenda negra que la Ustasha, el movimiento, policía secreta carcelarios croatas, dejó entre la población civil, en cualquier caso con que se cumplieran la mitad ya sería un horror inconcebible.

Hay que decir también que las milicias chetniks pro-serbias tampoco es que fueran hermanitas de la caridad, enemigos acérrimos de la Ustasha torturaron, violaron y asesinaron a miles de hombres, mujeres y niños croatas, de cualquier forma valga esto como siempre, para entender el odio mutuo, nunca para justificarlo.

Maks visitó los campos alemanes, concretamente Auschwitz, para hacerse una idea de cómo se hacían estas cosas, pero hasta los propios enviados nazis que visitaron el campo se refirieron a él como “epítome del horror” o “uno de los campos más horribles, solo comparable al infierno de Dante”, sobre el director del campo dijeron lindezas como “sádico extremo” y de “enfermo mental”, cuando el campo estaba a punto de ser liberado Vjekoslav (Maks) Luburic mandó asesinar a los prisioneros que quedaban y dinamitar el campo, huyendo a salvar el pellejo, y tras pasar por varios países europeos llegó a España, curiosamente como su “jefe”, Pavelic, se ve que en aquella época la España de Franco no tenía gran pega en acoger a gente de esta calaña.

Y ahí comienza la segunda parte de la historia, en la que asoma Ilija Stanic y donde asoma el nombre de Vicente Pérez García, este último fue el elegido por Luburic para establecerse en Valencia, se casó, fue padre y esposo amante, dueño de una imprenta, aun con su nombre español siguió en la política, usando su imprenta para dar cancha a sus ideas, en esa imprenta comenzó a trabajar Stanic, este era un agente secreto de la Yugoslavia de Tito, los servicios secretos localizaron a Luburic y le enviaron para darle papeleta, se dice que le envenenó usando café, que nunca fue detenido y que regresó como un héroe a su país, más menos como los armenios que persiguieron y cazaron a varios turcos responsables del genocidio de su pueblo en la I Guerra Mundial.

Pero he aquí que en esta historia incluso el final es bastante menos heroico de lo que se cuenta, Francesc Bayarri es un periodista valenciano que dijo haber encontrado, años después de 1969 (cuando murió Luburic) a Stanic, en la entrevista que este concedió a Bayarri la historia cambia respecto a la versión dada por Yugoslavia, “Cita a Sarajevo” es la novela donde se cuenta esta nueva versión de los hechos, según esta Stanic no mató al asesino croata, que sólo fue un colaborador, da dos nombres como brazos ejecutores, Nikola y Vladimir, de los que nunca se ha sabido nada, que realmente no fueron motivos políticos los que le impulsaron a hacerlo, que incluso llegó a admirar a Luburic, que si lo hizo fue por agravios que este tuvo en el pasado con su padre.

Realmente es imposible saber cuál es la verdad, puede que Stanic no la contara tras tantos años a un periodista extranjero por vete a saber qué motivos, en cualquier caso no me digas tú que esta historia no da para una película, trágica si, pero ahora con tantas secuelas, remakes y similares este es un auténtico guión presto a ser llevado a la gran pantalla.

Posdata, Sirenia, ya han salido, el tema: “The Other Side”:

Anuncios
  1. 21/02/2012 en 23:03

    Y eso lleva a un pregunta siempre jodida. Es licito a semejantes elementos eliminarlos sin juicio y amparándose en cualquier cosa menos el estado de derecho?

    Yo opino que si, Pero muchos que dirían lo mismo que yo. Callarían cuando en vez de un nazi, fuera un comunista con tantos o mas crímenes a su espalda.

    Al igual que censuran lo que hacen los judíos. Que en el fondo es esto mismo. En fin, como la mayoria de la peña, tiene una opinión totalmente parodista y es como en política. Cuando mandan los mios, los otros son unos chorizos….Los mios…pues cien disculpas y no pasa nada.
    Cuidate y muy interesante este articulo. La historia la sabia, lo que no, esa nueva version de que vivio feliz como muchos, sin pagar por lo que hizo. Algo que tratándose de nuestro pais…es norma. Cuidate y muy bueno este comentario de una autentico cabrón

    Me gusta

  2. 21/02/2012 en 23:05

    Pd. Por cierto la cancion una mierda. El video clip una pasada, me ha gustado mucho

    Me gusta

  3. 22/02/2012 en 07:26

    Al menos lo has escuchdo 😀

    Sinceramente, gente de este tipo no merece morir así, vives cómodamente durante años, incluso sin arrepentirte de nada (siguió pregonando sus ideas) y mueres sin apenas dolor, no, incluso resulta que eres asesinado, con lo cual no has dado oportunidad de tener que dar la cara públicamente, evidentemente sobre su ejecutor pues eso, realmente le hizo un favor, sea quien fuera finalmente.

    Hablamos de un tipo que dejó casi como unos benditos a los propios nazis, lo que es decir mucho, estaremos de acuerdo, un cabrón mayúsculo, en mi opinión lo único justo hubiera sido que se le hubiera detenido nada más escapar y soltarle con supervivientes y familiares de víctimas, sin prisa, dándoles tiempo e impunidad.

    Y sí, hay gentuza en todos los sitios e ideologías, ya mencioné por ejemplo a Stalin, en unas semanas hablaré sobre algo parecido, pero perpetrado por japoneses, a ver si te gusta

    Saludos jefe.

    Me gusta

  4. 22/02/2012 en 14:34

    A este tipo de gente. Lo que habia que hacerles es un juicio sumarísimo y simplemente aplicarle la máxima pena. Que es esa que en este pais no existe. Y si puede ser al estilo americano. Puedes pasar cinco años en el corredor de la muerte, sin saber que día te ejecutan que puede ser tanto mañana como dentro de 3 años. Eso si es saber hacer las cosas.

    Si hubiera juicios de verdad y no ejecuciones por lo bajini. Este tipo de desgraciados, verían un mensaje ahí. Y no tendrían la impunidad que tienen.

    En países como Sierra Leona, he visto verdaderas salvajadas. Que superarían cualquier pelicula. En fin, total impunidad ya que si no hay petróleo o la guerra de irak o cualquiera otra mediatica. Le importan un huevo a todo el mundo. Esto no tiene nada que ver o quizas si, con lo que hablamos. Pero estoy hasta las narices de haber visto cosas, que harían temblar a cualquiera y no hace tanto tiempo como este del que hablamos

    Y a ni cristo le importa. Es mas debido a esto, mi opinion es totalmente nefasta sobre cualquier político, grupo, ong o cualquier cosa parecida. Quizas de ahí mis pensamientos, que tienen la virtud de cabrear por lo general por igual a derechas, izquierdas o bienpensantes. Sinceramente, por estos mundos de dios, a los únicos que he visto con dos huevos y que hacen las cosa bien. Curiosamente es a los Jesuitas, suene como suene… Abrazos campeón y aquí me he desahogado. Ma dia el de hoy

    Me gusta

  5. 22/02/2012 en 22:41

    Pues ya somos dos, se me ha roto el ordenador de casa, me ha salido una sentencia judicial, que he perdido y he discutido con la parienta, bueno, dí que esto último es algo ya habitual, pero claro, no es lo mismo discutir con un estado previo de relajación a hacerlo con las otras dos cosas, sobre todo lo del juicio.

    Eso sí, acabo de ponerme como un campeón a tortilla de bonito, algo es algo 😀

    A sus pies maestro.

    Me gusta

  6. 22/02/2012 en 23:41

    Lo del juicio espeo que no sea nada improtante. Lo demas, pues arreglo tiene. Cuidate

    Me gusta

  7. 23/02/2012 en 00:07

    A la cárcel no voy, tranquilo, era cuestión de pasta nada más, aunque en los tiempos que corren también nada menos.

    Me gusta

  8. 23/02/2012 en 11:00

    Por estos barrios helados es fiesta hoy, relacionado con la guerra claro. Así, “sin nada mejor que hacer”, he decidido pasarme a entretener mi tiempo. Entre tú y el bueno de Plared (con el que coincido bastante, y que para nada me cabrea) me habéis hecho pasear por un buen y nutrido grupo de axiomas no resueltos que vienen atormentando al hombre desde que es… ¿qué es?… quizá soportemos algo de adormilado pusilánime.

    Pues eso, disfrutando un buen rato. Y claro, algo habrá que decir del centro, de la idea que te explotó. Dale poder a un ser humano y lo más probable es que lo derroche en hacer del mundo algo más inhumano; dale un ejército y a buen seguro cultivará todas las extremas escalas de sus instintos. No voy a más, hay tantos.

    Antes de este paseo he recorrido un parque museo que me gusta, quería conocerlo entre las brillantes sombras de la nieve. Está lleno de esculturas, de artistas colmados de escaso reconocimiento, quizá el de los niños que corretean entre sus obras. Hay una, una terrible, desnudas figuras alargadas de madera oscura y resquebrajada. Creo que simula uno de eso campos de “trabajo”. Es terrible mirar. Al lado un muro de piedras del tamaño de balones encerradas entre alambres; en todas se vislumbra un rostro, frío y triste, acabado. Es aún más horrible. Son los recuerdos de las obras que nos brindaron tipos como éste que hoy nos traes.

    Y disfruté con tus vídeos, además de un galopante y arraigado pragmatismo una cosa más nos une… Sirenia y las poderosas guitarras. Buscaré algo de esas guitarras para dejarte en mis sendas.

    Un abrazo… y gracias por permitir que tenga “algo mejor que hacer” en un extraño y ajeno día de fiesta.

    Me gusta

  9. 23/02/2012 en 12:28

    Me he quedado un poco planchado Juan, sé que tampoco es difícil, pero esta es la típica respuesta que deja la entrada original en mal lugar 😀

    Y nada, que sí, puede que el poder excesivo produzca estos casos, pero hasta dentro de los hijoputas hay rangos, este creo que está al menos en puestos de champions, pero quizá lo que más me llamó la atención fue esa “venganza” valenciana.

    Cuídate jefe.

    Me gusta

    • 23/02/2012 en 12:57

      En mi opinión, estos tipos no merecen vivir, salvo para pagar con cada uno de sus instantes las ruinas que han ido sembrando en cada uno de sus miserables días. Y todo lo que hacemos es adormilarnos (el primero yo, como mi tibia entrada anterior ha mostrado) en aras de un mundo civilizado y esperanzado en el posible encauzamiento de trayectorias torcidas.

      Ingenuidad contra maldad, contra errores de la mente. Un órgano puede nacer atrofiado, y sólo se resuelve el problema amputando y cambiándolo por otro sano, eso todos lo admitimos… pero en nuestra nube de trasnochada credulidad, no entendemos que el cerebro es un órgano igual que los demás.

      Espero que esta segunda colme en un algo más tus espectativas…. y nunca quedará mal la entrada original, la verdad no puede taparse con la tibieza.

      Un abrazo, mi estimado, siento esa tibieza de viajero algo cansado (es agradable que nos meneen la mollera de vez en cuando, gracias por despertarme).

      Me gusta

  10. 23/02/2012 en 17:17

    El primero ya colmaba espectativas, es más, las rebosaba, por cierto, que antes se me olvidaba, he creído entender que más menos sigues a Sirenia, si es así no sé si has tenido ocasión de juzgar el papel de la nueva cantante, Aylin.

    Me gusta

  11. 25/02/2012 en 06:38

    El último disco que me gustó fue éste precisamente, Nine Destinies and a Downfall. Después, en mi muy modesta opinión, se volvieron algo dulzones. Y lo siento, tener una vocalista española en una banda como ésta es de esas cosas que alientan el chovinismo, pero…

    Me gusta

  12. 25/02/2012 en 13:10

    A mí en un principio me gustó, de hecho me sigue gustando, me refiero a la Pilar, pero no aguanto un disco entero, su voz me cansa si la escucho demasiado, todo lo contrario que la nueva de Tristania, Mariangela Demurtas, y eso que esta sí que tenía complicado el tema con sus antecesora.

    Me gusta

  13. guattonn
    02/03/2012 en 04:35

    QUE ES JASENOVAC?
    Según los historiadores “el tercer campamento de muerte más productivo” a cargo de los monstruosos ustashas croatas, donde más de 750.000 serbios fueron exterminados, junto con decenas de miles de Judíos, gitanos, y cristianos verdaderos, durante la Segunda Guerra Mundial. Los ustashas eran colaboradores de los nazis. La Iglesia Católica estuvo profundamente involucrada en estos crímenes. Aunque ha existido mucho interés por los católicos en echar un velo de silencio, la historia está escrita. Solo sobrevivieron 87 personas de ese campo de exterminio. La cantidad total de aniquilados supero los 800.000. No hay una pluma capaz de describir el horror y el terror de la atmósfera en Jasenovac. Se supera cualquier fantasía humana. Piensa en el infierno católico de la Inquisición. El genocidio más horripilante perpetrado por institución alguna que haya existido en la tierra y todavía nos quedamos corto. También incluía un campamento para niños dirigido por monjas católicas que utilizaba bicarbonato de tóxicos para ahorrar balas. Mataron a más de 100.000 niños serbios hasta la edad de diez años. Hay miles de documentos que ……. pero mejor busquen uds., en los siguientes links.
    Ver: http://larutadelasratasnazis.blogspot.com/2011/03/ustacha-croata-y-la-iglesia-catolica.html
    Ver: http://www.taringa.net/posts/info/12324477/El-campo-de-Jasenovac_-la-barbarie-en-Croacia.html

    Me gusta

  1. 14/05/2012 en 00:34
  2. 08/08/2012 en 00:49
  3. 03/09/2013 en 00:01
  4. 15/05/2014 en 00:02

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: