Inicio > Historia, Televisión > “Los Tudor”, de verdad, no es tan mala.

“Los Tudor”, de verdad, no es tan mala.

Toca hoy hablar de “The Tudors”, en cristianés “Los Tudor”, serie producida entre otras por Showtime, cadena responsable entre otras de la exitosa “Dexter”, sale de la pluma de Michael Hirst, auténtico especialista en cosas de época medieval, es responsable de “Elizabeth, la Edad de Oro”, “The Borgias” o “Camelot”.

Los Tudor

Entre que la historia que cuenta es más o menos de las conocidas y que la han pasado por La Primera el argumento es conocido, la vida en la corte del Rey Enrique VIII de Inglaterra, sus polvos con diversas cortesanas, sus esposas, las seis, su consejo, sus políticas, sus aventuras con la Iglesia de Roma, básicamente eso es, al contrario de lo que sucede en series como “Roma” aquí el pueblo llano practicamente ni aparece o lo hace como meras excusas.

El reparto eso sí es de campanillas, Jonathan Rhys-Meyers, Sam Neill, Maria Doyle Kennedy (que fue la única premiada del reparto y aparece también en la anteriormente citada “Dexter”), Joely Richardson o Peter O’Toole son los nombres quizá más reconocibles del plantel.

Mucho se ha criticado a esta serie por su falta de rigor histórico, seamos serios, pocas lo tienen, incluso la antes citada “Roma” es un cúmulo de falsedades históricas, eso sí, es mucho más verosímil, cierto, “Los Tudor” peca de poner al frente de los personajes a actores y actrices mucho más jóvenes y guapos de lo que eran en realidad, hago aqui referencia a “Las seis esposas de Enrique VIII”, serie de los primeros setenta donde sí, Keith Michell borda el papel de Enrique tanto físicamente, donde parece un calco, como en el carácter del Rey, eso sí, las esposas por ejemplo en esta serie aunque se parecen mucho más a los retratos son mostradas en pantalla mucho más subjetivamente que en “Los Tudor”.

Tiene la serie personajes realmente atractivos, como el Cardenal Wolsey (Sam Neill), protagonista de una de las escenas, al final de la primera temporada, más redondas de la serie, Tomás MoroTomás Moro (Jeremy Northam), perfecto ejemplo de cómo mostrar en pantalla los horrores y sufrimientos que causa y padece un hombre haciendo lo que cree correcto o Thomas Cromwell (James Frain, uno de los vampiros de “True Blood”), para mí el Personaje, con mayúsculas.

Otro gran acierto son las diversas ejecuciones, muchas de ellas fieles a más no poder a cómo sucedieron, las de Ana Bolena, Catalina Howard o Cromwell sirvan como ejemplo, esta última realmente espectacular, sí, la serie rebosa de violencia, sangre y crudeza, no es para niños, si a eso le sumamos que nos hartamos a ver culos y tetillas pues tampoco para Spielberg y su público familiar.

Vamos ahora con lo que no me gustó, alguna de las tramas desaparecen sin más, sin que siquiera haya una referencia que las de salida, por ejemplo, el Papa le pide al Rey Francis de Francia que invada Inglaterra, nada se sabe más ni de la invasión, ni del Papa ni del pobre Rey Francés, la historia del Cardenal Pole y de Francis Bryan, uno intentando tomar el poder en Inglaterra y el otro persiguiéndole por media Europa de repente desaparece, también los personajes claro, sin más. Otra cosa, más bien detalle, que chirría es la presencia de personajes que aportan bien poco como los de Anthony Knivert o el último embajador francés, con el agravante de que encima en sus respectivas temporadas aparecen en los títulos de crédito, cuando otros, como el embajador español, con presencia permanente no.

La serie tiene altibajos, la primera temporada, con el enamoramiento del Rey y Ana Bolena se hace un poco pesada con tanto “te quiero, no, yo a tí más”, la segunda para mí es la mejor de todas, quizá porque cambiamos el amor por ejecuciones, la tercera y la cuarta tienen mucho relleno pero no están mal, eso sí, contando conque entre ellas se pierden algunas tramas como ya dije antes, al abarcar tantos años sólo los personajes de Enrique y Charles Brandon (Henry Cavill) aguantan, aunque hay sorpresa final.

En fin, que si bien no puede ser tomada como una lección de historia sí que entretiene lo bastante como para verla y quizá gracias a ella interesarse por una dinastía, Los Tudor, que dio varios de los reyes más famosos de la pérfida, Enrique, su hijo Eduardo, que definitivamente rompió con el Catolicismo e instauró la Iglesia Anglicana, María, Bloody Mary, que volvió al Catolicismo a base de quemar gente, y Elizabeth, La Reina Virgen, que volvió a retomar el camino anglicano, tiene interés y la historia se cierra, podría haber seguido con los reinados de los hijos, pero decidieron tomar la vida del Papa Alejandro y sus cabrones hijos.

Para la postdata algo grande, Mercenary es una banda danesa que mezcla varios estilos, entre el power y el death melódico, me une a ellos una relación especial, de sus discos hay muchos temas que no trago ni don un litro de Absolute y otros que me apasionan, como este Isolation (The Loneliness In December), que seguramente entraría entre los 15 o 20 temas de mi vida, canción realmente potente, evocadora, cautivadora.

Anuncios
  1. 04/05/2012 en 06:32

    Y yo que siempre desearía que una serie se ciñese a la realidad histórica….para así aprender sobre seguro algo de historia!!! Un abrazo

    Me gusta

    • 17/07/2012 en 14:08

      Vaya, no sabía de la existencia de este comentario, bueno, sería lo deseable, cierto, porque muchas veces los hechos que realmente pasaron son incluso más espectaculares que los que nos cuentan, pero no deja de ser ficción y siempre hay que cambiar cosas para darle empaque al guión, esta serie, a grandes rasgos, pues es bastante fiel, dentro de lo que cabe, con sus licencias claro.

      Besos moza.

      Me gusta

  2. 10/09/2012 en 02:08

    Creo que ya he conseguido devolverte todos los comentarios… menuda sorpresa te vas a llevar cuando te encuentres lo mismo que yo de repente jajaja.
    ¿Sabes que comentas muchas de las series que he visto o que me han gustado? (por lo que veo en los enlaces) está claro que yo también voy a tener que explorar tu blog a fondo….
    Por cierto, me he fijado que siempre terminas tus entradas con una marca de estilo, una canción, ¿es por algo en especial?.
    En cuánto a mi relación con la serie, reconozco que me divertí especialmente porque solía verla con otra gente y siempre bromeabamos acerca de ella y nos reíamos de algunos temas, por ejemplo, siempre había la broma recurrente de los desnudos innecesarios, especialmente en la última temporada, y yo siempre haciá el chiste de que “claro, pobres productores, gastaron tanto en el vestuario y la joyería de las primeras reinas, que no les dio para las siguientes, y ahora tienen que aparecer desnudas, es por eso, no por acumular audiencia y polémica” jajajaja.
    No sé, hasta cierto punto, creo que “Los Tudor” es buena porque consigue interesar a la gente por la historia, pero también mala porque da una versión terjiversada (y la gente se lo cree), y la verdad sea dicha, no es necesario hacerlo para hacer una buena serie; sin embargo, yo considero que cuando las tramas fueron más descuidadas fue precisamente en las últimas temporadas (personajes que aparecían y al final su única relevancia era una escena de cama, por ejemplo).

    Me gusta

    • 10/09/2012 en 07:25

      Bueno, ya sabes que uno no visita blogs porque se le devuelvan las visitas, en tu caso fue esos dos enlaces sobre los cuentos lo que me hizo investigar un poco, porque me gustaron mucho, de cualquier manera pues eso, siempre se agradece la visita y más en estas entradas de cuando el blog era anónimo 😀

      Lo de las canciones pues es una forma de acabar con una canción que me gusta, que de una u otra forma es parte de la vida de uno, sin más, tampoco pretendo que se escuchen.

      Muy de acuerdo en lo de la serie, al final aparecen huecos en el guión importantes, como el aspirante a rey que se pasan capítulos buscándole, amenaza con volver a recuperar el trono y se acabó, mezclan personajes, se pasan cosas, añaden otras… pero es lo que tienen la mayoría de series y pelis históricas.

      Suelo hacer entradas al respecto, sobre la fidelidad histórica de alguna peli o serie, siempre digo lo mismo, hay que tener claro lo que dices, nunca son ejemplos de la realidad, hay que tomarlas como ficción, lo bueno para mi es si en cuanto acaba te preguntas si lo que cuentan es verdad e investigas, lo malo es lo que dices, quedarte con lo que te cuentan sin más.

      Ojo, que al menos en las ejecuciones “Los Tudor” es de las más fieles que uno recuerda.

      Un abrazo.

      Me gusta

  3. 10/09/2012 en 11:59

    Me había olvidado de hacer click en lo que me habían “likeado” tus entradas; las respuestas a los comentarios en ambos blogs, próximamente, que eso me lleva mucho más tiempo.

    Me gusta

    • 10/09/2012 en 12:54

      Bah, la mayoría es gente gris y sin fundamento, como Plared por ejemplo, que no hay quien le lea :mrgreen:

      Me gusta

  4. 16/09/2012 en 02:11

    A pesar de todo, devuelvo lo que puedo (aunque ya notarás que no todo, eso es imposible tú has hecho tal inversión de tiempo, escritura y likes en mi blog que soy incapaz de devolvertela… a ver si con el tiempo), así que gracias por la condonación de la deuda.
    En cuanto a estas entradas, bueno, yo creo que los blogs no son periódicos, es decir, lo último no es necesariamente ni lo mejor ni lo más interesante, se ha escrito durante mucho tiempo y todo ello merece la pena ser visto y revisado, hay un histórico importante (y no te digo Universo de A con casi seis años de historia, ¡sería para morirse pensar que lo único válido es lo último!).
    Desgraciadamente no todo el mundo investiga, la mayoría de la gente se queda con lo que les cuentan y encima se lo creen, que es lo peor. No, en mi opinión, si haces una serie histórica debes respetarla, sino haz una ficción; evidentemente se pueden tomar licencias artísticas y dramáticas, pero una cosa es eso, y otra pasar de la historia completamente y hacer lo que te de la gana, eso no tiene sentido para mi.

    Me gusta

    • 16/09/2012 en 05:59

      Cierto, pero esta, a pesar de lo que aparenta, es bastante fiel, cambia lo necesario para no enrollar mucho el tema, pero a grandes rasgos y con sus muchas licencias, “Rome” por ejemplo es otro caso.

      Pero no es de las que cambian la historia manipulándola, como “El Patriota” o “Braveheart” por ejemplo, y desde luego yo creo que una cosa es un documental y otra una serie o peli de ficción a la que se permiten ciertas licencias.

      Ahm, que repito que cuendo navego por tu blog lo hago no por tí, sino porque lo paso bien, no tienes por que agradecer nada, como mucho al contrario.

      Abrazos.

      Me gusta

  5. 17/09/2012 en 22:11

    ¡Esto es demasiado!, te estoy escribiendo y ya me estás devolviendo los comentarios que me están entrando en este momento en el correo, chico, ¡no puedo superarte! jajajaja.
    Bueno, al tema, no sé, yo creo que “Los Tudor” deja bastante que desear a nivel de fidelidad histórica, es que, yo creo que en ese aspecto, si decides saltártela a la torera, entonces haz un producto muy bueno (como fue en cine “Las hermanas Bolena”, magnífico drama, pésima reproducción de los hechos) y en cualquier caso, aquí las comparaciones son tremendas y odiosas… se han hecho mil versiones de la vida de Enrique VIII en todos los medios posibles, y la BBC hizo una “Las seis exposas de Enrique VIII” simplemente insuperable.
    No sé, yo de “Los Tudor” valoré sobre todo la impecable calidad técnica.
    ¡En fin, sólo puedo desear que sigas pasándolo bien!.

    Me gusta

    • 17/09/2012 en 22:18

      La he visto, la que dices de la BBC, y qué quieres que te diga, en cuanto a vestuarios, actores y actrices elegidos y demás, pues cierto, pero vaya, históricamente muy discutible el peso y relevancia que le da a alguna esposa, coñe,que en esa serie hacen ver que la idea del divorcio con la Cleves era idea de ella, cuando nada más lejos de la realidad.

      Querido mio, estoy en el curro, tengo un par de horas muertas, lo digo porque es probable que algún comentario te entre más 😀

      Me gusta

  6. 21/09/2012 en 21:36

    Como siempre, disfrutaré mucho leyendo tus comentarios, y posteriormente contestándolos… aunque tarde lo mío.
    Me sorprende lo que dices, sobre todo porque precisamente la dirección artística es lo peor de esas películas y lo que hace que en apariencia no hayan pasado muy bien la prueba del tiempo (se nota mucho que no había el dinero que hoy se le dedicaría a un proyecto de semejante magnitud), aunque desde luego los intérpretes brillantes, pero sobre todo, los guiones y el tratamiento de la historia, eso simplemente sublime, sólo por eso ya es total y absolutamente recomendable.
    Y vale, es cierto lo que dices, pero no olvidemos que la miniserie no se llama “Enrique VIII” sino “Las seis esposas de Enrique VIII” con lo que lógicamente se le dedica una película a cada una, que en el caso de Ana de Cléves canta especialmente, cierto, pero es un defecto menor dentro del conjunto (y es como si me dices que “Dónde vas triste de ti” debería de durar mucho más tiempo que “Dónde vas Alfonso XII” por el simple hecho de que el primer matrimonio duró meses y el otro años). Y en cuanto a la de Cléves, me parece que ella si estaba muy interesada en esa disolución y que era lista no hay duda, fue una de las pocas esposas que sobrevivió y con una buena renta además.

    Me gusta

    • 21/09/2012 en 23:06

      Sí, pero vaya, que el divorcio y tal más parece qeu fue idea de los consejeros reales que de ella misma.

      Pero en fin, de aquella serie el recuerdo que tengo es eso, todo mucho más clásico, y los actores que recordaban a las típicas imágenes de la wikipedia, y a Catalina de Aragón rubia, que dicen que era más que probable que sí, que rubia fuera y no morena como en “Los Tudor”.

      Me gusta

  7. 25/09/2012 en 02:19

    A ver, lo que está claro es que la de Cléves fue sinuosa y que en la corte había bandos, a unos les convenía que esa boda saliera bien y a otros no… como tantas otras veces, y en todo caso, estoy convencido de que Enrique VIII estuvo convencido de que fue idea suya totalmente, ¡cualquiera le lleva la contraria!.
    Sí, desde luego, dicen que se parecía bastante a su madre Isabel la católica que también tenía ese aspecto, en cuanto a Maria Doyle Kennedy, yo creo que la contrataron por una probable ascendencia hispana e incluso por ser católica y desde luego, para contrastar con Jonathan Rhys Meyers, porque no es cierto que hubiera ese abismo de edad entre ellos.

    Me gusta

    • 25/09/2012 en 18:07

      Bueno, eso que comentas de Cleves creo que en la serie más o menos queda reflejado, como también que la caida en desgracia de Cromwell comenzó justo con ese matrimonio fallido.

      Por cierto, la ejecución de este, por lo poco que he leído, si que parece que la clavaron en la serie.

      Abrazos.

      Me gusta

  1. 21/12/2011 en 17:25
  2. 13/01/2012 en 10:45
  3. 06/02/2012 en 22:38
  4. 04/05/2012 en 00:30
  5. 15/06/2012 en 00:55
  6. 05/09/2012 en 00:25
  7. 07/10/2012 en 00:03
  8. 29/10/2012 en 00:03
  9. 02/11/2012 en 00:01
  10. 10/11/2012 en 00:02
  11. 16/11/2012 en 00:01
  12. 11/01/2013 en 00:03
  13. 21/10/2013 en 00:01
  14. 01/12/2013 en 00:02
  15. 01/05/2014 en 00:01

Por cada diez comentarios entrarás en un sorteo para pasar una noche de amor con el autor. (Quien mee de pie o mee sentada pero tenga bigote o barba queda excluído, si estás muy buena dímelo y te doy dos boletos extra)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: